Olympus E-PL2: la Prueba


Olympus ha presentado hoy mismo, hace pocos segundos, en el CES de Las Vegas,  su nueva PEN E-PL2, una evolución de la E-PL1, dentro de su protocolo Micro Cuatro Tercios.
Hemos tenido la oportunidad de realizar una prueba a fondo de una unidad final de este nuevo modelo, y la publicamos de forma simultánea a la propia presentación de la nueva cámara.

Aunque pueda parecerlo, no resulta necesariamente fácil comparar entre una cámara negra y otra blanca, pues las sensaciones estéticas y de volúmenes aparentes difieren mucho debido a esas tonalidades extremas. Pero, al margen de sus diferencias técnicas –que son importantes– una gran parte de los factores que las separan, son también de naturaleza de configuración externa.

Todas las imágenes, excepto lo indicado © DSLR Magazine y sus autores

Pero en todo caso, la unidad Olympus E-PL2 negra que hemos tenido ocasión de probar –en versión final, “de calle”, con firmware 1.0– parece, junto con su nuevo objetivo M.Zuiko Digital 14-42 mm f/3,5-5,6 en la última versión “II”… mucho más atractiva.

Desde luego que en ello influye la gran pantalla posterior de 460 Kpx., enrasada con el cuerpo de la cámara (¡la estética iPhone…se impone!), así como las formas del objetivo, más coherentes con el tamaño de la cámara. ¡Mira que lo dijimos con motivo de la introducción de la PEN E-P1… que había “ahí” algo poco coherente!…

Más vale tarde que nunca. Y eso que, en posición retraída, para su transporte, y tal como se deduce de las fotografías, el nuevo objetivo no es tan corto como parece.

Pero no está nada mal, y sobre todo, si por un lado convence por el suave tacto de la mecánica de su zoom, por otro cautiva con la velocidad y seguridad con la que hace el autoenfoque. El sistema Olympus MSC es eficiente y parece que en este terreno, los objetivos “Oly” poco tienen que envidiar ya a los “Panny”.


© Olympus Co.

Este nuevo objetivo emplea minúsculos filtros de Ø 37 mm, frente a los 40,5 mm de la versión antigua, pero adopta, además, una mejora que para nosotros es clave: el elemento frontal ya no gira durante el enfoque.
Ello permite dos cosas: por un lado emplear satisfactoriamente filtros polarizadores, y por otro un eficiente parasol (accesorio, eso si) de forma rectangular y –tal como puede verse– con acoplamiento a bayoneta.

Como curiosidad, anotar que este objetivo tiene un centro de gravedad algo más desplazado hacia delante y y así, el conjunto de cámara y objetivo no se asientan sobre una superficie plana si caer hacia la parte frontal.
En cuanto a rendimiento técnico, nos remitimos a nuestra prueba a fondo y gráficos específicos.

Objetivo Olympus M.Zuiko Digital 14-42 mm f/3,5-5,6 II: rendimiento

Teníamos mucho interés en probar este objetivo desde su reciente introducción en Japón junto con la E-PL1s , y ahora hemos visto satisfecha esa curiosidad.
La experiencia dice que la miniaturización supone en más de una ocasión compromisos ópticos, y así, teníamos un cierto temor a que el nuevo objetivo fuese de rendimiento inferior al de la versión I. Por otro lado, el nuevo objetivo incorpora la tecnología MSC  y esa tecnología supone ventajas en los motores de enfoque pero también en las lentes…
Así que hemos decidido ofrecer a nuestros lectores una comparativa única de ambos objetivos y ello a las focales de 14 mm, 25 mm y 42 mm.

En los gráficos, reflejamos, lado a lado el rendimiento en pares de línea por milímetro para el objetivo en versión II y en versión I y ello para el centro y las esquinas y para cada una de las aberturas de diafragma.
Así “Centro II” es el rendimiento en el centro para la nueva versión II y “Centro I” para la versión antigua. Las esquinas siguen una pauta equivalente.

