Compartir

Tal y como anunciamos hace unos meses, Olympus está completando su gama de objetivos de focal fija de gran luminosidad y alta calidad con las distancias focales más versátiles y populares entre los usuarios de su sistema. Si hablamos de capacidad de adaptación a cualquier circunstancia, no cabe duda de que este 17 mm –equivalente a aproximadamente 35 mm en paso universal– puede convertirse en uno de los más deseados.

Olympus M.Zuiko Digital ED 17 mm f/1,2 PRO
Olympus M.Zuiko Digital ED 17 mm f/1,2 PRO. © Albedo Media

Argumentos no le faltan: su idóneo ángulo de visión –65º– aumenta las posibilidades de uso en todo tipo de escenas; con la gran apertura de su diafragma –f/1,2–  se lograrán los desenfoques que los usuarios del sistema Micro Cuatro Tercios a veces echan de menos; la calidad de construcción transmite buenas sensaciones que mejorarán la experiencia de fotografiar.

Diseño y manejo

Aunque con esta distancia focal algunos pudieran esperar un objetivo más pequeño, su tamaño resulta totalmente adecuado y acorde a las cámaras sobre las que se montará: con toda probabilidad los modelos de gama alta de la serie OM-D como la OM-D E-M1 Mark II que hemos utilizado para la presente prueba de campo.

Olympus M.Zuiko Digital ED 17 mm f/1,2 PRO
Olympus M.Zuiko Digital ED 17 mm f/1,2 PRO. © Albedo Media

Además, los otros dos objetivos fijos que componen esta serie “f/1,2 Pro” –25 mm y 45 mm– muestran un tamaño y diseño prácticamente idéntico por lo que se consigue una unidad estética muy acertada. Su construcción metálica –aleación de magnesio– ofrece, además de robustez, una buena percepción sin lastrar en exceso el objetivo, que tan sólo pesa 390 g y mide 8,7 cm de largo.

El buen acabado se acompaña de un sellado tanto interno como externo que garantiza la protección contra la intemperie –no sólo polvo y lluvia sino hielo–, como el resto de ópticas de la serie Pro de Olympus.

Olympus M.Zuiko Digital ED 17 mm f/1,2 PRO
Olympus M.Zuiko Digital ED 17 mm f/1,2 PRO. © Albedo Media

El generoso anillo de enfoque, que ocupa prácticamente todo el barrilete, también está realizado en metal, pero gracias al dentado se maneja con facilidad. Este anillo se desplaza hacia atrás para pasar a modo de enfoque manual y entonces aparecen las indicaciones con las distancias de enfoque.

Ahí podemos ver que este Zuiko logra enfocar desde tan sólo 20 cm lo que, a pesar de no tratarse de un objetivo macro, nos permitirá tomas de aproximación bastante interesantes, con un factor de ampliación de 0,15 x.

Olympus M.Zuiko Digital ED 17 mm f/1,2 PRO
Olympus M.Zuiko Digital ED 17 mm f/1,2 PRO. © Albedo Media

Pero lo que más nos gusta del diseño de este anillo es, sin duda, la aparición de la serigrafía en la que se muestras las escalas de profundidades de campo a las diferentes aperturas. Algo que, a nuestro modo de ver, jamás debería haber desaparecido de los objetivos y que tan sólo reaparece en unos cuantos elegidos, como en esta serie de Olympus.

Completa el sobrio diseño externo un botón completamente integrado en el barrilete denominado “L-Fn” que, por defecto, viene asociado a la detención del autoenfoque pero que puede asociarse a cualquier otra función que nos interese, no sólo relativa a la óptica sino al menú general de la cámara.

Olympus M.Zuiko Digital ED 17 mm f/1,2 PRO
Además del sellado interno, junta de sellado en la bayoneta del Olympus M.Zuiko Digital ED 17 mm f/1,2 PRO . © Albedo Media

Nosotros encontramos de gran utilidad vincularlo a la ampliación del área enfocada para poder afinar la nitidez en las tomas realizadas a máxima apertura donde, como ya se sabe, la escasa profundidad de campo puede dificultar la tarea aunque, por supuesto, se trata de una cuestión de gustos y modos de trabajar.

Olympus M.Zuiko Digital ED 17 mm f/1,2 PRO
Olympus M.Zuiko Digital ED 17 mm f/1,2 PRO. © Albedo Media

Se incluye de serie un parasol en forma de pétalos para mejorar la protección contra los destellos en los diferentes ángulos de toma –vertical, horizontal o diagonal–. Recordemos que esta forma requiere una colocación muy precisa sobre el frontal del objetivo para lo que se incluye un seguro de bloqueo que evita movimientos indeseados.

