Hasselblad H5D-50c vs Phase One IQ250, señal/ruido

Labo DSLRMZ – Siguiendo nuestra línea de análisis de los nuevos equipos de formato medio digital, comparamos el rendimiento señal/ruido de la Hasselblad H5D-50c contra la Phase One 645DF+ con el respaldo Phase One IQ250, a todos sus valores ISO.

Phase One
Phase One
645DF+ con respaldo IQ250 vs Hasselblad H5D-50c © Albedo Media, S.L.

En aras de contrastar desde todos los ángulos posibles la repercusión real de este nuevo captor CMOS de 50 MPX de Sony, nos parece coherente realizar comparativas directas con los modelos que lo integran.

Tras analizar las muestras a plena resolución de la nueva Hasselblad H5D-50c y el respaldo digital Phase One IQ250, y ver cómo se comportan estas dos cámaras con idéntico captor en diferentes situaciones, se imponía con lógica una toma de laboratorio comparativamente estricta.

Es una pena que de momento la nueva Pentax 645Z no pueda formar parte de esta serie de artículos comparativos, dado que por el momento no ha llegado a España ninguna de las unidades destinadas para prensa especializada.

Como es tradición, antes de empezar con el análisis per se, describimos la metodología con el que hemos realizado las tomas y otras cuestiones de importancia para establecer un criterio uniforme y por lo tanto comparativo.

Este es el «culpable» de tanta tinta electrónica, nuevo captor Sony CMOS de 32,8 x 43,8 mm y 51,4 MPX
Rendimiento Señal/Ruido
Metodología:

A modo de instrucciones de uso, aportamos para mayor transparencia,  el «modus operandi» y contexto de nuestra prueba, así como algunos matices previos necesarios:

– Para evitar intervenciones en la exposición de la toma original, no hemos recalibrado mediante software de edición el punto blanco en las cámaras, no obstante esto nos habla, con mayor criterio y menos manipulación, de la desviación original del mismo ajuste de WB para ambas, lo cual por supuesto también es un valor comparable.

– A colación de esto último, entendamos que el análisis es valido y comparable siempre dentro del contexto recreado en la escena, cualquier otro iluminante daría, como es obvio, resultados ligeramente distintos, inclusive en los parámetros que afectan al ruido electrónico. Recordemos que el equilibrio de color (WB) en nuestras cámaras digitales se gestiona internamente a través de tres valores o canales RGB (rojo, verde y azul), éstos reciben más o menos intensidad lumínica en la base del captor, entre otras muchas variables, dependiendo del iluminante empleado.

– Como en otras ocasiones, el bodegón previsto incluye todo tipo de «maldades» que nos ayudan a exprimir al máximo los captores de ambos equipos, detalles pequeños, luces especulares, colores pautados técnicamente para medir el ruido electrónico, texturas varias, controlando bajo iluminación de estudio una escena de amplia latitud.

– En el caso que nos ocupa, todas los parches mostrados son archivos RAW procesados con los valores por omisión con los reveladores propietarios de cada de las marcas, Phocus en el caso de Hasselblad, Capture One en el caso de Phase One. Ambos en sus versiones más actualizadas.

– Dentro de estos ajustes generales, tras revisar las diferentes opciones de «nitidez»  mediante procesado digital (máscara de foco, microcontraste o acutancia en el argot fotográfico tradicional) ofrecemos en el caso de los parches de Capture One dos valores diferentes, con los ajustes de «nitidez» activados y desactivados. En Phocus, las diferencias de máscara de foco respecto a los valores por omisión son tan pequeñas que hemos preferido simplificar la comparativa para evitar ser redundantes.

Por lo tanto por cada parche se desglosan tres versiones, una para los resultados obtenidos con la Hasselblad y otros dos con Phase One, desglosando aquí dos opciones diferentes; nitidez activada (Nit. ON) y desactivada (Nit.Off)

– Las muestras las ofrecemos en este caso para los valores de todos los índices ISO de ambos sistemas desde ISO 100  hasta ISO 6400.

Test Señal/Ruido Hasselblad H5D-50c vs Phase One IQ250, clicar para acceder © Albedo Media, S.L.
Test Señal/Ruido Hasselblad H5D-50c vs Phase One IQ250, clicar para acceder © Albedo Media, S.L.

Tenemos que reconocer que en esta ocasión hemos tenido que revisar por triplicado los metadatos de las imágenes, repasar a fondo las composiciones en busca de un posible error humano dado que los resultados generales para los dos equipos era tan bueno, que casi nos parecía sopechoso.

Pues bien, después de revisarlo una y otra vez, podemos decirlo en voz alta, estos son -de lejos- los mejores resultados obtenidos en nuestro Labo DSLRMZ para una arquitectura de captor mayor a 24x36mm, de hecho si tiramos de archivo y nos vamos a «más allá de 30 MPX» publicada en el 2012, podemos ver hasta dónde evoluciona este nuevo captor CMOS de Sony, dando un inesperado giro en el sector de formato medio digital, hasta ahora algo «plano» y con las cámaras de 24x36mm comiéndoles el terreno.

