La Eyefi Mobi Pro, una tarjeta SD de 32 GB con conexión Wi-Fi enfocada a profesionales, viene con la promesa de facilitar la transferencia inalámbrica de nuestras imágenes, incluidas las RAW, además de contar con transferencia selectiva. ¿Es la tarjeta definitiva para los fotógrafos «Pro»? Lo analizamos en nuestra detallada prueba técnica.

La Mobi Pro 32 GB es la última tarjeta SD Wi-Fi de Eyefi © Albedo Media S.L.
La Mobi Pro 32 GB es la última tarjeta SD Wi-Fi de Eyefi © Albedo Media S.L.

Anunciada hace pocas semanas, la Eyefi Mobi Pro venía a completar el catálogo de la conocida compañía de tarjetas SD Wi-Fi, esta vez con un modelo destinado a usuarios que necesiten de funcionalidades más completas que las tarjetas Mobi más básicas, como podría ser la transferencia de archivos RAW a la vez que los JPEG –que también encontramos en tarjetas SD Wi-Fi de la competencia– o la transferencia selectiva, mediante la cual podemos elegir que imágenes de la tarjeta enviar hacia nuestros dispositivos conectados.

La transferencia de archivos RAW y la transferencia selectiva son las dos principales características de la última tarjeta SD Wi-Fi de Eyefi.

Junto con la tarjeta Mobi Pro se incluye un lector de tarjetas USB que necesitaremos más adelante para configurar las opciones avanzadas © Albedo Media S.L.
Junto con la tarjeta Mobi Pro se incluye un lector de tarjetas USB que necesitaremos más adelante para configurar las opciones avanzadas © Albedo Media S.L.

La Eyefi Mobi Pro no es, por tanto, la tarjeta SD Wi-Fi más asequible del mercado –cuesta en torno a 100 €– pero incluye un año de suscripción al servicio de almacenamiento en la nube de la compañía, el Eyefi Cloud, donde podremos guardar todas nuestras imágenes de forma ilimitada mientras mantengamos activa la suscripción.

Con la tarjeta Mobi Pro se incluye un año de suscripción a la nube Eyefi Cloud © Albedo Media S.L.
Con la tarjeta Mobi Pro se incluye un año de suscripción a la nube Eyefi Cloud © Albedo Media S.L.

Para la configuración inicial de la Mobi Pro podemos elegir más de un método, en función del dispositivo que queramos conectar. Eyefi dispone de aplicaciones para prácticamente todas las plataformas, desde Mac/Windows –aunque no Linux de momento– hasta Android (a partir de la versión 4.0.39 o iOS (a partir de la versión 7), pero también para Kindle Fire. Para nuestra prueba, utilizaremos el Eyefi Mobi Desktop para Windows.

Para iniciar el proceso de configuración, debemos introducir nuestro código de activación único © Albedo Media S.L.
Para iniciar el proceso de configuración, debemos introducir nuestro código de activación único © Albedo Media S.L.

Primero de todo, es necesario introducir el código de activación único incluido con nuestra tarjeta Eyefi para iniciar el proceso. A continuación, podremos elegir en qué carpetas de nuestro ordenador queremos recibir las fotos recibidas desde nuestra cámara.

Podemos elegir las carpetas donde guardar las imágenes y vídeos que recibiremos inalámbricamente de la tarjeta Wi-Fi © Albedo Media S.L.
Podemos elegir las carpetas donde guardar las imágenes y vídeos que recibiremos inalámbricamente de la tarjeta Wi-Fi © Albedo Media S.L.

Es el momento ahora de introducir la Mobi Pro en nuestra cámara de fotos. Para nuestra prueba técnica optamos por una Olympus OM-D E-M5 que, a diferencia de la última versión Mark II, no dispone de Wi-Fi integrado, por lo que la Eyefi Mobi Pro es un complemento idóneo.

Gracias a la Eyefi Mobi Pro podemos enviar nuestras imágenes JPEG+RAW de forma inalámbrica entre la cámara y cualquier dispositivo conectado (ordenador, tablet, smartphone…)

Para nuestra prueba técnica de la Eyefi Mobi Pro, optamos por una la primera generación de la Olympus OM-D EM-5, que estaba desprovista de conectividad Wi-Fi  © Albedo Media S.L.
Para nuestra prueba técnica de la Eyefi Mobi Pro, optamos por una la primera generación de la Olympus OM-D EM-5, que estaba desprovista de conectividad Wi-Fi  © Albedo Media S.L.

