Compartir

El Fujinon GF 120 mm f/4 R LM OIS WR Macro es uno de los tres primeros objetivos disponibles junto con la Fujifilm GFX 50S, la primera “sin espejo” digital de la firma para formato medio. Presentamos la primera prueba de campo de este objetivo macro que se postula también como teleobjetivo polivalente con una focal equivalente de 95 mm, con un ángulo de toma –sobre el sensor de la GFX 50S–, de 25,7 grados. Entre sus valores añadidos figura una estabilización interna que se anuncia con un poder de compensación equivalente a cinco pasos.

El Fujinon GF 120 mm f/4 R LM OIS WR Macro, montado sobre la Fujifilm GFX 50S © Albedo Media
El Fujinon GF 120 mm f/4 R LM OIS WR Macro, montado sobre la Fujifilm GFX 50S © Albedo Media

Ergonomía y diseño

Compuesto por 9 grupos a partir de 14 lentes –de las cuales 3 son en vidrio ED de baja dispersión cromática– sus dimensiones son de Ø 89,2 mm x 152,5 mm para un Ø de filtro de 72 mm y un peso de 980 g. El motor de enfoque es lineal, una técnica muy querida a Fujifilm. Tal como las siglas WR (Weather Resistant) indican, se trata de una óptica sellada contra la intemperie, así como apta para trabajar en temperaturas muy bajas, algo lógico para una óptica macro, con la que es muy probable que trabajemos habitualmente fuera del estudio si bien no necesaria y exclusivamente.

Esquema óptico del Fujinon GF 120 mm f/4 R LM OIS WR Macro © Fujifilm
Esquema óptico del Fujinon GF 120 mm f/4 R LM OIS WR Macro © Fujifilm

Tal como es bastante habitual en ópticas macro, el Fujinon GF 120 mm f/4 R LM OIS WR Macro dispone de un conmutador de tres posiciones, que nos permite operar, bien en toda la gama de distancias de enfoque, bien de infinito a la distancia de 90 cm, bien entre 90 cm y 45 mm –escala 1:2–, con lo que evitamos un innecesario y eventual efecto de “hunting“. El conmutador dispone de ajustes por clics bien definidos, aunque se nos antoja que un recorrido de escala mayor –son tres posiciones– favorecería la facilidad de manejo, tanto al tacto como visualmente.

Conmutadores de control de recorrido AF, estabilización y bloqueo de aro de ajustes de diafragma © Albedo Media
Conmutadores de control de recorrido AF, estabilización y bloqueo de aro de ajustes de diafragma © Albedo Media

En lo que refiere a la estabilización óptica, se dispone del clásico conmutador ON/OFF sobre el barrilete, al tiempo que a través del menú de la cámara podemos seleccionar una acción constante o bien solo para el disparo, esto es, sin retroalimentación en el visor, con lo que se gana en velocidad. Este conmutador, aunque de recorrido igualmente bastante corto, a diferencia del de gama AF no ofrece mayor problema al ser de tipo “ON/OFF” y no un selector de varias posiciones.

Sobre el aro de ajustes de valor de diafragma encontramos un liberador de bloqueo –en rojo– que nos permite dejar el mencionado aro, bien en modo de automatismo a la prioridad de abertura, bien en modo de ajuste mediante el propio aro, bien transfiriendo el manejo a uno de los diales de la cámara.

La imagen del Fujinon GF 120 mm f/4 R LM OIS WR Macro junto a su parasol dedicado nos recuerda a la clásica del ave "Kiwi" junto a su propio huevo © Albedo Media
La imagen del Fujinon GF 120 mm f/4 R LM OIS WR Macro junto a su parasol dedicado nos recuerda a la clásica del ave “Kiwi” junto a su propio huevo © Albedo Media

Físicamente, el Fujinon GF 120 mm f/4 R LM OIS WR Macro resulta bastante impresionante, tanto por sus dimensiones como por su peso y aún más si lo vemos con su parasol dedicado acoplado, un dispositivo realizado pensando en la máxima protección contra la luz parásita, sin concesiones. Además de disponer de trampilla para acceder al giro de un eventual filtro polarizador, este parasol utiliza un fino ranurado con una pintura especialmente densa y mate, en un diseño de lo más eficaz que hemos visto en supresión de reflejos.

