Göteborg (Suecia) – Hasselblad presentó ayer su nuevo modelo «X1D-50c« su primera cámara «mirrorless» o sin espejo para el formato de fotograma 32,9 x 43,8 mm, con lo que se configura como la primera sin espejo AF de formato medio. Con motivo de la presentación y nuestra cobertura sobre el terreno, hemos tenido ocasión de realizar una toma de contacto con la cámara que marca una nueva era en la historia de la firma.

Perry Oosting –nuevo CEO de Hasselblad– con la mirada atenta de Victor Hasselblad en la proyección.
Perry Oosting –reciente nuevo CEO de Hasselblad– en el «punto de mira» de Victor Hasselblad, armado al fondo, en sus años jóvenes, con su Revolving Back Auto Graflex, réflex de 4×5″ (1917-1941).
Han pasado 66 años desde que los Srs. Einar Cronholm y Allan Gertvall –de Hasselblad– presentaron la entonces nueva Hasselblad a la prensa en el mismo Göteborg. © Hasselblad

Consideraciones de peso y dimensiones

Vemos dos aspectos clave –pero no exclusivos– de la nueva X1D de Hasselblad: por un lado su sensor y por otro sus dimensiones que son muy reducidas: 150 x 98 x 71 mm (ancho, alto, fondo) para un peso de 725 g, lista para el uso, con batería y tarjeta.

Las medidas y pesos totales de esta X1D se han dado en todo momento con óptica incluida, una rareza que nos da pistas sobre el mensaje que Hasselblad quiere transmitir con este modelo.
Las medidas y peso totales de esta X1D se han dado en todo momento con óptica incluida, una rareza que nos da pistas sobre el mensaje que Hasselblad quiere transmitir con este modelo.

Esos valores son ciertamente son muy reducidos para una cámara de formato medio, con un sensor de 32,9 x 43,8 mm que es casi 1,68 veces mayor en superficie que el tamaño efectivo del 24 x 36 mm. Un sensor que, por cierto, por si no se habían fijado es… ¡Cuatro tercios!. Esto es 1,33:1. A fin de poder hacer luego algunas comparaciones –odiosas o no– anotemos que el tamaño de fotodiodo de este CMOS de 50 Mpx se anuncia como de 5,3 x 5,3 µm. Para no desviarnos mucho con el sensor, vamos a seguir en el departamento de «pesos y medidas», realizando solo unas pocas comparaciones con las dimensiones y pesos de cuerpos de cámara:

  • Nikon D5: 160 x 159 x 92 mm y 1.415 g
  • Nikon D810A: 146 x 123 x 82 mm y 880 g
  • Canon EOS 5Ds: 152 x 116 x 82 mm y 880 g
  • Canon EOS 1-D X II: 158 x 168 x 83 mm y 1.530 g
  • Pentax K1: 137 x 110 x 81 mm y 1.010 g
  • Leica S2: 160 x 120 x 81 mm y 1.410 g
  • Pentax 645Z: 156 x 117 x 123 mm y 1.550 g
  • Hasselblad X1D: 150 x 98 x 71 mm y 725 g
Con la óptica disponible más larga, el conjunto "cabecea" un poco, pero aún mantiene una reducidas dimensiones
Con la óptica disponible más larga –90 mm, equivalente aproximadamente a un 70 mm– el conjunto «cabecea» un poco, pero aún mantiene una reducidas dimensiones

Resulta fácil comprobar que la Hasselblad XD1 con su sensor de formato medio es más pequeña y ligera que incluso algunas cámaras de 24 x 36 mm y APS-C. De hecho, durante la presentación se proyectaron en pantalla impactantes siluetas comparativas de la nueva X1D junto a lo que eran claramente una X-Pro2 de Fujifilm, una Leica M y una Nikon D5. No en vano, desde Hasselblad se pone énfasis en «la magnífica portabilidad«, algo que sin duda ha sido posible al dar el paso –que desde Albedo Media / DSLR Magazine venimos proponiendo desde hace años– de crear la primera cámara digital integral de formato medio sin espejo, con la liberación de peso y reducción de dimensiones que permite a su vez la eliminación de todos los mecanismos relacionados con el –sin duda valioso– concepto «réflex». Podríamos pasar al aspecto clave de los objetivos, pero –en relación con ello– debemos detenernos un momento en el sensor.

Una vista lateral de la X1D ejemplifica el gran trabajo de diseño y condensanción realizado
Una vista lateral de la X1D ejemplifica el gran trabajo de diseño y condensación realizado. Atención también a la corta distancia de registro

Sensor de formato medio

Tal como hemos avanzado, el sensor es un CMOS de 32,9 x 43,8 mm y 50 Mpx. en proporciones «Cuatro tercios» o 1,33:1. Por tanto, su diagonal sería de 54,78 mm, mientras que la de un formato de 24 x 36 mm es de 43,26 mm. A partir de ahí cada uno podría hacer sus cálculos de equivalencia de focales, para lo que puede ayudar conocer la relación entre las diagonales de los dos formatos en cuestión, que es de 1,266:1 o si lo miramos a la inversa, 1:0,789.

