Olympus PEN Lite: la Prueba

La cámara «Olympus Pen Lite» o «E-PL3», es la primera PEN de la firma que goza de una pantalla abatible, y eso la ubica en una posición única dentro de la gama. Además, sus dimensiones son tan solo 3,3 mm más de grosor que la más pequeña de las de su gama, la PEN Mini (E-PM1).
Ahora, desde DSLR Magazine, ofrecemos la primera prueba técnica mundial de este novísimo modelo.

Todas las imágenes @ DSLR Magazine

 

Olympus E-PL3: «Target» o grupo de usuarios objeto

Parece claro que esta E-PL3 ha sido diseñada para competir, por un lado con las Sony NEX y sus pantallas abatibles, y por otro, con las nuevas GF3 y GF2 de Panasonic, también de tamaño muy reducido.
Frente a las Sony, la E-PL3 ofrece la ventaja de la opción de visores electrónicos externos opcionales. Frente a la GF2, la ventaja de la pantalla abatible y frente a la GF3, la de los visores externos además de la pantalla orientable. Y sin embargo, respecto a estos dos últimos modelos, citar la carencia de flash incorporado por parte de la E-PL3.

Olympus E-PL3: en la mano

Puesto que la E-PL3 es una CSC, esto es, una Cámara Compacta de Sistema, con objetivos intercambiables, siguiendo el protocolo Micro Cuatro Tercios (M4/3), puede configurarse con un buen numero de objetivos, y podemos adelantar que la sensación en mano es muy distinta con unos objetivos y con otros.
Lo más lógico sería adjudicarle como compañero habitual, el objetivo típico de kit, el nuevo M.Zuiko Digital14-42 mm f/3,5-5,6 II R, que es de nuevo diseño e incorpora la tecnología MSC, y es con ese objetivo con el que iniciamos nuestra toma de contacto.


La E-PL3 aparece aquí con el objetivo en kit en posición todavía retraida

La primera percepción, nada más tomar la cámara en la mano, y aún antes de extender este pequeño zoom a su posición de trabajo, es que falta “grip”, falta agarre.

¿Cómo de grande es la Olympus PEN Lite o E-PL3? Pues bien, a través de esta imagen podemos hacernos una idea, en comparación con una E-P3: en lo que es el fondo, si tenemos en cuenta que la montura no está enrasada como en la E-P3 y si sumamos la pantalla… la diferencia no es tanta. Pero no es menos cierto, que es apreciablemente menos larga y alta.
Lo delgado del cuerpo, la ausencia de empuñadura, por mínima que fuese o de al menos un granulado en la parte derecha del cuerpo de la E-PL3 hace que resulte muy difícil sujetarla de forma estable solo con la mano derecha. Debemos ayudarnos con la izquierda o en su defecto, hacerlo con la derecha, pero invadiendo claramente la pantalla posterior y las botoneras posteriores.

Olympus E-PL3: puesta en marcha
Al pulsar el botón de arranque… sorpresa para los que tengan el oído educado: el protocolo no es el mismo del de las PEN anteriores, incluida la nueva E-P3.
Al poner esta E-PL3 en marcha, y aún cuando el obturador está abierto, como en el caso de –hasta el momento– todas las M4/3, la E-PL3 realiza un disparo de obturación: cerrar, y volver a abrir.

 


El protocolo de funcionamiento del obturador de la E-PL3 es definitivamente distinto del de la E-P3 y modelos anteriores

Sería interesante conocer el motivo y… en eso estamos. Desde luego, tal como comentamos ya el mismo día de la presentación de este modelo y de la PEN Mini, ambos comparten un nuevo módulo de obturación, más pequeño y capaz de mayores velocidades de disparo en ráfaga, un obturador que no parece montar la también nueva y mas bien continuista E-P3.
El funcionamiento del magnífico sistema de prevención contra el polvo por ultrasonidos viene indicado por un pequeño icono en la pantalla.