La montura para los objetivos, guarda en la GFX 50S proporción con el tamaño del sensor, y lógicamente hay correspondencia en el lado del objetivo © Albedo Media
La montura para los objetivos, guarda en la GFX 50S proporción con el tamaño del sensor, y lógicamente hay correspondencia en el lado del objetivo © Albedo Media

En la mano, el Fujinon GF 120 mm f/4 R LM OIS WR Macro es contundente, tanto por tamaño como por peso, y los nuevos propietarios deberían estar avisados acerca de que el “traca-traca” que se aprecia en su interior al bascularlo forma parte ya del carácter de la mayoría de los objetivos –de distintos fabricantes– que incorporan mecanismos AF internos de carácter lineal. Se trata de algo que en teoría no tiene mayor importancia, pero que preocupa bastante a los que acaban de desembalar su flamante óptica recién adquirida.

Sobre la cámara, el Fujinon GF 120 mm f/4 R LM OIS WR Macro enfoca no ya rápido, sino muy rápido merced a ese mecanismo; de hecho, nuestra apreciación es que lo hace con bastante más rapidez que el GF 63 mm f/2,8 R WR estándar. Esa velocidad aumenta si tenemos el cuidado de seleccionar la gama de distancia operativa más acertada para aquella en la que pensemos utilizar.

Fujinon GF 120 mm f/4 R LM OIS WR Macro, sobre una Fujifilm GFX 50S © Albedo Media
Fujinon GF 120 mm f/4 R LM OIS WR Macro, sobre una Fujifilm GFX 50S © Albedo Media

Aunque el conjunto de la cámara con este objetivo conforme un “artefacto” del entorno de los 1,85 Kg, el equilibrio de masas no es malo, y la buena empuñadura de la cámara hace que lo manejemos con cierta soltura. Pero además hay dos aspectos que nos apoyan en las tomas: la estabilización –soberbia– y el enfoque de precisión sobre casi 500 puntos, que podemos recorrer mediante el joystick de la parte posterior.

Muestras (Macro)

¡Y a fe que más vale que todo funcione con precisión! La razón no es otra debido a que –en la escala macro 1:2 a la que podemos llegar a la distancia mínima de enfoque de 45 cm– a la abertura máxima de f/4 que brinda este objetivo la profundidad de campo es de muy pocos milímetros. De hecho, invitamos a los lectores a que –en más de una de las muestras– localicen la exigua gama enfocada, ya que todas las imágenes se amplían a tamaño completo “a un clic”.

Imagen tomada con Fujinon GF 120 mm f/4 R LM OIS WR Macro y Fujifilm GFX 50S a 1/110 s – f/4 – ISO 400 © Albedo Media
Imagen tomada con Fujinon GF 120 mm f/4 R LM OIS WR Macro y Fujifilm GFX 50S a 1/110 s – f/4 – ISO 400 © Albedo Media
Imagen tomada con Fujinon GF 120 mm f/4 R LM OIS WR Macro y Fujifilm GFX 50S a 1/750 s – f/4,5 – ISO 400 © Albedo Media
Imagen tomada con Fujinon GF 120 mm f/4 R LM OIS WR Macro y Fujifilm GFX 50S a 1/750 s – f/4,5 – ISO 400 © Albedo Media

A raíz de nuestras pruebas, podemos afirmar algo en favor de los sistemas del equipo probado: el punto enfocado es justamente aquel que habíamos elegido en el momento de la toma, realizadas todas ellas –para esta prueba de campo– a mano, sin ayuda de trípode o apoyo alguno. Y ahí es donde se agradece la estabilización. A estos aumentos y con una focal equivalente a aproximadamente 95 mm, resulta esencial y ciertamente muy eficaz.