Una vez encendida la cámara, esta alimentará la tarjeta y se creará un punto de acceso Wi-Fi que servirá para que nuestro ordenador y la cámara puedan comunicarse inalámbricamente. En nuestro caso, la activación no funcionó a la primera, pero al segundo intento todo quedó configurado correctamente.

El proceso de activación de la tarjeta puede necesitar de más de un intento © Albedo Media S.L.
El proceso de activación de la tarjeta puede necesitar de más de un intento © Albedo Media S.L.

¿Cómo funciona exactamente la transferencia? El sistema que utiliza Eyefi para conectarse con la cámara es la creación de una red ad hoc Wi-Fi entre la tarjeta Mobi Pro y el ordenador, lo cual permite conectar ambos dispositivos en cualquier lugar. El problema, claro está, es que mientras dura la transferencia inalámbrica de los archivos, el ordenador se desconectará momentáneamente de la red WiFi que tuviera configurada y perderá la conexión a Internet si esta fuera el caso. La única forma de que el ordenador siga conectado a Internet es utilizar otro medio de conexión alternativo de forma paralela, como un cable Ethernet o una conexión celular (3G/4G).

Es posible que la conexión entre la cámara y el ordenador no funcione a la primera; las reconexiones son más frecuentes de lo que debiera, y a veces es necesario reiniciar la aplicación para poder enlazar ambos dispositivos correctamente.

Hay que tener en cuenta que uno de los posibles problemas con lo que nos podemos encontrar con la plataforma Windows son las restricciones del firewall (cortafuegos) que el sistema operativo adopta con las nuevas redes Wi-Fi creadas.

Es necesario prestar atención a las posibles restricciones que el sistema operativo (Windows en nuestro caso) imponga por defecto a los perfiles de red que acabamos de crear para conectarnos a la Eyefi Mobi Pro © Albedo Media S.L.
Es necesario prestar atención a las posibles restricciones que el sistema operativo (Windows en nuestro caso) imponga por defecto a los perfiles de red que acabamos de crear para conectarnos a la Eyefi Mobi Pro © Albedo Media S.L.

Es el momento ahora de configurar las denominadas funciones avanzadas. La transferencia de imágenes RAW, que viene activada por defecto, es una de ellas. La otra es la transferencia selectiva de imágenes, una de las nuevas funcionalidades anunciadas con la Mobi Pro. La última opción avanzada consiste en la posibilidad de añadir perfiles para las redes Wi-Fi conocidas, como las de nuestro hogar o trabajo –no es posible, sin embargo, trabajar con puntos de acceso Wi-Fi públicos–.

Para poder configurar las opciones avanzadas de la Eyefi Mobi Pro, es necesario conectar la tarjeta SD al ordenador mediante el lector de tarjetas USB incluido.

Entre las opciones avanzadas de la Mobi Pro encontramos la transferencia de archivos RAW, la transferencia selectiva y la transferencia mediante red local © Albedo Media S.L.
Entre las opciones avanzadas de la Mobi Pro encontramos la transferencia de archivos RAW, la transferencia selectiva y la transferencia mediante red local © Albedo Media S.L.

Para ello, sin embargo, será necesario extraer la tarjeta Mobi Pro de la cámara e insertarla en el lector de tarjetas USB que se incluía en la caja. Un procedimiento tedioso para el usuario, pues significa que no podrá configurar las opciones avanzadas si no dispone de un ordenador a mano. Lo mismo ocurrirá cada vez que quiera añadir un perfil de red Wi-Fi a la tarjeta Eyefi.

Para poder cambiar las opciones avanzadas, debemos sacar la tarjeta SD de la cámara y conectarla al ordenador mediante el lector de tarjetas USB incluido © Albedo Media S.L.
Para poder cambiar las opciones avanzadas, debemos sacar la tarjeta SD de la cámara y conectarla al ordenador mediante el lector de tarjetas USB incluido © Albedo Media S.L.

Es en este momento cuando Eyefi nos da la posibilidad de seleccionar qué carpeta elegir para guardar los archivos RAW recibidos. Recordemos que al principio de la configuración no existía tal opción, lo cual puede llevar a confusión al usuario, ya que por defecto, Eyefi guardar los RAW en otra carpeta por defecto.

