Nikon Coolpix A – Rendimiento del objetivo

Labo DSLRMZ – Mucho se ha hablado acerca de la Coolpix A, la compacta de Nikon dotada de un captor Nikon DX, de tamaño APS-C, así como de la indudable excelente calidad de imagen global que ofrece, pero somos los primeros en osar en ofrecer datos cuantificados acerca del rendimiento de su objetivo, siempre en una digital, en relación a su sensor y firmware. En este caso más interesante aún por la anunciada ausencia de filtro de paso bajo. ¿Habrá sorpresas?

Formato DX (APS-C) y focal corta en un paquete compacto: potencialmente «trouble in paradise» © Albedo Media, S.L.

Con la Coolpix A, Nikon se enfrenta a un desafío múltiple:

1) Crear una compacta con un sensor de tamaño relativamente grande, «DX» en su jerga, y «APS-C» en la general
2) Montar un sensor sin filtro de paso bajo
3)  Hacerla lo más compacta posible
4)  Diseñar un objetivo de focal única y de luminosidad relativamente elevada
5) Conseguir que –con la cámara tanto en «off» como en «on» el objetivo no sobresalga  demasiado del cuerpo de la cámara.
6) Hacer que el conjunto alcance –firmware por medio– una calidad de imagen que «merezca» el sensor de tamaño DX
7) Además de ello, esas «nimiedades» de un AF lo más rápido y preciso posible, bajo consumo de batería, alta calidad de terminación, peso ajustado, buena interfaz de usuario, precio adecuado para el “target”, etc.

Incluso «en orden de marcha», el objetivo sobresale muy poco del cuerpo de la cámara y ello tiene su precio y no hablamos de euros. © Albedo Media, S.L.

A pesar de los avances en sensores, ópticas y firmware, las leyes ópticas para situaciones distintas del entorno «nano» son bastante inmutables y crean bastantes quebraderos de cabeza a los diseñadores y al parecer ofrecí algo de clarificación y un mucho de opinión en mi artículo «Círculos de Confusión», que recomendaría releer, junto con los comentarios. En resumen: «no es tan fácil» resolver los puntos 1 al 5 aunque estén apoyados por el 6. Y veremos, a continuación, cómo ello afecta a los datos de rendimiento cuantificados del sistema de la Coolpix A.

Nikkor 18,5 mm f/2,8 para Coolpix A, equivalente a 28 mm: Resolución (del sistema)

© Albedo Media, S.L.
© Albedo Media, S.L.
Si primero examinamos la resolución en pares de líneas/mm– de los archivos RAW, comprobaremos que existe una correspondencia bastante fiel entre esos valores y lo que podemos «ver» en las imágenes generadas por la cámara. A notar que se produce una mejora importante al pasar de la máxima abertura de f/2,8 a la de f/4 y que ya desde f/8 inclusive se aprecian los efectos de la difracción, que produce efectos catastróficos para f/22. ¡Qué empeño últimamente entre todos los fabricantes en mezclar dos componentes explosivos como son focales cortas y aberturas de pequeña sección, que llevan indefectiblemente a altos valores de difracción!

Si acto seguido, lo que hacemos es comprobar qué efectos produce sobre la resolución el procesado JPEG, obtendremos lo que refleja el gráfico inmediatamente inferior:

© Albedo Media, S.L.
© Albedo Media, S.L.

Aparentemente son «casi» iguales, pero en conjunto la resolución sufre por el procesado –lo que aunque no debería ser una sorpresa, no siempre es el caso– pero resulta interesante que afecte más a las esquinas que al centro. Y es que hay mucho más, a nivel «micro», de lo que pueden reflejar los gráficos, y vamos a ver razones.

Imagen en el centro, para RAW y JPEG respectivamente a la izquierda y derecha (o arriba y abajo, según dispositivo)
Imagen en el centro, para RAW y JPEG respectivamente a la izquierda y derecha (o arriba y abajo, según dispositivo)
© Albedo Media, S.L.

Si observamos las frecuencias más altas –las líneas de menor tamaño y separación– podemos observar los artefactos de moiré, debidos en buena parte a la ausencia de filtro de paso bajo. En el archivo JPEG el procesador ha peleado con gallardía para eliminarlos, con baste éxito… pero con las pérdidas colaterales de resolución y contraste. Mostramos archivos son corrección ni manipulación, al igual que –sobre todo– por lo que viene a continuación: los valores para las esquinas, en la misma toma.

Imagen en la esquina, para RAW y JPEG respectivamente a la izquierda y derecha (o arriba y abajo, según dispositivo)
Imagen en la esquina, para RAW y JPEG respectivamente a la izquierda y derecha (o arriba y abajo, según dispositivo)
© Albedo Media, S.L.