Olympus E-PL3: pantalla

El monitor posterior, abatible, es una pieza clave del carácter de la E-PL3 y es de proporciones 16:9 nativas. Ello significa, que a diferencia de lo que encontramos en modelos tales como la E-PL1 o la misma E-P3, no se produce recorte al pasar a ese formato y si al pasar a los de 4:3, 3:2 etc. Por su parte, y como referencia es de proporciones 3:2 nativas y se produce recorte para 4:3, 16:9 y otros.
Volviendo a la E-PL3, esa característica hace que en la práctica, la proporción de pantalla aprovechada para el formato 4:3 sea relativamente pequeña, poniendo a prueba a aquellos que necesiten gafas para visión próxima. Pero pronto nos olvidamos cuando comenzamos a explotar las opciones de formato que nos ofrece la E-PL3… nada nuevo, es cierto, pero es la facilidad de acceso lo que las pone en valor: 4:3, 3:2, 6:6, 16:9 y 3:4, entre otras.
Los menús de estas cámaras son tan prolijos, que –en el breve tiempo que se dispone para una prueba de este tipo– se nos puede escapar más de una cosa, pero no hemos sabido encontrar una forma de asignar un botón para acceso directo a los formatos, si bien no es menos cierto que aparecen en la primera pantalla del menú.

En la práctica, la pantalla abatible se ha revelado como algo muy valioso, para encuadres de todo tipo: unas veces, bajando la cámara, nos evita tener que echar rodilla a tierra, otras al levantar la misma, nos hace componer como de otra forma no podríamos, y más de una vez nos ofrece la posibilidad de afianzar la cámara sobre un pretil u otro soporte.
No es muy corriente disponer de este tipo de pantalla en una cámara tan compacta (¡y con óptica intercambiable!) como esta PEN Lite o E-PL3, y los que la prueben, quedarán convencidos.


La información se transmite a la pantalla a través de una cinta conectora flexible

Todas las partes del mecanismo de la pantalla abatible parecen bastante robustas. Ello es importante, pues debido al escaso «grip» del cuerpo, en alguna ocasión nos serviremos de la pantalla para una mejor sujeción.

La «gracia» de la E-PL3 está en su versátil pantalla abatible, pero en ocasiones (ver galería de tomas), un visor electrónico a nivel del ojo, accesorio, como este VF2, puede resultarnos muy útil

 

Olympus E-PL3: enfoque

Hay que ver con qué naturalidad aceptamos los avances de la tecnología: hace unos pocos meses, citábamos como ventaja insuperable a favor de las réflex convencionales, su rápido sistema de enfoque por detección de fase, “muy superior” al que se podía alcanzar con el sistema de AF por contraste de las nuevas CSC o “mirrorless” y ahora, no solo comprobamos, sino que asumimos ya como nueva realidad (no todos, todavía…) que un sistema de AF por contraste como el de la E-PL3 que ahora probamos es más rápido que el de esas réflex…
Porque es rápido como un rayo, eso sí: con los nuevos objetivos de tecnología MSC, como el objetivo en kit M.Zuiko Digital 14-42 mm f/3,5-5,6.
Si utilizamos, por ejemplo, un M.Zuiko Digital 17 mm f/2,8 “pancake”, el enfoque es más rápido que con las cámaras PEN anteriores a las de esta nueva hornada, pero no hay comparación con los objetivos de tecnología MSC.

La combinación con el objetivo M.Zuiko Digital 17 mm f/2,8 pancake, es ideal, pero el enfoque no es tan rápido como con los objetivos de nueva generación y tecnología MSC

Lástima, porque el objetivo citado es lo que los anglosajones llamarían “un natural”, vamos que “va que ni pintado” con la pequeña PEN Lite.
Un gran avance lo hemos encontrado en los 35 puntos de enfoque, que –seleccionables– cubren una parte muy importante del área de la imagen: frente a los 11 de una E-PL1, por ejemplo, la diferencia es tremenda.
Además de ello, recordar que el sistema de AF por contraste evita los problemas de «back y front focus» de que adolecen las réflex monoculares digitales y que el sistema de las últimas PEN, en el modo de detección de rostro, ofrecen soluciones muy refinadas, tales como opción al enfoque automático al ojo más próximo, o bien –a nuestra elección– al ojo izquierdo o al ojo derecho. Hace unos años hubiese sido sorprendente.

