El sistema GFX es la vuelta de la compañía japonesa al formato medio, ahora en digital y sin espejo. Pero, ¿qué se esconde detrás de este nuevo sistema? Hablamos con los ingenieros de la firma japonesa y aprovechamos para realizar una primera toma de contacto con la nueva Fujifilm GFX 50S.

Fujifilm GFX 50S © Albedo Media
La Fujifilm GFX 50S, primera mirrorless de formato medio de la firma © Albedo Media

Los usuarios del formato medio –digital– parecen estar de enhorabuena. Primero fue la marca sueca la que sorprendió, justamente tres meses atrás, con su esbelta Hasselblad X1D, que se lanzó al mercado como la primera cámara digital integral de formato medio sin espejo. Y ahora, en esta Photokina 2016, es de nuevo Hasselblad la que presenta un nuevo concepto de cámara con sensor cuadrado, pero sobre todo llama la atención Fujifilm con su esperado sistema de cámaras de formato medio más clásico.

Motivación

Muy esperado, de hecho, por parte de sus fieles usuarios, que de algún modo u otro ansiaban ver cómo Fujifilm se lanzaba por fin a construir un sistema con la calidad de la Serie X pero con sensores más grandes. Y es que, en palabras de la propia compañía, parece que las cámaras de la Serie X cubren el 70% de las situaciones a las que se enfrentan sus usuarios, pero en el otro 30% de los casos necesitan más resolución, ofrecida por sensores, bien de 24×36 mm, bien de formato medio. Efectivamente, a la hora de considerar posibles evoluciones tecnológicas de la Serie X, hay que tener en cuentas las limitaciones físicas de los sensores APS-C que, según Fujifilm, se sitúa en torno a los 30 Mpx, justo a las puertas de la resolución necesaria para grabar en vídeo 8K.

Fujifilm X-T2 © Albedo Media
La Fujifilm X-T2, último exponente de la Serie X, y una clara inspiración para el diseño del nuevo sistema GFX © Albedo Media

Así pues, con una Serie X basada en sensores APS-C, no era de recibo presentar un nuevo sistema con sensores 24 x 36 mm –sobre todo cuando su tecnología X-Trans permite compararlos con estos sin complejos–; saltar directamente a sensores de formato medio era, pues, el paso lógico para dar coherencia a toda su oferta. Así pues, el nuevo sistema GFX de Fujifilm ha nacido para cubrir lo que la Serie X no puede.

¿Un sensor diferente?

Fujifilm ha decido apostar por un sensor CMOS de formato medio de 43,8 x 32,9 mm con 51,4 Mpx efectivos, de idéntico tamaño al conocido sensor de Sony que encontramos en la Pentax 645 Z, en la Hasselblad H5D-50c o en la más reciente Hasselblad X1D, así como en los respaldos Phase One IQ250. Según Fujifilm, estos aproximadamente 50 Mpx son más que suficientes para cubrir el 99% de las necesidades de los usuarios, motivo por el cual han decidido optar por esta resolución.

Fujifilm GFX 50S © Albedo Media
El sensor de 50 Mpx de la GFX 50S ha sido optimizado por parte de los ingenieros de Fujifilm © Albedo Media

Pero, ¿cómo planea la firma diferenciarse de la oferta actual que ha optado también por un sensor de estas características? Según la compañía japonesa, el sensor de la GFX 50S ha sido optimizado por parte de los ingenieros de Fujifilm, e incluye incluso un diseño de microlentes específicas. Aun así, no podemos dejar de preguntar por qué no haber utilizado un sensor de tecnología X-Trans desde un buen principio y marcar así una clara diferencia con el resto de sus competidores. Los ingenieros de Fujifilm no descartan un sensor CMOS X-Trans de formato medio en el futuro, pero a día de hoy parece una hazaña bastante complicada; no hay que olvidar la ingente cantidad de datos a procesar que implica la especial disposición de matriz de «6×6» píxeles del X-Trans.

