Compartir

Tras la breve toma de contacto que realizamos en la última edición de Photokina de una de las nuevas “obras de Art” de Sigma, teníamos ganas de exprimir a fondo este gran angular extremo que tan buen sabor de boca nos dejó en la feria. Si entonces lo catamos sobre Nikon, en esta ocasión lo hacemos sobre la Canon EOS 5DS R.

Canon EOS 5Dsr con Sigma 12-24 mm f/4 DG HSM Art
Probamos el Sigma 12-24 mm F/4 DG HSM Art sobre la exigente Canon EOS 5DS R. © Albedo Media

Ya comentábamos entonces las buenas sensaciones que transmite esta óptica. Grande –10,2 cm x 13,1 cm– y pesada –1.150 g–, como corresponde a un angular extremo que lleva en su frente una lente aesférica de Ø 80 mm de vidrio moldeado; la mayor de su categoría, según los responsables de Sigma, y que obliga a ejercitar la muñeca para pasear de su mano.

Sigma 12-24 mm f/4 DG HSM Art
La lente frontal del Sigma 12-24 mm f/4 DG HSM Art impone carácter y presencia. © Albedo Media

Sin embargo, su peso está muy bien repartido y no cabecea cuando está montado en la cámara a pesar de que el lastre total del objetivo supera al del cuerpo que utilizamos. Es decir, el conjunto resulta equilibrado y de fácil manejo aunque pase de los dos kilos.

Sigma 12-24 mm f/4 DG HSM Art
Fabricado en TSC, el parasol forma parte del objetivo. © Albedo Media

La lente frontal determina el diseño de la óptica pues, como venimos encontrando en otros objetivos de similares características, el parasol se integra en el propio cuerpo del objetivo. También esta lente manda sobre el aspecto “cabezón” típico de los objetivos ultra angulares donde, además, se alojan otras seis lentes más encargadas de lograr una de las mayores virtudes de este objetivo: una mínima distorsión.

Sigma 12-24 mm f/4 DG HSM Art
Grande pero compacto y equilibrado, las medidas externas no varían con la distancia focal elegida en cada momento. © Albedo Media

Efectivamente, tanto en la posición más angular como en el extremo más largo, se encuentran poquísimas y ligeras deformaciones: algo de barrilete a 12 mm y un exiguo acerico entre 20 mm y 24 mm. Entre medias, líneas prácticamente rectas. Siempre que respetemos, claro está, las leyes de la perspectiva y las tomas se realicen manteniendo los ejes equilibrados. Si deseamos jugar con la peculiar visión que permiten los 122º de ángulo de visión en la posición más abierta, las líneas siguen rectas pero, lógicamente, la apariencia se alterará.

sigmaart12-24zoombr
Manteniendo la cámara equilibrada, cuesta apreciar las deformaciones como puede comprobarse en esta animación realizada sin trípode. © Fernando Galán

Un total de 16 elementos, distribuidos en 11 grupos, conforman el diseño interno de este objetivo, de los cuales 3 son lentes aesféricas. Además, incluye una lente de dispersión especialmente baja –SLD– y 5 de baja dispersión “F” –FLD–; este último tipo de vidrio, específico de Sigma, se caracteriza por una mínima dispersión cromática unida a una gran transmisión de la luz, ofreciendo un rendimiento equivalente a la fluorita.

Estación de metro de Rivas Futura
Imagen tomada con Sigma 12-24 mm f/4 DG HSM Art sobre Canon EOS 5DS R a 12 mm. 1/125 s – f/5,6 – ISO 100. © Fernando Galán

Para albergar las lentes, se ha utilizado bastante metal pero, sobre todo, un compuesto térmicamente estable –TSC– altamente compatible con esas piezas de metal y el propio vidrio óptico, y que posee características de dilatación similares a las del aluminio. Esto permite una gran precisión en la fabricación ya que el TSC posee más elasticidad y, por lo tanto, menos posibilidades de deformación que el policarbonato, material habitual en la fabricación de objetivos.

