Kodak APEX

Permanencia

El laminado presente en última capa del soporte Kodak XtraLifeII, material fungible de las impresoras de sublimación térmica del APEX, cumple una doble función, protege y sella el soporte frente a las agresiones del exterior, pudiéndose tocar sin temor a dejar huella en su superficie, así como aumentar la vida útil del soporte y por ende su permanencia.

Sobre este último concepto destacamos la poca información ofrecida por Kodak, limitándose al lema comercial que a modo de axioma irrefutable dicta en todos los comunicados de la empresa, “fotos para toda una vida”, sin ofrecer dato alguno sobre las pruebas de envejecimiento acelerado con estos productos, la intensidad de la luz recibida en estas pruebas y lo más necesario: una tabla de equivalencias entre los factores degradantes y los años estimados de permanencia del soporte bajo la exposición continua de estos agentes, así como las posibles conmutaciones entre ellos.

Kodak Xtralife II© papel optimizado sublimación térmica

Henry Wilhelm, experto internacional en la materia que nos ocupa, con más de treinta años dedicado a la predicción del envejecimiento y futuro comportamiento de los soportes que albergan nuestras imágenes, realizó una esclarecedora tabla en 1995 sobre los sistemas de sublimación de tintes del momento, tabla hoy desfasada cronológicamente pero de total vigencia a nivel didáctico.

Intuyendo la problemática derivada del uso de bases colorantes como estrato de nuestros recuerdos fotográficos, frente a la resistencia demostrada de los sistemas pigmentarios, con problemas de otra índole si bien es cierto, pero con una permanecía insuperable por el momento.

No en vano toda la generación perteneciente a los primeros soportes en color comercializados, deberá de gozar de una impecable memoria visual, ya que los recuerdos físicos presentes en sus álbumes familiares que celosamente atesoren, de poco valdrán para rememorar nada más lejos que su innegable perdida de densidad y registro.

“Copias con Alzheimer” repartidas por toda una generación con el derecho truncado a  recordar, compartir y rememorar tiempos pasados mediante sus imágenes personales.

Cortesía del Wilhelm Imaging Research ©

Argumentar por lo tanto, que este tipo de usuario potencial, propio de los minilabs y kioscos fotográficos, no presta atención a la permanencia futura de sus imágenes, es a nuestro modo de ver, un poco aventurado y bajo las premisas arriba expuestas cabe preguntar si el lema inicial de Kodak “fotos para toda una vida” cumple realmente con su cometido o simplemente es presa del lenguaje publicitario comercial, de naturaleza bastante ambiguo.

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.