Fujifilm X-E1 – Prueba de campo

Tamaño X-100, calidad X-Pro1
Con muy buenos motivos, la Fujifilm X-E1 sigue la senda del sistema X miniaturizando su tamaño e igualando, como veremos en las muestras incluidas, el rendimiento de sus hermana «Pro» mayor.

Sobre lo mucho que ya han escrito nuestro compañeros de DSLR Magazine y antes sus certeras conclusiones comparativas sobre la X-Pro1 y X-E1, quizás debamos ser más prágmaticos, aportando nuestras sensaciones directas con este sugerente equipo de corte clásico.


Bella… Fujifilm X-E1

Nos gusta realmente su acabado, sí, ya sabemos…no tenemos el cuerpo integral de aleación de magnesio y el visor óptico híbrido, pero…vista la calidad de los materiales empleados y la espléndida resolución del EVF incorporado, la verdad es que no hemos echado de menos ni una cosa ni otra.

Respecto al visor, nos sigue molestando un poco el desfase temporal que existe bajo ciertas condiciones desfavorables de luz, una pena que esto aún no se haya solucionado, lo que limita el equipo en las situaciones de acción, no obstante bajo nuestro criterio no es «per se» un equipo de acción… si queremos fps y secuencias con seguimiento de foco, igual tenemos que pensar en otro equipo.

Por contra a colación de este nuevo visor electrónico, EVF, nos ha parecido una absoluta delicia enfocar en manual con la ampliación del 10x gracias a sus 2,36 millones de puntos, una densidad alta con la que poder realizar focos críticos a máximas aperturas muy finos, precisos y donde nosotros queramos.

La tecnología empleada es OLED, frente al LCD de los equipos anteriores, esto mejora el rendimiento en gama cromática, pero también nos ha parecido que aumentaba el contraste, igualmente en cambios rápidos de contraste o situaciones de cierta acción, se produce un ligero deslumbramiento, que si bien una vez acostumbrados no nos supone ningún problema al principio despista una poco.

Muestras

Las tomas abajo aportadas, forman parte de un recorrido por Bilbao, equipo en mano, con las tres focales fijas que de momento contempla el sistema, Fujinon XF 18 mm f/2 R, Fujinon XF 35 mm f/1,4 R  y Fujinon XF 60 mm f/2,4 R Macro, respectivamente.

Desde los tiempos de la X-100, parece mentira que ya hayan pasado dos años desde su presentación oficial en la Photokina del 2010, los captores de Fujifilm responden dignamente en rendimiento a ISOS altos, latitud y nitidez, sobre todo si recordamos su tamaño APS-C, totalmente al margen por el momento de la «Full Framemanía»que parece acompañar muchas marcas este año.

En concreto, revisando las fotos aportadas al 100%, todos JPG directos de cámara, podemos ver claramente como el rendimiento de la nueva X-E1 es por lo menos tan bueno como lo era el de la X-Pro1, con ningún complejo frente a estructura de captor mayores en tamaño.

Quizás lo que más nos gusta en este aspecto es el «tipo» de ruido electrónico que presenta, incluso en altas sensibilidades (1600 ISO en adelante) en todos los casos visible como «grano» – ruido en luminancia no en crominacia que dirian los expertos – y no como el molesto salpicado de color, rojo, verde y azul que tanto nos incordia.

El juego que hacen las ópticas fijas con esta pequeña y cómoda Fujifilm X-E1 es a nuestro juicio muy interesante, tanto por su luminosidad máxima, hablamos de equipos que incluso en su focal más larga cuentan con un f/2,4,  como por su predisposición natural al enfoque crítico y bello bokeh resultante.

La óptica macro de 60 mm, nos parece más interesante como tele-corto que como óptica de aproximación, su elevada nitidez centro-esquina, la hacen perfecta para tomas donde queramos comprimir la perspectiva, además, siendo el más lento de las tres ópticas AF, nos parece algo más ágil en situaciones de toma de 3 metros a infinito.

Por último, nos dejamos seducir por los modos de película con resultados muy distintos, será quizás los años, la experiencia previa con emulsiones clásicas o a lo mejor la dinámica de flujo digital, en definitiva tras probarlos todos, el único que salvamos con cierto interés es el modo de blanco y negro directo, en todas sus modalidades con o sin filtraje.

Es, siempre desde nuestro punto de vista se sobreentiende, el único modo que nos da cierta «reminiscencia» a lo que una buena emulsión BN puede dar y no nos referimos al típico efecto «blanco y negro clásico» donde se revienta el contraste y se aporta un grano del todo ficticio… nos gusta el modo de BN de toda la serie X, inclusive esta nueva X-E1, por su cordura, coherencia y respeto a los tonos de la escena, algo donde otros debieran tomar nota.

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.