Pentax K-30 – Toma de contacto

El pasado 22 de mayo fue presentada oficialmente la K-30, la nueva réflex monocular de Pentax, aunque no estará disponible en el mercado hasta el mes que viene. Sin embargo, hemos podido ya acceder a una primera unidad para obtener una primeras impresiones, además de poder intercambiar opiniones con responsables de la firma. Remarcar que la K-30 que tuvimos en las manos no es aún una unidad completamente funcional, ya que el firmware de la cámara aún no era el correspondiente a la versión final.

Desde la presentación de la K-5 en 2010, Pentax no había aún servido en el mercado ninguna réflex digital hasta la llegada de esta K-30, primera producto de la corporación Pentax Ricoh Imaging. Está claro que la llegada de Ricoh ha impulsado cierto dinamismo y es de esperar que lleguen más novedades en un futuro no muy lejano, lo cual es siempre una buena noticia.
 

/

Primeras impresiones con la unidad prestada: aunque se trataba de una primera versión no completamente funcional (a falta de incorporar el firmware final), pudimos obtener una primera toma de contacto. Imagen ©DSLRMagazine

Hasta la llegada de la K-30, Pentax disponía, por un lado, de su modelo de más alta gama, la K-5, que se posicionaba dentro del segmento semi-profesional y, por otro lado, de la K-r, que representaba el segmento de las réflex digitales de entrada de gama. La K-30 representa una clara apuesta por ocupar un segmento intermedio, un réflex para el usuario entusiasta, por decirlo de algún modo (se espera un precio de salida de 799€ con el objetivo 18-55 WR incluido). No somos ajenos de hecho de haber retomado la numeración de dos dígitos que Pentax abandonara con su K-20, modelo que justamente venía a ocupar este segmento intermedio.

/

La K-30 en plena acción… bajo un chorro de agua continuo: pudimos comprobar que, efectivamente, el sellado de la K-30 funciona como esperado. Imagen ©DSLRMagazine

Es bien sabido que el segmento de las réflex digitales de entrada de gama actuales está copado en gran medida por las dos “grandes”, a saber, Canon y Nikon (con permiso de Sony), motivo por el cual las demás compañías que pretender acceder a este competitivo mercado deben saber diferenciarse y desmarcarse para poder encontrar su trozo de pastel. Y este parece ser el leit motiv de Pentax: presentar cámaras que, aunque puedan encontrar sus detractores, incorporen factores diferenciadores y innovadores respecto a lo ya existente. La K-30 no escapa a esta apuesta: look “deportivo”, líneas agresivas, disponible en diversos colores… además de incorporar características que normalmente son propias sólo de gamas superiores, como el cuerpo sellado… del que hablaremos más adelante.

/

Líneas agresivas, look deportivo y un toque de color… la apuesta de Pentax Richo Imaging es clara: hay que buscar elementos diferenciadores para posicionarse en el agresivo y competitivo mercado de las DSLR, aún a costa de dividir opiniones, tal como ya ocurrió a principios de año en la presentación de su línea CSC con la K-01. Imagen ©Pentax-Ricoh

Si bien ya adelantamos las principales especificaciones de la K-30 en nuestro artículo previo el día de sus presentación oficial, vamos a repasar sus principales características así como detallar algunas informaciones al respecto.
La K-30 parte del mismo sensor de 16 megapíxels (proporcionado por Sony) que integra la K-01, su cámara CSC presentada a principios de año (ver artículo). El procesador Prime-M también deriva de ésta, y está optimizado para la captura de vídeo, lo que le permite disponer de características más avanzadas que su hermana mayor.

/

El sensor de 16 megapíxels proporcionado por Sony es conocido por proporcionar muy buenas prestaciones, como ya ocurre en su modelo CSC K-01, capaz de obtener una gran calidad de imagen a ISOS altos (configurable, en el caso de la K-30, hasta 25600). Imagen ©Pentax-Ricoh

Efectivamente, mientras que la K-5 sólo es capaz de grabar vídeo en modo programa, con la K-30 tenemos disponibles todos los modos, incluyendo los de prioridades y el modo manual, ciertamente un avance importante. Es capaz de trabajar en resolución Full HD (1080p) a 24, 25 o 30 fps (frames per second); en resolución HD Ready (720p), se añaden también las cadencias de 50 y 60 fps.

/

El Pentax Prime-M es el último procesador de Pentax, especialmente optimizado para la gestión de vídeo. Gracias a este procesador, la K-30 dispone, de hecho, de características de video más avanzadas incluso que su hermana mayor, la K-5, como el control de exposición en modo manual, por ejemplo. Imagen ©Pentax-Ricoh

Otras mejoras a destacar son la cobertura del visor de aprox. 100%, característica atípica para un modelo de este precio. Eso sí, la magnificación del visor, de 0.92x, no llega a la de la K-5, de 0.98x. Cabe destacar que también lleva incorporado un pentaprisma, y no un simple pentaespejo como suelen llevar las réflex más básicas, lo que redunda en una aumento de calidad no despreciable. A la luz de lo que pudimos observar con la unidad disponible, el tamaño y calidad del visor es bastante satisfactorio, aún comparándolo con la de su hermana mayor.

