Coincidiendo con el lanzamiento de la Lumix G80 hemos tenido ocasión de realizar una completa prueba de campo con una unidad ya definitiva que viene a confirmar las primeras impresiones percibidas durante la toma de contacto.

LumixG80_51_A
Cuerpo de magnesio sellado en la Lumix G80

Para situarnos, podría decirse que la G80 es una GX80 con aspecto de réflex pequeña. De hecho, ambas comparten sensor –Micro Cuatro Tercios de 16 Mpx– y procesador –Venus–. Sin embargo, existen las suficientes diferencias como para que el posible comprador se decante por uno u otro modelo.

Lumix G80 con el Lumix G Vario 12-60 mm
Perfecto equilibrio entre la Lumix G80 y el G Vario 12-60 mm que utilizamos para esta prueba.

Entre ellas, el cuerpo de aleación de magnesio que brinda a la G80 el carácter robusto y a prueba de condiciones extremas que pretende ofrecer su fabricante. Por supuesto, con ese esqueleto y esas intenciones, no podía faltar la protección contra la intemperie y la G80 viene completamente sellada.

Lumix G80
Pantalla de 3″ articulada y táctil.

El aspecto exterior se corresponde con el propósito y la cámara se ve vigorosa, aunque compacta y ligera, pues el cuerpo sólo pesa poco más de 500 g. Al tomarla entre las manos no podemos olvidarnos de su compañera de catálogo, la G7 de cuyo diseño toma, no solo el concepto sino, además, muchos otros elementos.

LumixG80_48_A
Las opciones de foto 4K se encuentran en el dial de modos de secuencia.

Se ha ampliado aquí la empuñadura y se ha separado de la montura del objetivo en previsión de que se monten sobre ella ópticas más voluminosas y pesadas acordes al uso deportivo y de naturaleza para el que está pensada la cámara.

Lumix G80
Agrada encontrar compartimentos separados para batería y tarjeta

Para la presente prueba de campo utilizamos el Lumix G Vario 12-60 mm f/3,5-5,6 OIS que se ofrecerá como kit en el lanzamiento de la cámara, y pudimos constatar que hacen buena pareja. Al menos en lo que a peso y tamaño se refiere. Con él, la empuñadura resulta más que suficiente y tras la experiencia podemos intuir que aguantará bien el tipo con objetivos mayores.

Lumix G80
Diales independientes y múltiples botones de función facilitan el uso de la G80

Al igual que la cámara, este objetivo está sellado y su estabilización óptica es compatible con la estabilización de cinco ejes de la cámara, otra de las novedades importantes de la G80. Se trata de un sistema dual que utiliza un giro sensor. Al combinar la estabilización del cuerpo con la del objetivo compatible se promete una estabilización de cinco pasos, tanto en fotografía como en vídeo.

Jardín
El estabilizador permite tomas sin trepidación con tiempos de obturación muy largos. Lumix G80 a 22 mm. 1/25 s – f/5 – ISO 400. © Fernando Galán.

Durante nuestra prueba de campo pudimos comprobar cómo, efectivamente, incluso con tiempos de obturación muy lentos lográbamos imágenes sin trepidación. A día de hoy, además del objetivo utilizado para la prueba, también con el 14-140 mm se pueden lograr los mismos resultados. Según palabras de los responsables de Panasonic, está previsto que estas referencias se vayan ampliando próximamente.

Iglesia
Lumix G80 a 23 mm. 1/800 s – f/5,6 – ISO 100. © Fernando Galán.

También contribuye a reducir la trepidación el nuevo obturador electromagnético. Basa su tecnología en la apertura electrónica previa a la apertura mecánica, lo que viene en llamarse “primera cortinilla electrónica”. Además, se puede elegir la obturación completamente electrónica, alcanzando así tiempos de hasta  1/16.000 s. Esta misma utilidad consigue reducir el ruido del disparo, algo muy importante cuando intentamos fotografiar, bien animales en libertad, bien en espectáculos.

Los aficionados a las largas exposiciones han de saber que la G80 no permite tiempos mayores de 2 minutos.

Gato
Lumix G80 a 30 mm. 1/60 s – f/4,9 – ISO 100. © Fernando Galán.

La velocidad de ráfaga nos ha sorprendido también muy gratamente. Sus 9 fps –6 con el enfoque continuo–  nos han parecido más que suficientes para los casos más frecuentes que puede encontrar el fotógrafo al que va dirigida esta cámara. Si no, siempre se puede recurrir a la opción de secuencia 4K.

