Kodak APEX

Gama Tonal

La transferencia térmica de tintes por sublimación siempre ha gozado de buena fama respecto a los conceptos de gama y densidad de tono, siendo usada en tiempos como sistema de pre impresión fidedigna. Esta opinión se basa en su estructura cromógena multicapa, ausente de trama visible, recreando una estética muy similar a los procesos analógicos tradicionales además de disponer de una última capa de protección plástica, aumentando el brillo de la copia y teóricamente su permanencia.

La sublimación es el paso directo de un cuerpo de la fase sólida al estado gaseoso. Una impresora de sublimación térmica de tinta utiliza una cinta de transferencia dividida en tres tramos por cada imagen, una capa amarilla, una magenta y otra cian. Mediante un panel de celdillas calefactoras de alta precisión se sublima cada capa de tinte, y por acción de la transferencia térmica, la imagen se adhiere al papel/soporte final, así con cada capa, hasta formar la copia final por transparencia y solapamiento de unas contra otras. Este paso ha de llevarse a cabo con un registro perfecto para no causar el efecto de doble imagen.

El sistema de transferencia puede conformarse bien por tres capas de colorantes superpuestos, en orden amarillo, magenta y cian, o bien se le puede añadir otra capa de colorante negro que completaría el tradicional esquema CMYK, rindiendo mayor densidad y profundidad en los tonos oscuros de la imagen. Independientemente de un esquema u otro la cuarta capa de alto brillo encapsula el soporte haciéndolo insoluble al agua.

A pesar de repetir aquí conceptos básicos, naturalmente entendidos para el lector avanzado, es importante recordarlos para ubicar los puntos fuertes y no tan fuertes del sistema de impresión analizado y concretamente las impresoras de sublimación térmica presentes en el sistema APEX, modelo Kodak 7000 y el Kodak 8800 diferenciándose solamente en los formatos capaces de procesar y la velocidad en gestionarlos.

sRGB y Gama

Los kioscos fotográficos y minilabs están orientados como sabemos para cubrir las necesidades un amplio espectro de usuarios, donde se mezclan imágenes de todo tipo de procedencias dispares, para garantizar resultados aceptables bajo las múltiples configuraciones actuales de cámara, desde la muy modesta a la extremadamente avanzadas, y la solución planteada por la industria es hacer tabula rasa con las habilidades de todas ellas y mostrar –cromáticamente hablando– un espacio de color más reducido de lo que algunas cámaras serían capaz de cubrir, usando el espacio de color sRGB, de espectro más reducido que el adobe 1998.
El sRGB se embebe por omisión en estos sistemas, para, tal como decíamos, garantizar de todos los resultados posibles el menos malo y más uniforme para un amplio elenco de dispositivos. Aún conociendo esta premisa decidimos, de igual manera para demostrar equidad con los dispositivos, usar espacios un poco más amplios e incrustar en las imágenes y tablas impresas el espacio adobe 1998, bajo una arquitectura de archivo TIFF sin compresión. Intentando con estos movimientos garantizar el máximo umbral de calidad en los dos sistemas.

Mostramos primero unas vistas del plano axial xy, según la representación bidimensional más típica, útil para visualizar los puntos máximos de saturación en cada elemento. El Espacio de referencia es el Adobe 1998,  visible en los gráficos de forma triangular, primera prueba realizada mediante el intérprete relativo colorimétrico.

Muestra bidimensional de la gama tonal (pinchar para ampliar)

La gama es, en esta zona media del perfil, más amplia sutilmente en el sistema fotoquímico, sobre todo en zonas complejas de reproducir tal como los azules violetas y los verdes más saturados, así como aumentar levemente el umbral azul-cian.

Viendo los datos nativamente, sin interpretar por medio del sistema relativo colorimétrico, la gama aumenta notablemente en ambos pero nos daría resultados poco o nada predecibles, es inviable usar un dispositivo de impresión sin pautar su comportamiento en sintonía a un espacio de referencia, las conocidas “mediadas de interpretación”, colorimétrica, perceptual, absoluta, etc.

Adjuntamos la siguiente imagen para reflexionar y comparar directamente con la anterior y viendo claramente el comportamiento homogéneo del soporte fotoquímico frente al sistema APEX de Kodak.

Gama tonal nativa, sin interpretar (pinchar para ampliar)

Toda representación del espacio tridimensional CIE LAB, basado en la percepción humana, debería como parece lógico, verse en tres y no dos dimensiones: usamos este corte por el ecuador del perfil para que sea más visual y didáctico, pero la complejidad y el entendimiento total de la gama de un dispositivo sólo puede apreciarse desde su tridimensionalidad.

Representación en 3D de la gama tonal  (pinchar para ampliar)

El sólido degradado en colores es el perfil en cuestión de cada uno de los dispositivos, la malla coloreada que los circunscribe y envuelve es el espacio de referencia Adobe 1998. Constatamos desde esta versión tridimensional lo que intuíamos con los anteriores cortes xy: la gama es en todos los aspectos más amplia y homogénea en el sistema fotoquímico que en los sistemas de sublimación incorporados en el conjunto APEX de Kodak.

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.