Desde que la primera Fujifilm X-E2 se presentara en octubre de 2013, no ha dejado de beneficiarse de continuas actualizaciones de firmware para que sus usuarios puedan disfrutar de los avances tecnológicos que se han ido sucediendo, evitando así tener que cambiar de cámara cada año para estar “a la última”. No obstante, muchas mejoras requieren cambios en el hardware, lo que aconseja presentar un modelo nuevo. Así sucede con la Fujifilm X-E2s, una X-E2 evolucionada.

Fujifilm X-E2s
Pocos cambios exteriores en la nueva Fujifilm X-E2s. © Fernando Galán

Esta versión “s” incorpora, además de algunos sutiles cambios en el diseño exterior y la botonería, un mejorado sistema de autoenfoque. Otras de las innovaciones importantes, tales como la obturación electrónica, también se han implementado en el nuevo firmware de la XE2 –sin la “s”–, disponible al mismo tiempo que se presentó la “s”, por lo que los poseedores de los modelos anteriores podrán seguir disfrutando de su cámara.

Fujifilm X-E2s
Todos los botones siguen en su sitio pero se ha añadido el modo «automático total» a uno de ellos. © Fernando Galán

Una cámara que, como ya comprobamos en la prueba técnica de rendimiento del captor realizada poco después de su presentación, ofrece unos magníficos resultados incluso a valores ISO elevados. Esos resultados se mantienen con la X-E2s ya que conserva el sensor X-Trans APS-C de 16 Mpx y el procesador EXR II.

Fujifilm X-E2s
Con el Fujinon 35 mm f2 R WR utilizado para esta prueba de campo forma una pareja perfecta y muy equilibrada. © Fernando Galán

A primera vista sólo una pequeña “s” junto al nombre de la cámara distingue ésta de su predecesora. De idéntico tamaño, conserva los diales principales en el mismo lugar y también la disposición de botones. Con una pequeña diferencia: uno de los botones traseros de función, ahora viene preconfigurado para activar el modo “automático total”. El resto de botones, hasta siete, se pueden configurar para adecuarlos al gusto de cada usuario. También mantiene el botón de acceso rápido “Quick” a las funciones más habituales.

Fujifilm X-E2s
El pequeño flash incorporado puede sacarnos de algún apuro. © Fernando Galán

Para nuestra prueba de campo acompañamos la X-E2s del Fujinon XF 35 mm f2 R WR que con una distancia focal equivalente de 53 mm y su máxima apertura a f/2 resulta un complemento perfecto para convivir con esta cámara durante el tiempo que dura la prueba.

Olivar
Fujifilm X-E2s con Fujinon XF 35 mm f/2 R WR. 1/320 s; f/5,6. ISO 200. © Fernando Galán

El conjunto resulta tan compacto y ligero que podemos llevarlo siempre encima a cualquier parte pasando inadvertidos y sin que suponga una carga. Recordemos que el cuerpo de la cámara pesa tan solo trescientos cincuenta gramos (con batería y tarjeta) y que apenas mide 13 cm de ancho. La construcción del cuerpo sigue siendo de aleación de aluminio y magnesio para las cubiertas superior y frontal asegurando con ello la solidez.

Fábrica de vigas
Fujifilm X-E2s con Fujinon XF 35 mm f/2 R WR. 1/180 s; f/4. ISO 640. © Fernando Galán

Ofrece una ergonomía perfecta a pesar de su pequeño tamaño. Para reforzarla, en esta X-E2s se ha mejorado ligeramente el grip con la intención de facilitar el agarre. Al menos, eso leemos en la ficha de novedades porque, sinceramente, pensamos que habría que jugar a “encuentra las diferencias” para poder verificarlo. Diferente o no, cumple su función perfectamente y permite que la cámara no se nos caiga de las manos.

Fábrica de vigas
Fujifilm X-E2s con Fujinon XF 35 mm f/2 R WR. 1/40 s; f/5,6. ISO 320. © Fernando Galán

Conserva todos los atributos que hicieron a su predecesora una de las cámaras más agradables de manejar que han pasado por nuestras manos; fundamentalmente, ese aire clásico que, además de embellecer una cámara, facilita el trabajo con ella. Traducido en los mandos mecánicos de las funciones más importantes: los diales de tiempos de obturación y compensación de exposición en la parte superior y el de ajustes de valores de diafragma en el barrilete del objetivo.

Paisaje
Fujifilm X-E2s con Fujinon XF 35 mm f/2 R WR. 1/60 s; f/9. ISO 1.250. © Fernando Galán

Tampoco se ha renovado el visor electrónico, aunque nos sigue gustando a pesar de los años pasados. Ofrece una visión en tiempo real con una resolución de 2.36 Mpx. y un tiempo de refresco de tan sólo 0.005 segundos. La nitidez de la visión se garantiza gracias a una estructura óptica que utiliza dos lentes en vidrio óptico y una aesférica de doble cara.