/

La Pentax K-30 ha optado por integrar un pentaprisma, en vez del más común pentaespejo de peor calidad que suelen integrar sus competidoras. Además, dispone de una cobertura de aprox. 100% del visor. Imagen ©Pentax-Ricoh

Su sistema de enfoque también ha sido revisado y mejorado, tanto el proporcionado por el sensor AF (gracias a la incorporación de una lente difractiva en su sistema óptico), como el obtenido en modo Live View cuando emplea el sistema por detección de contraste. Lamentablemente, no pudimos realizar las pruebas pertinentes con el modelo prestado, con lo que deberemos esperar a disponer de un modelo completamente funcional para poder realizar las correspondientes medidas. Eso sí, el sistema de enfoque SAFOX AF Ixi+ que incorpora la K-30 “sólo” dispone de 11 puntos de enfoque (9 de ellos en cruz), un poco por debajo de las tendencias actuales.

/

El sistema de enfoque SAFOX AF ha sido revisado y mejorado para dotar a la K-30 de un sofisticado sistema óptico (incorporación de lentes difractivas) que le permite mejorar la precisión del sensor de enfoque. Lamentablemente, habrá que esperar a disponer de unidades finales para poder realizar las pruebas pertinentes y comprobar dichas mejoras con medidas cuantitativas. Imagen ©Pentax-Ricoh

Un punto muy interesante de la K-30 es el hecho de disponer de una característica muy preciada para cuando se utilizar el enfoque manual, característica ya conocida por los muchos usuarios de Sony: el focus peaking. A  parte de la citada Sony, sólo Pentax dispone de esta funcionalidad… podemos suponer que su colaboración en materia del sensor no es ajena a dicha integración, aunque sólo se trata de una mera suposición. Pudimos probarlo en el modelo prestado, y a la vista de lo observado, parece funcionar bastante bien… es posible incluso elegir el color (rojo, blanco, …) del resalte del foco.
Y volvemos ahora a un punto que ya mencionamos al principio de este artículo: su cuerpo “tropicalizado”, que lo hace resistente al polvo y al agua, pero no sólo a algunas salpicaduras inocentes, tal como pudimos y quisimos comprobar en vivo. Está sellada por 81 puntos distintos, alguno más todavía de los que ya tenía su hermana mayor la K-5.

/

La elección de un cuerpo sellado (en 81 puntos distintos) es un claro factor diferenciador de la K-30. No sólo la hace más resistente contra las inclemencias climáticas, sino que incluso es capaz de resistir el agua. Imagen ©Pentax-Ricoh

Este cuerpo sellado contra las inclemencias climáticas y una estructura interna en aleación de aluminio) permiten a la K-30 ser una cámara “viajera” todoterreno, tal como les gusta recalcar en Pentax, pero no es la única que le ayuda en conseguir dicha denominación, pues dispone de la posibilidad de alimentarse no sólo con la batería estándar de serie, sino con pilas de las más comunes, que se pueden encontrar sin prácticamente esfuerzo en cualquier parte del mundo. Esta característica ya ha sido introducida por Pentax en muchos de sus anteriores modelos, pero en este caso presenta alguna novedad importante al respecto; efectivamente, la K-30 dispone de un controlador electrónico integrado para detectar el tipo de batería (pilas normales, alcalinas, etc.) y  adecuar el consumo energético de la cámara en función de ésta.
Por último, recordar que Pentax ya dispone de una amplia gama de objetivos sellados y resistentes al polvo y al agua para combinar con la K-30, como el 16-50 DAL que pudimos probar durante el encuentro con Reflecta.

/

La Pentax K-30 con el objetivo DAL 16-50mm f:2.8, una interesante combinación, aunque seguramente menos equlibrada que con la K-5: efectivamente, el agarre de la K-30 no es de tan buena factura con el su hermana mayor, y el peso del objetivo se hace notar en mano. Aún así, con el objetivo de kit 18-55 montado, la combinación más esperada, por así decirlo, dispone de una agarre satisfactorio. Imagen ©DSLRMagazine

En otras características interesantes, destacamos la presencia de un intervalómetro, configurable para tomas entre 30 segundos y 99 horas, muy útil para realizar time lapses, pues directamente desde la cámara se obtiene un vídeo (en formato AVI) montando automáticamente dichas tomas. Otra característica que no se suele encontrar en este segmento es la presencia de no una sino dos ruedas de control, algo que apreciaran sin duda aquellos usuarios acostumbrados a réflex más avanzadas.
Por último, antes de finalizar, pudimos intercambiar opiniones respecto al futuro de Pentax dentro del mercado de las DSLR. Está claro que, en un mundo donde el mercado de las réflex digitales de entrada de gama está ya muy saturado, la K-30 se sitúa un peldaño por encima (tanto en precio como en prestaciones), intentando buscar un nicho en el cual afianzarse. Nuestra reflexión, sin embargo, gira en torno a sí Pentax Ricoh continuará o no dentro del segmento de entrada de gama (donde los márgenes ya son, de por sí, muy ajustados para las compañías), presentando alguna sustitución a la actual K-r… o si bien lo abandonará para dejar espacio a sus líneas de cámaras CSC o “mirroless”, con su reciente y controvertida K-01…. Habrá aún que esperar para ver cuáles son los próximos movimientos, pero no será de extrañar que en la próxima Photokina podamos empezar a obtener alguna respuesta…

 

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.