Rendimiento a 14 mm de focal (28 mm equivalentes)
En el centro, el nuevo objetivo es claramente superior para las aberturas de f/3,5 hasta f/8 inclusive, igualándose para f/11 y f/16 y cayendo ligeramente por debajo para f/22.
Para las esquinas, el rendimiento es claramente superior también para el nuevo objetivo a prácticamente todas las aberturas.
Hay que decir que con estas focales tan cortas, se aprecian enseguida –con cualquier marca y objetivo– las pérdidas inducidas por la refracción.
Esas pérdidas –también de contraste– se hacen visibles a partir de f/11 en el caso de este objetivo para la focal de 14 mm, para f/16 para la de 25 mm y para f/11-16 para la de 42 mm.
Pero al margen de la comparativa, podemos indicar que el rendimiento para 14 mm es de excelente a soberbio con valores muy buenos y equilibrados para centro y esquina ya desde plena abertura con muy poca diferencia respecto a la mejor abertura que es f/8.

Rendimiento a 25 mm de focal (50 mm equivalentes)
Para esta focal “estándar”, el nuevo objetivo iguala o supera en el centro a la versión antigua excepto para cuando la difracción hace acto de presencia, hacia f/16 y queda muy ligeramente por debajo en las esquinas para f/4,5 (plena abertura), y f/5,6.
De nuevo, en conjunto, aunque un poco por debajo de los valores obtenidos para 14 mm,, resultados muy buenos.

Rendimiento a 42 mm de focal (84 mm equivalentes)
A la focal más larga, de 42 mm, la versión II queda marginalmente por debajo de la versión primera, pro solo para el centro, siendo los valores equivalentes para las esquinas.
De nuevo, un rendimiento muy alto.

Objetivo Olympus M.Zuiko Digital 14-42 mm f/3,5-5,6 II: en conjunto

En conjunto, nos encontramos en esta versión II del M.Zuiko Digital 14-42 mm f/3,5-5,6 II con un objetivo que puede utilizarse sin temores a plena abertura a todas las focales.
El contraste es muy bueno excepto en la zona de difracción y lo más sorprendente, que hemos dejado para el final, es la magnífica corrección de las aberraciones cromáticas que respecto de la versión I nos han brindado los diseñadores de esta nueva óptica.
Volveremos sobre ella cuando dispongamos de un plugin para RAWS más ágil que el actual, pero podemos avanzar dos detalles que nos parecen interesantes:
El primero es que el nuevo objetivo ofrece niveles de distorsión menores
El segundo que en esta versión “se escatima” un “pelín” de focal en el extremo más largo. Dicho de otra forma: si la versión I es un 42 mm, la versión II es un “41 m”, más bien menos que más. Cosas de la óptica y el desarrollo y comercialización de nuevos productos.
Y de nuevo dicho de otra forma: ¿Cambiaríamos uno de nuestros “viejos” objetivos en Versión I por este nuevo en Versión II? Si: con los ojos cerrados.


Olympus E-PL2: los mandos

En relación a la E-PL1, la E-PL2, aparte de su pantalla de mayor tamaño –3” en lugar de 2,5”– y el obturador más rápido –1/4.000 de segundo frente a 1/2.000 de segundo– una de sus mayores ventajas viene representada por una mejor sistematización de los mandos sobre el dorso, y especialmente por la reintroducción del dial giratorio. No es menos cierto que al carecer de una rueda adicional posterior, al estilo de las E-P1 y E-P2 el servicio no es tan completo, pero la mejora es muy de agradecer, tanto a la hora de seleccionar parámetros como a la de navegar por los más bien prolijos menús.

Al igual que en los modelos anteriormente citados, el área de menús indicada por las ruedas dentadas es lo que los franceses denominarían como “redoutable”, con submenús que van de la “A” a la “J” y para más de uno de sus apartados requiere un estudio a fondo del manual.

