Si unas semanas atrás probábamos el macro 100 mm de Laowa con un factor de ampliación 2x, ahora tenemos la oportunidad de mostraros los resultados obtenidos con su hermano de 65 mm. Presentado a finales de enero de este 2020, sobre las cámaras sin espejo con sensor APS-C para las que está pensado –Canon M, Sony E y Fujifilm X–, ofrece la misma distancia focal equivalente que su compañero de catálogo: 100 mm.

Laowa 65mm f/2.8 2x Ultra Macro APO
Laowa 65mm f/2.8 2x Ultra Macro APO. © Albedo

De hecho, se trata de una versión reducida de éste, de enfoque manual, con el mismo factor de reproducción y las mismas lentes apocromáticas, pero con un peso y tamaño reducidos con respecto a aquel.

Con un ángulo de visión de 24,4º, podemos encuadrarlo en la categoría de ‘tele corto’ muy apropiado, no sólo para fotografía macro, sino también muy interesante para retrato y producto.

Para la presente prueba de campo hemos utilizado una Fujifilm X-H1. Lamentablemente, por realizarse durante el periodo de confinamiento obligado a causa de la pandemia del COVID-19, la toma de muestras ha tenido que limitarse y no podemos ofrecer ejemplos de retrato, aunque podemos imaginar los buenos resultados en esta área basándonos en las conclusiones de su hermano y extrapolando las tomas obtenidas con el 65 mm durante esta prueba.

Laowa 65mm f/2.8 2x Ultra Macro APO montado sobre la Fujifilm X-H1
Laowa 65mm f/2.8 2x Ultra Macro APO montado sobre la Fujifilm X-H1 utilizada para esta prueba. © Albedo

Diseño y manejo

A primera vista, parece una versión miniaturizada de su hermano de 100 mm. Comparten el diseño tubular alargado –100 mm de largo por 57 mm de diámetro–, ligeramente engrosado en el anillo de enfoque para facilitar su manejo. El mismo acabado metálico e incluso el mismo aro azul cobalto e el frente.

Laowa 65mm f/2.8 2x Ultra Macro APO
Laowa 65mm f/2.8 2x Ultra Macro APO. © Albedo

Se diferencia, no obstante, en que las lentes frontal y trasera no se desplazan al variar el enfoque como sucedía en aquel. Aquí encontramos lentes fijas y los recorridos se realizan en el interior. Esto implica que, a pesar de no estar sellado, logramos una mayor protección contra el polvo y las partículas no se van a bombear hacia el sensor al girar el enfoque.

La sensación de calidad y robustez se mantienen gracias a la mencionada construcción en metal a pesar de la cual el peso se mantiene en tan solo 335 g. Incluye parasol tubular que se adapta en el frontal, con un diámetro de filtro de 52 mm.

Un aro dentado, que ocupa la cuarta parte de la longitud total del objetivo, facilita la tarea del enfoque, aunque casi la mitad del barrilete gira durante esta operación. Junto a las distancias de enfoque –en metros y en pies– encontramos el factor de ampliación que, como dijimos, llega hasta 2:1 en la distancia mínima de enfoque –17 cm–. Tenemos que realizar un gran giro de muñeca durante el recorrido por las distancias cortas hasta llegar a las distancias de enfoque más lejanas, que alcanza hasta los 3 m antes de pasar a infinito.

Laowa 65mm f/2.8 2x Ultra Macro APO
Laowa 65mm f/2.8 2x Ultra Macro APO. © Albedo

Como viene siendo habitual en todos los objetivos de Laowa, disponemos de la serigrafía que indica las distintas profundidades de campo en función del diafragma seleccionado, que sirven como complemento a las ayudas que ofrece la cámara.

Ayudas que, en el caso de la cámara utilizada para esta prueba, son muchas y ventajosas. A la ayuda habitual en todos los sistemas del color resaltado en el punto enfocado, se añaden en la Fujiilm X-H1 la división de la imagen, la ampliación de la zona a enfocar y la que durante esta prueba más hemos usado por sus ventajas prácticas: la vista ampliada en una ventana adyacente del punto de enfoque seleccionado junto a la imagen total encuadrada.

El anillo de diafragmas, mucho más estrecho que el de enfoque, se maneja con facilidad. Cuenta con muescas en los pasos universales de diafragma que van de f/2,8 hasta f/22. El recorrido entre los dos primeros pasos es bastante largo y se va reduciendo a medida que cerramos, siendo casi imperceptible entre los dos últimos pasos. Aunque no encontremos clics en los pasos intermedios, se puede seleccionar cualquier apertura. Eso sí, debemos intuir el valor.

Laowa 65mm f/2.8 2x Ultra Macro APO montado sobre la Fujifilm X-H1
Laowa 65mm f/2.8 2x Ultra Macro APO montado sobre la Fujifilm X-H1. © Albedo

Puesto que se trata de un objetivo completamente manual, no tiene más botones ni controles que los mencionados aros. Además, por la misma condición, carece de contactos de comunicación con la cámara. Esto es así para todas las versiones; recordemos que la montura para Canon de su homólogo para sensores mayores incluía contactos para manejar el diafragma.  

