Profoto B1 500 Air TTL – Toma de contacto

/altProfoto, el especialista sueco en iluminación profesional, presenta su nuevo flash B1 Air 500 TTL, a baterías integradas, sin cables, con control TTL, compatible con la inmensa mayoría de los moduladores de luz de la firma. Hemos tenido ocasión de realizar una toma de contacto con una unidad final y transmitimos nuestras sensaciones.

/alt
¿Notan las dos diferencias clave entre el nuevo B1 a baterías y el D1 clásisco a red? © Albedo Media, S.L.

Profoto B1: formas y tamaño

El nuevo Profoto B1es tan monolítico que salvo por la ausencia de cable de red y una ligera protuberancia en la carcasa cilíndrica que caracteriza a los D1 Air (que funcionan a red), a una cierta distancia podría confundirse con uno de ellos.

/alt
Acoplamiento para moduladores de luz y paraguas son idénticos, lo cual es una inmensa ventaja. © Albedo Media, S.L.
/alt
El panel de control, ofrece una legibilidad muy mejorada respecto a los D1 a red. © Albedo Media, S.L.

Profoto B1: en marcha

De estar encendidos, otra de las diferencias visibles sería el nuevo panel posterior transiluminado por LEDs y… un nivel de ruido de ventilador prácticamente imperceptible.
La razón no es otra que la luz de modelado es por LEDs y dado el bajo calentamiento, la potencia necesaria de la turbina de ventilación es muy inferior.

Profoto B1: o que los separa y une de los D1

Por si alguno todavía no lo ha descubierto: no estamos ante unos flashes a baterías que deban estar conectados mediante un cable a una pesada batería, situada en el suelo, sino de unidades libres, no más voluminosas que las Profoto D1 a red.
Puesto que tenemos una amplia experiencia con las unidades D1 a red, hemos podido entender aún con más claridad lo que une y separa a los B1 a baterías de los D1 a red. Para decirlo de forma muy resumida: lo que los separa… ¡es un cable a red y la dependencia de esta!
Todo lo demás es libertad de movimientos y manejo, pues la potencia es la misma y muy generosa: 500 julios, que pueden graduarse en décimas de punto de diafragma a lo largo de una gama nueve puntos.

/alt

La unidad de control sobre una Canon «Pro». Puede observarse que se ha ajustado a distancia, cada uno de tres flashes B1 a compensaciones distintas © Albedo Media, S.L.

Profoto B1: control TTL para Canon y pronto para Nikon

El pequeño dispositivo de control que se acopla sobre la zapata de una cámara, permite no solo ajustar la potencia de hasta tres unidades B1 de forma inalámbrica, sino que también ofrece control TTL, si se acopla el transmisor opcional Air Remote sobre la cámara, una función que satisfará a aquellos fotógrafos que deban seguir a unos sujetos que puedan variar su distancia respecto a su esquema de iluminación. No es una necesidad para nuestra forma de trabajo, pero reconocemos su enorme utilidad.
El sistema inalámbrico es tan rápido que se puede emplear el tiempo de sincronización más breve que ofrezca nuestra cámara.

/alt
Las baterías, de menos de 550 gramos de peso, se acoplan y desacoplan con una sola mano. © Albedo Media, S.L.


/alt

Los contactos, en el lado del flash son un poco aparatosos, pero ello es para garantizar el mejor contacto posible. A notar el minipuerto USB. © Albedo Media, S.L.

/

La batería, desacoplada, por la parte interior. Pueden vese los amplios contactos que interactuarán con los del flash (arriba), así como el indicador de carga (imagen en simulación) © Albedo Media, S.L.

Profoto B1: las baterías

Un aspecto clave del nuevo B1 de Profoto son sus baterías recargables a ion-litio.
Pueden cambiarse con una sola, mano, liberando el pestillo de la parte inferior y el sistema de fijación es muy ingenioso: una vez que acoplamos la parte superior en sus ranuras, ya no se nos puede escapar la batería por la es parte más alta y basta empujar suavemente hacia abajo para que encaje suavemente con un clic.
Puesto que la batería pesa solo 541 gramos, no solo la manejamos con facilidad, sino que podemos transportar varias sin mayor problema.
Al más puro estilo “Mac”, un indicador de diodos nos permite conocer el estado de carga de cada batería sin necesidad de que esté acoplada a un flash.
A plena potencia, el B1 recicla en tan solo dos segundos, mientras a potencias más bajas es capaz de disparar a 20 relámpagos/segundo.

Profoto D1: ¡luz de modelado por LEDs!

Ese es el punto clave que en realidad hace posible todas las prestaciones del Profoto B1.
El sistema de LEDs emite muy poco calor para una intensidad lumínica dada, y además consume muy poco. Ello permite emplear una turbina de ventilación que en relación a la de los D1 es casi inaudible y también extraer un número muy satisfactorio de disparos de cada carga de batería.
Pero además, ese bajo consumo invita a tomar en consideración utilizar la luz de modelado como luz de toma, incluso, dada la baja rumorosidad, emplearla para alguna toma de vídeo.

Profoto B1: la prueba

Hemos sometido a una unidad de B1 a una prueba comparativa con nuestras unidades D1, y podemos indicar que en lo que se refiere a tomas con flash, potencia, repetibilidad y precisión son óptimas, iguales o mejores que con los sistemas a red, pero intrigados con su luz de modelado por LEDs hemos llevado a cabo una prueba distinta a lo habitual.

/alt/alt

A la izquierda la toma con flash y a la derecha con la luz continua de la luz de modelado por LEDs, ambas en ajuste automático de blancos [Clic para ampliar] © Albedo Media, S.L.

Con una variación de nuestro bodegón de pruebas (ojo, no comparar con otras tomas anteriores), hemos realizado tomas con ajuste automático de blancos en la cámara, tanto con la luz continua de tungsteno del modelado de los D1 como con los LED del A1.
La verdad es que el color resultante con la iluminación de LED ha sido muy satisfactorio e invitamos a los lectores a analizar cada uno de los partes de color de la tabla Passport Color Checker para sacar sus propias conclusiones.
¿Lo mejor? La temperatura de color no varía prácticamente con la variación de potencia, lo que da un plus de versatilidad muy importante.

Trabajar en una galería subterránea, con el 90% de humedad y el suelo mojado... ¡mejor sin cables de red! © Richard Watch [Clic para ampliar]
Trabajar en una galería subterránea, con el 90% de humedad y el suelo mojado… ¡mejor sin cables de red! © Richard Watch [Clic para ampliar]

Profoto B1: conclusiones

Hacemos nuestra la frase de Richard Watch, fotógrafo: “Sinceramente, tras trabajar con los profoto B1 durante una hora, llegas a la conclusión de que esta forma –sin cables– es como debería ser y debería haber sido… siempre”.

Precios aproximados (IVA no incluido):
Cabeza de flash, 1.500 €; controlador TTL, 300 €; batería adicional 200 €.

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.