Olympus OM-D E-M1 – Análisis y Prueba de campo

Olympus presenta hoy –tras numerosas filtraciones– su alternativa profesional dentro del protocolo Micro Cuatro Tercios, la OM-D E-M1. Además de nuestra prueba de laboratorio del rendimiento del sensor ya publicada ofrecemos en este artículo un análisis de sus características principales, además de los resultados de nuestra prueba de campo con una unidad final.

La nueva E-M1 con el flamante M.Zuiko Digital ED 12-40 mm f/2,8 PRO © Albedo Media, S.L.

Con este nuevo modelo, Olympus establece la nomenclatura general de sus modelos situados por encima de las PEN, como «OM-D», asignando a continuación la referencia al modelo. Así, si la primera OM-D era más conocida por ese nombre genérico más que por el particular de «E-M5», ahora la «E-M1» representa el modelo superior de la gama OM-D. Para simplificar, nos referiremos a ella en el resto del artículo como E-M1.

Nuevo procesador de imagen TruePIC VII

Aunque los puntos fuertes más visibles de la E-M1, el nuevo procesador versión séptima del TruePIC de Olympus es de vital importancia, ya que es el que hace «correr» muchas de las funciones que son novedad en la E-M1.

Nuevo sensor sin filtro AA

Aparte de las importantes novedades en el cuerpo –sobre las que volveremos en otro punto– uno de los aspectos claves de la «PRO» de Olympus es el nuevo sensor, libre de filtro de paso bajo (AA) y con píxeles para AF por detección de fase («on sensor PDAF»). La resolución es de 16,3 Mpx. efectivos para 16,8 Mpx. totales en el tamaño clásico Micro Cuatro Tercios de 13 x 17,3 mm.

Las mejoras alcanzadas en los últimos tiempos en los algoritmos de control del moiré y la potencia y alta capacidad de los últimos procesadores multinúcleo, hacen que algunos fabricantes se atrevan a eliminar el filtro AA, un «artefacto» que emborrona una buena parte de la capacidad de definición, de resolución de detalles delicados que son capaces de ofrecer los mejores objetivos en aras de evitar las interferencias de moiré en sujetos de pautas repetitivas. Respecto al sensor de la E-M5, esa es una de las dos diferencias clave del de la E-M1.

AF con «on chip Phase Detection»

La segunda, tal como hemos avanzado, es que estamos ante el primer sensor de una Olympus con píxeles para la detección de fase en el propio sensor. La solución, aunque no nueva (*), si lo es para la firma, y además muy significativo, ya que permite algo que los usuarios deberían ver como algo importante: cumplir las promesas. En este caso, la de hacer que los objetivos Zuiko Digital para el protocolo Cuatro Tercios (FT) enfoquen con rapidez sobre un moderno cuerpo Micro Cuatro Tercios (MFT) nativo. Recordemos que el tamaño de sensor es el mismo para los dos protocolos y por lo tanto la «equivalencia» de focales.


Los «medios fotodiodos» blancos son los píxeles para detección de fase. El ligero decalaje lateral de «half pitch» mejora la discriminación. Lo que no se puede obviar es que la información que falta en ese pixel para PDAF habrá de interpolarse explorando los contiguos. Ello requiere de mayor capacidad de procesado y ahí es donde entra el nuevo TruePIC VII © Olympus

 

El sistema de detección de fase «on chip» funciona por el mismo principio que el de la réflex monoculares tradicionales, que –conceptualmente– no deja de ser una suerte de «triangulación telemétrica» electrónica © Olympus

En el caso de la E-M1, el sistema detecta automáticamente si el objetivo montado es un MFT o un FT, y opera por detección de contraste y 49 puntos o por detección de fase en 37 puntos. Un buen detalle: tan pronto acoplamos un objetivo FT (mediante el adaptador MMF-3) aparecen en el visor sutiles marcas del área correspondiente de puntos de enfoque © Olympus

La integración de un objetivo para Cuatro Tercios, mediante el adaptador MMF-3 para Micro Cuatro Tercios, es muy buena, tanto técnica como estéticamente. En este caso, aparece con un veterano Olympus Zuiko Digital 50 mm f/2 Macro para FT © Albedo Media, S.L.