La cámara usada para esta prueba, Fujifilm X-H1, pesa poco menos de 700 g. Es decir, más del doble que el objetivo y posee una buena empuñadura que facilita su agarre y manejo. Por ello, el Laowa 65 mm se maneja perfectamente sobre ella. Ni sobresale en exceso ni cabecea por lo que forman un buen equipo.

Rendimiento y muestras

A continuación, mostramos unas cuantas tomas a resolución nativa realizadas con el Laowa 65 mm f/2.8 2X Ultra Macro APO en combinación con la Fujifilm X-H1.

En su interior cuenta con 14 lentes distribuidas en 10 grupos de las cuales tres son de dispersión extra baja para minimizar las aberraciones cromáticas. Además, utiliza el mismo diseño APO que ya vimos en su hermano mayor.

Gracias a ello, efectivamente comprobamos como las aberraciones cromáticas resultan imperceptibles en las muestras tomadas incluso en las situaciones en que estas suelen producirse.

Fotografía tomada con Laowa 65mm f/2.8 2x Ultra Macro APO + Fujifilm X-H1
Fotografía tomada con Laowa 65mm f/2.8 2x Ultra Macro APO + Fujifilm X-H1. 1/2.000s – f/11 – ISO 200. © Fernando Galán

Asimismo, observamos el buen nivel de detalle que se mantiene constante durante todo el recorrido de diafragmas, con una muy ligera pérdida en las esquinas cuando cerramos del todo.

Fotografía tomada con Laowa 65mm f/2.8 2x Ultra Macro APO + Fujifilm X-H1
Fotografía tomada con Laowa 65mm f/2.8 2x Ultra Macro APO + Fujifilm X-H1. 1/210s – f/8 – ISO 200. © Fernando Galán
Fotografía tomada con Laowa 65mm f/2.8 2x Ultra Macro APO + Fujifilm X-H1
Fotografía tomada con Laowa 65mm f/2.8 2x Ultra Macro APO + Fujifilm X-H1. 1/55s – f/16 -ISO 400. © Fernando Galán

El diafragma de 9 palas forma un desenfoque casi circular como podemos apreciar en las imágenes que incluyen luces fuera de foco.

Fotografía tomada con Laowa 65mm f/2.8 2x Ultra Macro APO + Fujifilm X-H1
Fotografía tomada con Laowa 65mm f/2.8 2x Ultra Macro APO + Fujifilm X-H1. 1/4s – f/2.8 – ISO 200. © Fernando Galán

Cuesta distinguir señales de distorsión geométrica; quizá un muy ligero acerico en los extremos de la imagen.

Fotografía tomada con Laowa 65mm f/2.8 2x Ultra Macro APO + Fujifilm X-H1. 3.1s – f/22 – ISO 200. © Fernando Galán

Puesto que la proyección de la imagen se realiza sobre un sensor APS-C, el viñeteo también se muestra más moderado que en su homólogo para captores de ‘formato completo’ (24×36 mm): aparece muy tenue a máxima apertura, se reduce al cerrar un punto y desaparece por completo a f/5,6.

Fotografía tomada con Laowa 65mm f/2.8 2x Ultra Macro APO + Fujifilm X-H1
Fotografía tomada con Laowa 65mm f/2.8 2x Ultra Macro APO + Fujifilm X-H1. 1/480 s – f/4 – ISO 200. © Fernando Galán

Tampoco encontramos reflejos ni destellos si disparamos a contraluz. Aunque si incluimos la fuente de luz en el encuadre puede aparecer un tenue flare que no estropea la captura si sabemos incluirlo en nuestra composición.        

Fotografía tomada con Laowa 65mm f/2.8 2x Ultra Macro APO + Fujifilm X-H1
Fotografía tomada con Laowa 65mm f/2.8 2x Ultra Macro APO + Fujifilm X-H1. 1/2.400s – f/16 – ISO 200. © Fernando Galán
Fotografía tomada con Laowa 65mm f/2.8 2x Ultra Macro APO + Fujifilm X-H1
Fotografía tomada con Laowa 65mm f/2.8 2x Ultra Macro APO + Fujifilm X-H1. 1/450s – f/11. ISO 1.600. © Fernando Galán
 Fotografía tomada con Laowa 65mm f/2.8 2x Ultra Macro APO + Fujifilm X-H1
Fotografía tomada con Laowa 65mm f/2.8 2x Ultra Macro APO + Fujifilm X-H1. 1/5s – f/22 – ISO 200. © Fernando Galán

Comparado con…

Laowa tiene en su catálogo varios objetivos ‘macro’, pero cada uno tiene unas características diferenciadoras muy específicas por lo que la comparación resulta inadecuada.

