Más allá del toqueteo apresurado –»touch and try»– típico de las presentaciones multitudinarias de producto, hemos preferido salir «al campo», en este caso las calles de Tokyo, para poner a prueba una unidad de la flamante X-Pro2. Y estas son nuestras primeras conclusiones, ofreciendo muestras a plena resolución.

Cuerpo y manejo

Tal y como ya avanzábamos, la cámara es algo más grande, no mucho más –apenas un milímetro más de ancho, alto y fondo– y muy ligeramente más pesada, lo que en todo caso acentúa la sensación de robustez que ya ofrecía la X-Pro1.

El sellado –una de las novedades de este modelo respecto al anterior– a primera instancia parece plenamente operativo, frente a nuestra sesión, absolutamente «pasada por agua» por las calles de Tokyo, ya que tanto cámara como óptica –el también sellado y compacto Fujinon XF 35 mm f/2 R LM WR– salieron airosos. Es en este tipo de situación cuando uno quiere y debe «llevarse las fotos a casa», sea cuales sean las condiciones climáticas, cuando se aprecia el esfuerzo del fabricante en ofrecer equipos que respondan de verdad a la etiqueta de profesional.

Fujifilm X-Pro2, vista del dorso, con mandos
Fujifilm X-Pro2, vista del dorso, con mandos renovados y joystick

Sin duda alguna, la inclusión del nuevo joystick trasero –un poco por debajo y a la izquierda de la rueda rasera– como selector del punto de foco resulta útil, al igual que en otros modelos de cámaras que lo incorporan. El movimiento es más natural con el pulgar, mientras no distraemos la mirada del visor. Además, el joystick permite realizar rápidamente movimientos en todos los ejes de una forma muy natural.

Conviene recordar aquí que todos los mandos de la X-Pro2 –de hecho toda su configuración– se ha realizado para emplear el ojo derecho, no el izquierdo, y quizá por eso el nuevo ajuste de dioptrías del ocular es bienvenido, así como –para los que deben usar gafas (especialmente para astigmatismo) la mayor distancia de pupila de salida.

joystick trasero X-Pro2
El nuevo joystick trasero mejora considerablemente el manejo de los puntos de enfoque

En el eterno debate sobre las ruedas de control superior, y las polémicas acerca de las durezas o «flacidez» de sus mecanismos que acompañan a los modelos de la serie X desde su inicio, ahora el turno parece ser para el ajuste de sensibilidad (ISO), embebido dentro del tambor selector de los tiempos de obturación, mediante el tradicional sistema de ruedas moleteadas concéntricas.

Se trata, para muchos, de una clara ventaja con reminiscencias clásicas… para otros, seguramente sea un cambio innecesario sobre el patrón anterior, que no siempre hará ahorrar tiempo si no estamos acostumbrados. A favor podemos decir que podemos «leer» la sensibilidad ISO ajustada sin necesidad de poner la cámara en marcha… y sabemos que se nos dirá que en la X-T1 se puede ver perfectamente bien sin el artificio empleado en la X-Pro2, pero es que hablamos de configuraciones de cámara diferentes.

Fujifilm X-Pro2, vista superior
En el conjunto de mandos superiores puede verse la ventana para comprobar el ajuste ISO a cámara apagada, en esta imagen en la «A» de ISO automático»

Procesado y rapidez

La alta capacidad del nuevo «X Processor Pro» es el eje central de muchas de las mejoras existentes en este modelo. La ráfaga alcanza los 8 fps en máxima calidad RAW/JPEG. Para ello es necesario obviamente disponer de unas tarjetas rápidas que no creen ningún cuello de botella. Estamos hablando, además, de gestionar archivos de un sensor que –con sus 24,3 Mpx– tiene 1,5 veces la resolución del anterior.

La rapidez de AF es uno de los puntos fuertes de esta nueva versión X-Pro2, más rápido, más preciso incluso en escenas de complicados contrastes o zonas en sombras. Para ello, se combinan sabiamente píxeles de detección de fase con los de AF por contraste, al disponer 77 puntos en lugar de los 49 de la X-Pro1. En nuestro callejeo por Tokio, hemos podido poner a dura prueba el sistema AF, especialmente para tomas rápidas, y sobre todo con muy bajos niveles de luz. El sol se puso poco antes de las 17h y la combinación de las sombras provocadas por los altos edificios y la persistente lluvia, si bien resultaba incómoda, era en cierta forma bienvenida para tratar de poner en aprietos el sistema AF de nuestra unidad, que –debemos comentar– no es enteramente «final» aunque le falta muy poco.

Tanto los tiempos de obturación como el límite más alto de «sincro» de flash elevan también sus prestaciones, alcanzando cifras de 1/8.000 s –lo cual podremos superar hasta 1/32.000 s en las versiones de disparo con obturación electrónica– y 1/250s para el sincronismo de imagen/destello de flash. En algunas de las tomas de calle, hemos empleado –para mayor discreción– el disparo electrónico enteramente silencioso, pero debemos decir que el mecánico es ya de por si muy discreto. Relacionando disparo con visor, podemos comentar que la mayor frecuencia de refresco del visor electrónico, se deja notar positivamente en un menor tiempo de oscurecimiento del mismo tras el disparo cuando trabajamos en esa modalidad de visor, naturalmente.

Confirmamos también las mejoras anunciadas respecto a la rapidez de puesta en marcha de la cámara y de la grabación en tarjeta. Ello se suma a la mejor reactividad general de la X-Pro2, lo que hace que reafirme su vocación de cámara de reportaje, de acción, al estilo de las clásicas telemétricas en las que se inspira el concepto «X-Pro».

En suma: una de las mejores candidatas para fotografía callejera en cuanto a tiempos de reacción, incluso arrancando con la cámara totalmente apagada.

Muestras

En términos de rendimiento de captor es cuanto menos loable que un sensor del mismo tamaño (APS-C) y mayor densidad (Mpx) consiga valores de señal/ruido tan buenos. Incluso hasta el último valor ISO nativo disponible (12.800) los resultados son perfectamente utilizables –tal como, por cierto, anuncia la firma, algo poco común– siendo equivalentes a los de un punto por debajo en sensibilidad del modelo anterior (X-Pro1), que ya fueron en su momento… mejor que buenos.

Fujifilm_X-Pro2_PC_07_AAA
Fujifilm X-Pro 2 (unidad no final) + Fujinon XF 35 mm f/2 R LM WR a f/3,2 – ISO 5.000 [clic encima para imagen a resolución nativa] © Albedo Media S.L.
Fujifilm_X-Pro2_PC_08_AAA
Fujifilm X-Pro 2 (unidad no final) + Fujinon XF 35 mm f/2 R LM WR – ISO 3.200 [clic encima para imagen a resolución nativa] © Albedo Media S.L.
El aumento de resolución –de los 16 Mpx de la X-Pro1 a los 24 Mpx de la X-Pro2– es visible, si bien por el momento hay ciertos condicionantes importantes para llegar a un análisis más certero: una cosa son las tomas de campo –eso que un tanto falsamente se ha venido en llamar «real world images»– y otra el rendimiento… real, que debe contrastarse bajo condiciones controladas de laboratorio. La óptica utilizada, ajustes de los JPEG, y de los propios RAW y el procesado de estos archivos tan vírgenes para las plataformas normalizadas de apertura de esos archivos y sus RAW, hacen que debamos ser prudentes en este momento hasta poder hacer nuestras pruebas de laboratorio.

Fujifilm_X-Pro2_PC_06_AAA
Fujifilm X-Pro 2 (unidad no final) + Fujinon XF 35 mm f/2 R LM WR – ISO 10.000 [clic encima para imagen a resolución nativa] © Albedo Media S.L.
Fujifilm_X-Pro2_PC_01_AAA
Fujifilm X-Pro 2 (unidad no final) + Fujinon XF 35 mm f/2 R LM WR – ISO 100 [clic encima para imagen a resolución nativa] © Albedo Media S.L.
Fujifilm_X-Pro2_PC_02_AAA
Fujifilm X-Pro 2 (unidad no final) + Fujinon XF 35 mm f/2 R LM WR – ISO 100 [clic encima para imagen a resolución nativa] © Albedo Media S.L.
Por tanto, antes de emitir un juicio de valor definitivo, habrá que esperar a poder procesar los RAW. Tras trabajar exhaustivamente con todas las cámaras del sistema X de Fujifilm, somos conscientes de los grandes cambios que en éste se dan entre sus JPEG directos de cámara y sus archivos RAF.

En definitiva y especialmente para todo aquello que se aleje de la pauta Bayer tradicional –como es el caso de los sensores X-Trans de Fujifilm– la calidad del archivo final dependerá mucho de la cantidad de información que Fujifilm ofrezca sobre sus algoritmos de procesado RAF de la serie X hacia las empresas que manejan los reveladores comerciales principales (Adobe/Phase One). Hemos constatado con nuestros propios ojos cómo los mismos archivos han ido mejorando con el tiempo su calidad de imagen tras las últimas actualizaciones de los reveladores pertinentes.

Fujifilm_X-Pro2_PC_03_AAA
Fujifilm X-Pro 2 (unidad no final) + Fujinon XF 35 mm f/2 R LM WR – ISO 100 [clic encima para imagen a resolución nativa] © Albedo Media S.L.
Fujifilm_X-Pro2_PC_04_AAA
Fujifilm X-Pro 2 (unidad no final) + Fujinon XF 35 mm f/2 R LM WR – ISO 100 [clic encima para imagen a resolución nativa] © Albedo Media S.L.
Fujifilm_X-Pro2_PC_10_AAA
Fujifilm X-Pro 2 (unidad no final) + Fujinon XF 35 mm f/4 R LM WR – ISO 1000 [clic encima para imagen a resolución nativa] © Albedo Media S.L.
Fujifilm_X-Pro2_PC_11_AAA
Fujifilm X-Pro 2 (unidad no final) + Fujinon XF 35 mm f/2 R LM WR – ISO 200 [clic encima para imagen a resolución nativa] © Albedo Media S.L.
Fujifilm_X-Pro2_PC_13_AAA
Fujifilm X-Pro 2 (unidad no final) + Fujinon XF 35 mm f/5,6 R LM WR – ISO 8000 [clic encima para imagen a resolución nativa] © Albedo Media S.L.
Fujifilm_X-Pro2_PC_05_AAA
Fujifilm X-Pro 2 (unidad no final) + Fujinon XF 35 mm f/4 R LM WR – ISO 250. Modo emulación de película BN Acros [clic encima para imagen a resolución nativa] © Albedo Media S.L.
Con este nuevo modelo se inaugura una modalidad más al elenco de emulación de película por parte de Fujifilm, en esta ocasión, en especial homenaje a su famosa emulsión fílmica Acros 100 para BN. Ello, en nuestra opinión, avala en un paso más nuestra teoría en el sentido de que Fujifilm –con excepción de sus muy rentables películas instantáneas Instax– desea «liquidar» lo antes posible sus líneas de producción de película convencional. La imagen que ofrecemos parece responder a lo comentado al respecto por los responsables de desarrollo de ese «filtro» emulador –gama tonal, transiciones– y falta por comprobar aquello que se refiere a que la calidad de imagen sería más pareja aún con la de los negativos Acros una vez que se amplía y se copia sobre soporte tangible.

¿Cumple expectativas?

Dentro de lo que hemos podido probar y siempre teniendo presente su condición de equipo no final, creemos que la nueva X-Pro2 es una renovación completa, de dentro afuera, de la punta más profesional de la serie X.

Un sistema que quiere conseguir un puesto contundente y real –tanto como su nuevo peso, tamaño y precio– dentro de cierto colectivo de profesionales, sobre todo aquellos de tendencias documentalistas (Fujifilm prevé vender unos 350 cuerpos de X-Pro2 en España entre febrero, marzo y abril).

2 Comentarios

Comments are closed.

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.