Diseño interior y rendimiento

El M.Zuiko 17 mm f/1,2 PRO está conformado por un sofisticado esquema óptico conformado por 15 elementos distribuidos en 11 grupos, e incluye una lente aesférica, una súper ED, tres ED, una EDA, una súper HR y una lente nueva de tipo ED-DSA –Extra Low Dispersion Dual Super Aspherical–; todo ello para contribuir a reducir la distorsión, la aberración y los reflejos.

Imagen tomada con Olympus OM-D M-E1 Mark II y Olympus M.Zuiko Digital ED 17 mm f/1,2 PRO.
Imagen tomada con Olympus OM-D M-E1 Mark II y Olympus M.Zuiko Digital ED 17 mm f/1,2 PRO. 1/50 s – f/3,5 – ISO 320. © Fernando Galán

La primera meta parece resuelta pues no observamos ningún síntoma de deformación en ninguno de los ejes. La aberración también parece bastante controlada y sólo atisbamos indicios en las esquinas de imágenes en las que aparecen objetos con alto contraste.

Imagen tomada con Olympus OM-D M-E1 Mark II y Olympus M.Zuiko Digital ED 17 mm f/1,2 PRO.
Imagen tomada con Olympus OM-D M-E1 Mark II y Olympus M.Zuiko Digital ED 17 mm f/1,2 PRO. 1/640 s – f/16 – ISO 200. © Fernando Galán
Imagen tomada con Olympus OM-D M-E1 Mark II y Olympus M.Zuiko Digital ED 17 mm f/1,2 PRO.
Imagen tomada con Olympus OM-D M-E1 Mark II y Olympus M.Zuiko Digital ED 17 mm f/1,2 PRO. 1/250 s – f/8 – ISO 200. © Fernando Galán

En efecto, tal como se puede observar en la siguiente ampliación, no hay trazas ópticas visibles de aberración cromática en una zona propensa a este tipo de aberraciones. Este positivo resultado observado en la imagen final es, con toda probabilidad, combinación de la calidad de los componentes ópticos del objetivo así como de las posteriores correcciones digitales vía firmware, a través –por ejemplo– del “perfil de lente” (sic) integrado.

Adobe Camera RAW
Captura de pantalla de Adobe Camera RAW en la que se avisa de que los archivos llevan incrustado el “Perfil de lente”.

No podemos decir lo mismo de los destellos que surgen cuando los provocamos. Cierto que inducimos las situaciones para que aparezcan y no siempre asoman; y si lo hacen, es de manera discreta y con cierta estética.

Imagen tomada con Olympus OM-D M-E1 Mark II y Olympus M.Zuiko Digital ED 17 mm f/1,2 PRO.
Imagen tomada con Olympus OM-D M-E1 Mark II y Olympus M.Zuiko Digital ED 17 mm f/1,2 PRO. 1/200 s – f/8 – ISO 200. © Fernando Galán

Del enfoque se encarga un motor por pasos que desplaza una única lente interna. Al sistema lo denomina Olympus MSC –Movie & Still Compatible– y lo utilizan –entre otros– los tres objetivos de esta serie PRO de f/1,2. Con este sistema se consigue rapidez y precisión durante el enfoque en absoluto silencio, lo que resulta de especial ayuda para las grabaciones de vídeo y para muchas escenas donde se requiere discreción; más aún si se combina con el modo silencioso de la cámara.

Imagen tomada con Olympus OM-D M-E1 Mark II y Olympus M.Zuiko Digital ED 17 mm f/1,2 PRO.
Imagen tomada con Olympus OM-D M-E1 Mark II y Olympus M.Zuiko Digital ED 17 mm f/1,2 PRO. 1/6.400 s – f/1,8 – ISO 200. © Fernando Galán

En la práctica el enfoque no ha supuesto problema en ninguna de las situaciones a las que nos hemos enfrentado, bien con luz escasa, bien en escenas confusas. Si hemos utilizado el enfoque manual ha sido tan sólo para probarlo y, ya que estábamos, explotar la función de amplificación de la zona enfocada para elegir con exactitud el punto deseado en tomas de aproximación con la escasa profundidad de campo que se logra con la apertura máxima.

Imagen tomada con Olympus OM-D M-E1 Mark II y Olympus M.Zuiko Digital ED 17 mm f/1,2 PRO.
Imagen tomada con Olympus OM-D M-E1 Mark II y Olympus M.Zuiko Digital ED 17 mm f/1,2 PRO. 1/10.000 s – f/2,8 – ISO 200. © Fernando Galán

Y es que, tal como mencionábamos arriba, la distancia mínima de enfoque de 20 cm permite realizar tomas muy próximas que, jugando con el diafragma abierto pueden resultar interesantes; siempre sin olvidar que no tenemos un “macro” entre manos.

