Compartir

Han pasado unos cuantos meses desde nuestro primer encuentro a pie de feria en la pasada Photokina y algo menos desde las muestras tomadas con equipo de preproducción desde Niza. Ahora probamos en primicia una de las pocas unidades finales Fujifilm GFX 50S disponibles para prensa.

Fujifilm GFX 50S junto con el objetivo de kit Fujinon GF 63 mm f/2,8 WR © Albedo Media
Fujifilm GFX 50S junto con el objetivo de kit Fujinon GF 63 mm f/2,8 WR © Albedo Media

La GFX 50S supone la entrada de Fujifilm en el sector de formato medio digital, en busca de un nuevo target ubicado entre las cámaras de captor 24×36 mm de alta resolución –Canon 5DS R, Sony A7R II–  y el hasta ahora intocable sector de representado por Hasselblad y Phase One.

Fujifilm GFX 50S y Fujinon GF 63 mm f/2,8 WR, en su configuración sin visor EVF © Albedo Mediav
Fujifilm GFX 50S y Fujinon GF 63 mm f/2,8 WR, en su configuración sin visor EVF © Albedo Media

Quizá el equipo más comparable en términos de precio sea la Pentax 645Z, que sigue siendo fiel a la configuración réflex tradicional, pero conceptualmente su comparación más evidente sea con relativamente reciente Hasselblad X1D, que comparte su diseño mirrorless. Ciertamente el concepto de diseño es aquí clave, pues no veremos una total revolución en esta GFX 50S pero sí grandes avances de cara al futuro, sobre todo si tenemos presente la modularidad que aporta la elección sin espejo de cara a las ópticas compatibles mediante adaptador y otros accesorios.

Fujifilm GFX 50S y Fujinon GF 63 mm f/2,8 WR en su configuración con visor EVF © Albedo Media
Fujifilm GFX 50S y Fujinon GF 63 mm f/2,8 WR en su configuración con visor EVF © Albedo Media

Aunque se parte de un captor personalizado, es probable que no tardaremos en ver un equipo de Sony con idéntico sensor, estrategia que ha venido siguiendo con otros muchos fabricantes, como Nikon o Pentax. No olvidemos que esto es solo parte de la ecuación y que, en términos de calidad, el procesado de la señal es un porcentaje muy alto del resultado final. Por ello compartir captores, visores EVF u otros recursos no garantiza un mismo rendimiento.

Ergonomía y manejo

La sensación de solidez está presente en todo momento, y si bien no es un equipo pesado, elude disminuciones de su volumen en pos de una mayor presencia y continuidad con el diseño “réflex”, aunque no lleve espejo en su configuración interna. Vemos aquí que se trata de una apuesta diferente a la de la X1D de Hasselblad, donde el grosor y el volumen han sido reducidos a la mínima expresión, en detrimento, claro está, de la ergonomía y manejo de la misma.

La Fujifilm GFX 50S transmite solidez en todo momento © Albedo Media
La Fujifilm GFX 50S transmite solidez en todo momento © Albedo Media

A nivel de diseño, la pantalla articulada de la GFX 50S sigue sin convencernos demasiado, y aunque parece lo suficientemente robusta como para aguantar el ritmo diario, el mecanismo escogido para desplegar todos sus giros y basculamientos nos parece un poco enrevesado.

Pantalla articulada de la Fujifilm GFX 50S © Albedo Media
Pantalla articulada de la Fujifilm GFX 50S © Albedo Media

Por otro lado, la empuñadura es generosa y eficaz, con una buena ergonomía, capaz de manejar perfectamente los aspectos fundamentales del equipo con una mano –configuración tradicional para diestros– mientras con la otra se atiende a las labores de enfoque, focal y diafragmado, en el reparto natural de acciones entre óptica y cuerpo de cámara.

Detalle de la botonería de la Fujifilm GFX 50S © Albedo Media
Detalle de la botonería de la Fujifilm GFX 50S © Albedo Media

Toda la botonería se ha diseñado realizando un ejercicio de escalado y reubicación de otros modelos de la Serie X de Fujifilm, tal como ya pudimos comentar en su momento con los ingenieros responsables de la firma. Comparte –por lo tanto– la forma y posición de muchos de ellos, mejorando en algunos casos su acceso o manejo, como puede ser la convergencia de las caras superiores de las ruedas moleteadas, que reciben el dedo que las maneja de una manera cómoda y segura.