Respecto a ese dial, quizá sea una cuestión de tacto personal, pero desde la primera versión de la E-P1 hasta esta E-PL2, nos parece demasiado ligero, excesivamente sensible.


En este caso, estamos accediendo al ajuste ISO a través del menú rápido

Como puede verse por la fotografía, podemos acceder a un menú completo mediante el mando aislado específico, en la parte baja, o a un menú rápido, pero muy completo, mediante el pulsador central “OK” del dial.
Mediante el mismo, accederemos rápidamente a parámetros tales como sensibilidad, modos de enfoque y secuencia de disparo, ajuste de blancos, etc.

Si somos muy observadores, podremos ver como–al tratarse de consejos de cocina– al traducir el menú (¡claro!) a alguien "se le ha ido la olla"… Pero los consejos son realmente útiles.

Para aquellos usuarios menos avanzados a los que intimiden un tanto los ajustes prolijos, el modo “i-Auto” ofrece ajustes “inteligentes” totalmente automáticos, pero con la opción de realizar ajustes personales de forma rápida e intuitiva: si en ese modo pulsamos la tecla “OK”, central al dial selector, se abre –a la derecha de la pantalla– un menú rápido, con códigos de colores para cambiar los parámetros de:

• Saturación de color
• Tono de imagen (cálido/frío)
• Brillo
• Fondo borroso (enfoque selectivo)
• Movimiento escena (congelar o no el movimiento)
• Consejos fotográficos

En este último modo, a través de varias pantallas, se pueden recibir consejos para tomas sobre temáticas de fotografía de niños, mascotas, flores, platos de cocina, tipos de encuadre y uso de accesorios.
Muy ingenioso, y los consejos son… bastante buenos.

Sistema Olympus PEN: nuevos accesorios

Al parecer, las firmas han redescubierto el potencial de las “cámaras de sistema” para generar beneficios a través de la venta de accesorios, algo que estaba muy claro en el mundo de la fotografía fílmica en la época de oro de las cámaras réflex, antes de que las compactas para película y las “puente” hiciesen su entrada.


La nueva E-PL2 acepta el visor electrónico al nivel del ojo VF2, compatible con las E-PL1 y E-P2

En estas todavía frescas “mirrorless” el puerto electrónico vinculado a la zapata portaaccesorios promete ser una de las gallinas de huevos de oro, y así, ya tenemos flashes, visores ópticos, visores electrónicos, y ahora, para esta E-PL2, un comunicador Bluetooth y también un simpático sistema de iluminación por LED’s, para macro denominado “MAL-1”.

El iluminador Mal-1 se acopla sobre la zapata y el conector y ofrece la posibilidad de aportar luz como fuente única o complementaria para tomas a  corta distancia.
Sus brazos tipo flexo permiten juegos muy creativos y por su parte, cada una de las “luminarias” admite las posiciones de ajuste de apagado/encendido y dos niveles de potencia. Además, el MAL-1 dispone de un pestillo de retención: una buena idea que echamos muy en falta en el visor electrónico accesorio a nivel del ojo VF-2 que tiende a "escaparse" al menor descuido.

Durante el tiempo que le pudimos dedicar, tuvimos ocasión de comprobar que se trata de un dispositivo muy simpático y fácil de usar, y estamos seguros de que mentes creativas le sabrán sacar un partido extraordinario.
Nuestra mascota, "Moritz", originaria de Dresden, se sintió evidentemente un tanto sorprendida e intimidada al principio –al fin y al cabo es muy pequeñita– pero pronto aprendió a disfrutar posando bajo los focos y con los distintos juegos de luz.

© Olympus Co.

En lo que respecta al comunicador Bluetooth "PENPAL", es de tamaño muy reducido y permite, mediante la aplicación Olympus PENPAL, por ejemplo enviar imágenes a un terminal móvil con capacidad Bluetooth OOP o BIP.
Por supuesto, las opciones quedan abiertas hacia otros dispositivos actuales o futuros.