Fujifilm X-E2s con Fujinon XF 35 mm f/2 R WR. 1/60 s; f/5. ISO 1250. © Fernando Galán
Fujifilm X-E2s con Fujinon XF 35 mm f/2 R WR. 1/60 s; f/5. ISO 1.250. © Fernando Galán

La principal ventaja de este visor es que los efectos de toma –exposición, filtros, etc.– se pueden activar o desactivar a voluntad para previsualizar cómo resultará la imagen. Ofrece una cobertura de visión del 100 % con una ampliación del 0,62X y en él se puede ver toda la información de la toma durante el encuadre: fotómetro, telémetro (con indicador de profundidad de campo), ajustes elegidos, nivel electrónico, guías de encuadre, histograma… todo ello configurable según el gusto de cada cual.

Fujifilm X-E2s con Fujinon XF 35 mm f/2 R WR. 1/125 s; f/5.6. ISO 800. © Fernando Galán
Fujifilm X-E2s con Fujinon XF 35 mm f/2 R WR. 1/125 s; f/5,6. ISO 800. © Fernando Galán

La misma información aparece en la pantalla de tres pulgadas cuando separamos el ojo del visor. Una pantalla que, si bien nos pareció apropiada en su momento, hoy pensamos que le falta movimiento; es decir, posibilidad de abatir. Cada vez encontramos más cámaras que ofrecen esta posibilidad, incluso en el catálogo de Fujifilm, y hay que reconocer que resulta de gran utilidad para afrontar ángulos de toma diferentes.

Amapola tras la lluvia
Fujifilm X-E2s con Fujinon XF 35 mm f/2 R WR. 1/1.000 s; f/2. ISO 200. © Fernando Galán

Pero, sin duda, la principal novedad de este modelo frente a su antecesor la encontramos en el enfoque. Se trata de un sistema híbrido que combina un área central de enfoque por detección de fase con el área de AF por contraste distribuido por toda la pantalla. Con esto se consigue aumentar la velocidad de enfoque y la capacidad de seguimiento.

Flores sobre la acera
Fujifilm X-E2s con Fujinon XF 35 mm f/2 R WR. 1/250 s; f/5. ISO 200. © Fernando Galán

Además, incluye las nuevas opciones de enfoque que desde hace tiempo se incluyen en la X-T1, consistentes en la posibilidad de variar el tamaño de las zonas y el seguimiento. Opciones que, por cierto, también están disponibles ahora en las X-E2 mediante actualización de firmware.

Río Jarama
Fujifilm X-E2s con Fujinon XF 35 mm f/2 R WR. 1/250 s; f/7,1. ISO 200. © Fernando Galán

Supuestamente con ello se ha mejorado sustancialmente el enfoque de la X-E2, pero durante nuestra prueba de campo no hemos percibido los resultados anunciados. La X-E2s enfoca bien en prácticamente todas las circunstancias. Eso ya lo comprobamos en su predecesora. Incluso con poca luz no presenta problemas, siempre y cuando utilicemos el enfoque simple o los sujetos permanezcan más o menos estáticos.

Multiversal
Fujifilm X-E2s con Fujinon XF 35 mm f/2 R WR. 1/125 s; f/2. ISO 800. © Fernando Galán

No tenemos en las manos una cámara para la acción. Eso está claro desde el momento en que ni su velocidad de ráfaga ni la capacidad de su buffer permiten grandes alegrías. Por tanto, no debiera sorprendernos que tampoco destaque por el foco de seguimiento, a pesar de que se anuncie como la mejora más importante. Probada en varias situaciones, con diferentes opciones nos ha fallado más de lo deseado.

Multiversal
Fujifilm X-E2s con Fujinon XF 35 mm f/2 R WR. 1/250 s; f/2. ISO 800. © Fernando Galán

Eso no significa, por supuesto, que no funcione. Probablemente el usuario tipo de esta cámara ni llegue a notarlo ya que en la mayoría de escenas a las que nos hemos enfrentado durante un uso continuado y diario se ha desenvuelto con soltura y sin problemas. Para facilitar la tarea en retratos incluye detección de rostro y ojos, configurable para desactivar cuando no se necesite.

Orquesta cañón
Fujifilm X-E2s con Fujinon XF 35 mm f/2 R WR. 1/180 s; f/2. ISO 200. © Fernando Galán

Si, a pesar de todo, nos fiamos más de nuestro ojo, la X-E2s dispone de Focus Peaking y muestra de imagen partida para ayudar al enfoque manual. Las distancias de enfoque también se muestran en la pantalla (o el visor) con indicación de profundidad de campo, lo que resulta de gran utilidad cuando queremos utilizar la hiperfocal.

Orquesta
Fujifilm X-E2s con Fujinon XF 35 mm f/2 R WR. 1/250 s; f/2. ISO 200. © Fernando Galán

Puede resultar redundante hablar de la calidad de imagen de una Fujifilm de la serie X ya que su rendimiento ha sido ampliamente probado y demostrado. En ese sentido, la X-E2s, como el resto de sus compañeras, sólo puede recibir alabanzas y el conocido sensor X-Trans, a pesar de los años que ya lleva a sus espaldas sigue alegrando los ojos de sus usuarios.