Valla metálica
Imagen tomada con Sigma 12-24 mm f/4 DG HSM Art sobre Canon EOS 5DS R a 12 mm. 1/125 s – f/5,6 – ISO 100. © Fernando Galán

Este material también permite una magnífica impermeabilidad; mayor que muchos otros objetivos sellados, aunque el barrilete de éste no incluya juntas de estanqueidad. Sí posee, no obstante, una goma en la montura que previene la entrada de polvo y agua por esa zona. Algo que viene muy bien dado que la lente más próxima a la cámara se desplaza al accionar el zoom con el consiguiente bombeo de aire hacia el interior y la derivada posibilidad de entrada de polvo.

Sigma 12-24 mm f/4 DG HSM Art
La lente posterior se desplaza al accionar el zoom pero la montura incluye goma aislante. © Albedo Media

Sí que lleva esa lente trasera, al igual que la frontal, un recubrimiento especial que repele el agua y el aceite, lo que agradecerán los usuarios dado que esta lente frontal, por su gran tamaño, podría atraer mucha suciedad.

Obras
Imagen tomada con Sigma 12-24 mm f/4 DG HSM Art sobre Canon EOS 5DS R a 24 mm. 1/200 s – f/5,6 – ISO 100. © Fernando Galán

Tendrán que olvidarse del uso de filtros los compradores, pues la forma de la lente frontal lo impide. De hecho, carece de rosca para ello, como carece de soluciones para alojar filtros en la parte trasera como vimos, por ejemplo, en el Canon EF 11-24 mm f/4.

Estación de metro de Rivas Futura
Imagen tomada con Sigma 12-24 mm f/4 DG HSM Art sobre Canon EOS 5DS R a 12 mm. 1/13 s – f/22 – ISO 100. © Fernando Galán

La longitud del objetivo no varía al accionar el zoom dado que el recorrido de las lentes se realiza de manera interna. Sí que podemos observar, no obstante, este movimiento dentro del parasol. La variación de distancia focal se acciona desde el aro más próximo al cuerpo de la cámara que tiene un tacto firme y preciso; quizá ligeramente duro, aunque, en nuestra opinión, esta leve resistencia mejora la exactitud.

Iglesia de San Marcos
Imagen tomada con Sigma 12-24 mm f/4 DG HSM Art sobre Canon EOS 5DS R a 24 mm. 1/125 s – f/8 – ISO 400. © Fernando Galán

El enfoque automático funciona con rapidez, sin dudar, gracias a su motor hipersónico –HSM– pero si decidimos enfocar a mano, o reenfocar, el aro de enfoque se sitúa sobre la parte ancha del objetivo. Se trata de un anillo “sin fin” que no para al llegar a los extremos de infinito ni de distancia mínima de enfoque, pues no se trata de un mando mecánico sino de servo eléctrico.

Plaza de Oriente de Madrid
Imagen tomada con Sigma 12-24 mm f/4 DG HSM Art sobre Canon EOS 5DS R a 14 mm. 1/500 s – f/8 – ISO 100. © Fernando Galán

También ayuda a la tarea del enfoque la ventana con indicación de distancias de enfoque, en la que podemos comprobar que el punto nítido más cercano lo podemos situar a 24 cm. Una proximidad suficiente como para atrevernos a experimentar con tomas cercanas angulares o para contextualizar objetos próximos. A pesar de esta distancia mínima, sería arriesgado hablar de “macro” pues ofrece una escala de reproducción de 1:4,9, es decir, aproximadamente 0,2:1.

Hoja en otoño
Imagen tomada con Sigma 12-24 mm f/4 DG HSM Art sobre Canon EOS 5DS R a 24 mm. 1/20 s – f/8 – ISO 100. © Fernando Galán

La calidad de imagen que ofrece tanto en el centro como en las esquinas puede comprobarla el lector en las fotografías de muestra tomadas en diferentes situaciones y contextos. En ellas puede apreciarse que el contraste y la nitidez se mantienen en todas las distancias focales a lo largo y ancho de todo el fotograma, si bien las esquinas salen algo peor paradas, sobre todo en la posición más larga.