Todos estos accesorios eléctricos se alimentan a partir de la batería de la cámara, y lógicamente ello repercute en la duración de la misma.
Por lo general, para un uso intenso durante toda la jornada, es más que recomendable llevar consigo una batería de repuesto, y aquí es donde entra el “misterio” de la nueva batería.
La nueva batería, de la misma potencia que las anteriores (1150 mAh) es de color gris, como todo su cargador, tiene el mismo tamaño y forma que la batería estándar para todas las PEN anteriores… y un contacto más.

La nueva batería "de larga duración" BLS-5 , en gris, con el contacto adicional en la parte superior. Tal como ampliamos en el texto, existe compatibilidad entre ambas y un cierto "misterio". Donde no hay misterio alguno es en la utilización por parte de la E-PL2 de las más modernas tarjetas de la serie SDXC, como ésta de 64 GB de SanDisk. Ello se agradece sobre todo para las tomas de vídeo.

Pero lo más curioso es que, por un lado no hay un contacto adicional en la cámara, y por otro existe –al parecer  según nuestras pruebas– una compatibilidad total entre baterías, cámaras y cargadores. Eso si: el nuevo cargador gris si que tiene el contacto adicional.
Pensamos, que con el tiempo, Olympus tendrá que esforzarse en crear baterías más potentes para sus PEN actuales, y por supuesto las futuras (*)

El pequeño flash incorporado de la PEN EL-P2 cumple razonablemente bien con su misión. Lo más interesante son sus múltiples opciones de ajuste de potencia y alguna que otra forma de utilización especial sobre la que volveremos en un futuro artículo.

E-PL2: captor y calidad de imagen

Las comparativas de ruido electrónico son siempre comprometidas, la auténtica obsesión actual de usuarios e ingenieros, son mostradas siempre preferiblemente con parches al 100% del archivo nativo para poder ver, desde la resolución nominal del captor, su relación señal / ruido en toda la gama de sensibilidades, como es el caso.

Además en esta ocasión, para poder identificar las mejoras o detrimentos de calidad de la E-PL2 respecto a sistemas anteriores, hemos decidido completar nuestro recorrido comparando los resultados con tomas obtenidas, lógicamente con idéntico bodegón, punto de vista y óptica, con su modelo inmediatamente anterior, la Olympus E-PL1.

El bodegón elegido, como en otras ocasiones, es una suerte de "pesadilla", tanto por sus múltiples referencias meta-fotográficas, que más de un veterano podrá analizar y disfrutar en soledad, como por la ingente cantidad de detalles sutiles, latitud y recorrido tonal, así como algún que otro destello especular que tanto gusta y desborda a captadores y procesadores de imagen. Texturas, los comentados brillos especulares, sombras profundas con y sin detalle,  estructuras muy finas, colores planos RGB, tonos neutros…. pensamos que no falta de nada para poner a prueba un sistema mediante un ejemplo práctico.


Olympus E-PL2, pinchar para ver a la toma original a ISO 200 al 100%

A sabiendas que en los procesos de captura digital existen muchas variables, todas ellas importantes, hemos realizado tres versiones diferentes de nuestra habitual tabla comparativa ISO, esto es:

1 – Comparativa dedicada a analizar los JPG directos de cámara, filtros de reducción de ruido desactivado

2 – Comparativa de los JPG directos de cámara, esta vez, con los filtros de ruido activados

3 – Comparativa de tomas RAW, pasadas a JPG mediante el software Olympus Viewer 2.0, filtros de ruido desactivados

Vistas y analizadas las tres composiciones, teniendo muy presente que disponemos de una unidad final E-PL2 de producción si bien su firmware 1.0 puede evolucionar con el tiempo y por ende su calidad, llegamos a las siguientes conclusiones:

No existe, al menos por el momento, un avance notorio en la nitidez de un equipo frente a otro, si bien es cierto que hemos localizado, sobre todo en las tomas RAW, una mayor apertura en las zona de sombra, mejorando el rango dinámico y escala tonal. Los valores de sensibilidad se mueven un punto, arrancando en 200, cuando su predecesora empezaba en 100 ISO y terminando en 6400, frente al tope de la anterior E-PL1, situado en 3200. Tenemos que apuntar, que este nuevo valor, 6400 ISO, no consigue desarrollar la calidad suficiente para resolver detalle en zonas finas y complejas, además de mermar mucho la capacidad descriptiva de las mas densas, empastando gran parte de las sombras de la imagen.

