Leica Summicron-M 50 mm f/2 – La Prueba sobre Leica M Monochrom

Labo DSLRMZ – En nuestros artículos anteriores hemos analizado a fondo el rendimiento de la muy especial Leica M Monochrom y su captor exclusivo para blanco y negro, y hoy –por justicia– les ofrecemos las pruebas de rendimiento del objetivo Leica Summicron-M 50 mm f/2, en combinación con la misma.

Los objetivos para el sistema Leica-M se caracterizan –a grandes rasgos– por su fama de alta calidad de imagen y constructiva, alto precio, valor estable y durabilidad. Nosotros añadiríamos, “tamaño compacto”.
Es algo que quizá se olvida a la hora de evaluar la relación calidad/precio de las ópticas Leica-M  sin embargo forma parte del ADN del sistema, en parte por vocación, pero en gran parte por imposición del concepto del sistema.

El Leica Summicron-M 50 mm f/2 aparece aquí sobre una Leica M Monochrom, con su práctico parasol extensible «en posición». A observar, que se ha diseñado lo más «delgado» posible  © Albedo Media, S.L.

Aunque parezca redundante recordarlo, hay que tener en cuenta que al ser las Leica M cámaras telemétricas, el encuadre y enfoque no se realiza por sistema réflex a través del objetivo, sino a través del sistema óptico externo al mismo, por esa “ventana” situada a su izquierda según la posición de disparo para el fotógrafo.
Debido a ello, resulta casi imperativo mantener en un mínimo el diámetro de barrilete de los objetivos –y en cierta forma su longitud física– so pena de que interfieran visualmente en exceso en ese encuadre.

Dicho de forma un tanto pedestre: que “se vea” el barrilete por el visor, ocultando una parte más o menos importante del encuadre. Y de hecho, en más de un objetivo Leica-M se llega a producir esa interferencia, aunque a la hora del diseño se trate de evitar al límite. Esos parasoles “con ventanas” que se emplean en algunos objetivos, son para minimizar esas interferencias.

Y lo comentamos aquí, para resaltar que esa necesidad de tamaño contenido supone diseños más costosos, con vidrios más exóticos y caros, con barriletes de metal en lugar de plástico. Y naturalmente, sin autoenfoque, sin motores.

Y el Leica Summicron-M 50 mm f/2 –con fórmula originaria de 1979– que ahora probamos sobre la Leica Monochrom es un “clásico” en ese sentido: 53 mm de diámetro para 43,5 mm de largo. Una de las ópticas más apreciadas actualmente entre los usuarios del sistema Leica-M.
Y conste que decimos “más apreciadas” no “más deseadas”, que esa es otra historia y podríamos citar como ejemplo al Leica Apo-Summicron-M 50 mm f/2 Asph. de presentación relativamente reciente y que tiene un precio casi cuatro veces mayor que el del objetivo ahora probado.

Leica Summicron-M 50 mm f/2: montura y codificación

Con la introducción de la Leica M8 y el empleo para la serie Leica M de sensores digitales, se hicieron necesarias diversas astucias para conseguir la máxima calidad posible sobre un sistema digital, compatibilizando objetivos diseñados hace más de medio siglo y con una distancia de montura a plano focal, muy corta.
Leica codificó ópticamente las monturas de las nuevas cámaras y objetivos, con la opción de –por una modesta suma– codificar monturas anteriores. Con ello se compensa el posible viñeteado sobre el captor digital.

Lector optoelectrónico en la montura de la cámara © Albedo Media, S.L.
Lector optoelectrónico en la montura de la cámara © Albedo Media, S.L.

Un bonito detalle del lector óptico © Albedo Media, S.L.
Un bonito detalle del lector óptico © Albedo Media, S.L.



Código óptico (6 bit) en la montura del objetivo: una antigua puede cambiarse fácilmente por una nueva codificada © Albedo Media, S.L.

Para los objetivos no codificados, como es el caso del de nuestra prueba, se puede introducir la codificación manualmente a través del menú. Ambas, © Albedo Media, S.L.

Leica Summicron-M 50 mm f/2: rendimiento

Leica Summicron-M 50 mm f/2: resolución en pares de líneas/mm

En este caso, la prueba la hemos realizado sobre la Leica M Monochrom, partiendo de los archivos RAW DNG, y pensamos que vale la pena examinar con detenimiento la gráfica y quizá retenerla en la memoria como referencia.

Sobre Leica M Monochrom © Albedo Media, S.L.
Sobre Leica M Monochrom © Albedo Media, S.L.

Con el rendimiento más alto obtenido hasta la fecha en nuestro laboratorio para un sistema digital, el Leica Summicron-M 50 mm f/2 es una demostración palpable de hasta qué punto se puede llevar la calidad de imagen sin llegar a emplear lentes aesféricas. Y ello… ¡con una fórmula y construcción de hace 34 años!
En ese punto está el valor de las ópticas Leica-M, gracias a los buenos vidrios ópticos, las superficies bien talladas y pulidas y el montaje escrupuloso en barriletes metálicos ajustables de precisión.
El mejor valor es para f/8, pero tal como comentan en Leica, se gana un poco cerrando un punto a f/2,8, pero ya desde plena abertura el resultado es impresionante, con 90 pares de línea/mm para el centro. Sin duda, el sensor monocromo libre de pauta Bayer de la Leica M Monochrom, ayuda. Queremos entender que ello certifica nuestra sospecha en el sentido de que más de una óptica de calidad está limitada –hoy en día– por las características del sensor.