Desde luego "la boca" de este bello monstruo no es pequeña
Desde luego «la boca» de este bello monstruo no es pequeña

Hasselblad presenta, simultáneamente con la X1D, la nueva serie de objetivos «XCD», y más concretamente –por el momento– en las focales de 45 mm f/3,5 y 90 mm f/3,2, para los que un rápido cálculo nos llevaría a aproximar equivalencias (formato «35») de 35 mm y 71 mm. Y por si hasta este momento no nos lo habíamos planteado en serio… sí, estos objetivos son de obturación central, con sincronización para flash a lo largo de toda su gama de tiempos de obturación de 1/2.000 s a 60 min. Y esto no es ninguna casualidad: mediante un adaptador –que compensará la cortísima distancia de registro de la X1D– se podrán usar sobre la nueva cámara al menos 12 de los objetivos de la serie «H» de las cámaras Hasselblad réflex digitales, con focales de 24, 28, 35, 50, 80, 100, 120 (macro), 150, 210 y 300 mm, así como los objetivos zoom 35-90 mm y 50-110 mm, pero ya con un volumen considerablemente mayor.

No se menciona si los nuevos objetivos también estarán fabricados por Fujifilm, pero parece lo más lógico. Si en la presentación se hizo mucho hincapié en que en el diseño de la cámara no ha participado Fujifilm para nada –más sobre esto más adelante, en exclusiva– para nosotros está claro que los objetivos son…Fujinon. Y otra cuestión es que intuimos que dada la corta distancia de registro y las reducidas dimensiones de estos nuevos XCD, deben verse apoyados por una nada despreciable asistencia de firmware para corrección de distorsión y viñeteo.

Reducida al máximo la distancia de registro, seguramente las ópticas tendrán que tirar de firmware para corregir diversas trazas ópticas
Reducida al máximo la distancia de registro, nos parece más que probable que las ópticas tengan que tirar de firmware para corregir las diversas trazas ópticas que se puedan ocasionar

Finalmente, parece que sería injusto no citar que Hasselblad anuncia un rango dinámico de 14 pasos para este sensor, probablemente fabricado por Sony. La gama de sensibilidades es de 100 a 25.600 ISO. Dado el tiempo mínimo de obturación de 1/2.000 s, quizá hubiese sido deseable contar con un ajuste para 50 ISO, sobre todo para poder explotar a fondo las virtudes de la gran abertura máxima del H 100 mm f/2,2 también a pleno sol.

Visor y pantalla

La nueva «sin espejo» de Hasselblad emplea, como es lógico, un visor electrónico, y más concretamente uno de resolución XGA de 2,36 millones de puntos, mientras que el monitor posterior de 3″ –fijo– es táctil y de 920.000 puntos. La verdad es que, a priori, para una cámara de este nivel parece que hubiese sido más deseable la incorporación del módulo de visor más avanzado disponible ahora –el de 4,4 Mpx empleado en la Leica SL– así como un monitor posterior de más resolución. Así por ejemplo, la pantalla de 3,2″ de la Nikon D5 ofrece la friolera de 2.359.000 puntos…

La calidad general de la pantalla es buena, aunque esperábamos algo más... su respuesta táctil es certera.
La calidad general de la pantalla es buena, aunque esperábamos algo más… no obstante su respuesta táctil es certera.

En la práctica, bajo condiciones de uso y en la toma de contacto realizada con muestras de preproducción la calidad parece correcta, mostrando imágenes nítidas con un buen rango de color y contraste. El hecho de que la pantalla no sea articulada, es probablemente en aras de garantizar una mayor estanqueidad, ya que la X1D se propone como una cámara portable, para exteriores, sellada y con capacidad para operar hasta a -10ºC.

Respecto a los menús en pantalla, la lógica de diseño vienen heredada de los modelos más recientes de su familia réflex, sin grandes novedades en este punto, algo que aquí agradecemos dado que los últimos menús presentes en la H6D nos parecen lógicos e intuitivos, y desde luego de mucha mayor legibilidad y operatividad que la de los anteriores modelos hasta las H5D.

