Con una ficha técnica bastante lógica, el Samsung Galaxy S7 Edge pretende ocupar un espacio prioritario entre los terminales fotográficos de gama alta. Probamos sus rendimiento desde una mirada exclusivamente fotográfica.

Samsung S7 Edge
Samsung Galaxy S7 Edge © Albedo Media

No es ningún secreto que el territorio móvil se ha comido –literalmente– gran parte del negocio fotográfico tradicional. Un mundo donde no podemos olvidar que el sector profesional solo es –muy a nuestro pesar– la punta de iceberg necesaria para dar prestigio, visibilidad y prescripción sobre una enorme masa de usuarios que vienen detrás, bajo las más variopintas y, tal vez, ya anacrónicas descripciones de prosumer, amateur, fotógrafo entusiasta o simplemente «aficionado». Ahí está el verdadero mercado, el margen de beneficio, y el que mueve todo este negocio.

Samsung S7 Edge, f/1,7 1/13 s. ISO 250 © Albedo Media

Este contexto sumado a la tan mencionada crisis global y un cierto estancamiento tecnológico de la cámara compacta de entrada, construyen la realidad actual. Nuestro smartphone –que pasará a ser el invento más notorio del siglo XXI– suplanta desde hace años a toda compacta de primer precio y actualmente pretende irrumpir con fuerza en el segmento de gama media.

Samsung S7 Edge
Samsung S7 Edge, f/1,7 1/50 s. ISO 125 © Albedo Media

Vista la calidad sin prejuicios, es evidente que motivos no le faltan. De ahí que un medio como el nuestro, anclado tradicionalmente en un perfil de usuario profesional, gire la cabeza hacia estos pequeños dispositivos reconociéndoles el puesto que se merecen dentro del panorama general.

Samsung S7 Edge
Samsung S7 Edge, f/1,7 1/115 s. ISO 40 © Albedo Media

El nuevo Samsung Galaxy S7 Edge –este último apellido simplemente identifica su versión con pantalla curvada– cuenta con una óptica más luminosa que su predecesor, f/1,7 frente a f/1,9 y una relación de densidad de pixel también más lógica. Un captor de 1/2,6″ para 12 Mpx aporta un tamaño de fotodiodo de 1,4 micrones. Sabemos que para el lector acostumbrado a nuestras pruebas estas cifras no le resultarán innovadoras, dado que son comparativamente inferiores a las de muchos otros dispositivos exclusivamente fotográficos, eso que solemos llamar «cámaras».

Samsung S7 Edge
Samsung S7 Edge, f/1,7 1/270 s. ISO 40 © Albedo Media

No obstante, es fundamental ubicar estos datos dentro del microcosmos del territorio móvil. Frente a las comunes decisiones, en nuestra opinión erróneas, de aumentar el número de Mpx sin atender al tamaño del sensor y su relación señal/ruido, Samsung ha optado por un buen equilibrio entre todas las variables fundamentales; óptica, tamaño de sensor y densidad de píxeles del mismo.

Samsung S7 Edge
Samsung S7 Edge, f/1,7 1/640 s. ISO 40 © Albedo Media

Las pruebas a valores de sensibilidad normal o bajos han dado como resultado unos archivos muy dignos, con un excelente detalle global y contraste para su categoría. Adoleciendo, como suele ser habitual en este terreno, de un procesado un tanto excesivo. No obstante estará en línea del target de usuario, amante del contraste y los colores tendentes a la saturación.

Samsung S7 Edge
Samsung S7 Edge, f/1,7 1/290 s. ISO 40 © Albedo Media

La focal de su objetivo fijo angular parece ser también «al gusto del cliente», unos 26 mm equivalentes que a veces nos resultan algo más angulares de lo que quisiéramos pero que suelen cubrir con buenos resultados las situaciones a las que nos enfrentamos.

Samsung S7 Edge
Samsung S7 Edge, f/1,7 1/50 s. ISO 50 © Albedo Media

En cierta manera, esto nos recuerda mucho a los pinitos de la fotografía digital, con sus aciertos y modas comerciales. Sus compactas de óptica ultra-angular, la primera carrera por los megapíxeles y la evolutiva mejora en términos de relación señal/ruido.

Samsung S7 Edge
Samsung S7 Edge, f/1,7 1/380 s. ISO 40 © Albedo Media

Podemos establecer una homóloga versión en territorio móvil como una suerte de sprint de todos estos hitos tecnológicos donde algunas veces se acierta plenamente y otras se sigue cayendo en los mismo errores que antaño.

