Tras la intensa prueba de campo realizada a la Pentax K1 días atrás nos quedamos con ganas de exprimir un poco más el angular extremo que montamos. Un asombroso 15-30 mm de apertura máxima constante a f/2,8 que en una primera impresión nos cautivó.

Pentax K1 con HD Pentax-D FA 15-30mm F2.8 ED SDM WR
Impresiona el conjunto de la K1 con este zoom gran angular extremo. © Albedo Media.

Este objetivo, novedad en el catálogo de Pentax, se presenta ahora junto con su primera réflex con sensor 24×36 mm y, por tanto, nace como compañero ideal para ésta. No obstante, también puede montarse en una cámara con sensor APS-C cubriendo unas distancias focales de 23 mm a 46 mm equivalentes.

Pentax 15-30 mm sobre Pentax K1
Más de dos kilos de peso en la mano que se llevan bien gracias a la buena ergonomía de la K1. © Albedo Media.

Al tenerlo entre las manos nos viene a la mente el Tamron 15-30 mm f/2,8 que ya tuvimos ocasión de probar y que tan gratamente nos sorprendió. Si aquel objetivo sólo estaba disponible para monturas Canon y Nikon, los usuarios de Pentax que quedaron seducidos encuentran ahora la respuesta.

Fábrica abandonada
Pentax 15-30 mm a 15 mm sobre Pentax K1. 1/400 s, f/6,3. ISO 100. © Fernando Galán

Prácticamente igual que aquel, el tamaño de este Pentax impresiona. Montado en la K1 llevamos un conjunto de unos dos kilos pero que, dada la buena ergonomía de la cámara, no resultan cargantes. Quizá notemos un ligero cabeceamiento, bastante lógico pensando en las medidas del objetivo: 143,5 mm de largo x 98,5 mm de ancho y 1.040 gramos de peso.

Fábrica abandonada
Pentax 15-30 mm a 15 mm sobre Pentax K1. 1/100 s, f/11. ISO 100. © Fernando Galán

Lleva doble parasol de pétalos incorporado lo que contribuye a que parezca mayor. Presenta un diseño bastante tradicional, con un gran aro para el zoom y otro algo menor para el enfoque. Ambos de goma punteada para facilitar el agarre. La ventana indicadora de distancias completa la apariencia.

Parque
Pentax 15-30 mm a 15 mm sobre Pentax K1. 1/160 s, f/8. ISO 100. © Fernando Galán

No incluye conmutador de foco manual porque dispone de un curioso y muy práctico sistema denominado por Pentax Quick-Shift Focus. Consiste en girar el anillo de enfoque mientras se mantiene semipresionado el disparador. En la pantalla de la cámara leemos inmediatamente que el sistema de foco se ha cambiado a MF y, si queremos volver a autoenfoque, basta con presionar nuevamente el disparador. En cualquier caso, si deseamos un cambio más “tradicional”, la K1 dispone del conmutador de autoenfoque a la altura del pulgar de la mano izquierda. Es decir, donde solemos encontrar este botón en otros objetivos.

Fábrica abandonada
Pentax 15-30 mm a 15 mm sobre Pentax K1. 1/160 s, f/11. ISO 100. © Fernando Galán

Al variar la distancia focal el desplazamiento de las lentes se realiza en el interior del objetivo por lo que no cambia la medida externa en ningún momento. Este objetivo está completamente sellado y protegido contra la intemperie.

Árbol en flor
Pentax 15-30 mm a 15 mm sobre Pentax K1. 1/30 s, f/8. ISO 100. © Fernando Galán

El esquema óptico está configurado por dieciocho elementos repartidos en trece grupos ópticos, que incluyen tres elementos ED (de dispersión extra baja) y tres lentes aesféricas, conjunto que ofrece un buen control de la distorsión y una casi inapreciable aberración cromática.

Fábrica abandonada
Pentax 15-30 mm a 24 mm sobre Pentax K1. 1/20 s, f/22. ISO 100. © Fernando Galán

Cuando empezamos a tomar fotografías asombra la focal tan angular. Las tomas resultan siempre originales y muy llamativas. Con un objetivo así resulta fácil caer en la tentación de fotografiar siempre a 15 mm y tenemos que contener las ganas para poder ofrecer resultados en todas las focales. Así, comprobamos que la posibilidad de llegar hasta los 30 mm facilita que se puedan realizar fotografías más “normales” sin necesidad de cambiar de objetivo.