En la prueba:
La rapidez del autoenfoque con objetivos Micro Cuatro Tercios no nos ha sorprendido pues ya estamos acostumbrados a ella y lo hemos comentado en más de una ocasión: hay que ver para creer, sobre todo los que dudan de la capacidad de un buen sistema de AF por contraste.
Sin embargo, la rapidez y operatividad del nuevo sistema por píxeles de detección de fase, en combinación con el adaptador MMF-3 (anteriormente disponible) y objetivos Cuatro Tercios, nos ha sorprendido y esperamos que sorprenda a los fieles usuarios del sistema Cuatro Tercios: no solo «corren» igual de rápidos como con un cuerpo nativo Cuatro Tercios, sino –en nuestra opinión– más rápido y preciso.
(*) Fujifilm, Nikon y Sony, entre otros la aplican en sus CSC

Cuerpo y construcción

Olympus califica a esta nueva E-M1 en la categoría PRO y desde luego que por sus especificaciones no solo cumple esos requerimientos, sino que supera los de cámaras profesionales de la categoría de 24 x 36 o Double Frame. La E-M1 no solo es sellada a prueba de intemperie –con una certificación superior a la de la E-M5– sino que además es «freeze proof» y está certificada para operar a -10ºC. Una de las razones para que la pantalla posterior sea abatible pero no hacia los lados, es garantizar al máximo la resistencia y la estanqueidad. El cuerpo mide 130,4 x 93,5 x 63,1 mm para 497 gramos con batería y tarjeta (norma CIPA).
En nuestra opinión, es una lástima que no se haya previsto una doble ranura para tarjetas SD, en lugar de la única sencilla.

Esto va muy en serio…y el nuevo M.Zuiko Digital ED 12-40 mm f/2,8 PRO comparte «rudeza» con la E-M1: En rojo, las juntas de sellado © Olympus

Todo el cuerpo, incluyendo las partes posterior, superior e inferior, es en aleación de aluminio y magnesio y los acabados externos –tales como la «pintura»– son más robustos que los de la E-M5 © Olympus

Mandos y manejo

A primera vista, el detalle más diferenciador de la E-M1 respecto a la E-M5 es la empuñadura integrada, de más envergadura, y que dicho sea de paso es mucho más armónica de formas en la realidad que en algunas de las imágenes «pirata» que han circulado estos días por ahí.
Pasada esa primera impresión podremos comprobar que toda la botonería es de nueva concepción, con algunas referencias estéticas a las Olympus OM fílmicas.

El selector PASM está, en la E-M1, a la derecha. Las ruedas que controlarán parámetros de exposición y/o compensación, son más grandes, y atención al pulsador para controlar la curva tonal: ahora ofrece una función adicional…. y hasta aquí podemos leer ahora. © Albedo Media, S.L.

Clásico detalle «fino» de Olympus: el selector de modos PASM dispone de bloqueo para evitar cambios accidentales de modo de exposición. Puesto que para cambios frecuentes puede resultar molesto seguir el sistema habitual de mantener presionado el botón de desbloqueo mientras cambiamos de modo… en este caso podemos optar por dejar el selector bloqueado o desbloqueado: ¡botón abajo o botón arriba! © Albedo Media, S.L.

A la izquierda queda el conmutador de puesta en marcha, mucho más cómodo de manejar que el de la E-M5, así como los accesos directos a los modos de disparo y enfoque, incluyendo la modalidad HDR © Albedo Media S.L.

 

La primera Olympus M-1, una rareza de coleccionismo. Anterior a la OM-1. El homenaje de la E-M1 es tan claro como respetuoso. En cuanto a belleza, también lo tenemos claro y estamos hablando de aproximadamente 1970 © Albedo Media, S.L.
En el dorso, las palabras clave sigue siendo robustez y ergonomía. Los pulsadores siguen el esquema de colores que permite sean reconocibles por personas afectadas de discromatopsias… otra cortesía de Olympus© Albedo Media, S.L.
En estas dos tomas se aprecian bastante bien las diferencias externas entre la E-M5 y la E-M1 © Albedo Media, S.L.
En estas dos tomas se aprecian bastante bien las diferencias externas entre la E-M5 y la E-M1 © Albedo Media, S.L.

Los pulsadores frontales, exclusivos de la E-M1, son configurables. Una opción por defecto es la de comprobación de la profundidad de campo © Albedo Media, S.L.

En la prueba:
La calidad de los mandos es –como ha sido la intención de Olympus– de nivel profesional. Todo encaja y corre con precisión y tacto agradable. En cierta forma relacionado, la estética de los menús a los que se accede a través de esos mandos, ha sido mejorada, en legibilidad y sobriedad.
Si acaso, para el selector de modos de disparo, HDR y modos de medición hubiésemos preferido un grabado a un serigrafiado, cara a un eventual desgaste. Por su parte, tal como comentamos, el conmutador para puesta en marcha está ahora muy logrado, en cierta forma al estilo de una OM-4. Lástima que los mandos de la parte posterior no puedan iluminarse, al menos en opción. No sería la primera E-System en tenerlos.

El visor

Se supone que el visor electrónico integrado de la E-M1 es «el mismo» que el VF-4 presentado como accesorio externo para la PEN E-P5, con un «chip» de 2.360.000 puntos (1.440.000 para la E-M5).

El ocular del visor electrónico de la E-M1. La ubicación del símbolo de posición del plano focal es atípica © Albedo Media, S.L.
El ocular del visor electrónico de la E-M1. La ubicación del símbolo de posición del plano focal es atípica © Albedo Media, S.L.

Pero no solo la resolución cuenta: en la E-M1, con su aumento de 1,48x, en relación con un visor réflex para 24 x 36 mm, el aumento es de 0,74x por lo que el tamaño de imagen es mayor que el de algunas de ellas. A ello se suma un ajuste automático de brillo según la intensidad de luz ambiente. La pupila de salida de 21 mm lo hace más amigable para los usuarios de gafas.

En la prueba:
Es posible que el visor de la E-M1 sea, tal como indica la firma, «el mismo» que el externo VF-4 para la PEN E-P5, pero la sensación que hemos experimentado con la unidad de pruebas E-M1 se nos antoja superior en calidad. Es posible que al haber más espacio, el grupo de lentes para el ocular se haya mejorado, o quizá la protección contra la luz parásita o el propio ajuste automático de brillo sean los responsables. La conclusión es que para nosotros es el visor electrónico de más calidad visto hasta la fecha, y superior al de muchas réflex monoculares.

Olympus E-M1: modos nuevos

A la enorme panoplia de opciones, configuraciones, modos de escena y «filtros artísticos» que ofrecen los modelos de Olympus en gama OM-D y PEN se añaden algunos modos particulares de la E-M1.

© Olympus
© Olympus

Quizá uno de los más llamativos sea el llamado «Color Creator». Como función añadida al pulsador del ajuste de la curva tonal, el Color Creator permite ajustar de forma individual, para una toma determinada (en el JPEG) los parámetros de «saturación» y «tono» («hue» o matiz). Ello se hace mediante la rueda delantera (Tono) y la trasera (Saturación), y gracias al visor electrónico podemos observar el efecto en directo, mientras el gráfico nos muestra cuánto nos apartamos del punto neutro para cada uno de los dos parámetros.

