Después de anunciar a principios de año con su exclusiva E-M1 X, Olympus vuelve ahora la nueva E-M5 Mark III, tercera generación de la familia de cámaras mirrorless con la que inauguró su sistema OM-D de formato Micro Cuatro Tercios.

Olympus OM-D E-M5 Mark III + m.Zuiko 12-40 mm f/2.8 Pro © Albedo
Olympus OM-D E-M5 Mark III + m.Zuiko 12-40 mm f/2.8 Pro © Albedo

Han pasado casi 5 años desde que Olympus presentara la E-M5 Mark II y casi 7 años desde la E-M5 original. Unos ritmos de renovación bastante más pausados a los que otros fabricantes japoneses nos tienen acostumbrados en los últimamente –especialmente Sony con su vertiginosa sucesión de modelos–, y que en los últimos años han llevado a muchos usuarios de la marca ha poner en duda incluso la viabilidad futura de la empresa, que en durante el pasado año 2018 apenas presentó ningún producto nuevo.

Sin embargo, en este 2019 que marca el 100º aniversario de Olympus la compañía parece volver a recuperar su ritmo con el anuncio de la renovación de uno de sus modelos de cámara más populares.

¿Es suficiente la resolución de 20 Mpx?

Si bien algunos usuarios ansiaban ver en este modelo un nuevo sensor que sobrepasara la barrera de los 20 Mpx –el máximo que encontramos hoy en día en las mirrorless Micro Cuatro Tercios de Olympus–, al final a la compañía ha optado por incluir el mismo sensor que encontramos en la E-M1 Mark II.

Olympus OM-D E-M5 Mark III © Albedo
Olympus OM-D E-M5 Mark III © Albedo

Aunque no sabemos a ciencia cierta cuáles eran las posibilidades que Olympus barajaba para la elección del captor en su nueva E-M5 Mark III, todo parece indicar que la compañía no ha tenido más remedio que ‘conformarse’ con esta resolución, pues sus opciones reales pasan por la disponibilidad de sensores que marcan otros fabricantes –Sony–.

Esta dependencia para con otras compañías condiciona seguramente en gran medida la agenda de Olympus para el lanzamiento de nuevos modelos. Esto puede llegar a ser un problema en un futuro cercano, especialmente cuando el resto de los formatos parece avanzar con más rapidez. Suponemos, pues, que el salto a 24 Mpx –o una resolución todavía mayor– tendrá que esperar hasta la llegada de la E-M1 Mark III.

En todo caso, para aquellos usuarios que necesiten puntualmente de una resolución mayor, pueden optar el modo de alta resolución, que permite llegar hasta los 50 Mpx en modo JPEG.

Olympus E-M5MarkIII + OLYMPUS M.40-150mm F2.8 – 250 mm (equiv.) – f/5,6 – ¹⁄₅₀ sec – ISO 200 © Albedo
Olympus E-M5MarkIII + OLYMPUS M.40-150mm F2.8 – 250 mm (equiv.) – f/5,6 – ¹⁄₅₀ sec – ISO 200 [Modo estándar (20 Mpx)] © Albedo
Olympus E-M5MarkIII + OLYMPUS M.40-150mm F2.8 – 250 mm (equiv.) – f/5,6 – ¹⁄₅₀ sec – ISO 200 © Albedo
Olympus E-M5MarkIII + OLYMPUS M.40-150mm F2.8 – 250 mm (equiv.) – f/5,6 – ¹⁄₅₀ sec – ISO 200 [Modo alta resolución (50 Mpx)] © Albedo

A nivel de calidad de imagen, no hay muchas sorpresas, pues se trata básicamente de una E-M1 Mark II más compacta, tal como podemos ver en la siguiente selección de muestras a resolución nativa que pudimos obtener en el Tirol austríaco, lugar donde se realizó la presentación mundial de la E-M5 Mark III para la prensa especializada.

Olympus E-M5MarkIII + OLYMPUS M.12-40mm F2.8 – 48 mm (equiv.) – f/5,6 – ¹⁄₈₀₀ sec – ISO 200 © Albedo
Olympus E-M5MarkIII + OLYMPUS M.300mm F4 – 601 mm (equiv.) – f/4,0 – ¹⁄₅₀₀ sec – ISO 2000 © Albedo
Olympus E-M5MarkIII + OLYMPUS M.300mm F4 – 601 mm (equiv.) – f/4,0 – ¹⁄₈₀ sec – ISO 200 © Albedo
Olympus E-M5MarkIII + OLYMPUS M.40-150mm F2.8 – 230 mm (equiv.) – f/5,6 – ¹⁄₁₂₅₀ sec – ISO 3200 © Albedo
Olympus E-M5MarkIII + OLYMPUS M.300mm F4 – 601 mm (equiv.) – f/4,0 – ¹⁄₅₀₀ sec – ISO 2000 © Albedo
Olympus E-M5MarkIII + OLYMPUS M.300mm F4 – 601 mm (equiv.) – f/4,0 – ¹⁄₆₄₀ sec – ISO 2000 © Albedo

Equilibrio entre precio, prestaciones y tamaño

Situada a medio camino entre la más potente y grande E-M1 y la más sencilla y asequible E-M10 –la E-M1X, mucho más especializada y onerosa, juega en otra liga aparte–, la E-M5 representa ese balance y equilibrio entre precio y prestaciones que muchos de sus usuarios buscan.

Olympus OM-D E-M5 Mark III + m.Zuiko 12-40 mm f/2.8 Pro © Albedo
Olympus OM-D E-M5 Mark III + m.Zuiko 12-40 mm f/2.8 Pro © Albedo

A la vista de las especificaciones, podemos decir que la nueva E-M5 Mark III supone una esperada evolución, pues adopta aquellas características que se le podían suponer: se podría ver, de hecho, cómo una E-M1 Mark II más compacta y asequible.

La incorporación del último procesador de la firma –el TruePic VIII– permite dar ese extra de potencia necesario para seguir manteniendo un nivel de prestaciones adecuado a su categoría. Encontramos, así, un nivel de sensibilidad máxima de ISO 25.600, con resultados en línea de lo esperado: satisfactorio si nos atenemos al tamaño del sensor, por debajo de la media si lo comparamos con otros modelos de precio similar.

Por supuesto, los algoritmos de reducción de ruido podrían ser más eficientes usando más potencia de procesado, como hace la E-M1X y su doble procesador, pero ello implicaría aumentar el tamaño y el precio.

Olympus E-M5MarkIII + OLYMPUS M.12-40mm F2.8 – 50 mm (equiv.) – f/4,0 – ¹⁄₁₆₀ sec – ISO 6400 © Albedo
Olympus E-M5MarkIII + OLYMPUS M.12-40mm F2.8 – 50 mm (equiv.) – f/4,0 – ¹⁄₁₆₀ sec – ISO 6400 © Albedo
  • Olympus E-M5MarkIII + OLYMPUS M.12-40mm F2.8 – 50 mm (equiv.) – f/4,0 – ¹⁄₁₆₀ sec – ISO 6400 © Albedo
  • Olympus E-M5MarkIII + OLYMPUS M.12-40mm F2.8 – 50 mm (equiv.) – f/4,0 – ¹⁄₁₀₀ sec – ISO 12800 © Albedo
  • Olympus E-M5MarkIII + OLYMPUS M.12-40mm F2.8 – 50 mm (equiv.) – f/4,0 – ¹⁄₅₀ sec – ISO 25600 © Albedo

Si el comportamiento en escenas con escasa luz no es normalmente el punto fuerte de las OM-D, sí suelo serlo, en cambio, la velocidad de ráfaga. Sin embargo, en este caso se ha mantenido el mismo valor que en la E-M5 Mark II –es decir, de hasta 10 fps–, que si bien es una cifra alta no son los 18 fps de la E-M1 Mark II en la cual se basa.

Esta velocidad se consigue con seguimiento de enfoque activo AF-C, que consigue un resultados satisfactorios aunque no excelentes, pues el tracking pierde gran parte de su eficiencia cuando se trabaja en situaciones no ideales.

Olympus E-M5MarkIII + OLYMPUS M.40-150mm F2.8 – 300 mm (equiv.) – f/4,0 – ¹⁄₁₀₀₀ sec – ISO 200 © Albedo
Olympus E-M5MarkIII + OLYMPUS M.40-150mm F2.8 – 300 mm (equiv.) – f/4,0 – ¹⁄₁₀₀₀ sec – ISO 200 © Albedo

Una potente estabilización en un cuerpo compacto

Por otro lado, aunque ello no suponga una revolución, es cuanto menos sorprendente –a pesar de estar ya acostumbrados– el buen funcionamiento del sistema de estabilización de imagen en el cuerpo de 5 ejes de la nueva E-M5, que ofrece ahora hasta 6,5 pasos de compensación, todo un récord para una cámara tan compacta.