El visor EVF responde de manera un poco confusa, con una suerte de punto negro o "blackout", algo que suponemos se resolverá en la versión definitiva de la cámara
El visor EVF responde de manera un poco confusa, con una suerte de fundido negro momentáneo o «blackout», algo que suponemos se resolverá en la versión definitiva de la cámara, pues ha de tenerse en cuenta de que estamos ante modelos de preproducción

Por contra, en esta primera aproximación, el visor electrónico –EVF– nos ha parecido aún por pulir, con pérdidas de visión momentáneas en el momento del disparo, paradójicamente como ocurre durante «el salto de espejo» de una réflex. Al margen de este efecto, la imagen se ve clara y nítida, si bien quizá la tasa de refresco pueda ser mejorable, pero el perfil técnico de los iluminantes presentes en la sala donde realizamos la toma de contacto, nos impidieron analizar el origen real de este fliqueo, dado que muy posiblemente se tratara de un problema de alternancias en las frecuencias de la iluminación.

Igualmente nos pareció extraño el sistema por el cual para activar la imagen dentro del visor electrónico hemos primero que hacer media pulsación sobre el disparador. Entendemos que al ser una pieza clave de una cámara sin espejo, que se considera con una cierto perfil de cámara de acción, estos aspectos se verán corregidos en las unidades finales; toca esperar para poder juzgar correctamente.

Para las cámaras sin espejo, somos firmes defensores del planteamiento de que los diseñadores deben reservar una digna parte del presupuesto a las componentes ópticas que han de servir al «chip» electrónico del visor electrónico (recordemos que los EVF, tienen tras esa pequeña «pantallita» una serie de lentes que amplifican la imagen hacia la pupila de salida). En la nueva creación de Hasselblad, parece que ese desideratum se ha cumplido, y así, el ajuste de dioptrías trasero funciona según lo previsto y podemos asegurar un reparto de la imagen correcto, un apoyo del ocular cómodo, incluso con gafas, sin caídas de nitidez en los bordes o descentramientos ópticos.

Sensor y AF

La nueva «sin espejo» de formato medio de Hasselblad ofrece –además de enfoque manual–, un AF por contraste. Por un lado se entiende que un sensor dedicado a formato medio –muy probablemente el mismo que emplea la muy recientemente presentada Hasselblad H6D-50c , a la máxima calidad de imagen, no debe sacrificar píxeles a la detección de fase, con los posibles problemas de «pixel stressing» asociados. Por otro, el no ofrecer un AF híbrido, parecería que choca un poco con la vocación de cámara más dispuesta a la acción y es que esta nueva cámara está a caballo de muchas tipologías posibles, sin ser claramente ninguna de ellas –cámara de estudio o cámara de acción– se define como una mezcla singular entre ambas.

Durante las rutinas de autofoco que hemos podido ejecutar dentro del limitado contexto de la presentación, el resultado nos ha parecido lo suficientemente bueno para su segmento, que como decimos es de momento una rareza entre varias aguas. No esperemos por lo tanto la respuesta en AF de una «sin espejo» moderna de Olympus o Panasonic con multitud de fotodiodos de su sensor dedicados a la detección de fase, pero desde luego no es la cámara con el autofoco más lento, lo que a priori habla muy bien de la colaboración entre Hasselblad y el fabricante de los objetivos, más que probablemente Fujifilm.

Estos últimos aspectos nos hacen augurar una también muy buena respuesta para los objetivos de las «Hassel» réflex usados sobre la X1D junto con el nuevo adaptador, pensando en que la nueva cámara resultará muy atractiva a los profesionales y otros usuarios de las líneas «H» de la firma, tanto como cámara personal, como cámara ágil de apoyo, por ejemplo en «backstage».

La Hasselblad X1D no pasará por ser la cámara más rápida del mundo en AF, ni la más lenta. De momento es un caso singular, un concepto de cámara mezcla de muchas otras.
La Hasselblad X1D no pasará por ser la cámara más rápida del mundo en AF, ni la más lenta. De momento es un caso singular, un concepto de cámara acertada mezcla de muchas otras

El enfoque manual del tipo «sinfín» o «by wire», transmite una buena sensación, precisión y suavidad que se apoya positivamente sobre el acabado gomoso del aro de enfoque en las ópticas, en definitiva, es un placer enfocar manualmente con estas nuevas ópticas, un aspecto que no siempre está tan cuidado en objetivos en los que esta función no se realiza por transferencia mecánica directa por helicoidal, sino por asistencia de motor eléctrico.

Vídeo y conectividad

Tras una lectura de la ficha técnica, siempre es útil cruzar la experiencia directa con el producto, y así, en el aspecto de conectividad, la nueva X1D de Hasselblad no se queda corta, algo digno de elogio dadas sus reducidas dimensiones. Se ha logrado comprimir de manera efectiva, en su bello y pequeño cuerpo, HDMI y USB C –todo un acierto– tomas de audio y doble slot de tarjeta SDHC… no obstante el golpe de efecto, nos esperaba más arriba, en la parte superior de la cámara.