Hay que prestar atención a la carpeta asignada por defecto para guardar los archivos RAW recibidos y modificarla adecuadamente según nuestras preferencias © Albedo Media S.L.
Hay que prestar atención a la carpeta asignada por defecto para guardar los archivos RAW recibidos y modificarla adecuadamente según nuestras preferencias © Albedo Media S.L.

Aprovechamos también para configurar una de las redes Wi-Fi conocidas, de modo que la Mobi Pro pueda conectarse a ella de forma automáticamente cuando esté dentro de su alcance. Esta opción es de gran utilidad para evitar los inconvenientes de las redes ad hoc, pues el ordenador debía desconectarse de la red Wi-Fi configurada para conectarse a la red Wi-Fi de la tarjeta Eyefi para realizar la transferencia de imágenes. Si configuramos una red local en la Mobi Pro, esta no deberá crear una red propia y podrá transferir las imágenes utilizando la misma red Wi-Fi en la que se encuentre el dispositivo receptor.

Si nos encontramos dentro del alcance de una red Wi-Fi conocida, podemos guardar el perfil dentro de la Mobi Pro para que esta se conecte automáticamente, lo que evita tener que crear una red Wi-Fi ad hoc a la hora de transferir las imágenes desde la cámara  © Albedo Media S.L.
Si nos encontramos dentro del alcance de una red Wi-Fi conocida, podemos guardar el perfil dentro de la Mobi Pro para que esta se conecte automáticamente, lo que evita tener que crear una red Wi-Fi ad hoc a la hora de transferir las imágenes desde la cámara  © Albedo Media S.L.

Para que la Mobi Pro empiece a transferir es necesario realizar alguna captura con la cámara para que esta active la Wi-Fi de la tarjeta SD. La velocidad de transmisión es, en general, lenta, teniendo en cuenta que el protocolo Wi-Fi tiene una capacidad bastante elevada en cuanto a ancho de banda se refiere; para transferir una imagen RAW+JPEG se necesitan aproximadamente 30 segundos. También se pueden enviar los vídeos que hayamos grabado.

A los pocos segundos de capturar una imagen con la cámara, la Eyefi Mobi Pro se conecta con el ordenador para enviar los archivos correspondientes (JPEG+RAW en nuestro caso) © Albedo Media S.L.
A los pocos segundos de capturar una imagen con la cámara, la Eyefi Mobi Pro se conecta con el ordenador para enviar los archivos correspondientes (JPEG+RAW en nuestro caso) © Albedo Media S.L.

Paralelamente, en la pantalla de la cámara podemos ver un pequeño icono verde de actividad que parpadea para indicar la comunicación inalámbrica entre la tarjeta Eyefi y el ordenador o dispositivo receptor. Una vez la transferencia de la imagen finalizada, se muestra un icono blanco fijo que indica que dicha imagen ya ha sido transferida.

Pantalla de la Olympus OM-D EM-5: a la izquierda, un pequeño icono verde parpadea mientras se realiza la transferencia de información entre cámara y dispositivo receptor; en el centro derecha, un icono blanco indica que la imagen ha sido transferida © Albedo Media S.L.
Pantalla de la Olympus OM-D EM-5: a la izquierda, un pequeño icono verde parpadea mientras se realiza la transferencia de información entre cámara y dispositivo receptor; en el centro derecha, un icono blanco indica que la imagen ha sido transferida © Albedo Media S.L.

Por defecto, todas las imágenes que capturemos con nuestra cámara serán transferidas inalámbricamente. Si, por el contrario, hemos seleccionado el modo de transferencia selectiva, solo se transmitirán aquellas que seleccionemos desde la cámara. En el caso de nuestra cámara, para seleccionar que foto queremos enviar, debemos proteger la imagen en cuestión («lock»).

Con la  Mobi Pro se incluye una año de suscripción al servicio de almacenamiento en la nube Eyefi Cloud, y subir automáticamente (y de forma ilimitada) todas las imágenes que vayamos capturando desde nuestra cámara.

Por último, solo nos queda configurar nuestro acceso al Eyefi Cloud  –recordemos que tenemos una año de suscripción incluido– para que de forma automática se suban a la nube las imágenes recibidas desde nuestra cámara de fotos. En este caso, la velocidad de transferencia a la nube es aceptable, teniendo en cuenta el tamaño de los archivos enviados.

El problema en este caso es la relativa lentitud con la que se efectúan las conexiones y desconexiones de la red Wi-Fi de la tarjeta Eyefi. Una vez transferida la imagen mediante la red ad hoc, el ordenador tarda bastante tiempo en volver a conectarse a la red Wi-Fi local para poder así empezar a subir las imágenes a la nube.

