Nutriendo el elenco de terminales de gama alta con prestaciones fotográficas destacables, encontramos este nuevo LG G5, potente smartphone parcialmente modular con doble óptica/sensor capaz de atreverse con una cobertura de extrema de 135º.

LG G5 © Albedo Media
Cuerpo original del LG G5 en versión Oro, sin aditivos © Albedo Media

En busca de la novedad que aporte valor añadido parece que va a ser cada vez más común encontrarse terminales móviles con soluciones diferentes a las tradicionales. El doble módulo de cámara –óptica y sensor–, tiene ya referentes similares en la pequeña pero intensa historia de la fotografía digital. Más recientemente el Huawei P9 y su famosa doble óptica certificada por Leica  utilizó idéntico sistema para diferenciar claramente la toma monocromática –con excelentes resultados– de la captura a pleno color.

En el caso que nos ocupa, la duplicidad de óptica y sensor viene de la mano de una oferta focal más arriesgada, un módulo ultra angular de hasta 135º y otro convencional, sin por ello aumentar las dimensiones físicas del producto, y además el cambio entre uno y otro es muy intuitivo, de ahí que actúen asociados, físicamente, en paralelo.

LG G5 © Albedo Media
Vemos dos de las grandes novedades de este LG G5, su doble conjunto de óptica/sensor y la capacidad de recibir módulos de expansión © Albedo Media

Por si esto fuera poco, a la apuesta tecnológica de LG se le suma su capacidad parcialmente modular, con un zócalo inferior de recepción sobre el cual aumentar sus prestaciones. Los módulos disponibles son de momento limitados y de todos ellos el que –lógicamente– más nos interesa para nuestro uso es la empuñadura LG Cam Plus.

LG G5 © Albedo Media, LG Cam Plus,
La batería extraíble se acopla a los diferentes módulos disponibles del LG G5; a la izquierda tenemos el terminal acoplado al módulo/empuñadura LG Cam Plus © Albedo Media

El agarre mejora razonablemente con él y además incluye una réplica de los botones principales de disparo, por lo que –sin ser imprescindible– su uso ha sido muy gratificante para nosotros: la experiencia nos recuerda bastante al manejo y ergonomía de una cámara compacta convencional.

LG G5 © Albedo Media
Mejoras notables de agarre y ergonomía con el módulo/empuñadura LG Cam Plus © Albedo Media

135 º de cobertura

Tenemos que reconocer que la primera vez que leímos la ficha técnica de este equipo nos dio algo de pavor el hincapié comercial que se hacía sobre enorme cobertura angular, esos 135º grados que salen por todos lados, conociendo bien lo que técnicamente implica contener las deformaciones geométricas en estas ópticas extremas, esperábamos un cóctel emocionante de trazas ópticas y aberraciones de todo tipo.

LG G5, f/2,4 1/120 s. ISO 50 © Albedo Media
Toma realizada a 135º de cobertura con el LG G5 – f/2,4 1/120 s. ISO 50. Toma RAW convertida a JPEG (valores por defecto) © Albedo Media

Por suerte la realidad fue mucho más gratificante; primeramente “reseteamos” nuestras exigencias –normalmente ubicadas en torno al equipo fotográfico profesional– nos ubicamos dentro del marco móvil y tras estas nuevas gafas, miramos.

LG G5 – f/2,4 1/440 s. ISO 50s. ISO 250 © Albedo Media
LG G5 – f/2,4 1/440 s. ISO 50. Toma RAW convertida a JPG (valores por defecto) © Albedo Media

Las imágenes obtenidas adolecen de una notable deformación, sí, pero que podrá seguramente ser tolerable por la mayoría de usuarios acostumbrados a compactas de gama media y a terminales móviles de gama alta.

LG G5, f/2,4 1/900 s. ISO 50 © Albedo Media
Las deformaciones geométricas también pueden ser un recurso compositivo, LG G5 – f/2,4 1/900 s. ISO 50. Toma RAW convertida a JPG (valores por defecto) © Albedo Media

Paradójicamente, las cámaras de acción, entre ellas la celebérrima GoPro a la cabeza, han normalizado la aberración geométrica en los angulares hasta tal punto que para muchos usuarios la estética es indisoluble, no existe una cosa sin la otra, ajenos de que existen preciadas –y caras– ópticas angulares rectilineares, libres prácticamente de distorsión geométrica.

LG G5, f/2,4 1/350 s. ISO 50 © Albedo Media 
Los destellos frontales de esta pequeña óptica ultra angular son muy visibles, LG G5 – f/2,4 1/350 s. ISO 50. Toma RAW convertida a JPG (valores por defecto) © Albedo Media

Apreciaciones sociales al margen, tendremos que tener mucho cuidado con las luces frontales, y así nuevamente tenemos la responsabilidad de diferenciar entre estética y características técnicas. A sabiendas que los efecto de destelloflare– no pueden estar más de moda y siempre con el marco de exigencia de este perfil, andemos muy atentos a las luces que rodean nuestra toma si disparamos con el modo ultra angular. Cualquier luz que se encuentre en el campo de visión puede causar pérdidas de contraste y destellos importantes, no olvidemos… 135 grados de cobertura, mandando rayos de luz muy torcidos hacia un sensor “chiquitín”, no era una tarea fácil.