Leica Summicron-M 50 mm f/2: viñeteado

Para el viñeteado, ofrecemos dos gráficos: el primero con el objetivo «a capón», sin introducir la codificación, y el segundo indexado con ella, incorporada a través de menú.

Sin codificación © Albedo Media, S.L.
Sin codificación © Albedo Media, S.L.
Con codificación © Albedo Media, S.L.
Con codificación © Albedo Media, S.L.
Puede observarse que la codificación es muy efectiva desde f/2,8 en adelante, y moderada, pero funcional a f/2. En conjunto, para un objetivo de esa focal y luminosidad, se puede decir que los resultados son muy buenos, por no decir excelentes, si se opera bajo codificación.

Leica Summicron-M: distorsión

Para la distorsión, analizada a las distancias normalizadas de nuestro protocolo de pruebas no esperábamos sorpresas, pues en lo que respecta al rendimiento de sus ópticas, Leica «no engaña», y anuncia para este objetivo una distorsión muy baja, de menos de un 2% y así lo corroboramos: es prácticamente indetectable.

Leica Summicron-M 50 mm f/2: distorsión despreciable © Albedo Media, S.L.
Leica Summicron-M 50 mm f/2: distorsión despreciable © Albedo Media, S.L.

Leica Summicron-M: tomas comparativas

Ofrecemos tomas comparativas en archivos originales JPEG obtenidas a las distintas aberturas de diafragma, con ajustes de nitidez y contraste estándar.


f/2  f/2,8  f/4  f/5,6  f/8  f/11  f/16
Esperamos que poder abrir los archivos y compararlos resulte útil a los lectores, a fin de poder hacerse una idea bastante fiel de –sobre un sujeto controlado– el comportamiento del Leica Summicron-M 50 mm f/2 en centro, esquinas y campo medio.
Para los más inquietos, recordarles que pueden realizar comparaciones para tomas con la misma cámara y en las mismas condiciones con el Voigtländer Nokton 50 mm f/1,5 Asph.
Los más observadores percibirán una pequeña diferencia de ángulo de toma y con razón: los responsables de Leica, que son todo seriedad, ya nos avisan de que su objetivo tiene –en realidad– una focal de 52,3 mm en lugar de la nominal de 50 mm…

Leica Summicron-M: conclusiones

Este objetivo es un ejemplo de la calidad óptica y mecánica de los objetivos Leica-M (*) y basta observar la gráfica de rendimiento y las tomas de muestra para convencernos de ello. Resolución y contraste combinan muy bien –qué duda cabe– con el limpio captor de la Leica M Monochrom para dar una acutancia soberbia, que va acompañada de casi cero distorsión y un viñeteado muy controlado. Poco más puede decirse de un sistema tan contundente… salvo que se queda uno con ganas de averiguar hasta donde se llegaría con el Leica Apo-Summicron-M 50 mm f/2 Asph.

Leica Summicron-M: ficha técnica

OBJETIVO Leica Summicron-M 50 mm f/2
Cobertura 24 x 36 mm
Focal 50 mm nominal/52,3 mm real
Focal «equivalente» APS-C/MFT 78,45/104,6 mm
Ángulo de toma 47 grados
Abertura máxima f/2
Abertura mínima f/6
Numero de palas 8, abertura casi circular hasta f/2,8
Lentes/grupos 6/4
Lentes aesféricas No
Otras lentes especiales No indicado
Lentes flotantes No
Revestimientos Multicapas
Distancia mínima de enfoque 0,7 m
Escala de reproducción 1:11,5
Area cubierta a la mínima distancia 277 x 416 mm
Autoenfoque No
Tipo de motor No aplicable
Zoom motorizado No aplicable
Tipo de motor No aplicable
Enfoque manual Afirmativo, telemétrico
Estabilizado No
Equivalencia según fabricante No aplicable
Ø para filtros 39 mm
Ø x Largo 53 x 43,5 mm
Peso 240/335 gramos (negro/plata)
Barrilete Metálico: latón/aluminio (plata/negro)
Sellado contra intemperie No
Montura Leica M codificable (unidad probada)
Transmisión de datos En caso de codificación: optoelectrónica
Optimizado para vídeo No
Otros datos Anillo de abertura de diafragma, clics en medio punto
Accesorios incluidos Tapas, parasol extensible incorporado
Precio aproximado 1.820 €
Disponibilidad Disponible

(*) Como toda obra hecha por el ser humano, también en los objetivos Leica-M se da –muy de vez en cuando– lo que se llama «un limón». Ello suele ocasionar un enfado grande a su propietario, por un lado por el alto precio del producto y por otro, porque –como todo objetivo ajustado e inspeccionado unidad por unidad– el tiempo de retorno del mismo ajustado en garantía puede ser más bien largo.

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.