Olympus M.Zuiko Digital 8 mm f/1,8 PRO Fish Eye – Prueba de campo

El nuevo objetivo Olympus M.Zuiko Digital 8 mm f/1,8 PRO Fish Eye, presume de ser el «ojo de pez» más luminoso del mercado. Recién presentado finalmente como disponible para su comercialización en unos pocos días, hemos realizado ya una primera prueba de campo.

Con una equivalencia de 16 mm de focal sobre el sistema Micro Cuatro Tercios al que va destinado, el Olympus M.Zuiko Digital 8 mm f/1,8 PRO Fish Eye está compuesto por 15 grupos a partir de 17 lentes, de las cuales una es aesférica, tres en vidrio Super ED, dos en vidrio ED una en Super HR y dos en HR. Esta espectacular «artillería» óptica es la que le permite apuntar alto, siendo casi dos puntos más luminoso que los más avanzados objetivos «ojo de pez del mercado».

[Clic en las imágenes para ver a resolución nativa]
Todas las imágenes, salvo indicación en contra, © Albedo Media, S.L.

M.Zuiko Digital 8 mm f/1,8 Fish Eye – f/1,8 1/8.000 s – 100 ISO («Low»)

Ese mismo lujo de lentes especiales permite ofrecer una calidad de imagen muy estable desde infinito a la distancia mínima de enfoque de tan solo 2,5 cm, lo que –lo hemos podido comprobar, ver imagen de arriba– permite alcanzar composiciones muy llamativas, al tiempo que su gran apertura máxima ofrece aún un nivel más que aceptable de foco selectivo. El bokeh, para una óptica tan compleja, no deja nada que desear.

El Olympus M.Zuiko Digital 8 mm f/1,8 PRO Fish Eye no desentona montado sobre una E-M5
El Olympus M.Zuiko Digital 8 mm f/1,8 PRO Fish Eye no desentona montado sobre una E-M5

{loadposition INSIDE_NEW}

Las tarjetas Eyefi que aparecen en las imágenes de las pruebas de DSLR Magazine forman parte de un acuerdo comercial al respecto

M.Zuiko Digital 8 mm f/1,8 Fish Eye - f/8 1/400 s - 200 ISO
M.Zuiko Digital 8 mm f/1,8 Fish Eye – f/8 1/400 s – 200 ISO
Siempre se ha discutido acerca de utilidad práctica de los objetivos «Ojo de Pez», que en realidad fueron creados para aplicaciones científicas (registro de bóveda celeste, etc.) y desde luego es cierto que no resulta fácil en el uso normal, «encajar» de forma armoniosa o al menos efectiva, sujeto y estética curvilínea. Para las imágenes del puente –arriba y abajo– hemos optado por los dos extremos: armonizar las peculiares líneas circulares «en torbellino» del propio puente con las curvas en fuga del objetivo de la forma más armoniosa –arriba– y por el contrario, tendiendo a la deformación casi abstracta y caricaturesca  –abajo– fotografiando el mismo puente justo desde su parte inferior, a 90 grados.
M.Zuiko Digital 8 mm f/1,8 Fish Eye - f/4 1/320 s - 200 ISO
M.Zuiko Digital 8 mm f/1,8 Fish Eye – f/4 1/320 s – 200 ISO

M.Zuiko Digital 8 mm f/1,8 Fish Eye - f/1,8 1/8.000 s y f/22 1/50 s respectivamente - 200 ISO
M.Zuiko Digital 8 mm f/1,8 Fish Eye – f/1,8 1/8.000 s y f/22 1/50 s respectivamente – 200 ISO

Con un objetivo ojo de pez, con su enorme ángulo de toma de 180 grados, siempre se corre el riesgo de introducir en el encuadre una fuente de luz. Pero en nuestro caso lo hemos hecho aposta y además de lleno, colocando el duro sol –una fuente de luz– en pleno encuadre. Como muestran nuestras tomas comparativas a f/1,8 y a f/22, bajo estas condiciones de toma es preferible huir de la difracción provocada por las pequeñas aperturas de diafragma, ya que aumentan la aparición de flare. No obstante, para plena apertura y para valores bajos/medios de ajustes de diafragma, los resultados son muy buenos, sobre todo dado el elevado numero de lentes del esquema óptico del objetivo.
M.Zuiko Digital 8 mm f/1,8 Fish Eye - f/5,6 1/500 s - 200 ISO
M.Zuiko Digital 8 mm f/1,8 Fish Eye – f/5,6 1/500 s – 200 ISO

Con el enorme ángulo de toma de esta clase de objetivo, en cuanto el sol esté a nuestra espalda, podemos contar con que saldrá nuestra sombra en el encuadre. Para esta toma decidimos incorporarla en el punto que nos pareció más interesante, mientras hacíamos ciertos equilibrios para «sacar» nuestros pies fuera del encuadre. Elegimos un valor de diafragma de f/5,6 para conseguir una buena profundidad de campo sin entrar en gran pérdida por difracción.
M.Zuiko Digital 8 mm f/1,8 Fish Eye - f/1,8 1/4 s - 1.600 ISO
	 Instalación Eugenio Ampudia
M.Zuiko Digital 8 mm f/1,8 Fish Eye – f/1,8 1/4 s – 1.600 ISO
Instalación Eugenio Ampudia