Raíces
Lumix G80 a 60 mm. 1/200 s – f/5,6 – ISO 100. © Fernando Galán.

No hemos sufrido llenado completo del búfer durante esta prueba de campo a pesar de haber disparado varias ráfagas largas y guardar siempre en RAW + JPEG; eso sí, sobre una tarjeta veloz. Según datos oficiales, cuenta con una capacidad de almacenamiento de 45 imágenes si se graba en RAW y más de 300 si sólo se graban archivos JPEG.

Portería de fútbol
Lumix G80 a 30 mm. 1/250 s – f/5,6 – ISO 100. © Fernando Galán.

Decíamos que comparte procesador con la GX80 y, por tanto, podemos remitirnos a lo mencionado entonces sobre aspectos tales como los valores máximos de ajustes ISO y su comportamiento. Los valores nominales oscilan entre 200 y 25.600. Aquí, como tantas veces hemos comentado, al examinar los archivos JPEG generados por la cámara acusamos una excesiva reducción de ruido en el procesado cuando subimos los valores por encima de aproximadamente, 8.000 ISO, consiguiendo un efecto acuarela poco agradable.

Estructura de hierro
A partir de ISO 8.000 empezamos a encontrar un excesivo procesado del JPEG. Lumix G80 a 43 mm. 1/40 s – f/5,6 – ISO 8.000. © Fernando Galán.

Desde hoy mismo está disponible la actualización de Camera RAW que permite visualizar y editar los archivos RAW de la G80 y hemos podido comprobar que el nivel y aspecto de ruido en los archivos RAW resulta más agradable –para nuestro gusto– que el empastado que aplica la cámara. En cualquier caso, cada usuario podrá decidir en el revelado qué prefiere. Se obtienen unos resultados más que aceptables y aprovechables por debajo de ISO 8000.

Imagen RAW convertida a JPEG con los ajustes por defecto de Adobe Camera RAW, sin aplicar reducción de ruido. 1/160 s - f/6,3 - ISO 25600.
Imagen RAW convertida a JPEG con los ajustes por defecto de Adobe Camera RAW, sin aplicar reducción de ruido. 1/160 s – f/6,3 – ISO 25.600.
Fuente
Lumix G80 a 18 mm. 1/40 s – f/5,2 – ISO 6.400. © Fernando Galán.

El sensor está libre de filtro de paso bajo por lo que se consiguen fotografías con bastante detalle, una amplia gama cromática y latitud. Recordemos que para nuestras pruebas de campo –en las que siempre mostramos los JPEG directos de cámara– desactivamos todas las opciones de procesado por parte de la cámara para ofrecer muestras neutrales.

Río Jarama
Lumix G80 a 12 mm. 1/500 s – f/5,6 – ISO 200. © Fernando Galán.

En la G80 los usuarios pueden modificar la curva tonal, levantar sombras y matizar luces –entre otros ajustes– en directo y comprobar los resultados en el momento preciso de la toma a través del visor electrónico.

Bosque
Lumix G80 a 52 mm. 1/1000 s – f/5,6 – ISO 200. © Fernando Galán.

El visor de 2,36 Mpx de resolución muestra el 100 % de la imagen con una ampliación de 0,77x. A través de él se logra experiencia de visión bastante buena cuando tenemos la toma ya planificada, pero cuando movemos la cámara para buscar el encuadre se aprecia un efecto de barrido que disgustará a los acostumbrados a la visión óptica. La posición, no obstante, resulta muy confortable y permite trabajar incluso con gafas sin perder parte alguna de la visión del encuadre.

Embalse de Entrepeñas
Lumix G80 a 36 mm. 1/400 s – f/10 – ISO 100. © Fernando Galán.

En el enfoque encontramos otro de los puntos fuertes de la G80. Utiliza AF por contraste con puntos repartidos por toda el área de visión y encuadre. Gracias al sistema propio de Panasonic Depth From Defocus (DFD), consigue enfocar en muy poco tiempo con precisión incluso en condiciones de luz muy escasa. Así, se anuncia una operatibilidad del enfoque de -4EV.

Casa abandonada
Incluso con visibilidad muy escasa la G80 enfoca sin problema. Lumix G80 a 32 mm. 1/20 s – f/5 – ISO 100. © Fernando Galán.

