Presentadas oficialmente el pasado viernes, ya están aquí las primeras unidades de las nuevas Lumix S1 y S1R, las cámaras sin espejo de «formato completo» (24×36 mm) de Panasonic, de las que realizamos una breve toma de contacto.

Con todas las características y especificaciones técnicas ya conocidas, es el momento de comprobar qué tal se comportan estas nuevas cámaras en la práctica, y si Panasonic ha sido capaz de plasmar en ellas todo su saber hacer, pues de ello depende en gran parte el futuro éxito de este recién nacido sistema.

Nota: Las cámaras probadas son unidades de preproducción y, como tal, las muestras obtenidas no deben ser usadas para evaluar la calidad de imagen final de las mismas. Por este motivo, las imágenes originales a resolución nativa no están disponibles para su descarga y solo se muestran imágenes preliminares a baja resolución.

Diseño y manejo

Lo primero que resalta de las nuevas Lumix son sus dimensiones. Está claro que aquí el objetivo no es ofrecer el cuerpo más pequeño posible –como hacían los primeros modelos de Sony– sino más bien un cuerpo contundente que transmita una sensación de robustez, y donde no sea necesario encajar de cualquier manera todos los botones y controles por falta de espacio.

Panasonic Lumix S1R © Albedo Media
Panasonic Lumix S1R © Albedo Media

El agarre es, a pesar de ello, bastante confortable, gracias a su generosa empuñadura. Asimismo, la botonería es bastante completa, pero la disposición de algunos controles es un tanto incómoda. La más evidente sería la posición del botón de encendido, que obliga a retrasar la mano para llegar con el dedo índice. Una acción que debe repetirse con asiduidad y que resulta un tanto molesta, además de suponer un pequeña –pero notable– pérdida de tiempo a la hora de encender o apagar la cámara.

Algo similar ocurre con los tres pequeños botones situados algo más arriba, que corresponden a los ajustes de WB, ISO y EV; su disposición –a la misma altura– dificulta su acceso y, sobre todo, el accionamiento de cada uno de ellos por separado. En cuanto a la rueda de control situada a la derecha, nos parece demasiada dura, aunque los responsables de la compañía nos aseguraron que con el tiempo irían perdiendo esta dureza inicial.

Al lado de la generosa pantalla LCD monocroma del panel superior también encontramos un práctico botón para activar la iluminación de la botonería, algo que deberían llevar todos los modelos de alta gama. En cuanto al botón de disparo, este se encuentra bien situado y con el grado de inclinación justo para acceder cómodamente.

Panasonic Lumix S1R + Lumix S 24-105 mm f/4 O.I.S. © Albedo Media
Panasonic Lumix S1R + Lumix S 24-105 mm f/4 O.I.S. © Albedo Media

Poco nos convence el dial central que permite desplazarse entre los menús o bien elegir el punto de AF, entre otras funciones. Aparte de la excesiva dureza, los botones de dirección son demasiado pequeños a nuestro entender. Afortunadamente, las Lumix S incorporan el cada vez más usado joystick con el que acabamos realizando la gran mayoría de estos desplazamientos de forma ágil y cómoda.

Especialmente útil es el botón Q que permite acceder a los ajustes más usados, aunque para ello será necesario personalizar primero dichos accesos desde el menú. Un menú que, por otro lado, no nos parece todo lo sencillo que debiera, y no siempre es fácil moverse con holgura entre las diferentes opciones.

Panasonic Lumix S1R + Lumix S 24-105 mm f/4 O.I.S. © Albedo Media
Panasonic Lumix S1R + Lumix S 24-105 mm f/4 O.I.S. © Albedo Media

Por otro lado, el conmutador de selección de enfoque –que permite elegir entre AF-S, AF-C o MF– se encuentra en una posición muy práctica. No ocurre lo mismo con el botón de grabación de vídeo, demasiado alejado de la posición habitual del dedo pulgar con el cual se suele presionar. En general, a nivel de ergonomía creemos que la cámara presenta ciertas lagunas en el diseño de la botonería, aunque hay que tener en cuenta de que se trata de la primera iteración de la familia Lumix S.

Lo que sí nos convence es su visor electrónico, cuyo tamaño y resolución –la más alta del mercado a nuestro conocer– hacen que su uso en la práctica sea muy satisfactorio. Sin embargo, la frecuencia de refresco configurada por defecto es de 60 Hz, lo que hace perder cierta fluidez en la continuidad de la imagen, especialmente en interiores con luz escasa. Un efecto que desaparece cuando seleccionamos la opción de refresco a 120 Hz, pero a coste de un incremento notable en el consumo de la batería.