LG G5 – f/2,4 1/1250 s. ISO 50 © Albedo Media
Pessoa, visto a 135 º, LG G5 – f/2,4 1/1250 s. ISO 50. Toma RAW convertida a JPG (valores por defecto) © Albedo Media

El conjunto de óptica ultra angular –máxima abertura f/2,4 y captor de 8 Mpx– rinde un poco por debajo de lo que ya acostumbramos a ver en los últimos terminales de gama alta. No obstante entendemos que es el precio a pagar para mantener el delicado equilibrio de tamaño, calidad y precio. No olvidemos que más allá de esta prueba fotográfica, nos encontramos ante un móvil de altas prestaciones, totalmente solvente para la ejecución de apps de alta carga de procesado.

LGLG G5 – f/2,4 1/9 s. ISO 1350 © Albedo Media
En tomas RAW –DNG– el ruido es visible, sobre todo en tomas nocturnas y zonas en alta subexposición, LG G5 – f/2,4 1/9 s. ISO 1350. Toma RAW convertida a JPG (valores por defecto) © Albedo Media

El ruido electrónico es altamente visible, sobre todo en las tomas RAW –formato de archivo DNG– por su parte el procesado de cámara sobreprocesa los JPEG cocinándolos quizás demasiado en nuestra opinión.

LG G5, f/2,4 1/10 s. ISO 1600 © Albedo Media
LG G5, f/2,4 1/10 s. ISO 1600. Toma RAW convertida a JPG (valores por defecto) © Albedo Media

Pasar de los 400 ISO con este modo ultra angular implicará por consiguiente asumir ese compromiso, o bien unas tomas RAW más nítidas y ruidosas o bien esperar unos archivos JPEG algo más densos, borrosos y empastados.

LG G5, f/2,4 1/15 s. ISO 550 © Albedo Media
LG G5, f/2,4 1/15 s. ISO 550. Toma RAW convertida a JPG (valores por defecto) © Albedo Media

Intuimos que el usuario móvil no usará masivamente el formato RAW, aunque se agradece que cada vez más terminales se animen a incorporarlo; seguramente en un futuro cercano esta situación se normalizará como ya ha hecho entre todas las compactas con pretensiones.

LG G5, f/2,4 1/25 s. ISO 200 © Albedo Media
LG G5, f/2,4 1/25 s. ISO 200. Toma RAW convertida a JPG (valores por defecto) © Albedo Media

El rendimiento en las bases de sensibilidad, 50-200 ISO, es bueno sin ser llamativo, siendo mucho mejor el módulo de óptica convencional, como comentaremos a continuación.

LG G5, f/2,4 1/1200 s. ISO 50© Albedo Media
LG G5, f/2,4 1/1200 s. ISO 50. Toma RAW convertida a JPG (valores por defecto) © Albedo Media

Óptica convencional

En la franja focal de un angular moderado –cercano a los 28 mm equivalentes– encontramos la mayor calidad en términos fotográficos de este nuevo LG G5. Su segundo tándem de óptica + captor nos ha dado mejores resultados que su otro “ojo”, ultra angular.

LG G5, f/1,7 1/13 s. ISO 250 © Albedo Media
LG G5, f/1,8 1/1150 s. ISO 50. Toma RAW convertida a JPG (valores por defecto) © Albedo Media

Los 16 Mpx operando con una abertura máxima de f/1,8 de esta óptica convencional aportan la nitidez suficiente como para ser considerado “muy apto”, sin llegar a los niveles de excelencia del Samsung S7 Edge, pero sin duda dentro de los estándares altos de calidad exigibles para un terminal fotográfico.

LG G5, f/1,8 1/400 s. ISO 50 © Albedo Media
LG G5, f/1,8 1/400 s. ISO 50. Toma RAW convertida a JPG (valores por defecto) © Albedo Media

El bokeh de esta pequeña óptica es certero –sobre todo si pensamos en lo diminuto de su iris real– ofreciendo un desenfoque a f/1,8 moderado, pero interesante.

LG G5, f/1,8 1/640 s. ISO 50 © Albedo Media
LG G5, f/1,8 1/640 s. ISO 50. Toma RAW convertida a JPG (valores por defecto) © Albedo Media

El detalle global es aquí mucho más aprovechable que en su versión ultra angular, siendo la versión RAW –bajo plataforma DNG– la que más nos ha convencido por su respeto colorimétrico a las gamas medias y buen compromiso de calidad.

LG G5, f/1,8 1/640 s. ISO 50 © Albedo Media
Excelente detalle con el módulo óptico convencional de LG G5 – f/1,8 1/640 s. ISO 50. Toma RAW convertida a JPG (valores por defecto) © Albedo Media

Este nuevo LG G5 toma el relevo de gama con fuerza, muy orientado a seducir al usuario con su curiosa –aunque no única– estrategia de doble óptica para conseguir unos asombrosos 135º de cobertura, que bajo la inspección atenta no nos han llegando a convencer.

LG G5 – f/1,8 1/160 s. ISO 50 © Albedo Media
LG G5 – f/1,8 1/160 s. ISO 50. Toma RAW convertida a JPG (valores por defecto) © Albedo Media

Sin embargo su calidad en modo convencional nos ha parecido muy buena, tanto que una vez que empezamos hacer fotos con esa focal, no volvimos a usar la versión ultra angular… cuestiones de gustos, suponemos.

Somos conscientes que ese aliciente angular enganchará en ciertos colectivos –siempre lo ha hecho– y de igual manera lo harán sus filtros creativos popout, mezcla de la visión de ambas ópticas en una composición única.

Lo importante aquí, más allá de apreciaciones personales, es que estamos ante un terminal de altas características, capaz de ofrecer imágenes en formato RAW muy utilizables y con una ergonomía –vía módulo/empuñadura LG Cam Plus– realmente operativa.

Dejar una respuesta

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce aquí tu nombre

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos.