Fujifilm X-Pro1 – Toma de contacto

Verdadera estrella del CES 2012, si cumple con las expectativas la nueva Fujifilm X-Pro1 podría suponer un avance importante respecto a lo visto hasta el momento en tecnología digital, fiel heredera de la estela X100, renueva sus votos clásicos hacia un perfil más profesional. Tras su recién presentación internacional, realizamos desde el CES nuestra primera toma de contacto con el equipo.

Sólo un día después de la rueda de prensa oficial, la Fujifilm X-Pro1 es candidata a repetir, si no lo ha logrado ya, el nivel de expectación mediática que en su día logró la X100 la pasada Photokina. Dicen que una buena suma de elementos bien escogidos son siempre fórmula de éxito y parece que eso mismo han aplicado los chicos de Fujifilm a este nuevo equipo de perfil «Pro»; un visor híbrido mejorado, una montura «XF» con total capacidad de adaptación de ópticas ajenas, unas ópticas Fujinon de primer orden y un captor que pretender ser líder de calidad tanto en nitidez como en relación de ruido electrónico para su formato APS-C e incluso para el formato completo profesional, como ya explicamos ampliamente hace unos días.

Cuerpo X- Premium

 


Montura XF, atención al amplío canal de comunicación entre óptica – montura

Sin ánimo de cansar a nadie ni gastar líneas en vano, el volumen de información en referencia a la X-Pro1 empieza a ser grande, a lo ya contado aportamos nuestras sensaciones directas con el equipo, parametros relacionados con «el feeling» en mano de la Fujifilm X-Pro1, así como algunos datos de interes en relación a las ópticas, tanto oficiales como adaptadas, y su previsible rendimiento.

En algunos aspectos los menús internos son similares a lo visto en la X100…

 

… con las opciones de visualización y diseño que ya conocíamos…

Como podemos ver, el diseño externo sigue fielmente la línea proyectada por la X100, con mejoras ergonómicas importantes, grip abultado o contracurva posterior mediante, en mano nos queda como un guante… ni muy pequeña ni muy grande, con un peso – para este segmento profesional – muy adecuado, incluso con la focal más larga presentada, el Fujinon XF 60mm f/2.4.

En lo que podríamos llamar el diseño interno, su OSD evoluciona adecuadamente respecto a los menús de la X100, compartiendo algunos de ellos e incluyendo un útil menú rápido, accionable con una sóla pulsación del nuevo botón «Q», desparece además el botón «RAW» algo anacrónico en tiempos de tarjetas de varias decenas de gigas y ordenadores de núcleos múltiples.

La posición de esta nueva tecla «Q» se ubica justo a nivel de pulgar con una acceso inmediato a la información fundamental de toma, un poco más arriba, igualmente mejor ubicado a nuestro jucio que en la X100, encontramos la tecla AF/AE lock, que bloquea como sabemos la exposición, el autofoco o ambas sin depender de la acción del disparador, siendo esta acción configurable.

A lo visto en la X100, destacamos la incorporación de un útil y solicitado menú rápido…

…las acciones habituales son ahora más accesibles gracias a este menú rápido.

APS-C 16 MPX. X-Trans CMOS

El filtro de paso bajo ha sido siempre «el caballo de batalla» de los sistemas digitales, venimos ya mucho tiempo comentándolo, se podrán hacer las ópticas más resolutas del mundo que al chocar con éste, la merma de calidad será tan grande que no aprovecharemos muchas de las virtudes de tan preciado objetivo.


X-Trans CMOS, filtro de paso bajo y versión CMOS estándar, respectivemente

Como ya publicamos, Fujifilm propone una tipología nueva de captor al eliminar el filtro de paso bajo y ubicar el filtraje cromático de las fotocélulas aleatoriamente de manera tal que este grado de aletoriedad, sumado al suficiente número de elementos solvente de un plumazo los posibles problemas de moirè presentes en la imagen.


Del gráfico principalemente propuesto por Fujifilm…
Sin confirmación oficial por parte de la marca, intuimos que mucho tendrá que ver la experiencia de Fujifilm en crear disposiciones de fotocélulas anómalas a las convencionales, ya sean en los formatos Super CCD o EXR, siendo además la parte derivada al procesador de vital importancia aquí.

Tanto es así, que a nuestras preguntas en relación al porcentaje de descartes en fábrica de estos nuevos sensores X-Trans, pensemos que en tiempos de los Super CCD SR llegaban al 50% por lo complejo de su fabricación, nos insisten en que esta nueva arquitectura no es más compleja de fabricar que las anteriores y que la verdadera complejidad del proceso se ubica más en el procesado de la señal, siendo responsable de ello el nuevo procesador.

De hecho apoyamos la teoría por la cual, desde una larga experiencia con captores EXR, ya sea en formatos compactos – desde la F200 – o algo mayores – como el que incluye la X10 y la futura X-S1 – es entendible una transferencia de desarrollo capaz de escalar el procesado a superficies mayores, siempre que la parte de «hardware» apoye dicho procesamiento… lo que parece que ya ocurrido, con este X-Trans CMOS y su disposición aleatoria de filtraje cromático.

…vamos poco a poco desgranando más información: una ventaja adicional del nuevo sensor es que en cada línea, siempre hay al menos una fotocélula para cada uno de los tres colores, lo que no ocurre en la pauta habitual

Pues bien, con algo más de información bajo la manga y a la espera de disponer una unidad final con la que poder contrastar de manera independiente el rendimento, los gráficos adjuntos exponen de manera sencilla cúal es la estructura interna de ese captor así como su «pauta de aleatoridad» – por raro que esto sueno – de los subsiguientes filtros cromáticos, rojo, verde y azul – RGB en acrónimos de terminología anglosajona.


Desde Fujifilm, una gráficas comparativa de rendimiento de sensores frente a su competencia

Nos ha impresionado especialmente el grado de transparencia y sinceridad con la que el equipo de ingenieros y responsables de Fujifilm, mayoritariamente japoneses, aseveran la alta calidad de este captor, llegando incluso – sin tapujos y a las claras – a compararlo con los altuales equipos de referencia profesional para las dos marcas Réflex principales, ahí es nada…

Visor Híbrido OVF / EVF Multi-view


El visor híbrido vuelve a ser una pieza clave en esta X-Pro1

En lo que respecta al visor, observamos la misma estrategia comparativa – nada de competidor A o B – con muy buen ojo y directo como las balas, Fujifilm aporta información comparativa con el terreno Leica, ante todo en relación a sus visores de telémetros frente a su tecnológica híbrida.


Esquema interno del cambio de amplificación de la imagen en el visor, según la focal de la óptica acoplada

Esta comparación se justifica ante todo por la capacidad de mostrar distintos tipos de amplificación en el visor, en relación a la focal usada, a través de una lente ad hoc que se inserta o retira del esquema óptico según la necesidad. Recordemos que en el mundo telemétrico, salvo alguna rareza, nos movemos a través de una amplificación en visor siempre fija – de hecho suele ser la diferencia entre muchas cámaras y posibles ópticas compatibles con esas ampliación – por lo que a focales más largas, sólo una parte pequeña del visor representa la imagen final, el conocido «Marco», siendo el resto un campo predictivo que no forma imagen.


Comparación entre sistema de visor híbrido y telemétro convencional

Esta comparación con Leica no es lógicamente gratuita, de hecho mucha de la información liberada por Fujifilm para la prensa especializada ronda, de manera más sutil o más explícita, la idea de adaptar ópticas Leica bajo este cuerpo Fujifilm X-Pro1… algo muy interesante, volveremos a ello más adelante. Eso si, no es menos cierto que existe un cierto paralelismo adicional con el mundo Leica M: la nueva Fujifilm no incorpora ajuste de dioptrías en el visor –no hay sitio para ello– y por tanto, lo ideal al pedir la cámara es hacer otro tanto con la lente accesoria para el ocular que nos prescriba nuestro optometrista.