Imagen tomada con Fujinon GF 120 mm f/4 R LM OIS WR Macro y Fujifilm GFX 50S a 1/160 s – f/4 – ISO 800 © Albedo Media
Imagen tomada con Fujinon GF 120 mm f/4 R LM OIS WR Macro y Fujifilm GFX 50S a 1/160 s – f/4 – ISO 800 © Albedo Media
Imagen tomada con Fujinon GF 120 mm f/4 R LM OIS WR Macro y Fujifilm GFX 50S a 1/150 s – f/16 – ISO 3.200 (emulación Velvia) © Albedo Media
Imagen tomada con Fujinon GF 120 mm f/4 R LM OIS WR Macro y Fujifilm GFX 50S a 1/150 s – f/16 – ISO 3.200 (emulación Velvia) © Albedo Media

Al comienzo de esta prueba rumiábamos que parecía una pena que el objetivo no fuese capaz de llegar a una escala de reproducción de 1:1. A lo largo de ella, y dejando a un lado consideraciones físicas y de calidad de imagen, pensamos que a escala mayor de 1:2 la combinación de cámara y objetivo se haría probablemente de muy difícil manejo, especialmente por la ajustada profundidad de campo disponible.

Imagen tomada con Fujinon GF 120 mm f/4 R LM OIS WR Macro y Fujifilm GFX 50S a 1/160 s – f/5,6 – ISO 1.250 © Albedo Media
Imagen tomada con Fujinon GF 120 mm f/4 R LM OIS WR Macro y Fujifilm GFX 50S a 1/160 s – f/5,6 – ISO 1.250 © Albedo Media
Imagen tomada con Fujinon GF 120 mm f/4 R LM OIS WR Macro y Fujifilm GFX 50S a 1/160 s – f/5,6 – ISO 500 © Albedo Media
Imagen tomada con Fujinon GF 120 mm f/4 R LM OIS WR Macro y Fujifilm GFX 50S a 1/160 s – f/5,6 – ISO 500 © Albedo Media
Imagen tomada con Fujinon GF 120 mm f/4 R LM OIS WR Macro y Fujifilm GFX 50S a 1/160 s – f/5,6 – ISO 200 © Albedo Media
Imagen tomada con Fujinon GF 120 mm f/4 R LM OIS WR Macro y Fujifilm GFX 50S a 1/160 s – f/5,6 – ISO 200 © Albedo Media
Imagen tomada con Fujinon GF 120 mm f/4 R LM OIS WR Macro y Fujifilm GFX 50S a 1/320 s – f/4,5 – ISO 100 © Albedo Media
Imagen tomada con Fujinon GF 120 mm f/4 R LM OIS WR Macro y Fujifilm GFX 50S a 1/320 s – f/4,5 – ISO 100 © Albedo Media

Al igual que veremos en el apartado a continuación, los oscuros invernaderos obligan en ocasiones a utilizar ajustes ISO altos, y ello se debe a que –para la mayoría de las tomas– no resulta posible utilizar trípode si respetamos las normas de no invadir ni lo más mínimo la zona de las plantas. Así pues, una parte de las imágenes de más arriba, ha sido realizada encuadrando a través de la pantalla, extendiendo los brazos para llegar a la zona deseada. Ello certifica aún más la buena calidad del AF y de la estabilización.

Imagen tomada con Fujinon GF 120 mm f/4 R LM OIS WR Macro y Fujifilm GFX 50S a 1/125 s – f/11 – 3.200 ISO © Albedo Media
Imagen tomada con Fujinon GF 120 mm f/4 R LM OIS WR Macro y Fujifilm GFX 50S a 1/125 s – f/11 – 3.200 ISO © Albedo Media
Imagen tomada con Fujinon GF 120 mm f/4 R LM OIS WR Macro y Fujifilm GFX 50S a 1/140 s – f/5 – ISO 3.200 © Albedo Media
Imagen tomada con Fujinon GF 120 mm f/4 R LM OIS WR Macro y Fujifilm GFX 50S a 1/140 s – f/5 – ISO 3.200 © Albedo Media

Muestras (Retrato)

Aunque Fujifilm tiene ya en su hoja de ruta de objetivos un GF 110 mm f/2 R LM WR, como probable objetivo “de retrato”, no es menos cierto que este Fujinon GF 120 mm f/4 R LM OIS WR Macro con su focal equivalente de 95 mm se presta a sacarlo del territorio puramente macro y entrar en el del retrato. Por ello, hemos realizado también unas pruebas en estudio, realizando unos retratos, tanto con flash como con luz continua.