sigmaart12-24_f4_10_aaaImagen tomada con Sigma 12-24 mm f/4 DG HSM Art sobre Canon EOS 5DS R a 24 mm. 1/40 s – f/11 – ISO 100 © Fernando Galán sigmaart12-24_f4_11_aaaImagen tomada con Sigma 12-24 mm f/4 DG HSM Art sobre Canon EOS 5DS R a 16 mm. 1/40 s – f/11 – ISO 100 © Fernando Galán sigmaart12-24_f4_12_aaaImagen tomada con Sigma 12-24 mm f/4 DG HSM Art sobre Canon EOS 5DS R a 12 mm. 1/40 s – f/11 – ISO 100. © Fernando Galán

 

En esta búsqueda de calidad máxima perseguida por los ingenieros de Sigma durante el desarrollo de este objetivo también se ha cuidado mucho la aberración cromática de tal modo que prácticamente no aparece. Y si lo hace, se puede eliminar sin problemas con la llamada “corrección de objetivo” adecuada de Adobe Camera RAW cuyo perfil ya se encuentra en la última actualización del programa. Del mismo modo, los reflejos se mantienen a raya y sólo en situaciones provocadas aparece flare.

Tuberías
Imagen tomada con Sigma 12-24 mm f/4 DG HSM Art sobre Canon EOS 5DS R a 12 mm. 1/50 s – f/8 – ISO 100. © Fernando Galán
Los Jerónimos
Imagen tomada con Sigma 12-24 mm f/4 DG HSM Art sobre Canon EOS 5DS R a 12 mm. 1/100 s – f/13 – ISO 100. © Fernando Galán

El diafragma de 9 palas abre hasta f/4 durante todo el recorrido del zoom y cierra hasta f/22, y ofrece un bokeh redondeado y progresivo. Con la máxima abertura se aprecia el oscurecimiento de las esquinas habitual al utilizar ajustes de diafragma abiertos sobre sensores 24×36 mm. Este viñeteo se reduce casi por completo cerrando un punto el diafragma y desaparece por completo en f/8. Esta situación se reproduce casi idéntica en todas las distancias focales salvo en las centrales, donde el oscurecimiento ya ha desaparecido en f/5,6. En cualquier caso, igual que comentábamos al hablar de la aberración cromática, las correcciones de lente vía software lo eliminan por completo.

Tuberías
Imagen tomada con Sigma 12-24 mm f/4 DG HSM Art sobre Canon EOS 5DS R a 12 mm. 1/1250 s – f/4 – ISO 100. © Fernando Galán
Pintada en la calle
Imagen tomada con Sigma 12-24 mm f/4 DG HSM Art sobre Canon EOS 5DS R a 12 mm. 1/200 s – f/4 – ISO 640. © Fernando Galán

Disponible para monturas Canon, Nikon y Sigma, este zoom angular extremo supone una opción muy interesante tanto para paisajes como para arquitectura debido, sobre todo, a la casi nula distorsión que produce –uno de sus principales puntos fuertes–.

Congreso de los diputados
Imagen tomada con Sigma 12-24 mm f/4 DG HSM Art sobre Canon EOS 5DS R a 12 mm. 1/200 s – f/8 – ISO 100. © Fernando Galán

El precio también ayuda pues por los 1.700 € aproximadamente que cuesta, no podríamos ni acercarnos a uno de sus competidores, el mencionado zoom angular de Canon, por el que habría que pagar una cantidad apreciablemente más alta. La alternativa de Tamron, el SP 15-30 mm f/2,8, tiene la ventaja de una mayor luminosidad y un precio bastante inferior, pero también dispone de un ángulo de visión significativamente más pequeño en el extremo angular. Igual que sucede con la opción Nikon, el AF-S Nikkor 14-24 mm f/2,8, a la que hay que añadir el inconveniente de la edad y, por tanto, la consiguiente carencia de los avances encontrados en la ópticas citadas.

5 Comentarios

  1. Buenas a todos!!

    Muchas gracias por compartir con nosotros esta información tan valiosa, actualmente me encuentro con interes de adquirir un objetivo para fotografía de arquitectura e interiorismo, veo que esta es una muy buena opción, pero me gustaría saber para ustedes entre el canon desentrable 17 mm y este sigma cual podria arrojar los mejores resultados.

    Como siempre felicidades y un feliz y prospero 2017.