Siendo más concretos y centrados ya en la comparativa publicada, remarcamos los siguientes puntos:

– Si hablamos de nitidez, especialmente los parches que recogen el plano de foco (ubicado en la escala de profundidad de campo en la Mercury) el sistema de  Phase One (Cámara + respaldo + Postprocesado  por omisión en Capture One) recoge los mejores resultados. Mostrando incluso con los ajustes de «nitidez» en Off (Nit.Off) una impresionante panoplia de finos detalles, tanto para los valores ISO más cercanos a su base (100) como en los extremos (6.400) lo que nos habla también de un excelente trabajo de procesado por parte de Capture One.

A colación de postprocesado de Capture One y la nitidez, como ya comentamos en nuestro artículo de muestras con el respaldo IQ250, nos parecen un tanto excesivos los valores que impone por omisión, al límite de ofrecer artefactos en la imagen. Aportamos por ello, una línea entera de parches por cada muestra elegida con los valores de nitidez activados, en sus valores de salida por omisión.

Siguiendo con la nitidez y válido para el resto de la comparativa, para estas dos cámaras recomendamos el uso de los reveladores propietarios de cada una de las marcas probadas, dado que -refutando anteriores pruebas- los resultados con reveladores genéricos (ACR, Lightroom, etc) han dado, en sus valores por omisión, peores resultados.

Además pensemos que los perfiles de corrección digital específicos para cada tipo de tándem (óptica + sensor) están más pulidos en los programas propietarios (Phocus, Capture One) que en los reveladores comerciales generales. No obstante hablaremos en próximos artículos sobre su rendimiento óptico y las correcciones digitales que operan o no entre medias.

– En lo relativo al ruido electrónico, basta ver los parches para constatar la altísima calidad y limpieza conseguida en todos ellos, de hecho tenemos que movernos al patrón de colores de la ColorChecker para notar de manera ligera el aumento de ruido en luminancia, una trama muy ligera de ruido totalmente respetuosa con la nitidez de la escena y que hace que, en tomas suficientemente iluminadas, podamos usar incluso el valor límite impuesto en ambas cámaras, 6.400 ISO.

Para tomas en subexposición, será más recomendable bajar un punto o dos la sensibilidad (3.200 /1.600 ISO) para mantener una calidad más que digna en estos ambientes.

En este punto, las diferencias entre las dos cámaras son realmente pequeñas, algo más de trama en Phase One para los parches con Nitidez activada -lo que tiene toda la lógica del mundo, al ser un ajuste de realce de microcontraste- y algo más de saturación de color por la parte de Hasselblad. No obstante, insistimos, los resultados de ambas cámaras en su relación señal/ruido, son totalmente desconocidos para el mercado de formato medio digital.

De hecho, tirando de nuestro archivo de pruebas, en similares pruebas de señal/ruido igualan e incluso rebasan en algunos casos los resultados de dos de las cámaras más famosas de 24x36mm (Nikon D800/ Sony A7r) que amenazaban con quitarlas el puesto, gracias a su gran equilibrio de calidad/precio y una cuantía de megapíxeles más que suficiente para la mayoría de usuarios.

La nitidez y resolución es, como era de esperar, mucho mayor en los equipos de formato medio digital, lo que no significa que sea siempre necesaria, como tantas veces hemos comentado.

Conclusiones:

Desde luego es estimulante ver lo rápido que evolucionan los equipos con el tiempo, cómo las barreras de resolución, ruido electrónico, latitud se superan año tras años, dejando al margen el tedioso y bastante perjudicial terreno de la obsolescencia programada -marketing mediante- no podemos más que constatar dicha evolución en este captor Sony CMOS de 50 MPX, vinculado a los grandes avances de procesado que se vienen haciendo dentro y fuera de las cámaras, como hemos podido ver en esta ocasión gracias a la perfecta integración de los reveladores propietarios en el esquema de calidad final.

Todo esto nos hace pensar -hace tiempo que esta idea se instala en nuestras cabezas- en la posibilidad real de un futuro equipo CSC con un captor mayor a 24x36mm, que éste fuera o no cuadrado ya entra en otras vicisitudes de larga explicación que ahora -por no cansar- no entraremos a explicar.

Ausencia de caja de espejo y pesados pentaprismas, ópticas y sensores optimizados para el enfoque híbrido (fase/contraste) tal y como vemos en tantas cámaras actuales -cuidando mucho eso sí, el paso de interpolación por los fotodios  encargados de hacer enfoque por fase, para no perder nitidez- harían aligerar considerablemente el peso final de los dispositivos.

Constatamos que sumado a la problemática del precio, para muchos profesionales de prestigio -poseedores de estos y otros equipos de alto valor- el elevado peso (algo más de 2,3 Kgr de media en los dos equipos testados) y los problemas físicos derivados de su carga constante (hernias cervicales, luxaciones, etc) son una problema a resolver… una CSC en formato medio digital, vistos los avances en EVF, no parece por lo tanto tan descabellado.

Como siempre, habrá que esperar con paciencia que nos depara el futuro en este terreno de élite, por el momento un campo que se abre a nuevas prácticas profesionales gracias a la inclusión de equipos tan interesantes como los que ocupan este artículo.

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.