Una vez configurada el Eyefi Cloud, las imágenes capturas desde nuestra cámara se transferirán tanto al ordenador (o dispositivo conectado) como a la nube © Albedo Media S.L.
Una vez configurada el Eyefi Cloud, las imágenes capturas desde nuestra cámara se transferirán tanto al ordenador (o dispositivo conectado) como a la nube © Albedo Media S.L.

Podemos acceder a la nube Eyefi Cloud desde la dirección https://app.eyefi.com, y una vez identificados con nuestra cuenta, tendremos acceso a las imágenes que hemos ido subiendo desde la tarjeta. Por supuesto, el Eyefi Cloud no solo sirve almacenar las imágenes transferidas desde la Mobi Pro, sino que también podemos utilizarlo para subir otras imágenes que tengamos en el ordenador. Sin embargo, no se pueden subir los vídeos.

Podemos acceder al Eyefi Cloud desde cualquier navegador compatible y desde cualquier lugar  © Albedo Media S.L.
Podemos acceder al Eyefi Cloud desde cualquier navegador compatible y desde cualquier lugar  © Albedo Media S.L.

Se pueden crear álbumes para organizar nuestras imágenes, así como vistas inteligentes (en función de la fecha o la ubicación, si existente). También se pueden asignar etiquetas para facilitar la organización de las mismas. No obstante, observamos aquí pequeños detalles que podrían ser mejorados, como los thumbnails que se asignan a los álbumes, que no se actualizan con el contenido de los mismos –ocurre incluso que después de borrar la imagen utilizada como thumbnail, esta se siga mostrando para identificar visualmente el álbum en cuestión, lo que puede llegar a confundir a los usuarios–.

Eyefi Cloud permite crear álbumes para facilitar la organización de las imágenes © Albedo Media S.L.
Eyefi Cloud permite crear álbumes para facilitar la organización de las imágenes © Albedo Media S.L.
Además también se pueden asignar etiquetas © Albedo Media S.L.
Además también se pueden asignar etiquetas © Albedo Media S.L.

Las etiquetas pueden ser especialmente útiles si deseamos combina su uso con las «recetas» del servicio IFTTT («If This Then Than»), ya que Eyefi está dado de alta como canal para ser utilizado para automatizar todo tipo de tareas, como por ejemplo, esta receta, que subirá de forma automática a nuestro Flickr toda imagen que hayamos etiquetado con el tag «flickr».

Puesto que Eyefi está incluido de la lista de canales de IFTTT, podemos automatizar ciertas tareas utilizando las correspondientes etiquetas en Eyefi Cloud © IFTTT
Puesto que Eyefi está incluido de la lista de canales de IFTTT, podemos automatizar ciertas tareas utilizando las correspondientes etiquetas en Eyefi Cloud © IFTTT

En cuanto a las posibilidades de edición, estas son más bien básicas. De momento, solo se pueden rotar las imágenes o bien recortarlas. Notar, en este último caso, que las modificaciones no se pueden deshacer.

Con Eyefi Cloud se pueden hacer modificaciones básica de la imágenes que hayamos subido, como rotarlas o recortarlas; suponemos que con el tiempo se irán añadiendo más funciones © Albedo Media S.L.
Con Eyefi Cloud se pueden hacer modificaciones básica de la imágenes que hayamos subido, como rotarlas o recortarlas; suponemos que con el tiempo se irán añadiendo más funciones © Albedo Media S.L.

Con los recortes ocurre algo parecido que con los álbumes: los thumbnails de las imágenes recortadas no se actualizan correspondientemente, y es necesario visualizar la imagen en cuestión para poder ver si la imagen ha sido o no recortada.

El Eyefi Cloud tiene un diseño elegante y minimalista, pero actualmente las opciones son bastante limitadas, sobre todo en cuanto a las posibilidades de edición. Como punto a favor, destacar que no hay límite de espacio para subir nuestras imágenes en la nube.

Aun así, el look y el diseño de la web de Eyefi Cloud está bastante cuidado y es agradable de usar. Esperemos que un futuro no muy lejano se puedan depurar estos pequeños detalles.

Eyefi Cloud muestra parte de los datos EXIF de las imágenes subidas © Albedo Media S.L.
Eyefi Cloud muestra parte de los datos EXIF de las imágenes subidas © Albedo Media S.L.