Para la fotografía de esta bellísima instalación de Eugenio Ampudia «Cada palabra es como una innecesaria mancha en el silencio y en la nada», no podíamos emplear trípode, y la alta luminosidad del Olympus M.Zuiko Digital 8 mm f/1,8 PRO Fish Eye y la estabilización IBIS de la Olympus vinieron en nuestro apoyo, al poder disparar a los valores extremos de tiempo de obturación y de abertura de diafragma.
M.Zuiko Digital 8 mm f/1,8 Fish Eye - f/1,8 1/4 s - 1.600 ISO
	 © Adair SR
M.Zuiko Digital 8 mm f/1,8 Fish Eye – f/1,8 1/4 s – 1.600 ISO
© Adair SR

Si en la primera toma optamos por ofrecer la mayor ortogonalidad posible al colocar la línea central del encuadre intersecando obra y reflejo, para la segunda empleamos la propia estética curvilínea para «abrazar» a la figura meditabunda del primer plano. Ya a partir de aquí «nos vamos de feria», porque el ambiente nocturno «ferial» y la estética extrema del objetivo parecía que iban de la mano… como así fue.
M.Zuiko Digital 8 mm f/1,8 Fish Eye - f/10 1/10 s - 200 ISO
M.Zuiko Digital 8 mm f/1,8 Fish Eye – f/10 1/10 s – 200 ISO

Para esta dinámica escena de un «carousel», finalmente nos decantamos por un encuadre vertical –más cerrado lateralmente y por un tiempo de obturación de 1/10 s elegido en modo de automatismo de prioridad al tiempo de obturación. ¿El motivo? Conseguir una idea muy aproximada del vértigo del movimiento sin que apareciese ningún rostro infantil reconocible.

M.Zuiko Digital 8 mm f/1,8 Fish Eye - f/1,8 1/40 s - 1.600 ISO
M.Zuiko Digital 8 mm f/1,8 Fish Eye – f/1,8 1/40 s – 1.600 ISO
© Adair SR

M.Zuiko Digital 8 mm f/1,8 Fish Eye - f/1,8 1/80 s - 200 ISO
M.Zuiko Digital 8 mm f/1,8 Fish Eye – f/1,8 1/80 s – 200 ISO

La corta focal, la cobertura ojo de pez y la gran apertura máxima hasta f/1,8 nos permitieron por un lado hacer irreconocibles los rostros infantiles del fondo y al mismo tiempo señalar el ambiente general y reflejar con todo detalle las «heridas del guerra» del coche de choque.
M.Zuiko Digital 8 mm f/1,8 Fish Eye - f/1,8 1/1.250 s - 200 ISO
M.Zuiko Digital 8 mm f/1,8 Fish Eye – f/1,8 1/1.250 s – 200 ISO

Lo que está abajo, arriba y enfrente se mezclan y distorsionan con la estética ojo de pez, de manera muy acorde a los reclamos de una fantasía que no «aguanta» la luz del día…

M.Zuiko Digital 8 mm f/1,8 Fish Eye - f/1,8 1/60 s - 200 ISO
M.Zuiko Digital 8 mm f/1,8 Fish Eye – f/1,8 1/60 s – 200 ISO
© Adair SR

Y claro, los que no habéis vivido los años cincuenta, no podeís recordar lo que significaba la mezcla de olores, excitación y sonidos…

M.Zuiko Digital 8 mm f/1,8 Fish Eye - f/1,8 1/60 s - 1.250 ISO
M.Zuiko Digital 8 mm f/1,8 Fish Eye – f/1,8 1/60 s – 1.250 ISO
© Adair SR

…que representaban las ferias en un tiempo en el que solo en esos espacios se podían oir –entre achuches disimulados– canciones como «Ansiedad» de Nat King Cole, canciones que ninguna emisora se atrevía a programar en este País…

M.Zuiko Digital 8 mm f/1,8 PRO Fish Eye: conclusiones

Tanto sobre la Olympus OM-D E-M5 como con la E-M1, el M.Zuiko Digital 8 mm f/1,8 PRO Fish Eye enfoca con gran rapidez y sin hacer «hunting, incluso en bajos niveles de iluminación. Pocas veces usaremos con este objetivo el aro de enfoque manual, y preferiremos la mayor precisión del AF por su corta focal, seleccionando el punto de enfoque preferido a través de menú. El tamaño y peso contenidos de la óptica ayudan a mantener el equilibrio y los buenos servicios de la estabilización en el cuerpo de la cámara (IBIS) a tiempos de obturación que antes nos hubiesen parecido imposibles.

En conjunto, vemos al objetivo PRO de Olympus como una herramienta para especialistas –debido a su justificado elevado precio, de 899 €– que ofrece alta resolución hasta las esquinas, contraste elevado, flare muy controlado y en general muy alta calidad de imagen. Su alta luminosidad debe ponerse en valor a la hora de juzgar su precio, y a la hora de plantearse su utilización y puesto que nos hemos puesto en plan «retro» con la música de Nat, podemos recordar algunas películas «de indios» (nativos americanos) de la época y decir con tono de cautela: «ser gran medicina, poderosa».

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.