Pese a ello, en Fujifilm creen que su sistema GFX va a poder diferenciarse del resto. La Pentax 645 no deja de ser un sistema réflex, con las desventajas que ello conlleva, tanto en tamaño como en los problemas de trepidación derivados del movimiento del espejo –en formato medio, y a estas resoluciones, se trata de un punto clave–. La GFX 50S, al estar basada en un sistema mirrorless, puede presumir de un tamaño compacto y un modo de operación mucho más silencioso. ¿Y la Hasselblad X1D? Se trata también de una cámara sin espejo, y además más pequeña, con un diseño que no pasa desapercibido. En Fujifilm parecen no estar preocupados pues, justamente, la clave está en ese diseño.

Fujifilm GFX 50S © Albedo Media
El diseño del nuevo sistema GFX está basado en la experiencia de la Serie X © Albedo Media

Una cuestión de diseño

Con la Fujifilm GXF 50S no se trataba de lanzar un concepto nuevo radicalmente diferente a lo ya existente. Ni de buscar las líneas más rectas; ni de construir el cuerpo más minimalista. Se trataba más bien de todo lo contrario; de recuperar lo aprendido con la Serie X y dar continuidad a lo que Fujifilm denomina el X-ADN. Seguramente muchos usuarios hubieran preferido una apuesta más arriesgada, más «diferente», pero los ingenieros de Fujifilm parecen tener claro cuál es el objetivo: ofrecer una real herramienta de trabajo.

Fujifilm GFX 50S © Albedo Media
La Fujifilm GFX 50S es muy compacta y «sienta» muy bien en mano © Albedo Media

El objetivo era conseguir un sistema compacto, con un tamaño similar al de una DSLR 24 x 36 mm clásica, pero con un sensor de formato medio en su interior. Habrá quien diga que hoy en día ya existen cámaras réflex tales como la Canon 5Ds-R con la misma resolución de 50 Mpx que la nueva GFX 50S, y además bastante más asequibles. Pero quizá olviden que comparar sistemas por su resolución es simplificar al extremo la noción misma de sistema, del mismo modo que a nadie se le ocurriría equiparar un smartphone Sony Xperia XZ con un sensor de 23 Mpx con una Fujifilm X-T2 de 24 Mpx. Ciertamente, la resolución es un aspecto importante, pero para los usuarios de formato medio el diseño, la ergonomía o la flexibilidad son aspectos tanto o más importantes.

Fujifilm GFX 50S © Albedo Media
La flexibilidad y la ergonomía son uno de los aspectos clave en el formato medio © Albedo Media

Con la Serie X en mente, los ingenieros de Fujifilm han decido diseñar una GFX que resultará más que familiar a los usuarios de la marca; encontrarán «todo en su sitio». Se trata de ofrecer un sistema que permita dar el salto de forma transparente, y de dar coherencia a toda la oferta de la compañía.

En el siguiente vídeo publicado en el microsite de la Fujifilm GFX creado para la ocasión podemos ver la implicación de los diferentes ingenieros de la firma en su proceso de creación.

Objetivos GF

Hablar de sistema, es hablar de ópticas. Y parece que Fujifilm se ha tomado en serio este punto. Nada menos que 6 son los nuevos objetivos GF anunciados de saque para la nueva montura G. Tal como comentaron los ingenieros de Fujifilm, la muy corta distancia de registro o flange back distance de la montura G, de apenas 26,7 mm, permite una gran libertad en el diseño óptico de los nuevos objetivos para el sistema GFX, lo que redundará en una mayor calidad de los mismos, sobre todo en comparación con los fabricados para sistemas DSLR, cuyas mayores restricciones de diseño implican objetivos más pesados y con mayores aberraciones.

Fujifilm GFX 50S © Albedo Media
Fujifilm GFX 50S © Albedo Media

El primero que hemos podido tocar, el GF 63 mm f/2,8 R WR –50 mm en equivalente 35 mm– será el objetivo estándar del sistema GFX. Se trata aún de prototipos, junto con el zoom GF 32–64mm f/4 R LM WR –equivalente a un 25–51 mm– y el tele GF 120 mm f/4 R LM OIS WR Macro –equivalente a un 95 mm–, que llegarán a principios del próximo año 2017, junto con la cámara GXF 50S.

Fujifilm GFX 50S © Albedo Media
El Fujinon GF 63 mm f/2,8 R WR será el objetivo «estándar» para el sistema GFX © Albedo Media

Los otros 3 objetivos –que aún son simples mock-ups– no llegarán hasta mediados o finales del 2017; se trata del GF 110 mm f/2 R LM WR –87 mm equivalentes–, el GF 23 mm f/4 R LM WR –18 mm equivalentes– y el GF 45 mm f/2,8 R WR –36 mm equivalentes–. Todos ellos estarán sellados contra la intemperie.