<img class="size-full wp-image-125991" src="https://www.albedomedia.com/wp-content/uploads/2013/09/OM-D_E-M1_color_creator_example_A.jpg" alt="Un ejemplo de las posibilidades del Color Creator © Olympus» width=»600″ height=»306″ /> Un ejemplo de las posibilidades del Color Creator © Olympus

Tomas de muestra

Como no solo de técnica vive el ser humano, antes de hablar de los últimos detalles técnicos de la E-M1, les proponemos algunas tomas, que a nuestro entender hablan muy bien de las capacidades del nuevo sensor y lo que le rodeea. En todo caso les sugerimos visitar la pueba técnica del sensor.

© Albedo Media, S.L.
© Albedo Media, S.L.
© Albedo Media, S.L.
© Albedo Media, S.L.
© Albedo Media, S.L.
© Albedo Media, S.L.
© Albedo Media, S.L.
© Albedo Media, S.L.

© Albedo Media, S.L.
© Albedo Media, S.L.
© Albedo Media, S.L.
© Albedo Media, S.L.

Otros detalles nuevos

• Tecnología Fine Detail II que optimiza la imagen según el objetivo acoplado y abertura de diafragma en uso
• Obturación hasta 1/8.000 de segundo (como PEN E-P5)
• WiFI, con disparo y controles manuales PASM vía tablet o similar
• Hasta 10 f.p.s. con fijación de foco
• Modo «Retrato Diorama» con desenfoques laterales
• Dos tipos de HDR
• Nueva empuñadura y accesorios


Demostración del sistema de prevención contra el polvo SSWF por ultrasonidos © Olympus

Cosas que se mantienen, a no olvidar

Lo que se mantiene, en relación a esta E-M1 y que tiende a olvidarse, es, entre otros puntos:
• El sistema de prevención contra el polvo, el más logrado del mercado
• El sistema de estabilización en cinco ejes, muy eficaz para tomas estáticas y vídeo. Compatible con objetivos clásicos, con entrada manual del valor de focal (de 8 mm a 1.000 mm)
• Live BULB, con control de la imagen en «B» mientras se va registrando
• Monitor posterior, táctil de 1037 Kpx.
• Focus peaking
• Misma batería que la E-M5, con mejor gestión de energía
• Más de 42 objetivos compatibles con montura nativa Micro Cuatro Tercios, de ellos 16 M.Zuiko Digital
• Más de 23 objetivos ahora compatibles, con montura Cuatro Tercios

El vídeo

Los formatos y opciones para vídeo son:
MPEG.4AVC/H.264
1920 x 1080 30p
1280 x 720 30 p

AVI
1280 x 720 30 f.p.s (16:9)
640 x 480 f.p.s (4:3)
Parece claro que aunque para muchos son opciones más que suficientes, los que piensen hacer su carrera dentro de la videografía quizá encuentren mejores opciones en otro terreno.

Conclusión

Por su rendimiento del sensor, calidad de construcción y sellado del cuerpo, calidad de visor, perfección de estabilización, gama de objetivos utilizables, funciones amigables, rapidez y precisión del autofoco, respeto por la compatiblidad de objetivos de sistemas anteriores…. la E-M1 es –en nuestra opinión– la más avanzada –y sobre todo, equilibrada–  CSC en el mercado y representa una alternativa a las grandes y pesadas réflex monoculares.
Algunos preferirían mayor calidad por encima de 1.600 ISO, mayores prestaciones en vídeo… nosotros una ranura más para tarjetas. Pero ya se lo dijeron a Jack Lemmon: «well…nobody is perfect».

Los precios

– Cuerpo E-M1: 1.499 €
– Cuerpo E-M1 mas M.Zuiko Digital ED 12-40 mm f/2,8 PRO (valor 999 €): 2.199 €
– Con pre-reserva del cuerpo de E-M1: regalo de la empuñadura HLD-7 (hasta el 30 de septiembre de 2013/compra antes del 31 de octubre de 2013)
– Con registro de material Cuatro Tercios y registro de E-M1: regalo del adaptador MMF-3 (hasta el 30 de noviembre de 2013)

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.