Ópticas XF


Pronósticos futuros de elenco de ópticas para el  sistema XF: a recordar que habrá que multiplicar por 1,5 para conocer la focal «equivalente»

La imagen habla sola, aún siendo variable a los pronósticos o contextos de cada tipo de mercado, el sistema de ópticas XF crecerá a un ritmo positivo durante estos años, incluyendo además ópticas de focal variable estabilizadas o lo que nos sugiere más, dos ópticas tomadas como estándar, una pancake 28mm f/2.8 y otra similar a lo montado en la X100, esto es, un 23mm f/2, (42 y 35mm equivalentes respectivamente).

Atendiendo al esquema superior podemos observar que para esos supuestos zoom ninguno baja de f/4, no siendo menos de f/2.8 para las ópticas fijas, a todas luces una apuesta profesional, por objetivos de alta luminosidad y alto rendimiento, del cual hablan algo sus tablas MTF, publicadas más abajo nuevamente en directa competencia con otros objetivos míticos y de referencia.

Sobre las curvas MTF: ver «MTF para dummies»

Fujinon XF 18mm f/2 R

 

 

 

Fujinon XF 35mm f/1.4 R

 

 

 

Fujinon XF 60mm f/2.4 R

 

 

Los tres objetivos presentados nos parecen de interés, buen acabado y con un juego mecánico correcto, segmentando sus diafragmas por tercios, y un aro de enfoque manual a la altura de las circunstancias, enfoque manual que al menos en nuestras primeras impresiones nos ha parecido más rápido que la X100, algo que seguro agradecerán los fotógrafos más clásicos.


Buen acabado y robustez en todas las óptica, aquí Fujinon 60mm f/2,4 R

 

…con su parasol metálico incluido, como en las demás ópticas. El «aire» que se ha dejado libre entre el cuerpo principal de este  parasol y su acoplamiento al objetivo no es caprichoso ni un adorno: se trata de que al verse de frente, desde el visor óptico, presente una sección muy fina, e interfiera –a pesar de su envergadura– lo menos posible con los marcos de encuadre

Adaptandose al medio


Montura XF, con la distancia entre captor y montura más corta del formato APS-C

A las ópticas Fujinon oficiales, podemos además sumar, mediante adaptador, casi cualquier cosa, pero habrá que esperar a que se fabriquen los adaptadores pertinentes, teóricamente bajo una «flange distance tan corta» no parece existir apenas limitaciones de adaptación al respecto…


Salvando la Pentax Q, de momento la «flange distante» más pequeña

… lo que incluye desde luego las ópticas Leica M, algo que ya entra incluso en el plan comercial de la propia Fujifilm, si bien dudamos que el adaptador sea de la misma Fujifilm o Leica llegado el caso, pero no tardaremos en ver multiples ebay-soluciones en relación a la frase » Leica M to X-Pro1″


Fujifilm X-Pro1 y Leica M, más clásico imposible

 


Abriendo la opción de introducción manual de focales, para objetivos adapotados…

 


... asignando un numero de memorización para un objetivo adaptado en concreto, en este caso de 50 mm….

 


… o en este de 35 mm. A observar que podremos «bajar» hasta al menos 21 mm

 

 


Menú de ajuste que incluye la conexión/desconexión de la corrección del marco AF

 

 

El pequeño flash accesorio no tiene nada de «pequeño», ni en prestaciones ni en acabado. En la mano, acusa un peso muy reconfortante, en lo que se refiere a sensación de robustez y calidad.

 

A nuestros apreciados colegas de los medios italianos, no se les escapa un detalle de las muestra comparativas hechas a distintos ajustes ISO. Y además, tal como me hizo ver Giulio Forti, en las esquinas, los pequeños puntos de luz de la imagen, aparecen como… puntos de luz, y pienso yo: si, no como platillos volantes un otros artilugios no indentificados

 


Y a este redactor, ¡no le queda sino poder poner sus «garras» encima de una muestra final, de serie, para una prueba en profundidad!

1 Comentario

  1. […] precisamente por tratarse del rasgo característico de las X-Pro1 y X-Pro2. Ya con motivo de la presentación de la X-Pro1, en enero de 2012, nos extendimos en el planteamiento del visor híbrido de las X-Pro, derivado en […]

Comments are closed.

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.