Probamos – Fujinon XF55-200 mm f/3,5-4,8 LM OIS

alt Aumentando la familia Zoom
Probamos el nuevo objetivo tele zoom Fujinon XF55-200 mm f/3,5-4,8 R LM OIS, con una cobertura focal equivalente en 35 mm de 82-300 mm y sistema estabilizador OIS integrado, hasta la fecha la óptica más larga de toda la familia X.

Dos meses después de su lanzamiento, hemos pasado unos días de convivencia con este «pequeño», tele zoom que viene a complementar en recorrido al Fujinon XF 18-55 mm F2,8-4 R LM OIS, cerrando entre ambos el tándem de ópticas más común entre los usuarios amateur, 18-55/55-200 mm, ofrecidas hasta la saciedad en formatos kit por toda la industria fotográfica para sensores de tamaño APS-C.

alt
Fujinon XF55-200 mm f/3,5-4,8 R LM OIS montado sobre una X-E1 a 55mm (84mm equivalentes)

En un primer momento, la calidad de los acabados nos parece tan buena como de costumbre, anillos de focal y enfoque firmes, sólidos, sin holguras ni fallos mecánicos. En conjunto el tambor óptico, desglosa una soberbia apariencia de contundencia, mucho más «pro» que lo visto en otras marcas, para este rango de precio (690€ aproximadamente) y perfil.

No obstante en la unidad probada, el anillo de zoom estaba demasiado duro, suponemos derivado a su estado «virginal», esperemos que con el uso del mismo, los anillos, especialmente el de focal variable, adquieran una mayor sedosidad y continuidad en su movimiento.

alt
Fujinon XF55-200 mm f/3,5-4,8 R LM OIS montado sobre una X-E1 a 200 mm (300 mm equivalentes)
Hablamos por lo tanto del masivo empleo de materiales metálicos, frente a compuestos plásticos más baratos –  no confundir con los composite de alta gama – gran cuidado en todo los recubrimientos y anillos, pintados en negro mate.

En nuestra opinión, tal despliegue de técnica y calidad de fabricación, queda mermado parcialmente al montar el equipo y descubrir lo desproporcionado del conjunto, claramente intuimos que la familia de cámaras X irá creciendo de la misma manera que crecerá su concepto de sistema y usuarios, pero por el momento, con el equipo más afín posible (X-E1) se nos antoja demasiado pesado y voluminoso, cabeceando de manera constante hacía adelante, debido al mal reparto de pesos entre cuerpo y cámara.

alt
En otro ángulo podemos observar cierta desproporción en el conjunto

Se presenta con algo más de luminosidad que la media, donde por norma se ofrece un juego de aberturas de diafragma f/3,5 – 5,6, aquí hablamos de una combinación f/3.5-4,8, sin ser un cambio como «para tirar cohetes», un poquito más de luz en esa inmensa boca al tope de la focal más larga, 200 mm, siempre se agradece.

En la práctica

/alt
Toma realizada, con luz ambiente, en una posición intermedia, 81mm (121mm equivalentes aproximadamente) Fernando Marcos ©

 

Para las realizar las tomas de análisis de esta óptica, hemos tenido la suerte de contar con la experta ayuda de Fernando Marcos, fotógrafo escenográfico profesional, que ha puesto a prueba la óptica con toda clase de situaciones adversas.

/alt
Toma realizada, con luz ambiente, a 156 mm (234 mm equivalentes aproximadamente) Fernando Marcos ©
Aun siendo una objetivo para APS-C, como decíamos antes, el excesivo tamaño y peso no «maridan» demasiado bien con los – hasta el momento – reducidos y livianos cuerpos CSC de la familia X de Fujifilm, de hecho pensamos que con un menor recorrido de longitud focal habría bastado, algo así como 80-200 mm equivalentes, lo que nos daría  una óptica  55-135 mm  de menor volumen y algo más acorde con el concepto y equilibrio del resto del sistema.

Ahora bien, no podemos olvidar las pretensiones de la compañía, que aquí parecen bastante claras, ocupar un territorio amateur con una óptica de misma cobertura y recorrido de sus contrincantes de Réflex APS-C, otorgando una calidad superior, tanto en acabado como en imagen final.

/alt
Toma realizada, igualmente con luz ambiente, en el máximo extremo tele, 200 mm (300 mm equivalentes aproximadamente) Fernando Marcos ©

Respecto al enfoque, la situación es similar, bajo unos valores de abertura de diafragma ligeramente más oportunos que su competencia, el enfoque en AF resulta apropiado, sin peros ni elogios, en situaciones de luz normales… cuando la cosa se complica, con movimientos trepidantes o escenas en clave baja, la lentitud se apodera del dispositivo.

/alt
Toma realizada, en condiciones similares de iluminación,  en una posición de 141 mm (211mm equivalentes aproximadamente) Fernando Marcos ©

Tampoco le pidamos lo que no nos puede dar, no es ni por definición ni por precio un objetivo profesional, quizás nos gustaría que enfocara más rápido…quizás, teniendo en cuenta la calidad de imagen o su soberbio estabilizador, es pedirle demasiado sin tocar el PVP final, cuestión de equilibrio.
       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.