El Samsung Galaxy S7 Edge se consolidó en su momento como una de las mejores opciones fotográficas dentro del territorio móvil. El nuevo Samsung Galaxy S8, su relevo natural, desvela unas especificaciones fotográficas muy similares, que ahora ponemos a prueba en su versión Plus.

La pantalla curvada «Infinity» de 6,2″ es uno de los reclamos más notorios de este Samsung Galaxy S8 Plus © Albedo Media

Conscientes de nuestro perfil como medio especialista recordamos que nuestras pruebas sobre terminales móviles se realizan siempre bajo una perspectiva exclusivamente fotográfica, dado que son estos dispositivos los que mayoritariamente se usan en la actualidad para capturar imágenes, como lo eran hace unos años las cámaras compactas a las que siempre hemos prestado atención.

Samsung Galaxy S8 plus © Albedo Media
La parte trasera también se ha estilizado a tenor del cambio general en el diseño del terminal © Albedo Media

Analizamos por lo tanto la calidad de imagen, ergonomía y manejo, así como otras cuestiones que directa o indirectamente repercutan sobre esta faceta fotográfica. En el caso que nos ocupa, es lógico entender que las mejoras en el nuevo procesador de ocho núcleos (octa core), fabricado con un proceso de tecnología de 10 nm, otorguen una mayor potencia de procesado en las app de edición/revelado y en la gestión general de las imágenes en ráfagas. Todo ello manteniendo además unas dimensiones físicas más comedidas que el modelo anterior.

Samsung Galaxy S8 plus © Albedo Media
El detector de huella se ubica ahora junto a la óptica, una solución eficaz para ceder espacio a la pantalla; sin embargo, conlleva ciertos inconvenientes de uso © Albedo Media

Este nuevo Galaxy S8 mide 14,9 x 6,8 cm, mientras que el S8 Plus mide 15,9 x 7,3 cm, con un grosor de aproximadamente 8 mm en ambos casos; sus pesos son de 155 g y 173 g, respectivamente. Comparativamente, el anterior modelo Galaxy S7 Edge mide 15,1 x 7,3 cm, y pesa 157 g, por un tamaño de pantalla bastante más pequeño, de 5,5″.

Gracias a la calidad, tamaño y resolución de esta omnipresente pantalla todos los procesos de captura y edición de las imágenes se realizan de manera sencilla. Incluso en situaciones de alto brillo podremos resolver nuestras tomas con relativa sencillez, siendo este el talón de Aquiles de todo terminal móvil frente a cualquier sistema fotográfico con visor óptico o electrónico.

Esta elegante condensación en tamaño a favor de la pantalla hace también que desaparezca el botón de Home, así como la huella dactilar del frontal, ubicándose –de manera poco certera a nuestro juicio– en el reverso, contiguo a la óptica. Durante los primeros días de uso no pocas veces hemos apoyado nuestro dedo índice sobre la primera lente del objetivo en vez del detector de huella, algo que hemos resuelto con la práctica pero que seguramente evidencie un error en el diseño, bastaría con usar otra zona más alejada de la óptica para subsanarlo.

Muestras

Ante un modelo tan «calcado» fotográficamente, misma óptica, captor y muy seguramente procesador, podemos al menos reiterar nuestra positiva experiencia con el anterior terminal, Samsung Galaxy S7 Edge.

Samsung Galaxy S8 plus f/1,7 – 1/1900 s – ISO 40 © Albedo Media
Imagen tomada con Samsung Galaxy S8 Plus – f/1,7 – 1/1.900 s – ISO 40 © Albedo Media

La calidad de imagen general está dentro de lo exigible a la jerarquía y precio que ocupa del mercado. La cámara además responde con total rapidez, mejorando incluso la velocidad de respuesta del modelo anterior, este Galaxy S8 es capaz de hacer ráfagas «infinitas» y tomas discretas en plena calle sin rémora alguna o retardo.