    Saludos

    • ¡Hola Carlos! Interesante disyuntiva la que se te plantea. Partiendo de la base de que ambos objetivos son punteros en su categoría, los resultados serían más que buenos en ambos casos. Pero trabajar con uno o con otro representa –en mi opinión– una aproximación enteramente diferente. Soy un entusiasta de los objetivos T&S o “descentrables”, supongo que porque “vengo” de la fotografía industrial y la cámara “de placas”. De los de Canon, he trabajado con todos (17, 24, 45 y 90 mm), de los de Olympus OM también (24 mm y 35 mm) y de Nikon con el 24 mm. El juego que te puede dar un T&S es tremendo, pero no hay que olvidar que son objetivos de especialista y son más complejos mecánica y ópticamente. Por lo general, son más delicados para su uso y transporte y si se les da mucha tralla de vez en cuando requieren pasar por el servicio técnico para un ajuste de las partes mecánicas. Y en ocasiones, los servicios oficiales “dejan de dar servicio” a versiones más antiguas de estos objetivos, tal como hizo hace años el SAT de Nikon en España para versiones anteriores a la actualmente comercializada. Hay un detalle adicional que debes tener en cuenta: por los giros y desplazamientos que hacen no siempre son compatibles mecánicamente con todos los cuerpos de una misma firma, pudiendo “chocar” con parte de la cubierta para el pentaprisma, etc. Según modelos de cuerpo de cámara, con desplazamientos y giros, el sistema de medición se suele volver bastante loco y naturalmente, de momento no son AF. El Canon EF TS-E 17 mm f/4L que comentas lo hemos visto a 2.300 €.
      Por su parte, el zoom 12-24 mm f/4 de Sigma te ofrece una gama de focales muy flexible, con mayor solidez mecánica teórica a largo plazo, con AF, por un precio de 1.790 € en la misma tienda que el Canon T&S 17 mm f/4L. No es una decisión fácil. Algunos de los movimientos verticales del T&S se pueden “emular” con el 12-24 mm f/4 de Sigma un trípode que “suba” mucho y una escalera, pero no los horizontales ni los giros…
      El 17 mm T&S lo vemos más difícil de rentabilizar pero resulta ideal para un trabajo más reflexivo, sobre trípode, con mucha previsualización por medio, y el zoom de Sigma, más para reportaje, paisaje, etc, a mano alzada. Puesto sobre trípode, te permitiría también hacer diabluras en interiorismo y arquitectura y trabajar más rápido. Lo único, que para espacios que deban “venderse” a un cliente potencial, como por ejemplo habitaciones de hotel, por lo general, ya sabes que mostrar esos espacios con una focal más corta que un 24 o un 21 mm tiende a considerarse “engañoso”.
      También depende de mucho de qué otros objetivos dispones ya y si ya tienes –o no– experiencia en uso de objetivos T&S o cámaras de banco (placas) que es todo un mundo a descubrir. Como puedes ver, ni para mi mismo sería fácil decidirme, pero el precio también es algo a valorar, ya que son unos 500 € de diferencia. Saludos cordiales.

      • Estimado Valentin,

        Primero quiero agradecerte por tu tiempo para dar respuesta a mi pregunta, también como es costumbre por la información tan fundamentada en tu amplio conocimiento.

        Es una decisión bastante compleja, trabajo con la Canon 5d mark iii y he visto unos resultados bastante positivos con el Canon 17mm, pero al ver tu artículo la verdad es que me parece que el Sigma es un objetivo que se debe considerar antes de dar el paso.

        Muchas gracias por tu ayuda.

        Un feliz año.

        Saludos,

        Carlos Vélez

  2. Buenas tardes,

    Primero que todo felicitarlos por la gran información que nos comparten a diario.

    Teniendo en cuenta esta información sobre este objetivo, quisiera saber cual es su opinión en comparación con el canon L 17 mm desentrable para fotografía de arquitectura e interiorismo.

    Muchas gracias por la información y les deseo un feliz y prospero año nuevo.

    Saludos,

Dejar una respuesta

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce aquí tu nombre

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales y los comentarios inapropiados que no tengan que ver con el tema a tratar serán eliminados.