Olympus E-PL3: mandos y menús

Para los usuarios de las cámaras PEN, desde la primera E-P1, pocas sorpresas y se sentirán como en casa, pero con ventajas.
Así, cara a una facción del posible “target” de usuarios de este modelo, se brinda la opción de “ocultar” lo que llamamos “la parte de engranajes” del menú, que alberga los ajustes más prolijos. De esa forma, se ofrecen, en cierta forma, dos niveles distintos de operación: simplificado y avanzado.
Ello hace que en la forma básica el menú sea menos intimidatorio y no toquemos botones que no debiéramos tocar…

En lo que respecta a los mandos, a pesar del pequeño tamaño de la cámara, no somos capaces de encontrarles tacha: la ubicación es buena, y el tacto perfecto. Hasta parece que –por fin– se le ha dado el grado de dureza adecuado al dial giratorio posterior.

Olympus E-PL3: ruido electrónico y latitud

Captor nuevo, firmware a medida, procesador más rápido y eficaz frente al ruido electrónico…. en definitiva las eternas promesas a las que marketing nos tiene acostumbrados cuando renueva un modelo, y queda por lo tanto calibrar en su justa medida esas «mejoras» cámara en mano… en nuestras pruebas de laboratorio. En esta versión Lite ( E-PL3) de Olympus, partimos de un captor de indéntico tamaño a las series anteriores, protocolo Micro Cuatro Tercios, de nueva configuración con una resolución nativa de 12,3 millones de píxeles. El procesador, igualmente actualizado es el TruePic VI, que cierra el círculo de las actualizaciones internas, a ponderar por cierto en este modelo, ante todo las externas, entre ellas y como eje fundamental, la inclusión de una la pantalla abatible.

Puestos en tarea, elegimos como siempre, el peor escenario posible, allí donde realmente los captadores llegan a su límite, tanto en valores de resolución, gama tonal y latitud, como por parte del procesado, su limpieza o suciedad a la hora de lidiar con el ruido electrónico a medida que subimos el índice ISO de las tomas realizadas.

El bodegón escogido se extiende a lo largo de sus 9 pasos de latitud, desde f22 máximo brillo hasta algo menos de 1,4 en el punto de mayor densidad medido con fotómetro puntual externo de 1º, con gran profusión de elementos complejos, pequeñas ruedas, brillos especulares, texto minúsculo, etc… el punto de foco se posicionó para todas las tomas en el bote de azul de Tetenal.


Pincha para acceder a la comparativa de ISO / Ruido electrónico

Como podemos ver una vez desglosada la comparativa en la base del sistema, ISO 200 en esta E-PL3, el detalle conseguido es bastante digno si eludimos la acción del reductor de ruido (acrónimo RR en la prueba), a partir de 1600 ISO, la calidad dependerá del nivel de exposición / brillo general de la escena, ya que de momento la imposiciones de tamaño de fotocélula / tamaño de captor cortan la calidad de manera drástica a partir de los 1600 ISO, siendo estos utilizables en situaciones normales o claras, pues si prepondera la subexposición, nos encontraremos con sendas tramas de ruido electrónico, tanto en liuminancia como en crominancia.

