Aunque el auge de las cámaras sin espejo parece imparable, todavía queda una espinita clavada en las intenciones de compra de muchos profesionales que Fujifilm está dispuesta a sacar. Para demostrarlo, ha reunido en París a toda la prensa especializada europea y a sus apreciados «X-Photographers» para mostrar su nuevo buque insignia: la flamante X-T2 que estará disponible en los escaparates a principios de septiembre.

Fujifilm X-T2
Con grip y teleobjetivo aumentan considerablemente tamaño y peso, aunque los mismos accesorios en una réflex…

Aunque nos advierten que aún se trata de unidades de preproducción, hemos tenido ocasión de realizar una pequeña toma de contacto e incluso realizar algunas tomas con ella. En el momento de publicarse este artículo nos encontraremos en el circuito de Le Mans comprobando qué tal funciona sobre el terreno una de su mas importantes novedades: el completamente revisado sistema de autoenfoque.

Ráfaga
48 disparos en 6 s sin que se llene el búfer, sin que desaparezca la pantalla del visor en ningún momento y, casi, sin perder el foco. (Ráfaga disparada con una unidad de preproducción de la Fujifilm X-T2 con el Fujinon XF100-400).

Por si quedaba alguna duda, durante la rueda de prensa de presentación, los responsables de Fujifilm han dejado claro cual es su meta: demostrar que fabrican cámaras perfectamente válidas para los ámbitos más reacios a las cámaras sin espejo, a saber, los fotógrafos de naturaleza y deporte. Como, además, también se han presentado un nuevo flash y un sistema de control remoto desde el ordenador, la X-T2 cubriría también otro segmento también reacio a los sistemas sin espejo: la fotografía de estudio.

Sistema de control de Fujifilm X-T2
El sistema de control a distancia pensado para convencer a los fotógrafos de estudio.

También se hace especial hincapié en el mundo del vídeo. De hecho, esta X-T2 es la primera cámara de la serie X en la que el vídeo cobra especial importancia. Para empezar, graba en 4K pero, además, está dotada de conexiones de micro, auriculares, y HDMI para ampliar el sistema y facilitar el trabajo del operador de cámara. Con otra ventaja añadida: la posibilidad de utilizar en la grabación de vídeo los modos de películas Fujifilm tradicionales en las imágenes fijas.

Fujifilm X-T2
Proliferación de conexiones para montar un completo sistema de grabación de vídeo.

Según la ficha técnica, la X-T2 es algo más grande y pesada que la X-T1, aunque hay que fijarse bien para comprobarlo porque a primera vista parecen iguales. Mantiene el diseño clásico sobre un cuerpo ligero (507 g) pero robusto, además de sellado en 63 puntos –más que el modelo anterior– para hacerla resistente al polvo, al agua y a las heladas hasta -10ºC; algo muy a tener en cuenta cuando se pone el punto de mira en los fotógrafos de naturaleza.

Fujifilm X-T2
Con las miras puestas en el vídeo profesional

Los mandos también se mantienen, pero aparece un nuevo modo para grabación de vídeo en el dial de ajustes, además de un nuevo modo de medición parcial. Aunque lo más importante es seguramente un práctico joystick idéntico al que ya incorpora la X-Pro2, para cambiar el punto de enfoque y que, durante la breve toma de contacto realizada, hemos podido comprobar que funciona muy bien: cómodo, rápido, preciso…

Mandos de la Fujifilm X-T2
Práctico joystick –idéntico al visto en la X-Pro2– para sacar el máximo partido a las posibilidades de autoenfoque de la X-T2 y nuevo modo de medición parcial.

Por otro lado, cambian también los menús. No sólo el diseño gráfico, sino que aparecen nuevas opciones adaptadas a las nuevas funcionalidades de la cámara. Como cabía esperar, varias pantallas están ahora destinadas a configurar el enfoque automático, que es, sin duda, el plato fuerte de la X-T2. También aparecen nuevos menús destinados a controlar el nuevo flash EF-X500 que se ha presentado junto con la cámara.

Flash EF-X500
También pudimos ver (pero no tocar) el nuevo flash EF-X500

Ahora los menús de AF incluyen cinco ajustes prefijados para las situaciones más frecuentes: prioridad al seguimiento, ignorar obstáculos, para sujetos que aceleran o desaceleran, para sujetos que aparecen repentinamente o para sujetos de movimiento errático e imprevisible. Aparece además un sexto modo para personalizar el enfoque continuo según las necesidades.

Menú de enfoque de la Fujifilm X-T2
Cinco opciones preconfiguradas de AF según el tipo de movimiento del sujeto.