La Fujifilm GFX 50S incorpora una generosa batería de 1.250 mAh © Albedo Media
La Fujifilm GFX 50S incorpora una generosa batería de 1.250 mAh © Albedo Media

La nueva batería –modelo Fujifilm NP-T125– presenta unas dimensiones generosas, la de mayor amperaje de la Serie X –1.250 mAh–. En nuestras pruebas, aguantó sin queja todas las sesiones fotográficas a las que nos hemos enfrentado.

En conjunto, el set de trabajo usado –Fujifilm GFX 50S junto con Fujinon GF 63 mm f/2,8 WR– nos parece bien equilibrado en tamaño para el segmento de formato medio, pudiendo trabajar durante largas jornadas con él sin sentir una rémora de peso o volumen.

Muestras

Dado que un equipo de esta categoría tiene sus propios nichos laborales, hemos tratado de aproximarnos a ellos todo lo posible para dar mayor realismo a esta prueba de campo, ofreciendo una serie de imágenes para cada tipología fotográfica, común en el segmento de formato medio digital actual.

En tomas de arquitectura o reproducción, no hemos visto distorsiones geométricas notables y el contraste y latitud del sistema son muy buenos, incluso desde los JPEG directos de cámara –quizá algo sobreprocesados, como viene siendo norma en todos los últimos modelos de la compañía–.

Imagen tomada con Fujifilm GFX 50S y Fujinon GF 63 mm f/2,8 WR a f/11 – 1/10 s – ISO 100 (JPEG directo de cámara) © Albedo Media
Imagen tomada con Fujifilm GFX 50S y Fujinon GF 63 mm f/2,8 WR a f/11 – 1/10 s – ISO 100 (JPEG directo de cámara) © Albedo Media

No obstante, podemos ver como el sistema de procesado en cámara hace un gran trabajo con la reducción de ruido electrónico en altas sensibilidades, sin empastar el detalle y respetando fielmente la temperatura de color. En el revelador RAW usado –última versión de Adobe Lightroom 2015.9, compatible con los archivos RAF de esta Fujifilm FGX 50S–, observamos, sin embargo, que estos aspectos parecen estar por aún por pulir en sensibilidades altas –cuestión de algoritmos seguramente–. Veremos más detalles relacionados con la relación señal/ruido de en otras imágenes, tomadas ad hoc.

Imagen tomada con Fujifilm GFX 50S y Fujinon GF 63 mm f/2,8 WR a f/11 – 1/1.600 s – ISO 12.800 (JPEG directo de cámara) © Albedo MediaISO 12.800 (JPEG directo de cámara) © Albedo Media Imagen tomada con Fujifilm GFX 50S y Fujinon GF 63 mm f/2,8 WR a f/11 – 1/1.600 s – ISO 12800 (Conversión de RAW) © Albedo MediaISO 12800 (Conversión de RAW) © Albedo Media

 

El equipo invita en este proceso a usarse como una cámara de placas, componiendo con toda la calma que este proceso impone, trípode, niveles y encuadre mandan, una opción de entrada al mundo del formato medio digital por lo tanto para muchos usuarios que requieran pleno control de la imagen.

Imagen tomada con Fujifilm GFX 50S y Fujinon GF 63 mm f/2,8 WR a f/14 – 1,1 s – ISO 100 © Albedo Media
Imagen tomada con Fujifilm GFX 50S y Fujinon GF 63 mm f/2,8 WR a f/14 – 1,1 s – ISO 100 © Albedo Media

Sin embargo, gracias a los buenos resultados obtenidos a altas sensibilidades, si por una u otra razón “toca correr” y usar el equipo cámara en mano, como si fuera una réflex o sin espejo convencional, podemos subir sin problemas hasta 3.200 o 6.400 ISO con plenas garantías de calidad, donde tendremos detalle incluso en las zonas más subexpuestas de la imagen, con un ruido electrónico muy armonioso.