Enfoca pronto y bien y es capaz de seguir el foco sin perderlo cuando el sujeto se mueve. El menú de áreas de enfoque dispone de seis opciones diferentes para adaptarse a los gustos de cada usuario. El punto deseado se puede elegir, bien con el cursor, bien actuando sobre la pantalla táctil. Este sistema, muy práctico cuando se utiliza la pantalla para hacer la toma, resulta algo menos útil cuando se trabaja con el visor.

Cielo con pájaros
Lumix G80 a 60 mm. 1/400 s – f/5,6 – ISO 100. © Fernando Galán.

Para fotografías macro la G80 dispone de una opción muy interesante denominada Focus Stacking, basada en la tecnología 4K. La cámara capta una breve secuencia de vídeo durante la que enfoca todos los planos que encuentra en el encuadre. Cuando termina, desde la propia cámara podemos elegir la opción de combinar la imagen con la profundidad de campo elegida obteniendo una foto completamente enfocada a pesar de que, por el diafragma y la distancia focal elegida, tuviésemos poca profundidad de campo. Eso sí, dado que utiliza para ello una secuencia de vídeo, hemos de conformarnos con 8 Mpx de resolución.

Gracias al Focus Stackin podemos ampliar la profundidad de campo. Además, a pesar de extraer el fotograma de una secuencia de vídeo, se graban los datos EXIF. Lumix G80 a 23 mm. 1/30 s - f/4,3 - ISO 1000. © Fernando Galán.
Gracias al Focus Stacking podemos ampliar la profundidad de campo. Además, a pesar de extraer el fotograma de una secuencia de vídeo, se graban los datos EXIF. Lumix G80 a 23 mm. 1/30 s – f/4,3 – ISO 1000. © Fernando Galán.

Quienes posean o estén pensando adquirir una GX80 y se lamenten de carecer de esta opción, han de saber que pueden actualizar el firmware de su cámara de modo gratuito para incluir esta y otras utilidades que tiene la G80, tales como el muestreo u horquillado de enfoque.

Puerta abandonada
Lumix G80 a 36 mm. 1/100 s – f/3,5 – ISO 125. © Fernando Galán.

No se debe confundir esta opción –que se estrena con esta cámara– con el Post Focus que ya vimos en la GX80 y que también encontramos aquí. Esta otra opción consiste en elegir el punto deseado después de la toma, utilizando para ello la secuencia de video 4K.

Señal
Lumix G80 a 60 mm. 1/40 s – f/5,6 – ISO 2000. © Fernando Galán.

Quien desee la máxima resolución puede acogerse a la, también interesante, opción de muestreo u horquillado de enfoque. Tampoco confundir ésta con las anteriores. Aquí se realizan una serie de tomas con diferentes parámetros configurables a gusto del fotógrafo. Cada una de estas fotografías enfoca a un plano y, con posterioridad, se puede elegir la preferida. Para lograr una máxima profundidad de campo también se podrán combinar estas fotografías utilizando un programa de edición adecuado.

Embalse de Entrepeñas
Lumix G80 a 60 mm. 1/640 s – f/9 – ISO 100. © Fernando Galán.

Ya que hemos mencionado la tecnología 4K, recordar que sigue presente en la G80 con las mismas opciones ya vistas en la GX80, pero con algunas mejoras. Entre ellas, la facilidad de accionamiento ya que se seleccionan en el dial de modos de secuencia de toma que encontramos a la izquierda de la cámara. Además, la facilidad para guardar el fotograma elegido que ahora puede hacerse directamente desde la cámara.

grúa
Fotograma extraído de una secuencia 4K. Lumix G80 a 60 mm. 1/400 s – f/5,6 – ISO 100. © Fernando Galán.

La foto elegida podemos verla en la pantalla trasera de 3” y 1.040.000 puntos, completamente articulada. El control táctil y la sensibilidad se pueden configurar para anular algunas funciones y así evitar su manipulación indeseada. Las amplias posibilidades de posicionar la pantalla siempre suponen una magnífica ayuda para tomas complicadas. No obstante, habrá que ver cómo se comporta con tiempo de uso el sistema elegido para esta G80 pues, a priori, parece que choca un poco con la resistencia a las duras condiciones de trabajo que se le presupone a esta cámara.

Calle de pueblo
Lumix G80 a 46 mm. 1/100 s – f/5,6 – ISO 800. © Fernando Galán.