Se amplían los puntos de enfoque hasta 91 y se mejora el algoritmo del AF para detectar más fácilmente sujetos poco contrastados y sujetos con texturas complicadas tales como el pelaje de un animal. El 40 % de la imagen está cubierto por píxeles de detección de fase, y aproximadamente el 65 % de la imagen está destinado a la detección de contraste. Además, se ha duplicado la velocidad de lectura para lograr mayor precisión incluso con poca luz –hasta -3 EV–. En el modo de visión directa permite reenfocar con más frecuencia permitiendo el AF predictivo de precisión.

Despiece de Fujifilm X-T2
Despiece de la Fujifilm X-T2

Durante la breve toma de contacto realizada en la presentación, pudimos comprobar cómo todos estos aspectos hacen que el sistema de enfoque de la X-T2 resulte prácticamente irreprochable.

Fotografía tomada con una unidad de preproducción de la Fujifilm X-T2 y el Fujinon XF 100-400.
Imagen tomada con una unidad de preproducción de la Fujifilm X-T2 y el Fujinon XF 100-400.

A ello contribuye el también remodelado visor electrónico. Aunque mantiene la situación central, la resolución de 2,36 millones de puntos y el factor de ampliación de 0,77 x, la capacidad de refresco se ha ampliado hasta 100 imágenes por segundo con un retraso de apenas 5 ms.

Visor X-T2
Reproducción a gran tamaño del visor de la X-T2

Aprovechando la ráfaga de 11 fps –14 con el obturador electrónico–, comprobamos que, efectivamente, desaparecía prácticamente por completo el black out del visor pudiendo así seguir sin obstáculos el movimiento de los sujetos a tiempo real.

Fujifilm X-T2
La pantalla trasera de la X-T2, articulado en tres direcciones.

La pantalla trasera también mantiene tamaño –3″– y resolución –1,04 millones de puntos– pero ahora se puede articular en tres direcciones mediante un ingenioso sistema que garantiza la robustez del equipo. Primero se abate arriba y abajo y si queremos que se mueva hacia la izquierda o derecha hay que liberar un seguro. Puede parecer algo incómodo al principio pero se agradecerá durante el uso duro al que está destinado la X-T2.

La capacidad de refresco también se ha aumentado en la pantalla trasera, permitiendo ahora hasta cinco disparos por segundo (Live View).

Baterías de Fujifilm X-T2
El grip aloja dos baterías extra.

Teniendo en cuenta el uso profesional al que está destinado no podía faltar una segunda ranura para alojar la tarjeta de memoria. Ambos puertos soportan UHS-2 y se pueden configurar para el grabado continuo, doble, separado por tipo de archivo (RAW/JPEG) o destinar una tarjeta en exclusiva a la grabación de vídeo.

Fujifilm X-T2
Doble alojamiento de tarjetas.

En algunas las cifras anunciadas para la X-T2 tiene mucho que ver el grip VPB-XT2 que se presenta con la cámara y que se vendrá como opción –a un precio aproximado de 300 €–. Con capacidad para dos baterías extra, no sólo permite alargar las sesiones hasta mil disparos, sino que dispone de un modo «Boost»que pone en funcionamiento las tres baterías de la cámara al mismo tiempo y consigue aumentar la ráfaga, reducir el intervalo de disparo, el black out y el retardo del obturador.

Grip de la X-T2
Con el grip opcional mejoran sustancialmente muchas prestaciones de la cámara.

Por supuesto, el grip cuenta con la misma resistencia a la intemperie que la cámara y cuenta con los mandos necesarios para manejar la cámara en vertical con las mismas funciones que en horizontal: disparador, joystick, bloqueo de exposición, bloqueo de enfoque, diales de comando, botón Q y botón Fn. También dispone de salida de auriculares para monitorear el audio de las grabaciones de vídeo. Como remate, incluye una funcionalidad para cargar las dos baterías completamente en dos horas.

Grip Fujifilm X-T2
El grip mantiene los principales controles para poder manejar la cámara en vertical cómodamente.

Cuando «armamos» la cámara con el grip y un teleobjetivo, las ventajas en cuanto a peso de las cámaras sin espejo ya no son tan evidentes. Aunque hay que reconocer que esos mismos accesorios en una réflex digital baldarían nuestros hombros mucho más. Aquí, la ergonomía se mantiene y el reparto de pesos resulta adecuado.

Como ya comentamos en la nota de presentación, la X-T2 dispone de un sensor CMOS APS-C X-Trans III de 24,3 Mpx. que soporta un ISO máximo de 12.800 dentro de la franja regular ampliable hasta 51.200 (forzado). No obstante, tendremos que esperar a las primeras unidades finales para poder comprobar este punto. Unidades que se esperan para primeros de septiembre a un precio –no definitivo– de unos 1700 € (solo cuerpo).

Dejar una respuesta

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce aquí tu nombre

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.