Olympus E-M5MarkIII + OLYMPUS M.12-40mm F2.8 – 62 mm (equiv.) – f/5,6 – ⅛ sec – ISO 200 © Albedo
Olympus E-M5MarkIII + OLYMPUS M.12-40mm F2.8 – 62 mm (equiv.) – f/5,6 – ⅛ sec – ISO 200 © Albedo

Estas cifras solo se alcanzaban hasta la fecha con su hermana mayor, la E-M1 Mark II, o bien con la mucho más grande y onerosa E-M1X –que es capaz incluso de llegar a los 7,5 pasos de compensación–. Conseguir estas prestaciones en un cuerpo mucho más pequeño no es tarea baladí, y parece que Olympus sigue innovando en este apartado.

Sistema de estabilización de 5 ejes de la OM-D E-M5 Mark III con sincronización de IS © Olympus
Sistema de estabilización de 5 ejes de la OM-D E-M5 Mark III con sincronización de IS © Olympus

Lamentablemente, es necesario recordar que la cifra de 6,5 pasos solo se alcanza con las ópticas compatibles con la sincronización de IS –como es el caso del m.Zuiko Digital ED 12-100 mm f/4.0 IS PRO–. Para el resto de los modelos el límite se encuentra en los 5,5 pasos. Habrá que esperar a que la firma japonesa renueva algunas de sus ópticas más populares para poder disponer de esas prestaciones en más modelos.

Olympus OM-D E-M5 Mark III + m.Zuiko 12-40 mm f/2.8 Pro © Albedo
Olympus OM-D E-M5 Mark III + m.Zuiko 12-40 mm f/2.8 Pro © Albedo

En la práctica, con la óptica de kit estándar –el m.Zuiko Digital ED 12-40 mm f/2.8 PRO–, se pueden conseguir sin demasiadas dificultades resultados muy convincentes con tiempos de obturación por debajo de 1/8 s, incluso a 1/4 s dependiendo de la toma.

  • Olympus E-M5MarkIII + OLYMPUS M.12-40mm F2.8 – 80 mm (equiv.) – f/4,0 – ⅛ sec – ISO 400 © Albedo
  • Olympus E-M5MarkIII + OLYMPUS M.12-40mm F2.8 – 80 mm (equiv.) – f/5,6 – ¼ sec – ISO 400 © Albedo

Más ligera gracias al uso del plástico

Ciertamente, las sin espejo de Micro Cuatro Tercios se sitúan entre las cámaras más pequeñas de su categoría, debido en parte al relativamente pequeño tamaño de su sensor. En su nueva E-M5 Mark III, Olympus consigue reducir las dimensiones todavía más: 55 g menos en la balanza cuando se compara con su predecesora.

Para ello, la firma japonesa ha decido prescindir de la construcción metálica del cuerpo y optar esta vez –para sorpresa de algunos– por el uso del plástico. Ciertamente, se trata de una decisión controvertida, pues el acabado metálico de sus cámaras era uno de los aspectos que más saltaban a la vista y que conferían a las pequeñas mirrorless de la marca un acabado de calidad.

Olympus OM-D E-M5 Mark III © Albedo
Olympus OM-D E-M5 Mark III © Albedo

El uso del plástico, sin embargo, no significa forzosamente que el nivel de acabado de la nueva OM-D sea de peor factura. Después de haber pasado unas cuentas horas con ella, no hemos percibido diferencias en este aspecto con respecto el modelo anterior. Sí se notan, por otro lado, esos más de 55 g de menos, que representan más del 10% del peso de la cámara. Además, no se renuncia tampoco al sellado del cuerpo, conocido por ser uno de los más efectivos de su categoría.

Ergonomía revisada

Junto con esta cura de adelgazamiento, Olympus a optado por revisar la ergonomía en su nueva E-M5 Mark III y adoptar la disposición de controles de la E-M1 Mark II. Así, la rueda de control de modos se desplaza hacia la derecha y a su izquierda encontramos los controles del modo de disparo y el modo de visualización de la pantalla.

Olympus OM-D E-M5 Mark II (negro) vs Mark III (plata) © Albedo
Olympus OM-D E-M5 Mark II (negro) vs Mark III (plata) © Albedo

Asimismo, se aporta otra pequeña pero bienvenida mejora: la empuñadura es ligeramente más pronunciada que en su predecesora, lo que ayuda a sujetar mejor la cámara, especialmente cuando esta se sostiene únicamente con la mano derecha.

