Panasonic Lumix G2 – A prueba

La Lumix G2 es una de las referencias más interesantes de la familia Lumix G de Panasonic, embebida en el sistema Micro Cuatro Tercios, con múltiples ajustes de toma configurables de manera táctil…nos disponemos a ponerla a prueba.

Recibiendo premios antes incluso de que nadie pudiera disponer modelo alguno de prueba, damos fe de la expectación que esta cámara, polémicas aparte, despertó en su momento. Sin llegar a ser, ni pretender, la novedad del año, parece lícito concebir este equipo como un modelo de transición, del cual no nos cabe la menor duda se extrapolarán varias de sus funciones a otros muchos.

Meses después de su presentación oficial a los medios y con el tiempo de latencia necesario para poder aportar un veredicto coherente, proyectamos aquí el resumen de tan positiva convivencia.

Cuerpo

Continuando el diseño de las primeras Lumix G, G1 y GH1, pocas novedades podemos destacar en esta línea, los aspectos positivos siguen siendo reseñables: buen agarre con una mano, disposición de botonería inteligente, con sendos accesos rápidos, en general una buena factura técnica y un acabado más que digno para el precio medio de este producto, sin remates excesivamente plastificados.

Igualmente los aspectos a mejorar se ubican cercanos a lo comentados con anteriores modelos, visor electrónico de alta densidad pero poco tamaño y ante todo unas dimensiones finales muy cercanas a un equipo Réflex primer precio o de iniciación, algo que en un principio choca con el principal argumento de estas nuevas “mirrorless”, su miniaturización , sobre todo si atendemos a las escuetas medidas que manejan su competencia directa, sistema NX de Samsung o NEX de Sony

La propia Panasonic desglosa su actual familia Lumix G de manera clara, en relación directa al tamaño de las mismas, serie GF de tamaño compacto o la serie G de mayores dimensiones y una optimizada ergonomía para manejar ópticas de mayor recorrido o captar secuencias de video, algo que constatamos con la sub sección “H”, por el momento sólo representable por la peculiar GH1, una de las primeras apuestas serias de grabación de video HD con cámara fotográfica convencional del mercado.

Panasonic Lumix G2 + Lumix G     14-42 con parasol, una ligera combinación.

 

De perfil el conjunto sigue manteniendo una sólida ergonomía y firmeza.

Podríamos resumir las principales novedades de esta G2 en unos pocos centímetros, los que dan forma a su pantalla LCD abatible de ángulo libre, rota 180º lateralmente y se inclina 270º verticalmente, con una cobertura cercana al 100%. No obstantes no lo comentamos por sus cualidades físicas, que acabamos de describir, sino más bien por su control táctil, presumiendo de ser, hasta la fecha, la primera cámara de ópticas intercambiables con controles táctiles.

Panasonic Lumix G2 + 14-42, con la pantalla LCD desplegada.

Algo cansados de ver desperdiciada esta función en los modelos compactos de moda, justificada simplemente por razones estéticas o para disponer de una mayor diagonal en la pantalla LCD trasera, podemos afirmar que este modelo instaura una nueva manera de entender el control táctil de los equipos fotográficos.

Debido a ello le dedicamos una sección entera donde explicar los aciertos de esta nueva estrategia.

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.