Imagen tomada con Fujifilm GFX 50S y Fujinon GF 63 mm f/2,8 WR a f/5,6 – 1/105 s – ISO 3200 © Albedo Media
Imagen tomada con Fujifilm GFX 50S y Fujinon GF 63 mm f/2,8 WR a f/5,6 – 1/105 s – ISO 3200 © Albedo Media

El nivel de detalle y la calidad del bokeh de este nuevo Fujinon está fuera de toda duda, por lo que forzamos hasta su mínima distancia de enfoque a un valor intermedio para provocar el foco selectivo, con unos resultados muy convincentes.

Imagen tomada con Fujifilm GFX 50S y Fujinon GF 63 mm f/2,8 WR a f/4 – 1/900 s – ISO 100 © Albedo Media
Imagen tomada con Fujifilm GFX 50S y Fujinon GF 63 mm f/2,8 WR a f/4 – 1/900 s – ISO 100 © Albedo Media

A valores más cerrados, pero sin aún entrar en difracción, entre f/11 y f/16, tendremos un recorrido muy uniforme de calidad en todo el plano de imagen, desde el centro del fotograma hasta la esquina.

Imagen tomada con Fujifilm GFX 50S y Fujinon GF 63 mm f/2,8 WR a f/16 – 1/3s – ISO 100 © Albedo Media
Imagen tomada con Fujifilm GFX 50S y Fujinon GF 63 mm f/2,8 WR a f/16 – 1/3s – ISO 100 © Albedo Media

A continuación, y como prometimos más arriba, mostramos unas cuantas imágenes comparativas a diferentes índices de sensibilidad, desde ISO 100 a ISO 12.800, el tope máximo de esta Fujifilm GFX 50S. Empezamos con una primeras muestras en en rango ISO 100-1.600, comparando tanto los archivos JPEG directos de cámara como los obtenidos de la conversión RAW.

Imagen tomada con Fujifilm GFX 50S y Fujinon GF 63 mm f/2,8 WR a ISO 100 © Albedo MediaISO 100 (JPEG directo de cámara) © Albedo Media Imagen tomada con Fujifilm GFX 50S y Fujinon GF 63 mm f/2,8 WR a ISO 400 © Albedo MediaISO 400 (JPEG directo de cámara) © Albedo Media Imagen tomada con Fujifilm GFX 50S + Fujinon GF 63 mm f/2,8 WR a ISO 1.600 © Albedo MediaISO 1.600 (JPEG directo de cámara) © Albedo Media

 

Imagen tomada con Fujifilm GFX 50S y Fujinon GF 63 mm f/2,8 WR a ISO 100 (Conversión de RAW) © Albedo MediaISO 100 (Conversión de RAW) © Albedo Media Imagen tomada con Fujifilm GFX 50S y Fujinon GF 63 mm f/2,8 WR a ISO 400 (Conversión de RAW) © Albedo MediaISO 400 (Conversión de RAW) © Albedo Media Imagen tomada con Fujifilm GFX 50S y Fujinon GF 63 mm f/2,8 WR a ISO 1.600 (Conversión de RAW) © Albedo MediaISO 1.600 (Conversión de RAW) © Albedo Media

 

Como podemos observar, la relación de calidad es muy buena para todos los JPEG directos de cámara, especialmente en su capacidad para reproducir correctamente el color, así como procesar el ruido electrónico sin empastar el detalle.

En cuanto a los archivos JPEG obtenidos de la conversión de RAW, estos muestran más apertura en la latitud, especialmente en las áreas de sombras e igualmente respetan de manera muy notable la nitidez en todo el rango de sensibilidad disponible. Sin embargo, tal como ya vimos un poco más arriba, observamos ciertas desviaciones en la temperatura de color de estos últimos ficheros –cierta dominante verde–, sobre todo a sensibilidades mayores –ISO 3.200 a 12.800–, debido seguramente a la relativa juventud de los algoritmos del revelador RAW utilizado, y que entendemos que desaparecerán por completo en futuras actualizaciones del software.