Fotografía tomada con Laowa 65mm f/2.8 2x Ultra Macro APO + Fujifilm X-H1
Fotografía tomada con Laowa 65mm f/2.8 2x Ultra Macro APO + Fujifilm X-H1. 1/25s – f/4/ -ISO 200. © Fernando Galán

Sí cabría comparación y, de hecho, la hemos venido haciendo durante toda la prueba, con su equivalente para sensores de ‘formato completo’ (24×36 mm): el 100 mm. A efectos prácticos, sin embargo, tampoco resulta apropiada la comparación pues cada uno está pensado para distinto tipo de cámara.

Como sucedía al comparar su compañero con homólogos en otras marcas encontramos varios objetivos macro con distancias focales similares, pero ninguno con un factor de ampliación máxima de 2X.

Fotografía tomada con Laowa 65mm f/2.8 2x Ultra Macro APO + Fujifilm X-H1
Fotografía tomada con Laowa 65mm f/2.8 2x Ultra Macro APO + Fujifilm X-H1. 1/250s – f/2.8 – ISO 200. © Fernando Galán

Empezando por la marca de la cámara utilizada para la prueba, Fujinon tiene en su catálogo dos macros: un 60 mm f/2,4 y un 80 mm f/2,8. La principal diferencia radica en que ambos son de enfoque automático por lo que se facilita el trabajo, pero también aumenta considerablemente el precio. En concreto, el 60 mm pasa de 600 € y el 80 mm duplica ese importe. Eso sí, está protegido contra la intemperie, cuenta con un sistema especial de enfoque y estabilizador de imagen.

Fotografía tomada con Laowa 65mm f/2.8 2x Ultra Macro APO + Fujifilm X-H1
Fotografía tomada con Laowa 65mm f/2.8 2x Ultra Macro APO + Fujifilm X-H1. 1/105 s – f/4 – ISO 3.200. © Fernando Galán

Sony tiene en su catálogo un curioso objetivo macro de 30 mm de distancia focal y f/3.5 que consigue un factor de ampliación de 1:1 con una distancia mínima de enfoque de tan solo 2,4 cm. No ofrece un rendimiento de imagen tan bueno como el aquí probado, pero tiene enfoque automático y se puede adquirir por menos de 300 €.

Fotografía tomada con Laowa 65mm f/2.8 2x Ultra Macro APO + Fujifilm X-H1
Fotografía tomada con Laowa 65mm f/2.8 2x Ultra Macro APO + Fujifilm X-H1. 1/170s – f/5.6 – ISO 200. © Fernando Galán

Canon también ofrece un objetivo parecido para su serie M, un 28 mm f/3,5; también de enfoque automático y que en modo súper macro alcanza un factor de ampliación de 1:1,2 y una distancia mínima de enfoque de 9 cm. El precio de 360 € también añade atractivo a esta óptica.

Conclusiones

El Venus Laowa 65 mm f/2.8 Macro 2x APO aquí probado es una réplica para APS-C del 100 mm que pasó por nuestras manos unos días antes. En consecuencia, hemos obtenido resultados y conclusiones muy similares.

Como está pensado para cámaras con sensor APS-C, logramos algo más de profundidad de campo que con su homólogo. Esto, según usuarios o necesidades, puede verse como ventaja o inconveniente. Desde nuestro punto de vista, ya que, en cualquier caso, hablamos de áreas de enfoque muy críticas, agradecemos ese plus de nitidez.

Fotografía tomada con Laowa 65mm f/2.8 2x Ultra Macro APO + Fujifilm X-H1.
Fotografía tomada con Laowa 65mm f/2.8 2x Ultra Macro APO + Fujifilm X-H1. 1/250s – f/5.6 – ISO 400. © Fernando Galán

A favor, la magnífica nitidez que consigue durante todo el recorrido de diafragmas y distancias de enfoque libre de artefactos, aberraciones, distorsiones, reflejos internos, viñeteo… en contra, tan sólo las derivadas de la dificultad de enfocar a mano en un mundo en que nos hemos acostumbrado a la comodidad del enfoque automático.

Cierto que las cámaras sin espejo para las que está pensado cuentan con ayudas importantes para el enfoque manual. Cierto también que gran parte de las fotografías que se harán con un objetivo de estas características requieren el enfoque manual. Otras, por el contrario, como el retrato, requieren agilidad durante esta operación y hace falta recuperar o adquirir esta habilidad para sacar el máximo partido a este objetivo.

Fotografía tomada con Laowa 65mm f/2.8 2x Ultra Macro APO + Fujifilm X-H1.
Fotografía tomada con Laowa 65mm f/2.8 2x Ultra Macro APO + Fujifilm X-H1. 1/60s – f/8 – ISO 1.600. © Fernando Galán

La ausencia de contactos implica otra consecuencia negativa: la pérdida de los datos de la toma. Un aspecto que puede carecer de importancia cuando se gana en calidad de imagen pero que tampoco hay que olvidar.

Para terminar de inclinar la balanza, su precio en torno a los 400 € pueden ayudar a tomar la decisión para adquirir un objetivo con unas características que tiene poca competencia.

Dejar una respuesta

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce aquí tu nombre

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.