Samsung Galaxy S8 plus f/1,7 – 1/400 s – ISO 40 © Albedo Media
Imagen tomada con Samsung Galaxy S8 Plus – f/1,7 – 1/400 s – ISO 40 © Albedo Media

Las opciones de control manual son muy aconsejables si queremos controlar al máximo la exposición y exprimir los valores de obturación más rápidos… ¡llegando hasta un 1/24.000 s!

Samsung Galaxy S8 plus f/1,7 – 1/800 s – ISO 40 © Albedo Media
Imagen tomada con Samsung Galaxy S8 Plus – f/1,7 – 1/800 s – ISO 40 © Albedo Media

Sin embargo, los archivos JPEG de cámara siguen por omisión demasiado procesados, con los artefactos típicos que evidencian esta sobre acción; nitidez forzada por máscaras de enfoque muy agresivas, colores algo subidos de saturación y presencia de ruido electrónico en las zonas más densas de la imagen, incluso en valores ISO comedidos.

Samsung Galaxy S8 plus f/1,7 – 1/180 s – ISO 160 © Albedo Media
Imagen tomada con Samsung Galaxy S8 Plus – f/1,7 – 1/180 s – ISO 160 © Albedo Media

Este exceso de procesado hace también que todas las trazas ópticas sean más notorias, especialmente las aberraciones cromáticas, que han sido «fieles compañeras» de todas las composiciones realizadas en contraluz con este terminal.

Samsung Galaxy S8 plus f/1,7 – 1/180 s – ISO 50 © Albedo Media
Imagen tomada con Samsung Galaxy S8 Plus – f/1,7 – 1/125 s – ISO 50 © Albedo Media

No obstante, cuando el contexto es favorable, el resultado final supera nuestra media de exigencia para un terminal móvil. Ojalá se invierta la tendencia de imágenes tan sobreprocesadas a favor de una estética más respetuosa con los archivos JPEG de cámara, de la misma manera que ya encontremos opciones para disparar en RAW en todos los smartphones de gama alta.

Samsung Galaxy S8 plus f/1,7 – 1/45 s – ISO 50 © Albedo Media
Imagen tomada con Samsung Galaxy S8 Plus – f/1,7 – 1/45 s – ISO 50 © Albedo Media

Otra de las ventajas derivadas de su similitud en calidad con el S7 y menor tamaño físico en este Galaxy S8 es la ergonomía; este modelo simple y llanamente se adapta mejor a la mano y el proceso de fotografiar resulta menos ortopédico.

Samsung Galaxy S8 plus f/1,7 – 1/20 s – ISO 800 © Albedo Media
Imagen tomada con Samsung Galaxy S8 Plus – f/1,7 – 1/20 s – ISO 800 © Albedo Media

Esta mayor seguridad en el agarre puede influir positivamente sobre muchas de las imágenes que hemos realizado a pulso con valores de obturación más bajos, sin evidencias de trepidación.

¿Captura y edición RAW?

A estas alturas, la captura en formato RAW parece un impositivo para todo equipo fotográfico que se precio, un distintivo de clase que si bien aplaudimos por su naturaleza menos procesada –aunque no le falten ciertas «mentiras» en su concepción actual– no es la panacea si no disponemos de una estructura previa de óptica y captor solvente.

Samsung Galaxy S8 plus f/1,7 – 1/24000 s – ISO 800 (Conversión de RAW) © Albedo Media
Imagen tomada con Samsung Galaxy S8 Plus – f/1,7 – 1/24000 s – ISO 800 (Conversión de RAW) © Albedo Media

En nuestra experiencia con cámaras compactas de gama media, así como en el presente recorrido de pruebas con terminales móviles fotográficos que soportan este formato vemos la misma carencia, un tamaño de sensor muy pequeño, plagado de millones de píxeles.

Bajo el tamaño del captor y más concretamente de la diminuta fotocélula que recoge la luz en este Galaxy S8, el perjuicio más importante es la latitud, que se ve claramente recortada. Este terminal –como todos los móviles probados hasta la fecha– no lleva muy bien las situaciones de alto contraste.