Panasonic Lumix S1R + Lumix S 24-105 mm f/4 O.I.S. © Albedo Media
Panasonic Lumix S1R + Lumix S 24-105 mm f/4 O.I.S. © Albedo Media

En cuanto a la pantalla LCD principal, su tamaño y resolución también se sitúan entre lo mejor que podemos encontramos hoy en día en el mercado. Además, incluye un sistema de inclinación en tres ejes –triaxial– especialmente robusto, que puede incluso soportar todo el peso del equipo agarrando la cámara a través de este mecanismo.

No obstante, ponemos en duda la real utilidad práctica de este tipo de mecanismo, y hubiéramos preferido una pantalla de tipo abatible que permite transportar la cámara de forma más segura, con la pantalla totalmente cerrada.

Panasonic Lumix S1R + Lumix S 24-105 mm f/4 O.I.S. © Albedo Media
Panasonic Lumix S1R + Lumix S 24-105 mm f/4 O.I.S. © Albedo Media

Rendimiento y calidad de imagen

A continuación, mostramos unas cuantas tomas a baja resolución realizadas con la Panasonic Lumix S1R en combinación con los Lumix S 24-105 mm f/4, Lumix S Pro 70-200 mm f/4 y Lumix S Pro 50 mm f/1.4.

Panasonic Lumix S1R + Lumix S Pro 50 mm f/1.4 © Albedo Media
Panasonic Lumix S1R + Lumix S Pro 50 mm f/1.4 © Albedo Media

Es necesario recordar que el firmware usado en las unidades de prueba no es el definitivo, y se esperan mejoras significativas para cuando salgan a la venta a finales del mes de marzo, tanto en calidad de imagen como en rendimiento, aunque especialmente en este último apartado.

Ciertamente, por lo que hemos podido apreciar durante nuestra toma de contacto, a nivel de calidad de imagen las Lumix S son muy prometedoras. Nitidez, contraste, rango dinámico… todo apunta a que se situarán a la altura de la competencia, y puede que en algún aspecto las supere. En esta línea, especial mención hay que hacer al modo de alta resolución, que permite –en el caso de la S1R– llegar a los 187 Mpx.

Panasonic Lumix S1R + Lumix S 24-105 mm f/4 O.I.S. © Albedo Media
Panasonic Lumix S1R + Lumix S 24-105 mm f/4 O.I.S. © Albedo Media
Panasonic Lumix S1R + Panasonic Lumix S 24-105 mm f/4 Macro O.I.S. – 70 mm – f/9,0 – ⅓ sec – ISO 100 © Albedo Media
Panasonic Lumix S1R + Panasonic Lumix S 24-105 mm f/4 Macro O.I.S. – 70 mm – f/9,0 – ⅓ sec – ISO 100 © Albedo Media

Este modo realiza ocho disparos consecutivos, y en cada uno de ellos se obtiene una muestra ligeramente diferente de la misma escena desplazando el sensor. Para ello se hace uso el mismo mecanismo utilizado por el sistema de estabilización de imagen integrado en el cuerpo. El resultado es una imagen combinada en un fichero RAW que llega casi a los 400 MB –no se obtiene ninguna imagen JPEG durante el proceso–. A pesar de que el uso del trípode facilita la tarea, los resultados obtenidos a mano alzada son también muy satisfactorios.

Panasonic Lumix S1R + Panasonic Lumix S Pro 50 mm f/1.4 – 50 mm – f/1,4 – 1/200 s – ISO 100 © Albedo Media
Panasonic Lumix S1R + Panasonic Lumix S Pro 50 mm f/1.4 – 50 mm – f/1,4 – 1/200 s – ISO 100 © Albedo Media

Asimismo, Panasonic ha implementado dos modos diferenciados para esta funcionalidad, dependiendo de si la escena contiene solo elementos estáticos o bien incluye sujetos en movimiento. Para este segundo caso, la cámara se encarga de analizar la escena en busca de este patrón de movimiento para minimizar los efectos indeseados de este.

En cuanto al sistema de estabilización Dual I.S. 2, que es capaz de llegar hasta los 6 pasos de compensación según el fabricante, no hemos obtenido dichos valores durante nuestras pruebas, y no sabemos si atribuirlos al exceso de optimismo de la compañía o bien al firmware todavía no definitivo. Recordemos, eso sí, que dichas cifras solo se deberían alcanzar usando la cámara con los correspondientes objetivos estabilizados.