Agrada encontrar ranuras independientes para la tarjeta de memoria –sólo una– y la batería. Más aún cuando se insiste desde la marca en la empuñadura con una batería extra como una opción muy recomendable para la G80 para alargar la autonomía. Duración que –según datos oficiales– se estima en unos 300 disparos. Nosotros, sin embargo, hemos realizado más del doble sin llegar a quedarnos sin energía.

Embotando bonito
Lumix G80 a 49 mm. 1/125 s – f/5,6 – ISO 3200. © Fernando Galán.

Durante esta prueba de campo no hemos explotado la opción de vídeo lo suficiente como para poder hablar a fondo de ella. Comentaremos que, tal como se puede deducir de los párrafos anteriores, graba en 4K. Gracias a eso se puede realizar recorte en directo y panorama, eso sí, reduciendo la resolución en estos casos a Full HD. La salida HDMI ofrece imagen en tiempo real y dispone también entrada de Jack de 3,5 mm para micrófono. También dispone de opciones para realizar Time Lapse y Stop Motion.

Frutería
Lumix G80 a 50 mm. 1/40 s – f/5,6 – ISO 1250. © Fernando Galán.

Como cabe suponer, la G80 dispone de conexión Wi-Fi aunque carece de NFC. Esta conexión, como ya vimos en la GX, permite, no sólo transferir imágenes al teléfono sino utilizar este como mando a distancia con visión en directo.

El equipo probado se ofrece en kit por 1.000 €. Por ese precio, la Lumix G80 ofrece muchas funciones que satisfarán a quienes busquen una Micro Cuatro Tercios para todo uso. La protección contra la intemperie –tanto en cuerpo como en objetivo– por ese dinero supone una de las principales llamadas de atención. Múltiples opciones de configuración, facilidad de manejo y poco peso a la mochila, otros puntos fuertes que pueden atraer a muchos viajeros fotógrafos.

6 Comentarios

  1. Gracias por su prueba de campo y comentarios.
    Pero me queda una duda ¿qué tal se comportaría con el tele 100-300 de panasonic u otro compatible?

    • Hola jlmonterde. ¿Nos podrías dar datos más concretos sobre la óptica u ópticas que quisieras adaptar? Ya sabes que en el territorio de Micro Cuatro Tercios, aunque se partía de un protocolo de total compatibilidad, ésta solo es real en el plano físico –acople de bayoneta y montura– siendo totalmente diferentes los resultados de focales parecidas combinados entre marcas no correspondientes. Ejemplo: óptica Olympus en cuerpo Panasonic o viceversa. Saludos.

  2. Hola!!!

    Estoy a punto de elegir entre la gx80 y la g80, no consigo saber las diferencias reales más allá de cuerpo sellado, entrada Microfono, dos puertas separadas para tarjeta y batería y el tamaño. El resto es igual? Velocidad de autofocus por ejemplo?

    • Hola Juan Vicente. La diferencia más significativa entre ambas cámaras es su ergonomía; mientras que la G80 mantiene la forma de una ‘réflex’, la GX80 tiene un diseño más compacto, al estilo de las cámaras telemétricas. El cuerpo de la G80 es, pues, más pesado, pero también más robusto –está sellado contra la intemperie– y el espacio extra permite ubicar un mayor número de diales y ruedas de control. Algo parecido ocurre con la pantalla trasera: mientras que en la GX80 solo se puede inclinar, en la G80 es totalmente articulada. A nivel de velocidad de enfoque, nuestra impresión es que es muy parecido en ambos modelos –muy rápido, de hecho–. A nivel de ráfaga, la G80 es ligeramente más rápida –9 fps contra 8 fps–. No obstante, el precio de la G80 es también superior a la de la GX80. Resumiendo, en cuanto a características técnicas, son muy similares, por lo que, desde nuestro punto de vista, el factor que debería influir en la decisión sería básicamente el factor ergonómico. Saludos

  3. Dios mío, como todo lo que dice sea tan fiable como esto: «la cámara se ve vigorosa, aunque compacta y ligera, pues el cuerpo sólo pesa poco más de 200 g»…

    • Estimado Gotzon, corregimos gracias a su aviso el error que constaba en el peso del equipo y entendemos que sabrá valorar con justicia el resto del contenido, así como nuestra tradición como medio informativo. Saludos

Dejar una respuesta

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce aquí tu nombre

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.