Imagen tomada con Fujifilm GFX 50S y Fujinon GF 63 mm f/2,8 WR a ISO 3.200 © Albedo MediaISO 3.200 (JPEG directo de cámara) © Albedo Media Imagen tomada con Fujifilm GFX 50S y Fujinon GF 63 mm f/2,8 WR a ISO 6.400 © Albedo MediaISO 6.400 (JPEG directo de cámara) © Albedo Media Imagen tomada con Fujifilm GFX 50S y Fujinon GF 63 mm f/2,8 WR a ISO 12.800 © Albedo MediaISO 12.800 (JPEG directo de cámara) © Albedo Media

 

Imagen tomada con Fujifilm GFX 50S y Fujinon GF 63 mm f/2,8 WR a ISO 3.200 (Conversión de RAW) © Albedo MediaISO 3.200 (Conversión de RAW) © Albedo Media Imagen tomada con Fujifilm GFX 50S y Fujinon GF 63 mm f/2,8 WR a ISO 6.400 (Conversión de RAW) © Albedo MediaISO 6.400 (Conversión de RAW) © Albedo Media Imagen tomada con Fujifilm GFX 50S y Fujinon GF 63 mm f/2,8 WR a ISO 12.800 (Conversión de RAW) © Albedo MediaISO 12.800 (Conversión de RAW) © Albedo Media

 

Los 50 Mpx de este captor de Fujifilm consiguen arrancar detalle hasta en las zonas más pequeñas, revelando “interesantes” acontecimientos dentro de nuestras imágenes, que pueden ser fácilmente descubiertos ampliando la siguiente imagen.

Imagen tomada con Fujifilm GFX 50S y Fujinon GF 63 mm f/2,8 WR a f/4 – 1/600 s – ISO 200 © Albedo Media
Imagen tomada con Fujifilm GFX 50S y Fujinon GF 63 mm f/2,8 WR a f/4 – 1/600 s – ISO 200 © Albedo Media

Si bien creemos que los modos de emulación de película no sean muy necesarios en cámaras de este tipo, los que más nos han interesado han sido los de la emulación de la película “Velvia” y la monocromática “Acros”.

Imagen tomada con Fujifilm GFX 50S y Fujinon GF 63 mm f/2,8 WR a f/14 – 1/3 s – ISO 100 (modo estándar) © Albedo MediaModo estándar © Albedo Media Imagen tomada con Fujifilm GFX 50S y Fujinon GF 63 mm f/2,8 WR a f/14 – 1/3 s – ISO 100 (modo emulación de película "Velvia") © Albedo MediaModo emulación de película “Velvia” © Albedo Media

 

En sesión de retrato con luz de destello el equipo se comporta perfectamente, desplegando todo el potencial de rango tonal y nitidez.

Imagen tomada con Fujifilm GFX 50S y Fujinon GF 63 mm f/2,8 WR a f/14 – 1/125 s – ISO 100 © Albedo Media
Imagen tomada con Fujifilm GFX 50S y Fujinon GF 63 mm f/2,8 WR a f/14 – 1/125 s – ISO 100 © Albedo Media

Los archivos RAW son muy maleables y admiten mucho sobreprocesado posterior, siendo un excelente punto de partida para el trabajo de postproducción, totalmente cosido a este entorno profesional de formato medio digital en todas sus disciplinas, arquitectura, paisaje, fotografía de producto, moda o retrato.

Imagen tomada con Fujifilm GFX 50S y Fujinon GF 63 mm f/2,8 WR a f/14 – 1/125 s – ISO 100 (Propuesta de edición RAW) © Albedo Media
Imagen tomada con Fujifilm GFX 50S y Fujinon GF 63 mm f/2,8 WR a f/14 – 1/125 s – ISO 100 (Propuesta de edición RAW) © Albedo Media

Entendiendo que el entorno natural de este equipo será la edición avanzada de sus archivos RAW, otorgamos para su comparación unas propuestas de edición sobre la imagen original para que se pueda valorar su elasticidad y posibilidad de sobre procesado.

Imagen tomada con Fujifilm GFX 50S y Fujinon GF 63 mm f/2,8 WR a f/14 – 1/125 s – ISO 100 (Propuesta de edición RAW) © Albedo Media
Imagen tomada con Fujifilm GFX 50S y Fujinon GF 63 mm f/2,8 WR a f/14 – 1/125 s – ISO 100 (Propuesta de edición RAW) © Albedo Media

En busca de un nuevo usuario

La Fujifilm GFX 50S se podría calificar como una cámara de entrada para el formato medio digital, muy versátil y modular gracias a la omisión del espejo –múltiples opciones de ópticas mediante adaptador, inclusive cámara de placas–, con un precio ajustado dentro del mercado y con posibles opciones de evolución a sensores de mayor resolución –las ópticas Fujinon GF están diseñada para aguantar hasta 100 Mpx o incluso más–.