Samsung S7 Edge
Samsung S7 Edge, f/1,7 1/100 s. ISO 50 © Albedo Media

En el caso del terminal que nos ocupa, creemos que han acertado totalmente con este nuevo equilibrio entre óptica y sensor, una mejora que en la práctica hace que entre iris de diafragma y mayor superficie fotosensible, este Samsung Galaxy S7 Edge reciba más de un noventa por ciento de luz que su anterior versión Galaxy S6. Algo que sin duda le ayuda a rendir por encima de la media cuando las condiciones lumínicas se complican.

Samsung S7 Edge
Samsung S7 Edge, f/1,7 1/45 s. ISO 800 © Albedo Media

Igualmente, el sistema autofoco se ve reforzado con la implementación de la tecnología Dual Pixel Sensor; en la práctica este movimiento es parejo al que hizo Canon hace años con su Canon Dual pixel CMOS, incorporando en cada pixel una sistema de detección de fase.

Samsung S7 Edge
Samsung S7 Edge, f/1,7 1/320 s. ISO 800 © Albedo Media

Realmente podemos certificar que este sistema cumple sus expectativas. Todas las tomas llevaron con éxito el proceso AF, e incluso cuando la luz disminuía, la capacidad del Samsung Galaxy S7 Edge para discernir entre planos sin confundirse, nos ha parecido muy operativa.

Samsung S7 Edge
Óptimo AF incluso en condiciones complicadas Samsung S7 Edge, f/1,7 1/35 s. ISO 160 © Albedo Media. Fragmento del espectáculo «Invictus» fotografía realizada previa autorización.

Por contra hemos percibido reiterativos problemas con los reflejos internos, convertidos en flamantes halos y pérdidas de contraste parciales en nuestras imágenes. Esto se debe en parte a la total ausencia de parasol, la focal escogida y la calidad de los posibles recubrimientos de las lentes, que no hemos podido descubrir si detenta pero podemos concluir que de haberlos no son del todo efectivos.

Samsung S7 Edge
Bodegón improvisado de texturas y nitidez en formato de cocido madrileño. Punto de AF sobre la densa y negra morcilla. Samsung S7 Edge, f/1,7 1/100 s. ISO 64 © Albedo Media

Otro factor que denota su énfasis fotográfico es la opción de grabación en RAW –en formato DNG–. Si bien no amplía sobremanera la calidad del JPEG directo del terminal –el tamaño de sensor tiene aquí sus límites– muestra lo que sería un archivo con menos procesado.

Samsung S7 Edge
Samsung S7 Edge, f/1,7 1/350 s. ISO 40 © Albedo Media

Conceptualmente también preconiza la pauta deseable por todo usuario con pretensiones fotográficas en un terminal de gama alta. El formato RAW es de momento rara avis para este mundo, una complicación que exige un procesador y capacidad acorde. Algo que de momento ni necesita ni demanda ningún usuario especialmente.

Samsung S7 Edge
Comparativa de calidad RAW vs JPG – Fine. Samsung S7 Edge, f/1,7 1/20 s. ISO 800 © Albedo Media

Con el tiempo, si los smartphones siguen su natural proceso evolutivo, intuimos que este formato terminará presente por omisión como en cualquier compacta de gama alta. Con un elenco mucho más nutrido que el actual de «Apps» de revelado RAW ad hoc.

Ráfagas y Vídeo 4k

Samsung S7 Edge
Animación simulando el modo cuasi infinito de ráfaga en JPEG © Albedo Media

El apartado de imagen en movimiento se funde aquí con el las imágenes en ráfagas, que actúan con tal rapidez que para realizar una animación fácilmente entendible hemos tenido que partir por la mitad una secuencia entera. El muro entre fotografía estática y en movimiento es cada vez más fino, y de hecho algunos ya se la han saltado por la puerta grande.

Respecto al vídeo 4K, una tasa de transferencia un poco escasa –48 Mbps– codificada en H264 hacen que adicionalmente al sobreprocesado existente en los modos de fotografía aparezcan ciertos artefactos propios de la compresión, pérdidas de nitidez y saltos.

Aún con todo ello y deseando un mejor rendimiento general de este aspecto, tan en boga, cuando las condiciones son más indulgentes, los vídeos 4K mantienen una calidad que estimamos al menos suficiente para un uso familiar. Exigencia codificada más en términos de preservación de la memoria que en la obtención de la máxima calidad.

Como hemos repetido en varias ocasiones a lo largo del artículo, tenemos que ser cautos a la hora de emitir juicios respecto a la calidad final. Estamos ante un territorio que comienza aflorar con fuerza, no machaquemos sin criterio el brote de lo que mañana podrá ser un árbol que nos supere en altura.

Vistos los resultados de este nuevo terminal Samsung Galaxy S7 Edge, deparan años muy fotográficos e interesantes y fotográficos al abrigo de estos teléfonos tan listos.

Dejar una respuesta

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce aquí tu nombre

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.