Imagen tomada con Fujinon GF 120 mm f/4 R LM OIS WR Macro y Fujifilm GFX 50S con Flash – f/5,6 – ISO 100 (Conversión de RAW) © Albedo Media
Imagen tomada con Fujinon GF 120 mm f/4 R LM OIS WR Macro y Fujifilm GFX 50S con Flash – f/5,6 – ISO 100 (Conversión de RAW) © Albedo Media

A través de esta imagen, tomada como puede verse con la capacidad “de congelación” de la luz de flash y ajuste a 100 ISO, podemos hacernos una idea de la capacidad del Fujinon GF 120 mm f/4 R LM OIS WR en ofrecer detalle casi inmisericorde en conjunción con el sensor de la Fujifilm GFX 50S, y ello cerrando tan solo un punto sobre la abertura máxima del objetivo. El foco está colocado sobre los ojos de la modelo, y podemos hacernos una idea de la capacidad de foco selectivo del conjunto si exploramos los nudillos de la mano, punta de la nariz y –desde luego– pendientes.

Imagen tomada con Fujinon GF 120 mm f/4 R LM OIS WR Macro y Fujifilm GFX 50S con Luz continua a 1/80 s – f/5,6 – ISO 3.200 (Conversión de RAW) © Albedo Media
Imagen tomada con Fujinon GF 120 mm f/4 R LM OIS WR Macro y Fujifilm GFX 50S con Luz continua a 1/80 s – f/5,6 – ISO 3.200 (Conversión de RAW) © Albedo Media
Imagen tomada con Fujinon GF 120 mm f/4 R LM OIS WR Macro y Fujifilm GFX 50S con Luz continua a 1/80 s – f/5,6 – ISO 3.200 (Conversión de RAW, Propuesta de edición) © Albedo Media
Imagen tomada con Fujinon GF 120 mm f/4 R LM OIS WR Macro y Fujifilm GFX 50S con Luz continua a 1/80 s – f/5,6 – ISO 3.200 (Conversión de RAW, Propuesta de edición) © Albedo Media

No siempre tendremos situaciones ideales de poder disponer de potentes flashes de estudio, pero ello no debiera impedirnos hacer retratos en localización con las cámaras de formato medio. Desde la introducción de los CMOS para ese formato, ya no tenemos el problema muy propio de los CCD, de entrar a temblar si tuviésemos que “ir más allá” del ajuste base de 100 ISO. El resto de estos retratos está realizado con luz continua y ajustes ISO de entre 3.200 y 6.400.

Pero, además, para esta serie, se ha “vivido peligrosamente”, fotografiando a mano, sin soporte alguno a tiempos de obturación en ocasiones “prohibidos” para la focal equivalente y no digamos la real. Si el límite para “una buena mano” con esta combinación de focal de 120 mm y alta resolución de 50 megapíxeles se fijaría para ir sobre seguro entre 1/250 s y 1/125 s, se ha disparado a tiempos de hasta 1/50 s.

Si bien las imágenes no tienen la misma “garra” que a 100 ISO y con flash, pensamos que la nitidez es todavía muy alta, sin asomo de trepidación, al tiempo que el ruido –presente– es muy limpio y bastante “analógico”.