Fujifilm GFX 50S © Albedo Media
Roadmap previsto para el lanzamiento de la Fujifilm GFX 50S y los 6 primeros objetivos © Albedo Media

Obturador de plano focal

En Fujifilm han decido desarrollar, para su sistema GFX, un obturador de plano focal o FPSFocal Plane Shutter–, de modo a poder desarrollar objetivos más compactos por un lado –al no disponer de obturador central como otros objetivos para formato medio–, pero también para poder conseguir tiempos de obturación de hasta 1/4000 s. Además, no montar obturadores en los objetivos, permite ofrecerlos a un precio más razonable, al tiempo que se evitan posibles inconsistencias en la exposición.

Fujifilm GFX 50S © Albedo Media
Las ventajas del obturador plano focal de la Fujifilm GFX 50S © Albedo Media

Además, gracias al obturador FPS integrado en el cuerpo, la GFX de Fujifilm podrá hacer uso tanto de los objetivos con obturador central o leaf shutter como de los que carecen de él. El sonido del obturador –todo lo relacionado con su frenado, amortiguación y suspensión en el cuerpo– también ha sido muy cuidado, para dar sensación de calidad y buscar el silencio adecuado, una vez más, aspectos muy importantes a tener en cuenta en todo sistema de formato medio.

En cuanto a las relaciones de formato elegidas –el 4:3– desde Fujifilm se destacan sus ventajas, unidas en este caso a la alta resolución de 50 Mpx: el GFX soporta multiaspecto, el 4:3 nativo, así como los 3:2, 16:9, 1:1 pero también los fílmicos 5:4, 7:6, ¡e incluso el panorámico 6:17! No en vano Fujifilm fabricaba una cámara para película de 6 x 17 cm, de la que recordamos perfectamente que «nos hacía» cuatro tomas por rollo 120… Toda esa «magia» de formatos viene ayudada por la potencia del nuevo procesador X Processor Pro.

Diseño y manejo

La GFX incorpora soluciones profesionales realmente muy novedosas, propiciadas precisamente por su concepto de sin espejo y visor electrónico. Así pues, el EVF es extraíble a efectos de conseguir un cámara con un «cuerpo base» lo más compacto posible.

Fujifilm GFX 50S © Albedo Media
El visor de la Fujifilm GFX 50S es extraíble, en aras de conseguir un cuerpo «base» lo más compacto posible. Los ingenieros de Fujifilm están trabajando en un placa protectora para sellar los sensible conectores del EVF © Albedo Media

La cámara se puede ir expandiendo y haciendo no ya solo «más grande», sino más operativa y potente mediante los accesorios correspondientes, de modo a poder utilizarla en todo tipo de situaciones y compromisos profesionales.

En general, la ergonomía ha sido cuidado al máximo detalle. Ejemplo de ello son los diales de selección de sensibilidad y tiempo de obturación, cuyo diseño sigue la estética y tacto de las X-T1/T2, un claro guiño a los usuarios de la Serie X de Fujifilm. El nuevo diseño cóncavo no solo sirve para mejorar la visibilidad de los valores del dial sino para poder reducir la altura del botón de bloqueo del dial y dejar espacio a otro tipo de visores que se puedan acoplar.

Fujifilm GFX 50S © Albedo Media
El diseño cóncavo de los diales permite una mejor lectura de sus valores © Albedo Media

Por otro lado, donde en la X-T1/T2 encontrábamos el dial de compensación de exposición, Fujifilm ha incluido un panel LCD. Este LCD es de tipo «blanco y negro» de baja luminosidad, en aras de minimizar el consumo de batería –es capaz de resistir hasta una semana con una sola carga según comentan los ingenieros de la compañía–. Pese a su buena visibilidad en exteriores, la GFX 50 S dispone también de un botón específico para iluminarlo en aquellas circunstancias que resulte necesario.