¿Qué podemos apreciar en secciones de las esquinas, en la misma toma? Varias cosas y algunas poco favorables: por un lado, la caída de iluminación –el viñeteado– es muy importante, y algo parecido ocurre con el contraste. El procesado JPEG compensa la aberración cromática presente, «levanta» un poco el viñeteado(a la derecha) e incluso mejora el contraste, de por si bastante bajo en estas esquinas, pero en el camino se lleva por delante una buena parte de la nitidez: comparar las lineas 4, 5 y 6 comenzando por arriba.
Pero también hay aspectos favorables: no se aprecia «pixel stressing», el centrado es bueno y el astigmatismo, aunque presente, es extraordinariamente ligero, casi inapreciable, incluso en el RAW.

El viñeteado, es uno de los puntos menos favorable de este Nikkor y su sistema: lo podemos apreciar en el gráfico de la parte inmediatamente inferior y también en la representación de la distorsión, que le sigue.

© Albedo Media, S.L.
© Albedo Media, S.L.

El viñeteado, es importante, y viene provocado en buena parte por la corta focal, el tamaño del sensor y lo compacto del objetivo. Más que probablemente por este último factor, no se ha ido –entendemos– a un sistema telecéntrico, que ofrecería mejor reparto de iluminación, pero a costa de mayor longitud física. Aunque la caída de iluminación se estabiliza pronto, para f/5,6, sigue siendo comparativamente importante respecto a lo que hemos visto en otros sistemas. A notar que Nikon habla de «siete lentes en cinco grupos», sin más detalle acerca del tipo de lentes, vidrios ópticos empleaados, etc.

La distorsión, un poco compleja –ver líneas horizontales vs verticales– no llega a ser intrusiva en los sujetos más comunes. © Albedo Media, S.L.

Como ya es sabido, la distorsión es dependiente de la distancia de toma, pero no del diafragmado, pero si lo es el viñeteado. Arriba a f/2,8 y abajo a f/5,6: la mejoría es leve, pero está ahí… © Albedo Media, S.L.

¿Cómo repercute en la práctica este comportamiento técnico un tanto carismático del pequeño Nikkor y el sistema sensor más procesado de la Coolpix A?

Desde el punto de vista de la resolución, con sujetos críticos y para ampliaciones grandes, debería evitarse la abertura de f/2,8 en JPEG, y operar desde el RAW, aunque si el sujeto es susceptible al moiré, podemos tener algún problema. Y la dura realidad es que –por cuestiones de difracción– el límite recomendable sería f/11 y preferentemente f/8: en resumen, f/4, f/5,6 y f/8 si deseamos el máximo de la soberbia calidad que puede ofrecer en si el sensor APS-C de 16 Mpx. de la Coolpix A.

Un ejemplo de la caida de rendimiento para f/2,8 y JPEG en las esquinas se puede observar pinchando sobre la imagen y ampliando la original.  © Albedo Media, S.L.

Y si se mira con «attention», puede apreciarse el viñeteado, pero en cierta forma, es parte de la estética asociada a los angulares, y recordemos que este Nikkor de 18,5 mm es equivalente a un 28 mm © Albedo Media, S.L.

Nikon Coolpix A, rendimiento del objetivo y el sistema: Conclusión

Tal como pudimos apreciar en nuestra detallada prueba de campo de esta misma unidad final de Coolpix A, la calidad de imagen final es muy satisfactoria y hace pocos años nos hubiese parecido imposible crear una cámara de ese tamaño tan pequeño, con un sensor relativamente grande y con una respuesta tan buena a niveles ISO bastante altos, aunque sobre ese tema volveremos en breve.

Pero desde el punto de vista del rendimiento óptico, se demuestra una vez más que no hay soluciones mágicas y que este tipo de cámara, según los seis primeros puntos de nuestra lista inicial, sigue siendo un compromiso de delicado equilibrio y si se busca bajo la piel, pronto se detectan las debilidades del conjunto: viñeteado, gama de aberturas óptimas relativamente reducida, distorsión moderada pero compleja…

Por otro lado las nuevas apuestas libres de filtro de paso bajo suscitarán en breve nuevos debates: ¿tiene sentido eliminarlo si –a continuación– atacamos a fondo con el procesado JPEG para obviar artefactos y moiré?
Desde nuestro punto de vista, quizá –solo quizá, por el momento– si la cámara la utiliza un usuario experto que entienda de las virtudes de cada tipo de archivo en base al sujeto particular.

Nota: por necesidades de comparación, el máximo en resolución en pares de Líneas/mm ha sido ajustado, en el eje vertical del gráfico, hasta las 95 L/mm. Es necesario tenerlo en consideración por cuestiones de escala visual.
       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.