Por supuesto, nos asaltan dudas razonables sobre la viabilidad o existencia de ese nuevo usuario al cual estaría dirigido el sistema GFX de Fujifilm, entre las actuales réflex de gama alta y el formato profesional de fotografía social, moda y arquitectura. En este sentido, habrá que ver cómo evoluciona este mercado tras la incursión inminente de Sony con su equipo propio, algo que tarde o temprano tendrá que ocurrir, como ya ha hecho –y con cierta rotundidad– con el formato 24×36 mm y su cada vez más presente serie A7.

9 Comentarios

  1. ¡Muy buen reportaje y parece ser también muy buena cámara¡
    Me queda una duda ¿ Disparó D. Valentín con su Crown, para inmortalizar a Manuel San Frutos con su GFX50S?
    La tapa en el bolsillo indica que pudo ser…
    Saludos

    • ¡Buena observación, Justo! La Crown estaba lista para disparar como muy bien ha deducido. Eso sí, no hubiésemos disparado esa bombilla de flash, del primer tipo histórico en su clase. Hubiese sido una pena. Pero, aprovechando su comentario y la alta calidad de las imágenes producidas por la Fujifilm GFX 50 S, le vamos a lanzar un amable reto –que hacemos extensivo al resto de los lectores– en el sentido de comentarnos qué hubiese ocurrido si –acto seguido– hubiese fotografiado yo a Manuel San Frutos…

      • Nunca puedo dejar escapar una adivinanza.

        Supongo que -teniendo en cuenta que el obturador esté armado y damos por hecho que la placa descubierta-, la foto habría salido movida, a no ser que tengas un pulso suficiente para hacer una foto con medio segundo de exposición, quién sabe…

        ¿Van por ahí los tiros?

        Salud.

        • ¡¡Exacto!! Acertaste, Pablo. Afortunadamente, me di cuenta –no era intencionado– y luego ajusté el obturador correctamente. Pero ese retrato con la GFX 50S ya estaba hecho y cumplía sus funciones. La próxima vez que vengas por esta zona, te invito a algo como “premio”… churros, un buen vino…y mejor con una charla. Saludos cordiales.

          • Te tomo la palabra, aunque sólo fuera por la charla, ya sabes -aunque el vino me lo cobro con gusto-, en cuanto termine con el primer grupo de cursos me dejo caer.

            Salud, argazkilari!

    • Ya sabes Justo, en este medio todo puede ser. Desde luego la sesión fue muy interesante, algún día hemos de “revelar” mucho del contenido que se queda a las puertas de ser publicado… ¡Hay fotografías inolvidables! . Saludos

  2. Me temo que el Optar 1:4,7 135 aún contando con el respetable tamaño de las placas 4X5, no está en condiciones de retar a la GFX, viendo el extraordinario retrato a “la manera de E.W” que consiguió M. San frutos de Vd.
    Otra cosa sería con la mayoría de cámaras digamos “normales”, incluyendo algunas de las llamadas formato completo. Sin que pueda considerarse una comparativa entre ambas me encantaría ver un retrato de Manuel, hecho por Vd. con la Crown en condiciones similares.
    Gracias.

    • Aceptamos la propuesta, Justo. Lo único que… tendremos que ponerlo en la lista de espera. Pero puedo avanzar que he realizado bastantes tomas a mano alzada, con buenos resultados, tanto con las Speed Graphic como con la Horseman FA. Con la primera, cierto es que el Schneider Kreuznach es mucho mejor que el Optar, pero se me averió el obturador y no encuentro tiempo para sustituirlo. ¡Saludos!

  3. No hay problema. Tengo algunas ópticas para 4X5 y seguro que alguna podrá utilizarse tanto con la Horseman cómo con la Graphic, por supuesto que están a su disposición.
    Saludos.

Dejar una respuesta

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce aquí tu nombre

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales y los comentarios inapropiados que no tengan que ver con el tema a tratar serán eliminados.