Más allá de estos valores, se impone la necesidad de tener la imagen frente a su posible calidad técnica, el filtrado por parte del procesador es a nuestro juicio demasiado evidente y destructivo, en la prueba posicionado en su valor más extremo. Pensamos que esos 12800 ISO nada aportan y que sería más justo y coherente dejarlos fuera de las características técnicas de este modelo, simplemente no hay imagen posible, el ruido lo inunda todo, con el reductor de ruido en estas condiciones sólo conseguiremos una imagen borrosa y sucia, como bien podemos apreciar en los parches adjuntos (en especial las zonas de texto pequeño)

¿Qué podemos decir acerca de la calidad de imagen de esta EP-L3 frente a sus modelos anteriores?…bien, nada mejor que una comparativa directa para cruzar datos y que las imágenes hablen por si solas, podríamos –de los muchos modelos ahora presentes en el catálogo PEN– elaborar dicha muestra con alguno de los más cercanos, tipo E-PL2 por ejemplo, pero hemos decidido ser más drásticos y más claros, la veterana EP-L1 nos parece a nuestro juicio un modelo lo suficientemente «antiguo» como para evidenciar mejoras, si las hubiera, siempre que las hubiera claro está.


Pincha para acceder a la comparativa EP-L1 / EP-L3

Son varias las conclusiones de distinta índole, así que intentaremos ser especialmente claros y didácticos en nuestras afirmaciones; A nuestro juicio, aún cuando se pueden ver ligeras trazas de mejora en la nitidez de la E-PL3 (zona clara de la caja roja de bombilla, logo líneas blancas del parche oscuro de la derecha, etc) los resultados generales son muy parejos, lo cual por un lado es bueno (porque son muy dignos) y por otro malo (no existe una clara mejoría en calidad de imagen en la línea PEN en modelos con más de un año de distancia).

En manejo del color parece algo más saturado en el modelo actual que en sus predecesores, y además lo procesa de manera más limpia, la ligera merma del filtro de paso bajo parece que exprime un poco más de detalle en algunas de las áreas, siendo esta diferencia muy modesta y por desgracia no uniforme… el procesador hace de las suyas en esta E-PL3 y en ocasiones (aún con el reductor de ruido en «off») equivoca textura con trama de ruido, suavizando los detalles de ciertas zonas (ver por ejemplo el frontal del mueble de madera, cerca de los tiradores).

Es cierto que la propia tendencia de mercado ha centrado sus esfuerzos en otros parámetros, la velocidad del autofoco de algunas PEN es ahora mejor que en muchos modelos de réflex profesional, los filtros creativos, los formatos de toma y el  manejo son cada vez más intuitivos, y en cambio la calidad de imagen parece encontrarse en un punto algo estático, bien como hemos dicho, porque ya era muy alta, bien porque choca con parámetros difíciles de solventar, tamaño de fotocélula, target de cliente – precio de equipo / precio ópticas, difracción… pensamos que lo más seguro, los motivos están presentes, con todas sus variables, sin capacidad de solución temprana, al menos por el momento… todo apunta que habrá que esperar a esa PEN – Profesional para corroborar cambios significativos al respecto.

Como ya es sabido, para las tomas de vídeo, y también para poder explotar al máximo la capacidad de ráfagas de hasta 5 f.p.s. de la E-PL3 , conviene utilizar tarjetas de clase 10, las más rápidas.
Uno de los aciertos –hasta el momento– de la línea PEN, es conservar el mismo modelo de batería para todos los modelos, la BL S1. Quizá la supuesta PEN profesional necesite algo más potente, o quizá dos BL S1…

Olympus E-PL3: otras muchas cosas

Por supuesto, la nueva primera PEN de Olympus con pantalla abatible ofrece muchas más cosas, pero se salen un poco de nuestro propósito de hoy de mostrar los primeros resultados fiables, tomados con una unidad de producción de la nueva cámara.
Ni que decir tiene que se dispone del esquema PASM, además de 23 modos de escena, incluyendo el 3D y el panorámico, y por supuesto, seis «Filtros Artísticos» de entre la ya conocida panoplia de la la firma.
Por su parte, en el modo «iAuto» el sistema selecciona los parámetros que considera ideales para cada situación.