Imagen tomada con Olympus OM-D M-E1 Mark II y Olympus M.Zuiko Digital ED 17 mm f/1,2 PRO.
Imagen tomada con Olympus OM-D M-E1 Mark II y Olympus M.Zuiko Digital ED 17 mm f/1,2 PRO. 1/5.000 s – f/2,8 – ISO 200. © Fernando Galán

Esa máxima apertura de f/1,2 supone, sin duda, uno de los puntos fuertes de este Zuiko Pro pues gracias a ella conseguimos, primero, un desenfoque similar al que lograríamos con una cámara con sensor mayor –y menor apertura– y segundo, la luminosidad necesaria para no necesitar subir el nivel ISO en escenas de luz escasa.

Imagen tomada con Olympus OM-D M-E1 Mark II y Olympus M.Zuiko Digital ED 17 mm f/1,2 PRO.
Imagen tomada con Olympus OM-D M-E1 Mark II y Olympus M.Zuiko Digital ED 17 mm f/1,2 PRO. 1/3.200 s – f/1,2 – ISO 200. © Fernando Galán

El diafragma, conformado por 9 palas, cierra a f/16 pero comienza a mostrar muy buena nitidez casi desde la máxima apertura, logrando una muy buena calidad ya desde f/2. Se mantiene un buen detalle hasta f/8 para decaer muy levemente cuando nos aproximamos a f/11. A f/16 el rendimiento decae, especialmente en las esquinas, debido principalmente a la difracción.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Un sutil viñeteado se muestra a máxima apertura y comienza a desvanecerse tan pronto cerramos un tercio de diafragma para desaparecer por completo cualquier sombra a f/4.

Aunque, sin duda, lo mejor de este objetivo lo encontramos en el suave efecto bokeh que se consigue cuando utilizamos las máximas aperturas. Se muestra un desenfoque muy suave y progresivo que, unido al amplio ángulo de visión, ofrece una profundidad de escena muy adecuada.

Imagen tomada con Olympus OM-D M-E1 Mark II y Olympus M.Zuiko Digital ED 17 mm f/1,2 PRO.
Imagen tomada con Olympus OM-D M-E1 Mark II y Olympus M.Zuiko Digital ED 17 mm f/1,2 PRO. 1/40 s – f/4 – ISO 200. © Fernando Galán

Conclusiones

Buena parte de los usuarios que adoptan el sistema Micro Cuatro Tercios buscan reducir su maleta fotográfica. Con este fin, una buena colección de ópticas fijas de calidad contribuye a lograr este propósito. Pero si se quisiera reducir aún más, bastaría con equipar la cámara con un objetivo de focal fija con una distancia focal equivalente a 35 mm en paso universal.

Imagen tomada con Olympus OM-D M-E1 Mark II y Olympus M.Zuiko Digital ED 17 mm f/1,2 PRO.
Imagen tomada con Olympus OM-D M-E1 Mark II y Olympus M.Zuiko Digital ED 17 mm f/1,2 PRO. 1/60 s – f/11 – ISO 200. © Fernando Galán

Por supuesto, la opción más evidente por peso y tamaño es el M.Zuiko Digital ED 17 mm f/1,8 de la gama Premium de Olympus, pero aquellos usuarios que opten por los cuerpos de gama alta de la firma seguramente se decanten por este Olympus M.Zuiko Digital ED 17 mm f/1,2 PRO, pues conservarán el sellado contra la intemperie en todo su equipo, además de ganar aproximadamente un paso más en luminosidad, una ganancia que puede decantar la balanza en escenarios críticos.

Imagen tomada con Olympus OM-D M-E1 Mark II y Olympus M.Zuiko Digital ED 17 mm f/1,2 PRO.
Imagen tomada con Olympus OM-D M-E1 Mark II y Olympus M.Zuiko Digital ED 17 mm f/1,2 PRO. 1/30 s – f/3,2 – ISO 1.250 s

No obstante, para ello habrá que desembolsar una suma bastante más abultada –1.400 € contra 400 € de la versión f/1,8–, pero aun así se trata de una cifra que no debería sorprender a ningún usuario acostumbrado a trabajar con ópticas de este nivel de calidad.

Compartir
Fernando Galán
Periodista de carrera, pronto se interesó por la imagen tanto (o más) que por las palabras y empezó a ganarse la vida con la fotografía, después con el diseño gráfico para volver de nuevo a la fotografía. Autor de diversos blogs literarios y fotográficos desde el año 2003, en la actualidad compatibiliza la enseñanza con la profesión y las colaboraciones en este medio.

Dejar una respuesta

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce aquí tu nombre

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales y los comentarios inapropiados que no tengan que ver con el tema a tratar serán eliminados.