Por lo que se refiere a la velocidad de autoenfoque, es ciertamente una cámara rápida pero, según nuestras primeras impresiones, creemos que aún está un punto por debajo que los últimos modelos de Sony. En todo caso, teniendo en cuenta que se trata de una unidad de preproducción, los resultados son bastante convincentes. También muestra su potencial para enfocar a baja luz, aunque en nuestro caso –equipados de una S1R– no podemos alcanzar el valor de -6 EV –según lo comentado por algunos de los representantes de la firma, la cifra sería más fácil de lograr con la S1–.

Panasonic Lumix S1R + Panasonic Lumix S 24-105 mm f/4 Macro O.I.S. – 27 mm – f/4,0 – 1/60 s – ISO 3200 © Albedo Media
Panasonic Lumix S1R + Panasonic Lumix S 24-105 mm f/4 Macro O.I.S. – 27 mm – f/4,0 – 1/60 s – ISO 3200 © Albedo Media / El Born Centre de Cultura i Memoria

El sistema de reconocimiento de cara y ojos tampoco está a la altura de momento; es necesario realizar varios intentos para obtener el resultado deseado. Una vez más, el Eye AF de Sony parece estar un nivel por encima. De hecho, es un problema conocido por la compañía, y en el que ya están trabajando de cara a la versión definitiva.

Panasonic Lumix S1R + Panasonic Lumix S 24-105 mm f/4 Macro O.I.S. – 105 mm – f/4,0 – 1/30 s – ISO 100 © Albedo Media
Panasonic Lumix S1R + Panasonic Lumix S 24-105 mm f/4 Macro O.I.S. – 105 mm – f/4,0 – 1/30 s – ISO 100 © Albedo Media

En cuanto a las ópticas disponibles, Panasonic ha decidido empezar con un trío bastante convencional de modo a cubrir la mayoría de situaciones desde el inicio: un zoom estándar 24-105 mm, un zoom «tele» 70-200 mm y una óptica fija estándar de 50 mm de gran luminosidad. Sin embargo, solo estas dos últimas forman parte de la familia Lumix S Pro, fácilmente reconocible por el recuadro rojo con una S grabada en su interior.

Este distintivo indica que se trata de ópticas certificadas por Leica –siguiendo sus estrictos protocolos–, de modo a ofrecer el mayor rendimiento y calidad posibles. Por supuesto, el precio va en consonancia, puesto que para el 50 mm hay que desembolsar nada menos que 2.500 €, lo mismo que para el cuerpo de la Lumix S1.

Panasonic Lumix S1R + Panasonic Lumix S 24-105 mm f/4 Macro O.I.S. – 105 mm – f/4,0 – 1/400 s – ISO 100 © Albedo Media
Panasonic Lumix S1R + Panasonic Lumix S 24-105 mm f/4 Macro O.I.S. – 105 mm – f/4,0 – 1/400 s – ISO 100 © Albedo Media

Conclusiones

Si bien a nivel ergonómico existen ciertos aspectos mejorables –especialmente para la botonería y su disposición–, las nuevas mirrorless de Panasonic parecen mostrar un gran potencial, tanto en rendimiento como en calidad de imagen. Aspectos que deberán ser valorados más en profundidad cuando salgan al mercado los modelos finales, y aunque no esperamos grandes sorpresas en este último apartado, sí habrá que hacer hincapié en otros como el autoenfoque o la eficiencia del sistema de estabilización, que aún tienen margen de mejora hasta el lanzamiento del firmware final.

Panasonic Lumix S1R + Panasonic Lumix S Pro 70-200 mm f/4 O.I.S. – 198 mm – f/4,0 – 1/250 s – ISO 160 © Albedo Media
Panasonic Lumix S1R + Panasonic Lumix S Pro 70-200 mm f/4 O.I.S. – 198 mm – f/4,0 – 1/250 s – ISO 160 © Albedo Media

El vídeo también puede ser un factor clave, a pesar de que una de sus características «estrella», la grabación a 4Kp60, tiene una limitación importante a destacar: no se usa todo el sensor sino solo un recorte de este –de formato equivalente al Super 35/APS-C–, lo que hará dudar a más de un futuro comprador.

Panasonic Lumix S1R + Lumix S 24-105 mm f/4 O.I.S. © Albedo Media
Panasonic Lumix S1R + Lumix S 24-105 mm f/4 O.I.S. © Albedo Media

No cabe duda, sin embargo, que las Lumix S podrán competir al mismo nivel que las actuales alternativas del mercado, al menos en lo que a prestaciones se refiere. Bastante más incierto es saber cómo será su acogida si nos atenemos a los precios –2.500 € para la S1, 3.700 € para la S1R–, que no facilitarán destacar entre la competencia.

Dejar una respuesta

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce aquí tu nombre

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.