 

Flash: incorporado, o accesorio

Es algo que ya preocupaba a los creadores de la primera PEN digital, la E-P1: no llevar flash incorporado va contra la corriente, pero…. ¿Necesita de esa clase de flash el usuario tipo de una CSC?


Ahora no lo ves –casi– y ahora tienes un pequeño flash que se alimenta directamente desde la cámara

Nosotros no, desde luego, y menos desde que hemos descubierto el pequeño flash accesorio“bivalvo” para las PEN.
Pero la discusión seguirá abierta y con relación a ello no hemos resistir la tentación de hacer una prueba comparativa de tres soluciones de flash: el incorporado de la nueva E-P3 (modelo alto de gama PEN), el accesorio sobre la novísima E-PL3 (“Lite) y el incorporado en la E-PL1.


De izquierda a derecha: E-PL3 con flash accesorio, E-P3, y E-PL1

La cuestión era, a la hora de trabajar con la focal de 14 mm (28 mm equivalentes), ¿cual de las soluciones ofrecería una mejor cobertura del encuadre?

¡Y aquí, a través de este GIF animado, pueden verse los resultados de esta prueba exclusiva de DSLR Magazine!

Nuestra opinión: resultados razonablemente buenos, dada la focal a cubrir y el pequeño tamaño de los reflectores, con ventaja en uniformidad de cobertura de iluminación por este orden:

E-P3 (incorporado)
E-PL3 (accesorio)
E-PL1 (incorporado)

Olympus E-PL3: conclusión

La Olympus PEN Lite o E-PL3 es una cámara que enamora cuando se trabaja con ella, por su muy favorable equilibrio entre dimensiones físicas y rendimiento general. Aunque las pantallas abatibles no son nada nuevo, a la E-PL3 le otorga un carisma muy notable.

En el manejo, echamos en falta un refuerzo del grip: pensamos que –en general, para todas las firmas– la obsesión de los responsables de las mismas, de ofrecer “la más pequeña” de su categoría, les lleva a ejercicios de diseño que aleja a los productos de las necesidades reales de los fotógrafos. Es algo que afecta a Panasonic, Olympus, Sony….
Claro que la cuestión es que una cosa son los fotógrafos y otra los usuarios, y las cifras de ventas demuestran que ese planteamiento de «lo más», tiene éxito al menos en Japón.

Lo anterior, parece una diatriba pero es una simple reflexión. Y si: ya veo a los responsables, a punto de decirnos que si queremos “grip” para eso está la E-P3, y además con empuñaduras intercambiables.
Pero al menos un poquito para esta «peque»…

Y ya que estamos en ello, otra cuestión que transcurre en paralelo: ¿para qué ofrecer un índice ISO de IE 12.800 si no tiene sentido usarlo dada la pobre calidad que ofrece?
Un poco de sensatez, por favor. Cada sistema tiene sus limitaciones y si se ha demostrado que tratar de cubrir un captor APS-C con un 16 mm compacto es una temeridad, justo será reconocer que el sistema Micro Cuatro Tercios ofrece un compromiso entre calidad óptica (de imagen) y de peso, volumen y precio que resultan imbatibles, pero que de momento, con los sensores actuales, ofrecer valores de más de IE 3.200, con calidad de imagen, parece una simple entelequia. ¿Y para qué pretender otra cosa si el resto es soberbio?

Nuestra opinión final es que la E-PL3 merecería un gran éxito de aceptación y ventas. De hecho, nos parece tecnológicamente más avanzada que la E-P3, a pesar de la pantalla OLED y mandos más completos de ésta, que simplemente hereda de la E-P2.

Y, atención: parece evidente que en esta PEN E-PL3 se están ensayando ya soluciones para la futura PEN más alta de la gama, entre ellas, la pantalla abatible.

Olympus E-PL3: Galería

A continuación, mostramos una pequeña galería de imágenes, todas ellas tomadas mediante una versión final de la E-PL3 (PEN Lite) y el objetivo de kit M.Zuiko Digital 14-42 mm f/3,5-5,6 II R

 

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.