Pentax 15-30 mm a 18 mm sobre Pentax K1. 1/60 s, f/8. ISO 100. © Fernando Galán
Pentax 15-30 mm a 18 mm sobre Pentax K1. 1/60 s, f/8. ISO 100. © Fernando Galán

A primera vista ya se aprecian imágenes de gran nitidez, definición y belleza, incluso en las esquinas. La deformación en barrilete resulta evidente a la distancia focal más corta pero totalmente lógica en un angular de estas focales y, por otra parte, bastante asumible respecto a los ángulos de toma, cualquier toma más ortogonal acusaría menor deformación geométrica. En cuanto comenzamos a cerrar ángulo empieza a desaparecer la distorsión y, más o menos, en torno a los 24 mm comienza un ligero acerico que se hace más palpable a 30 mm: un comportamiento muy típico en esta clase de ópticas extremas.

Fábrica abandonada
Pentax 15-30 mm a 30 mm sobre Pentax K1. 1/320 s, f/8. ISO 100. © Fernando Galán

La K1 dispone de herramientas de corrección óptica: distorsión, iluminación periférica, aberraciones cromáticas y difracción. No obstante, para realizar esta prueba de campo mantuvimos todas en modo «off».

Banco roto
Pentax 15-30 mm a 15 mm sobre Pentax K1. 1/250 s, f/2,8. ISO 100. © Fernando Galán
Fábrica abandonada
Pentax 15-30 mm a 20 mm sobre Pentax K1. 1/400 s, f/10. ISO 100. © Fernando Galán

La apertura máxima constante facilita el trabajo en todo tipo de escenas. Sabemos que esto supone algunos inconvenientes cuando se utilizan sensores de 24×36 mm. Entre ellos, el viñeteo. Así sucede, que a esta máxima apertura resulta muy visible. Se reduce bastante con cerrar un punto hasta llegar a desaparecer a f/8.

Fábrica abandonada
Pentax 15-30 mm a 20 mm sobre Pentax K1. 1/200 s, f/8. ISO 100. © Fernando Galán
Fábrica abandonada
Pentax 15-30 mm a 30 mm sobre Pentax K1. 1/200 s, f/8. ISO 100. © Fernando Galán

Lo que sí logramos con esa máxima apertura son desenfoques progresivos muy armoniosos que ofrecen un bonito bokeh gracias a su diafragma de 9 palas que, dicho sea de paso, cierra hasta f/22.

Fábrica abandonada
Pentax 15-30 mm a 15 mm sobre Pentax K1. 1/3200 s, f/2,8. ISO 100. © Fernando Galán
Fábrica abandonada
Pentax 15-30 mm a 24 mm sobre Pentax K1. 1/250 s, f/8. ISO 100. © Fernando Galán

Del enfoque se encarga un motor supersónico (SDM) de acción directa que realiza su trabajo con precisión, rapidez y bajo nivel de ruido incluso en situaciones de luz escasa. Se consigue una distancia mínima de enfoque de 28 centímetros, lo que casi permite tomas macro que, con el máximo ángulo de visión logrado, da como resultado fotografías con una perspectiva dinámica.

Fábrica abandonada
Pentax 15-30 mm a 18 mm sobre Pentax K1. 1/320 s, f/10. ISO 100. © Fernando Galán
Fábrica abandonada
Pentax 15-30 mm a 15 mm sobre Pentax K1. 1/400 s, f/10. ISO 100. © Fernando Galán

Las lentes llevan un recubrimiento multicapa de «alta definición» que evita los destellos y reduce las «imágenes fantasma». Incluso en situaciones de contraluz, como puede comprobarse en las fotos de muestra, los reflejos apenas aparecen y, cuando llegan, es con absoluta discreción. Incluye, además, un recubrimiento especial en la superficie frontal del objetivo para repeler el agua y las manchas de grasa provocadas, por ejemplo, por los dedos.

Fábrica abandonada
Pentax 15-30 mm a 18 mm sobre Pentax K1. 1/60 s, f/20. ISO 100. © Fernando Galán
Fábrica abandonada
Pentax 15-30 mm a 15 mm sobre Pentax K1. 1/320 s, f/8. ISO 100. © Fernando Galán

Aún no disponemos de precio oficial para este objetivo ni fecha de disponibilidad en España pero, por lo visto en distribuidores extranjeros, podemos suponer que rondará los mil doscientos euros. Un precio que nos parece bastante acorde a las características de este angular extremo.

Dejar una respuesta

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce aquí tu nombre

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.