En este fino lateral de cámara se esconden de manera efectiva las conexiones principales de la cámara
En este fino lateral de cámara se esconden de manera efectiva las conexiones principales de la misma

En esa parte superior, interrumpiendo estéticamente la línea general en aluminio fresado presente por todo el cuerpo, encontramos unas partes plásticas, elección de material ex profeso para evitar el efecto jaula de Faraday, dado que de no ser así las ondas no podrían traspasarlas. Hablamos por ser más claros de los módulos superiores receptores/emisores de la señal Wi-Fi y GPS.

Todo buen diseño atiende primero a una función, para ejemplo este módulo de GPS / Wi-Fi
Todo buen diseño atiende primero a una función, para ejemplo este módulo de GPS / Wi-Fi capaz de comunicarse a través de la transparencia a las ondas de las partes en material sintético negro

Desde luego –dentro de un planteamiento bastante coherente con el carácter de formato medio– el modo de vídeo no parece ser la característica principal de este nuevo modelo; según su ficha técnica los modos pasan por ser conservadores en resolución y cadencias fps, y además, no disponemos por el momento ningún tipo de orientación respecto a su bitrate. Esperaremos a tener una unidad final para poder juzgar mejor este parámetro que pudiera ser interesante, ante todo por cuestiones ópticas relacionadas con el tamaño de iris de estas nuevas ópticas XCD…intuimos planos con focos muy selectivos, quizás demasiado críticos, pero a buen seguro estéticamente interesantes. Eso sí, por limitaciones de la ficha técnica en su modo de vídeo, solo disponibles a 1080p.

Hasselblad X1D: conclusiones preliminares

Tras unas impresiones muy positivas y en espera de poder realizar pruebas más concluyentes con una unidad final –la disponibilidad se anuncia para finales de agosto–, puede avanzarse que la nueva X1D de Hasselblad lanza un cierto desafío a más de un fabricante de cámaras réflex en los formatos 24×36 mm y formato medio, y también a los de cámaras sin espejo en formatos 24×36 mm y APS-C.

Sin entrar a competir directamente con ninguno de ellos –no puede hacerlo, entre otros aspectos, por velocidad y por la luminosidad máxima de ninguno de sus objetivos– si que es capaz de «meterse en el terreno» de todos y cada uno de ellos, incluso en el selecto «club» de Leica, merced a una combinación de equilibrios inéditos.

Sin duda, tras la labor de cálculo y diseño de este producto, hay mucho acicate e inspiración derivado del perfil profesional de Perry Oosting, respetando profundamente la filosofía de Hasselblad.

4 Comentarios

  1. He leído con mucha atención vuestras informaciones sobre esta impactante cámara, que parece marcará un hito histórico. Y como siempre, aportáis algo más que la mera transcripción de un comunicado de prensa. Por eso os leo. Y quizás por la emoción del acontecimiento se creó alguna confusión en cuanto a las medidas reales -en cualquier caso sorprendentes- que ya habéis corregido. Pero aún tendríais que revisar el pie de la penúltima foto: los 71 mm anunciados no pueden corresponder sólo al «fino cuerpo» sino al conjunto protuberancia delantera de la empuñadura-cuerpo central-protuberancia trasera del visor.
    (La gente de Camerasize.com ya tiene incorporada a su listado la nueva Hassy, de forma que puede compararse su tamaño – a escala- con cualquier otra cámara digital).
    Un saludo,

    • Muchas gracias Juan Antonio, estás en lo cierto, teníamos un error repetido en las medidas debido a un error en la comunicación oficial de Hasselblad. No obstante una vez revisado, los cambiamos tan pronto nos fue posible, vamos a mirar ahora -gracias a tu lectura atenta y activa- el dato que nos comentas para realizar las pertinentes modificaciones. Gracias de nuevo 😉

    • Nittoh, es una muy interesante fábrica japonesa que fabrica cámaras y ópticas «por encargo»… siempre que sean de alto nivel y tengan estilo. Trabajan especialmente bien cuerpos con formas especiales y materiales de alta tecnología. Entre sus creaciones estaría la Nikon 35 Ti con sus increíbles indicadores analógicos y cuerpo de titanio. Desde luego, tienen capacidad de sobra para fabricar los objetivos de la Hasselblad X1D «y más». Sin saberlo con precisión todavía, nos inclinaríamos a pensar que los nuevos objetivos XCD para la X1D podrían estar fabricados por Fujifilm, como los de sus hermanas mayores, pero podrían estar fabricados por Nittoh… o cualquier otro fabricante. Para nosotros, el asunto realmente clave de las dos últimas nuevas series de objetivos Hasselblad es saber cómo «hacen correr» esos obturadores centrales a 1/2.000s –según ellos– y tarde o temprano lo averiguaremos. Y quizá por ahí descubramos si –tal como Ud. Dice, está Nittoh detrás. Saludos.Nikon 35 Ti, con indicadores analógicos

Dejar una respuesta

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce aquí tu nombre

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.