Samsung Galaxy S8 plus f/1,7 – 1/180 s – ISO 50 (Conversión de RAW) © Albedo Media
Imagen tomada con Samsung Galaxy S8 Plus – f/1,7 – 1/180 s – ISO 50 (Conversión de RAW) © Albedo Media

Tendremos siempre que elegir entre el detalle en altas o bajas luces en la captura RAW, ciertamente existen modos HDR basados en multicaptura que lidian con esta situación; lástima que adolezcan de los mismos problemas expuestos con los JPEG de cámara.

Más allá de los ultrapíxeles de HTC, que no llegaron a cuajar comercialmente, y con el eterno impedimento del tamaño, la solución móvil parece que pasará por el uso de varias ópticas y buenas dosis de procesado, como ya hemos explicado en nuestra serie temática.

Samsung Galaxy S8 plus f/1,7 – 1/180 s – ISO 50 (RAW) © Albedo Media
Imagen tomada con Samsung Galaxy S8 Plus – f/1,7 – 1/180 s – ISO 50 (Conversión de RAW con Lightroom) © Albedo Media

Con estas limitaciones claras, podemos y debemos usar el modo de captura RAW en este Galaxy S8 siempre y cuando la ocasión los merezca, la alta capacidad de procesado hace totalmente factible su edición dentro del propio terminal a través de nuestra app de revelado preferida, en esta ocasión aportamos un ejemplo triple:

  • Archivo RAW convertido a JPEG con la última versión de Lightroom desde el portátil.
  • Primera propuesta de edición desde archivo RAW convertido y editado a JPEG con la última versión de Lightroom desde el portátil.
  • Segunda propuesta de edición desde archivo RAW convertido y editado a JPEG con la última versión de app de revelado Snapseed desde el propio teléfono.
Samsung Galaxy S8 plus f/1,7 – 1/180 s – ISO 50 (propuesta de edición desde RAW) © Albedo Media
Imagen tomada con Samsung Galaxy S8 Plus – f/1,7 – 1/180 s – ISO 50 (Propuesta de edición desde RAW con Lightroom) © Albedo Media

La edición del archivo RAW con Snapseed no puede ser más sencilla, sin olvidar ninguno de los ajustes típicos de todo revelador RAW, cuenta también con ajustes más avanzados como puede ser las conocidas «curvas» para actuar sobre todos los canales RGB o de manera independiente.

Revelando y editando el archivo RAW en el propio terminal con la app Snapseed . Proceso muy intuitivo y fluido gracias a la potencia de este Samsung S8 /S8 plus
Revelando y editando el archivo RAW en el propio terminal con la app Snapseed; un proceso muy intuitivo y fluido gracias a la potencia de este Samsung Galaxy S8 Plus © Albedo Media
Samsung Galaxy S8 plus f/1,7 – 1/180 s – ISO 50 (propuesta de edición desde RAW con la app Snapseed) © Albedo Media
Imagen tomada con Samsung Galaxy S8 Plus – f/1,7 – 1/180 s – ISO 50 (Propuesta de edición desde RAW con la app Snapseed) © Albedo Media

Repitiendo la fórmula

La llegada del nuevo buque insignia de Samsung ha traído consigo muchas novedades en aspectos tan relevantes como el diseño o la potencia de procesado. Lamentablemente éstos afectan ligeramente al apartado fotográfico, que queda casi intacto –para bien y para mal– a la estela del modelo anterior, Samsung S7 Edge.

Siendo aún este modelo una de las mejores referencias en este campo, no parece un agravio tan negativo, más aún a la vista de la calidad media de las muestras obtenidas en nuestra prueba. No obstante hubiera sido muy deseable encontrar un avance notorio y proporcional a lo que cabría esperar bajo toda renovación de gama alta.

Manuel San Frutos
Licenciado en Bellas Artes con estudios parciales en Historia del Arte y Antropología. Funambulista entre la estética y la práctica fotográfica, que imparte y publica regularmente desde 2005 para diferentes audiencias y medios. En estos momentos, centrado en la coordinación de un equipo del cual no podría estar más orgulloso.

Dejar una respuesta

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce aquí tu nombre

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.