Protocolos de pruebas

Objetivos y Sistemas
Las pruebas de objetivos de Labo-DSLRMZ se llevan a cabo bajo los rigurosos protocolos que venimos aplicando en las pruebas de materiales que realizamos desde hace aproximadamente 30 años. Evidentemente, esos protocolos han ido evolucionando a lo largo del tiempo, tanto para adaptarlos a la propia evolución de aparatos y tecnologías como para hacerlos más estrictos.

Lo que se ofrece en cada análisis de equipo presentado es solo “la punta del iceberg” de las mediciones realizadas, y trata de mostrar de la forma más asequible posible los resultados de una prueba de material. Ello no excluye que en posibles análisis o “test” futuros puedan ampliarse o reducirse el numero, estilo de parámetros y aspectos ofrecidos.
Las condiciones de la prueba permiten establecer comparaciones con el resto de pruebas realizadas por DSLR Magazine/Albedo Media, S.L., pero no con las reflejadas por otros medios. Así, por ejemplo, los valores expresados en pares de L/mm lo son bajo nuestros parámetros de de prueba –distancias de toma, y de observación/patrones utilizados– y no tienen equivalencia con límites teóricos empleados en la industria.

Los resultados de resolución ofrecidos son los que se conseguirían por cualquier Sistema –cámara, + captor + objetivo– y se ofrecen para el equivalente de un mismo tamaño de ampliación final, independientemente de si se trata de una cámara de captor de formato 24 x 36 mm, APS-C, Cuatro Tercios, Formato Medio, etc.

Con ello, estimamos que podremos aproximarnos más a los deseos de los lectores de conocer, de entender acerca de la capacidad de su Sistema a la hora de rendir resolución final, antes que conocer el rendimiento puro de su objetivo, lo que hoy en día viene a ser un valor más abstracto reflejado por ejemplo por las curvas MTF (*)
Se trata de ver qué finura de detalle, qué separación del mismo, que resolución se podrá apreciar en una imagen, ampliada a un mismo tamaño y observada a cualquier distancia. Incluso a las más cortas.

Un mismo objetivo y distintos rendimientos. La clave está en la columna de la izquierda que indica sobre qué cámara se ha realizado la prueba. Distintos sensores o captores extraerán el potencial de cada objetivo de forma distinta. La resolución final, la capacidad de reproducir detalle fino de una escena, depende del Sistema. Incluyendo el tipo de archivo (RAW, JPEG…) y del grado de manipulación de los mismos por el firmware de la cámara.

A la hora de evaluar el rendimiento de los objetivos, debe recordarse que en el caso de cámaras digitales, los resultados ofrecidos son fruto de la combinación del objetivo sobre el captor de la cámara.
Un mismo objetivo puede ofrecer más o menos resolución dependiendo de la capacidad global del sistema. La propia resolución del sensor, que lleve o no filtro de paso bajo y la arquitectura de microlentes y separación entre cada fotodiodo, son determinantes.

Un ejemplo de ello, son los resultados de rendimiento del paradigmático objetivo Zeiss Otus 55 mm f/1,4 (**)
Para esos resultados se parte de los archivos RAW no manipulados por nosotros (acutancia, contraste, etc) producidos por la cámara, siempre a la sensibilidad nativa del captor.
Debe tenerse en cuenta que, tal como hemos demostrado en diversos artículos, la mayoría de los RAW de las cámaras de hoy día están manipulados por fabricantes de cámaras en acuerdos un tanto opacos con desarrolladores de software para apertura de archivos y tratamiento de imagen. Siempre que nos sea posible, indicaremos si los datos RAW eran puros o «precocinados».

 En los casos en los que se considere relevante, se aportarán los datos JPEG obtenidos a través del firmware de la cámara. Ello podría resultar cada vez más necesario para algunas nuevas ópticas destinadas a los sistemas CSC, de visor electrónico, no réflex. En esos casos, salvo indicación en contra, valores tales como «enfoque» o «nitidez» estarán en «off» o en su caso, al ajuste mínimo posible.

Los datos ofrecidos acerca del viñeteado se indican en porcentaje de caída o pérdida de iluminación desde el centro del fotograma hasta la esquina, y en el caso de las cámaras digitales, reflejan los resultados de la combinación de captor, objetivo y procesador RAW, sin manipulación alguna por nuestra parte. Salvo indicación en contra, el procesado se entiende por ACR y en algunos casos, reflejaremos si se ha empleado un procesado específico, como puede ser Phocus de Hasselblad o Capture One, por poner solo dos ejemplos.

Por todo ello, a la hora de evaluar nuestros gráficos de rendimiento de un objetivo sobre un sistema, debe tenerse en cuenta la columna de la izquierda, donde figura sobre qué cámara y a partir de que clase de archivos se ofrecen los resultados.

Así mismo, debe tenerse presente que los gráficos muestran resultados asépticos de pruebas de laboratorio, y la calidad de imagen que pueda arrojar un objetivo bajo condiciones de uso en tomas en estudio o exteriores, sobre el campo, puede resultar subjetivamente diferente. Por eso aportamos, en su caso, las pruebas de campo.
Como en todas las pruebas de Labo DSLRMZ, se controlan al máximo los parámetros de la misma, a fin de ofrecer la máxima fiabilidad, precisión y repetibilidad.
No obstante, pueden producirse variaciones de ± 7%, debidas a las tolerancias de los dispositivos de medición.

(*) Las curvas MTF ofrecidas por los fabricantes son valores teóricos, a partir de proyecciones de ordenador. Suelen ofrecerse para un solo valor de abertura de diafragma y no obedecen a resultados obtenidos a partir de muestras de producción reales. Ver «MTF para dummies»
(**) Prueba del Zeiss Otus 55 mm f/1,4 T* sobre distintos sistemas

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.