Orquesta
Fujifilm X-E2s con Fujinon XF 35 mm f/2 R WR. 1/500 s; f/2,2. ISO 200. © Fernando Galán

Esta versión de cámara incluye además la tecnología “Lens Modulation Optimizer” (LMO) para compensar los efectos de la difracción a valores de diafragma cerrados que ya que hemos visto en las últimas evoluciones de la serie X. Con este modo activado (se puede cancelar), objetivo, sensor y procesador trabajan en equipo para lograr una imagen más nítida tanto en centro como en esquinas.

Chorros de agua
Fujifilm X-E2s con Fujinon XF 35 mm f/2 R WR. 1/4.000 s; f/8. ISO 200. © Fernando Galán

La X-E2s también incorpora obturación electrónica que consigue tiempos de hasta 1/32.000s. Una novedad importante en especial cuando usamos la cámara en combinación con alguno de los objetivos ultra luminosos que incluye el catálogo de Fujifilm. Tal como apuntábamos al comienzo, los usuarios de la X-E2 no han de lamentar este avance ya que mediante actualización de firmware también pueden disfrutar de ello.

Flores silvestres
Fujifilm X-E2s con Fujinon XF 35 mm f/2 R WR. 1/1.600 s; f/2. ISO 200. © Fernando Galán
Campo de adormideras
Fujifilm X-E2s con Fujinon XF 35 mm f/2 R WR. 1/105 s; f/8. ISO 200. © Fernando Galán

El resto de funciones y utilidades que ya encontramos en la XE2 se mantienen: exposición múltiple, temporizador para disparos a intervalos, grabación de vídeo en Full HD hasta 60 fps, modo panorámico, diversos filtros, diversos horquillados… y un pequeño flash integrado para resolver situaciones imprevistas.

Cardo
Fujifilm X-E2s con Fujinon XF 35 mm f/2 R WR. 1/500 s; f/4,5. ISO 200. © Fernando Galán

Tampoco podía faltar la conexión Wi-Fi que, mediante la aplicación Camera Remote, se conecta con el dispositivo móvil ofreciendo distintas posibilidades: desde la simple descarga hasta la toma a distancia, el envío de geoetiquetas desde el teléfono a la cámara o la impresión directa en las impresoras Instax.

Flores silvestres junto al río
Fujifilm X-E2s con Fujinon XF 35 mm f/2 R WR. 1/2.000 s; f/4. ISO 200. © Fernando Galán

Aunque, en teoría, nada ha cambiado en este aspecto, nos ha parecido mucho más eficiente la comunicación entre cámara y teléfono. Ambos se conectaron rápidamente, sin fallos ni cortes durante el tiempo que duró la prueba; las fotos se transmiten con rapidez y el disparo a distancia supone una magnífica utilidad para más situaciones de las que podemos imaginar.

Adormidera
Fujifilm X-E2s con Fujinon XF 35 mm f/2 R WR. 1/2.900 s; f/2. ISO 200. © Fernando Galán
Adormideras
Fujifilm X-E2s con Fujinon XF 35 mm f/2 R WR. 1/3.200 s; f/2. ISO 200. © Fernando Galán

En definitiva, nos ha costado encontrar las diferencias entre este modelo y la X-E2 (con el firmware actualizado a la última versión). Los antiguos usuarios de aquella pueden seguir disfrutando de su cámara sabiendo que disponen de la tecnología más actual ya que con esa actualización ambos modelos prácticamente se igualan.

Río Jarama
Fujifilm X-E2s con Fujinon XF 35 mm f/2 R WR. 1/250 s; f/6,4. ISO 200. © Fernando Galán

Quienes opten por primera vez a uno de los dos modelos encontrarán en la diferencia de precio el argumento más importante para decantarse por uno u otro con la garantía de que, decidan lo que decidan, acertarán.

Campo de cereal
Fujifilm X-E2s con Fujinon XF 35 mm f/2 R WR. 1/60 s; f/14. ISO 200. © Fernando Galán

Nos ha parecido perfecto el Fujinon XF 35 mm para enfrentarse a las situaciones más diversas que nos hemos encontrado en estos días, pero más nos alegra saber que hay amplio catálogo de objetivos disponibles por si encontramos necesidades específicas.

Flores silvestres
Fujifilm X-E2s con Fujinon XF 35 mm f/2 R WR. 1/200 s; f/9. ISO 200. © Fernando Galán

A pesar de sus pocos puntos flacos, sigue siendo una de las opciones más interesantes del escaparate para quien busque una compañera de aventuras con quien disfrutar al máximo de la experiencia fotográfica. Durante el tiempo que ha durado esta prueba de campo, la X-E2s no se ha separado de nosotros ni un instante y hemos agradecido su compañía.

Dejar una respuesta

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce aquí tu nombre

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.