Fujifilm GFX 50S © Albedo Media
La Fujifilm GFX 50S incorpora un nuevo LCD blanco y negro de bajo consumo © Albedo Media

Asimismo, teniendo en cuenta que los visores electrónicos –de distintos modelos y para diferentes aplicaciones– son extraíbles, desde Fujifilm nos comentaron que se está preparando una tapa especial de protección para sellar los conectores –muy sensibles– que quedan visibles al quitar dicho EVF.

Fujifilm GFX 50S © Albedo Media
Nadie diría que el visor es intercambiable, que se integra perfectamente en la parte superior de la cámara. © Albedo Media

La pantalla es totalmente articulada y de muy buena factura. En el prototipo que tuvimos entre mano, su calidad de imagen parecía estar a la altura de lo esperado, un aspecto importante si queremos poder utilizar la GFX 50S sin el visor electrónico montado.

Fujifilm GFX 50S © Albedo Media
La pantalla articulada de la Fujifilm GFX 50S © Albedo Media

Con el objetivo «estándar» montado –el GF 63 mm f/2,8 R WR–, el reparto de masas es muy convincente. Cierto, es un equipo contundente, pero muy equilibrado; nos recuerda a estar delante de una X-T2 pero… algo más grande.

Fujifilm GFX 50S © Albedo Media
El equipo de base, la Fujifilm GFX 50S junto con el Fujinon GF 63 mm f/2,8 © Albedo Media

Por lo que podemos ver, los ingenieros de Fujifilm han atendido a algunas de las peticiones que sus usuarios llevaban tiempo reclamando para los objetivos de las Serie X: una posición C –de Command– en el propio anillo de aberturas para poder operar libremente sobre ellas. También disponen de un botón de «lock» para poder bloquear el anillo a un valor de abertura determinada.

Fujifilm GFX 50S © Albedo Media
Los nuevos objetivos GF para Fujifilm GFX incorporan una posición C en el propio anillo de aberturas © Albedo Media

Sin duda, estamos delante de un sistema muy bien concebido, sin sorpresas, pero con una ergonomía excelente. Lamentablemente, aún estamos delante de un prototipo, y aunque se encuentra ya en un avanzado estado, no podemos todavía valorar aspectos tales como su sistema de enfoque o la calidad de imagen. Con un poco de suerte, podremos probar las primeras unidades finales durante la próxima CP+ 2017 de Yokohama.

Fujifilm GFX 50S © Albedo Media
Aunque en estado ya muy avanzando, se trata aún de un prototipo; tendremos que esperar aún unos meses para poder probar una unidad final del Fujifilm GFX 50S © Albedo Media

Hablemos del precio

Por último, toca hablar del precio. Mucho se ha rumoreado sobre este tema, y de momento –y por mucho que insistamos– no existe una información oficial sobre cuál será el precio final. La única información confirmada es que el conjunto formado por la Fujifilm GFX 50S con el Fujinon GF 63 mm f/2,8 –que se venderán por separado y no en kit– se situará por debajo de la barrera psicológica de los 10.000 $. Hablamos por supuesto sin impuestos y sin conocer qué tasa de conversión dólar-euro se aplicará –más allá del cambio oficial–, pero lo que sí sabemos es que Fujifilm espera que el precio sea uno de los argumentos principales de venta de su nuevo sistema de formato medio.

Fujifilm GFX 50S © Albedo Media
Está claro que el nuevo sistema GFX de Fujifilm está generando expectación en esta Photokina 2016; querrá por ver si esta expectación se transforma también en éxito comercial © Albedo Media

¿Qué acogida tendrá el sistema GFX de Fujifilm? No lo sabemos, pero de algo sí que estamos seguros. Y es que, independientemente del éxito comercial que experimente el nuevo sistema de formato medio, con toda probabilidad serán las ventas de la Serie X las que se verán reforzadas pues, gracias a la nueva GFX, ya no están solos. El mensaje está claro; hay vida más allá de la Serie X.

Fujifilm GFX 50S © Albedo Media
Los responsables de Fujifilm durante nuestro encuentro en al Photokina 2016 © Albedo Media

1 Comentario

  1. Pues…creo que Fuji lo ha vuelto a hacer, como cuando presentó la X100. Como el precio sea contenido, para el formato, y la bicha se deje acoplar objetivos manuales antiguos… Qué lástima que con los peliculeros ya no se acuerde tanto, o nada. Un saludo.

Dejar una respuesta

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce aquí tu nombre

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.