Olympus E-410

Operación

Secuencia de disparo

La Olympus E-410 ha experimentado tales mejoras en su operación en general respecto a otros modelos anteriores, que más de uno "tardará en creérselo".

Un ejemplo de ello es la secuencia de disparo, que con una tarjeta rápida de última generación, como puede ser una CF Lexar Pro o una CF San disk Extreme IV, hemos conseguido, con los mismos protocolos de prueba  tiempos hasta dos veces más rápidos que con la E-400: muy ligeramente por debajo de los 3 f.p.s. , tanto en RAW como en JPEG.
En lo que se refiere a la capacidad de la memoria intermedia o "buffer", en el modo RAW conseguimos mantener un ritmo de casi 3 f.p.s. hasta seis fotogramas. Si se mantiene la presión, sin liberar memoria, el ritmo baja a un promedio de 1 f.p.s.

410.cardsize.B

 El tipo y clase de tarjeta puede ser determinante si lo que buscamos es alta velocidad.

Pero si disparamos en modo HQ, se mantiene un ritmo de 2,8 f.p.s. hasta llenar la tarjeta (probado con una de 2 Gb).
Lo mejor de todo quizá, es que -en todos los casos- la memoria se libera en menos de tres segundos tan pronto levantamos la presión sobre el disparador. Ello supone que aún para los formatos de archivo más complejos, podemos realizar rápidas ráfagas a 3 f.p.s, con intervalos entre ellas de 2 a 3 segundos. Y ello a pesar de que la E-410 no tiene ninguna vocación de cámara profesional para reportaje.
Siempre bien entendido que según unidades y tipos de tarjeta, los resultados variarán, pero los resultados son muy buenos para una cámara de su categoría.
Por otra parte, aunque personalmente preferimos transferir las imágenes al ordenador mediante un lector de tarjetas, los que prefieran hacerlo a través de un cable USB (quizá mediante programa Olympus Studio), encontrarán velocidades de paso hasta cuatro veces más rápidas que mediante el más eficiente de los lectores externos y ello gracias, en parte, al veloz puerto USB 2.0.

Disparo muy suave

Y hablando de disparo, volvemos a recordar que el disparo de las cámaras Olympus del E-System, incluyendo el de la E-410, es el más suave de todas las cámaras réflex monoculares digitales en el mercado. Ello, aparte del buen trabajo realizado a nivel de amortiguación, se debe precisamente al equilibrado tamaño del captor Cuatro Tercios, que -siendo algo más pequeño- requiere de un espejo de menor tamaño y peso, lo que supone menos masa involucrada y un arco de recorrido más corto, y por ende, menor golpe y mayor rapidez, con menor "blackout" posible.

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.