Olympus OM-D E-M5 Mark III © Albedo
Olympus OM-D E-M5 Mark III © Albedo

Lamentablemente, la empuñadura opcional que permite mejorar aún más el agarre no es compatible con la generación anterior. Además, sigue siendo necesario quitar dicha empuñadura para acceder a la batería.

Olympus OM-D E-M5 Mark III + m.Zuiko 12-40 mm f/2.8 Pro © Albedo
Olympus OM-D E-M5 Mark III + m.Zuiko 12-40 mm f/2.8 Pro © Albedo

¿Cómo se compara con el resto de modelos?

En la siguiente tabla mostramos una comparativa de las características más destacables con respecto su predecesora, la E-M5 Mark II y su hermana mayor –modelo en la cual se basa–, la E-M1 Mark II.

E-M5 Mark IIE-M5 Mark IIIE-M1 Mark II
Resolución sensor16 Mpx20 Mpx20 Mpx
Modo alta resolución40 Mpx50 Mpx50 Mpx
ProcesadorTruePic VIITruePic VIIITruePic VIII
ISO máx.25.60025.60025.600
Obturación mín.1/8.000 s1/8.000 s1/8.000 s
Obturación mín. (elec.)1/16.000 s1/32.000 s1/32.000 s
Ráfaga máx. (AF-C)10 fps10 fps18 fps
Puntos de AF8112181
Compensación max.5/6 pasos5,5/6,5 pasos5,5/6,5 pasos
Sincronización flash1/250 s1/320 s1/250 s
Resolución vídeoFHD @ 60p4K @ 30 p 4K @ 30p
BateríaBLN-1BLS-50BLH-1
Autonomía (CIPA)310310440
Peso (+batería+tarjeta)469 g 414 g574 g
USB2.02.03.0
Precio oficial1.000 €1.200 €1.800 €

Tal como se puede apreciar, a pesar de la gran similitud que existe entre la E-M5 Mark III y la E-M1 Mark II, seguimos encontrando algunas diferencias, como la velocidad de ráfaga, la autonomía o las opciones de vídeo, pues si bien ambas graban en vídeo 4K, solo esta última dispone de la opción de curva logarítmica –OM-Log400–, mientras que la primera se conforma con el modo flat.

Conclusiones

A la vista de sus especificaciones, no es descabellado catalogar la nueva Olympus OM-D E-M5 Mark III como una E-M1 Mark II pero más compacta y asequible –600 € menos según precios oficiales de la compañía, aunque en el mercado actual la diferencia es bastante menor–.

Tal como comentábamos más arriba, existen algunas diferencias, pero que no justifican la diferencia de precio para la mayoría de los usuarios. Solo aquellos que necesiten de esas características específicas –como la velocidad de ráfaga más rápida o las opciones de vídeo más profesionales– encontrarán argumentos suficientes.

Olympus E-M5MarkIII + OLYMPUS M.12-40mm F2.8 – 80 mm (equiv.) – f/5,6 – ¹⁄₂₅₀ sec – ISO 200 © Albedo
Olympus E-M5MarkIII + OLYMPUS M.12-40mm F2.8 – 80 mm (equiv.) – f/5,6 – ¹⁄₂₅₀ sec – ISO 200 © Albedo

Con un precio de salida de 1.200 €, se trata de una cámara muy completa con un buen equilibrio entre precio, tamaño y prestaciones, que supone un salto cualitativo con respecto la generación anterior. Sin embargo, esta cifra se encuentra en una horquilla de precios donde existe mucha competencia, especialmente con las cámaras de la Serie X de Fujifilm y su sensor APS-C con filtro X-Trans.

1 Comentario

  1. No entiendo el precio de salida de esta estupenda cámara. Su «hermana mayor» se está vendiendo el cuerpo a unos 1.300 euros en algunos establecimientos, así como con diferentes opciones tipo kit en diversas focales. Ese precio de 1.800 euros el cuerpo para la EM1 II que indica el artículo no se corresponde con la realidad, es bien sabido que los precios de muchos productos se tornan más baratos con el paso del tiempo; en un promedio de nueve meses a un año el ahorro puede ser considerable, sólo hay que ver el modelo de Fujifilm XH 1 la «depreciación» de P.V.P que ha experimentado este modelo de alta gama que se lanzo hace tan sólo año y medio, algo que sucede también en otras marcas y modelos. Es para preguntarse por qué y para meditarlo.

Dejar una respuesta

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce aquí tu nombre

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.