Nikon V1: sensor RAW


DSLR Magazine presenta, en colaboración con DxOMark, en primicia, los primeros resultados del rendimiento RAW (1) del sensor de la recientemente presentada cámara Nikon V1. Y lo hacemos de forma comparativa, con los de las cámaras Olympus PEN E-P3 y Panasonic G3, ambas dotadas de las últimas versiones de los captores Micro Cuatro Tercios de las respectivas marcas, si exceptuamos el especial de la GH2.

Estos datos, que se refieren única y exclusivamente al rendimiento en bruto –RAW– del sensor, complementan los que ofrecimos en primicia a través de nuestra prueba técnica del objetivo y sensor de esta nueva creación de Nikon bajo archivos JPEG, ya tratados por el firmware de la cámara, así como por otro software de postproducción. Como ya es sabido, el sensor de las nuevas V1 y J1 de Nikon es de 8,8 x 13,2 mm («una pulgada») frente al 13 x 17,3 mm del estándar Micro Cuatro Tercios. De ahí y de la nueva tecnología empleada, deriva el interés de la comparacion actual.

El captor de las Nikon V1 y J1 incorpora 73 puntos de autoenfoque por detección de fase (tipo réflex) y cada uno de esos puntos utiliza dos píxeles o fotodiodos (un total de 146) que no se emplean para la generación de imagen y por tanto se interpolan a la hora de crear la misma, de forma muy similar a los eventuales píxeles muertos tras un mapeo de píxeles. Se ignora la ubicación exacta de esos fotodiodos en lo que se refiere a la superficie o arquitectura del captor.
El tamaño de los fotodiodos del nuevo sensor, diseñado específicamente por Nikon, es de 3,4 micrones
Entre las ventajas del equilibrio entre tamaño de sensor y numero de píxeles elegido para las dos nuevas CSC de Nikon, figuran la de una rápida lectura generando poco ruido, con menor consumo de batería. Además, se calienta menos aún trabajando en los nuevos modos que suponen el disparo en rápidas ráfagas, a plena resolución, de hasta 20 fotogramas.

 

A continuación, ofrecemos los datos en gráficos en «Print Mode» o Modo Impresión (2)

Nota: todos los gráficos © DxO Labs. No está permitida su utilización salvo permiso escrito de la firma.


Los valores ISO más fiables, por no decir absolutamente fiables, los ofrece la Panasonic G3 y de ahí su excelente puntuación en el apartado final de «Low light ISO/Sports». Tanto los de la Nikon V1 como más particularmente los de la Olympus PEN E-P3 están por debajo de lo nominal. (En la página oficial de DxO Mark se pueden leer los valores exactos colocando el puntero sobre cada valor medido). Hay que tener en cuenta que los valores siguientes de relación señal/ruido, rango dinámico, etc. están reflejados para los valores ISO ya corregidos.

Sensibilidad ISO real

La relación señal/ruido de la Nikon V1 es ligeramente menos favorable de la ofrecida por los sensores mayores, correspondientes al Micro Cuatro Tercios, pero la diferencia es muy baja, lo que se deberá en parte a la diferencia de resolución, que ha sido elegida ex-profeso en 10 megapíxeles, en lugar de los 12 megapíxeles del captor Micro Cuatro Tercios de la PEN E-P3 y de los 16 megapíxeles del de la G3, del mismo formato, utilizados en esta comparativa.
Relación señal/ruido


Las líneas del gráfico hablan por si solas, y puede comprobarse que los mejores resultados para el rango dinámico son los oferecidos por el sensor de la G3, pero seguidos muy de cerca y «alcanzados» en algunos casos por los producidos por el nuevo sensor de la Nikon V1.


Rango dinámico

En lo que respecta a la gama tonal, puede apreciarse una buena linearidad para las tres cámaras, que quedan casi «en un pañuelo»,  si bien la G3 sigue destacando….

Gama tonal


…y otro tanto puede decirse de la sensibilidad al color

Sensibilidad al color

Nikon V1: conclusión

A la vista de los excelentes resultados que habíamos obtenido en nuestra prueba técnica de la Nikon V1, una primicia mundial, en la que nos habíamos basado tanto en los JPEG de cámara, como aquellos abiertos a través de distintos programas de tratamiento de imagen a partir de los archivos RAW, los resultados de esta también primera prueba mundial de la calidad RAW del sensor de esta nueva cámara parecen muy coherentes. Es a mejorar la precisión de los ajustes ISO, pero –repetimos– el resto de valores se ofrece ya bajo la corrección realizada: por ejemplo, la relación señal/ruido ofrecida para 1.600 ISO es para los valores reales de 1.600 ISO, no los nominales.
Este es un simple ejemplo de las comparativas que pueden realizarse directamente, online, en la página de DxO Mark: invitamos a los lectores a realizar sus propias comparativas en una visita interactiva.
Notas

(1) Podría establecerse una comparación en términos automovilísticos: el rendimiento «Sensor RAW» podría equivaler al rendimiento en banco de pruebas del motor de un vehículo, para el que se analizasen valores de potencia, curva del par y otros parámetros aislados del vehículo en si (cámara). El comportamiento final del vehículo vendría condicionado por eficacia de suspensiones, transmisión, frenado, nivel de confort, electrónica (ESP, ABS, etc.) y seguridad pasiva/activa (firmware, óptica, chasis e interfaz)… que podrían afectar de forma interesante al rendimiento de conjunto. Pero el «corazón» siempre será el motor o el rendimiento RAW del captor.
(2) En la página interactiva de DxOMark, para cada valor se puede pasar de “Screen Mode” (Modo Pantalla) a “Print Mode” (Modo Copia). Los resultados varían ligera y lógicamente. En el Modo Copia podría ofrecer una mejor aproximación a lo que vería un cliente final, en el ámbito de trabajo profesional.

Nota importante: a fin de evaluar correcta y completamente los resultados más arriba reflejados y comentados, recomendamos visitar directamente el portal interactivo DxOMark, pues la riqueza de detalles es mayor, y además podrán realizarse comparativas personales con otras cámaras, dentro de la base de datos disponible.
Igualmente, y quizá de forma previa, recomendamos encarecidamente, la lectura del artículo de presentación del DxOMark, pues ello facilitará la comprensión y relativización de los datos ofrecidos.

Nota: todos los gráficos © DxO Labs. No está permitida su utilización salvo permiso escrito de la firma.

DxOMark, hace posible evaluar la calidad de imagen potencial de una cámara antes de que se produzca el impacto de conversión RAW alguna.

DSLR Magazine es “Partner” de DxOMark y ha participado en las pruebas beta de dxomark.com.

Actualización: a través de «chipworks» ha podido saberse que el captor de las V1 y J1 está fabricado por Aptina. Ya en 2008 en DSLR Magazine anunciábamos que este nuevo fabricante podía dar mucho juego en el campo de la fabricación de sensores, frente a otros gigantes del mercado. En nuestra reciente visita a la fábrica de Nikon en Wuxi, China, para las Nikon V1 y J1, Mr. Yu Miyawaki (Engineering Coordinator, Sales & Planning Department) nos comentó que el desarrollo de las nuevas cámaras había llevado aproximadamente unos tres años. Ello significaría que la decisión de incorporar el captor de Aptina, en torno al cual gira en realidad todo el concepto Nikon 1, se tomó más o menos al mismo tiempo que –en exclusiva– descubríamos esa firma Aptina para los lectores. Una vez más, tenemos la satisfacción de comprobar cómo se certifica el valor de nuestros contenidos.


       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.