Imagen tomada con Fujinon GF 120 mm f/4 R LM OIS WR Macro y Fujifilm GFX 50S con Luz continua a 1/80 s – f/5,6 – ISO 5.000 (fotograma de ráfaga, emulación "Classic Chrome" y obturación electrónica) © Albedo Media
Imagen tomada con Fujinon GF 120 mm f/4 R LM OIS WR Macro y Fujifilm GFX 50S con Luz continua a 1/80 s – f/5,6 – ISO 5.000 (fotograma de ráfaga, emulación “Classic Chrome” y obturación electrónica) © Albedo Media

También es posible hacer uso del modo de emulación de película negativa Fujifilm ACROS tan querido a la firma, aunque a nuestro parecer los resultados no son tan buenos. Respecto a una conversión estándar a B/N a través de PS, ofrece un contraste algo mayor, sobre todo en las altas luces, con una cierta mayor limpieza tipo “beauty”.

Nada muy distinto de lo que hacíamos hace unas décadas con Kodak T-Max 100, quemando un poco la piel al exponer y agitando un poco más durante el revelado; en todo caso un ajuste ciertamente muy eficaz, sobre todo para retrato. Aún con la reducción de ruido ajustada a cero, parece indudable que en este modo existe un cierto procesado que reduce un poco la nitidez, pero no es menos cierto que para 3.200/6.400 ISO no se puede exigir más.

Fujinon GF 120 mm f/4 R LM OIS WR Macro – Luz continua – 1/60 s a f/5,6 – 3.200 ISO. Emulación en cámara de modo de película ACROS, JPEG de cámara. © Albedo Media
Fujinon GF 120 mm f/4 R LM OIS WR Macro – Luz continua – 1/60 s a f/5,6 – 3.200 ISO. Emulación en cámara de modo de película ACROS, JPEG de cámara. © Albedo Media

Conclusiones

En conjunto, el Fujinon GF 120 mm f/4 R LM OIS WR Macro nos ha parecido una potente y versátil herramienta profesional, que como tal hay que tratar con respeto. La profundidad de campo –sobre todo a valores del entorno de f/4-5,6– es mínima, una característica derivada en parte del tamaño de su sensor, que podemos poner de nuestra parte para una estética que viene apoyada por un atractivo bokeh.

La precisión de enfoque viene garantizada precisamente porque estamos ante una cámara sin espejo –no réflex– por lo que las señales para el enfoque correcto se corresponden justamente con lo medido por el sistema sobre el plano focal, no por sistemas de camino óptico secundario. Ahora bien, tendremos que tener muy claro como fotógrafos en qué punto del sujeto colocar el foco, y sobre todo emplear para ello uno de los más de 400 puntos que tenemos a nuestra disposición –joystick mediante– preferentemente antes que el viejo sistema de enfocar con el punto central y reencuadrar… ¡hay que hilar muy fino! Pero juega a nuestro favor el AF muy rápido anteriormente citado.

Otro de los puntos fuertes es la eficaz estabilización, que –si optamos por ello– se deja apreciar de forma constante a través del visor, lo que nos ayuda mucho a mantener un encuadre estable sobre todo a escala 1:2 en el territorio macro. No es mérito del objetivo, sino de la cámara, pero poder disparar a ISO 3.200 a incluso a ISO 6.400 con una cierta despreocupación supone un plus para poder utilizar esta óptica también para retrato en localización, en ambientes antes vetados al formato medio digital.

La perspectiva ofrecida por este equivalente a un 95 mm es muy polivalente, y también nos sugiere un eventual uso para fotografía arquitectónica, que no sabemos muy bien por qué parece que se asocia por costumbre a tomas angulares, cuando en más de una ocasión lo que necesitamos es aislar elementos y comprimir ligera y elegantemente la perspectiva…

Los usuarios potenciales deberán valorar que conseguir este plus de calidad ofrecido por esta combinación de cámara y óptica supone también pagar uno en precio y otro en peso y volumen. Pero en estos últimos aspectos, poco más que lo que supone un equipo de 24×36 mm. A cada uno, sus opciones y decisiones.

Dejar una respuesta

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce aquí tu nombre

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales y los comentarios inapropiados que no tengan que ver con el tema a tratar serán eliminados.