Siguiendo con los valores  ISO, intuimos que los valores más bajos y más altos no se ubican a la perfección con el ISO real, esto complica de manera notoria la capacidad de análisis de las tomas, ya que nos movemos en terrenos de "goma elástica" donde dudamos que el valor marcado sea el "real". No obstante en la zona media, 400 – 1600, parece que ambos equipos se comportan de manera similar, representando una exposición más o menos coincidente.

Podemos resumir las ventajas de esta nueva E-PL2, frente a los ya muy buenos resultados de la anterior E-PL1, en un mayor control descriptivo de las zonas de sombra, algo que podemos constatar en todas las imágenes. Por lo demás, el nivel de detalle y gama tonal, es tan bueno como su modelo anterior, lo cual no es poco decir, para una cámara de sus características, tamaño y precio

No se nos ocurre mejor manera de complementar un exhaustivo análisis, pues no sólo de tablas y gráficos vive el hombre y por ello nos damos el gusto de ofrecer una serie de tomas realizadas con esta E-PL2, sugerentes técnicamente como veremos más adelante.


Pincha para acceder al 100% de la imagen


Esta primera imagen por ejemplo, denota una excelente latitud en todo su recorrido, realizada a pulso a ISO 200, con el suave objetivo retráctil de serie, especial atención a las zonas de sombra, inclusive en las más densas, podemos percibir textura y detalle en ellas, sin comprometer las altas luces, que siguen contenidas dentro de los parametros óptimos de calidad, sin quemarse.


Pincha para acceder al 100% de la imagen


Para los agnosticos del M4/3, aquellos que proclamaron como imposible un foco selectivo bajo esta tipología…bueno, el tiempo nos otorga cierta perspectiva y parece ser que no sólo si se puede hacer, siempre se pudo verdaderamente, sino que además el bokeh resultante al diafragma más abierto,  con el objetivo de serie, es más que digno,  sobre todo si atendemos a que es una óptica de Kit.


Pincha para acceder al 100% de la imagen

Paisajes apocalípticos al margen, este trozo de suburbio madrileño nos aporta una buena dosis de detalle, al igual que en la primera imagen, especialmente interesante en las zonas de sombra, con una saturación de color correcta y… todo no iban a ser bondades, un excesivo filtrado por parte del procesador de imagen, una pega común a las demás tomas, pero que dado el fino detalle y alto contraste, se hace más evidente.


Pincha para acceder al 100% de la imagen

Como no podría ser de otra manera, destacamos también esta toma, bien diferente respecto a las demás, por ser una claro ejemplo del límite real y lógico respecto a su equilibrio señal / ruido. Toma realizada a pulso, con la óptica de serie, disparada a 800 ISO, lo que para mucho representa un valor algo "tímido" comparado con las crecientes cifras que manejan algunos captores de mayor dimension. Pues bien, nosotros seguimos apostando por la coherencia y para según que casos, se impone un equipo, pequeño, manejable, óptimamente estabilizado y capaz de otorgar detalle a valores, más que suficientes en situaciones de moderada luminosidad. Un equilibrio muy oportuno y fiable, que hace de esta E-PL2, un modelo a tener en cuenta, dentro del elenco de cámaras sin espejo.

Son muchas más las imágenes que nos acompañan estos días, podeís acceder a una selección de las mismas en la galería online que hemos preparado para la ocasión.

Todas las imágenes, excepto lo indicado © DSLR Magazine y sus autores

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.