Evidentemente, si queremos seguir utilizando las funciones de la Eyefi Mobi Pro cuando no dispongamos de nuestro ordenador o cuando estemos en una situación de movilidad, deberemos configurar otros dispositivos, ya sean tablets o smartphones. A continuación, nos disponemos pues a instalar la app de iOS para iPhone, para poder así transferir inalámbricamente las imágenes desde nuestra cámara al móvil.

Una vez instalada la Eyefi Mobi app, es necesario introducir el código de activación único incluido en la caja que servirá para emparejar la tarjeta SD Wi-Fi. Se crea entonces un perfil de conexión asociado a nuestra Mobi Pro que permitirá que nuestro smartphone se conecte automáticamente a la red Wi-Fi generada por esta.

Con la tarjeta Mobi Pro ya insertada en nuestra cámara, esta empezará a transferir las imágenes hacia nuestro smartphone tan pronto detecte la red Wi-Fi de Eyefi.

Por supuesto, también podemos configurar nuestra suscripción a Eyefi Cloud si queremos subir automáticamente nuestras fotos a la nube de Eyefi. Podemos incluso activar la opción de subir las fotos mediante la conexión celular de nuestro smartphone, una opción a valorar en función de nuestra tarifa de datos.

Desde la propia app podemos configurar diferentes opciones, entre las que destaca la capacidad de recibir los archivos RAW de la tarjeta Mobi Pro.

Una vez configurada la tarjeta y la aplicación, podremos acceder a nuestra imágenes.

La opción de poder recibir en nuestro smartphone las imágenes de nuestra cámara a medida que las tomamos puede ser de gran utilidad cuando queremos, por ejemplo, publicar en redes sociales fotos de mayor calidad que las que obtendríamos con el propio móvil, todo ello de forma inalámbrica.

En situación de movilidad, o cuando solo disponemos de nuestra cámara y smartphone, la Eyefi Mobi Pro nos permitirá disponer de forma inalámbrica de las imágenes que vayamos capturando y compartirlas fácilmente usando nuestra conexión de datos

Nuestra conclusión después de haber pasado unos cuantos días con la Eyefi Mobi Pro es que se trata de un producto de gran utilidad, sobre todo para usuarios que desean usar imágenes de su cámara en movilidad, pero también para aquellos que quieran evitar sacar la tarjeta SD de la ranura para poder transferir los archivos. Su capacidad de 32 GB es adecuada para la mayoría de su público objetivo, aunque imaginamos que es simple cuestión de tiempo que Eyefi ofrezca capacidades de almacenamiento mayores.

El pack Eyefi Mobi Pro objeto de nuestra prueba técnica © Albedo Media S.L.
El pack Eyefi Mobi Pro objeto de nuestra prueba técnica © Albedo Media S.L.

En el otro lado de la balanza, hay que destacar sus problemas de fiabilidad en cuanto a la conexión Wi-Fi se refiere, un problema por otro lado no solo achacable a la tarjeta en sí, sino también a los típicos problemas de robustez de este tipo de conexión para comunicaciones «uno a uno» –en este sentido, hay que reconocer que el Bluetooth funciona mejor, pero es menos flexible– y a los derivados de las configuración del dispositivo u ordenador que se utilice. Asimismo, la velocidad de transferencia de la cámara hacia al dispositivo conectado tiene aún margen de mejora. En cuanto al uso de batería, parece que no se ve afectado en exceso –el Wi-Fi típicamente no consume tanto como las conexiones 3G/4G–.

En conclusión, se trata de un producto atractivo que puede ser de gran utilidad para muchos usuarios, pero que tienen aún margen de mejora en cuanto a la fiabilidad y robustez de las conexiones. El Eyefi Cloud es un valor añadido, pero solo se incluye la suscripción gratuita durante el primer año.

Está claro que es necesario depurar aún algunos detalles menores del software que acompaña la Eyefi Mobi Pro, así como simplificar aún más el proceso de configuración en sí –puede ser un poco confuso al principio debido a las múltiples opciones disponibles, no siempre ubicadas en el lugar idóneo–, pero en general se trata de una atractiva y completa solución de transferencia inalámbrica para aquellas cámaras que aún no disponen de conexión Wi-Fi.  El Eyefi Cloud –también mejorable– es un valor añadido, pero lamentablemente solo se incluye la suscripción gratuita durante el primer año.

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.