Sony A7S vs Panasonic GH4 – Resolución del sistema

Labo DSLRMZ – Como parte de nuestra exhaustiva prueba comparativa de las cámaras Sony A7S y Panasonic GH4, analizamos las capacidades de resolución en toma fotográfica estática de sus sistemas.

Debido a su capacidad de grabación en 4K ambas cámaras están «condenadas» irremisiblemente a ser comparadas, si bien sus conceptos son relativamente distintos si salvamos ese carácter de grabación de vídeo en 4K, ya que tamaños y resoluciones de sus sensores son muy dispares, como lo es la gama de sensibilidades ISO equivalentes a las que puede operar cada modelo.

La Sony A7S estaría concebida primariamente como una cámara de muy alta sensibilidad merced a su sensor en formato 135 (aprox. 24 x 36 mm) y tan «solo» 12,2 Mpx. mientras que la Panasonic GH4, está dotada del sensor típico en tamaño Micro Cuatro Tercios (MFT) (13 x 17,3 mm) en 16,05 Mpx. aunque en versión orientada a vídeo, y estaría concebida más como una polivalente foto-vídeo dentro de su protocolo MFT, una evolución lógica desde la GH1. (*)

© Albedo Media, S.L.
	 GH4 y A7S: dos cámaras CSC con capacidad 4K, volumen similar y sensores de tamaños muy diferentes
© Albedo Media, S.L.
GH4 y A7S: dos cámaras CSC con capacidad 4K, volumen similar y sensores de tamaños muy diferentes

La Sony A7S se adjudica un papel muy específico en el trío Sony en formato 135 (aprox. 24 x 36 mm), formado por ella misma con su sensor de 12 Mpx., la A7 de 24,3 Mpx. y la A7R de 36,4 Mpx., priorizando la alta sensibilidad frente a la resolución.
Algunos, –incluso dentro de las altas esferas de ingeniería de Sony– se cuestionan si esos 12 Mpx. pueden ofrecer una resolución de sistema que pueda satisfacer las necesidades –o quizá los deseos, que no es lo mismo– de sus posibles usuarios. Ello, por el contrario, no ocurre al parecer entre los posibles interesados en la Panasonic GH4 quizá por la sencilla razón de que –al menos por el momento– los sensores de MFT no parecen soportar una resolución mayor de 16 Mpx.
En el caso de esta prueba, hay que recordar más que nunca lo que venimos comentando acerca de nuestros protocolos de pruebas, y es que cuando hablamos de capacidad de resolución estamos hablando de la capacidad del sistema conformado por el sensor, el objetivo y el firmware/software de procesado.

El tamaño engaña: el sensor de la Sony es 3,8 veces mayor que el de la Panasonic © Albedo Media, S.L.
El tamaño engaña: el sensor de la Sony es 3,8 veces mayor que el de la Panasonic © Albedo Media, S.L.

Sony A7S y Panasonic GH4: resolución del sistema mediante ópticas fijas Zeiss (antes Carl Zeiss)

No todos los que utilizan cámaras como la GH4 y la A7S pueden permitirse el lujo de emplear ópticas como las Leica «de cine» para sus grabaciones y tomas estáticas, y así –aparte de las recién llegadas Tokina– más de uno opta por ópticas manuales, de sedoso enfoque y alta calidad como las Zeiss (antes Carl Zeiss), por ejemplo en montura Nikon, y ello mediante adaptadores de calidad, como pueden ser los de la firma germana Novoflex. De ahí que una de nuestras pruebas de resolución las hayamos realizado con esa clase de objetivos.
Para la A7S hemos empleado la focal «estándar», un Zeiss Planar 50 mm f/1,4 T* y para la GH4 el equivalente (el sensor MFT impone un factor 2X), un Zeiss Distagon 25 mm f/2,8 T*, con el mismo ángulo de toma.

Ambas © Albedo Media, S.L.
Ambas © Albedo Media, S.L.

Como puede apreciarse, la respuesta de los objetivos sobre cada sistema, es bien distinta.
Sobre el sensor de formato 135 (24 x 36 mm) de la Sony A7S, el Planar de 50 mm ofrece una resolución bastante equilibrada entre centro y esquina, que progresa en suave curva ascendente desde la plena abertura hasta alcanzar su máximo rendimiento para f/8, donde comienza a aparecer la difracción, si bien de forma poco dramática.
Sobre el sensor Micro Cuatro Tercios (MFT) de la GH4 el Distagon de 25 mm –equivalente en ángulo de toma a un 50 mm– ofrece un valor de resolución más puntero en el centro, con niveles mucho más bajos en las esquinas. Como corresponde a su focal de 25 mm, e independientemente del formato a cubrir, la difracción aparece ya a f/8 –a f/22 es dramática– siendo el mejor valor de conjunto el de f/8-5,6.
Pero no nos hemos conformado con esta especial prueba, sobre la que en breve volveremos con nuestras conclusiones…

Sony A7S y Panasonic GH4: resolución del sistema mediante ópticas zoom dedicadas

En la segunda fase de nuestra prueba, hemos empleado los dos objetivos zoom propuestos por las respectivas firmas, a la misma focal –real o equivalente– de 50 mm.

Ambas © Albedo Media, S.L.
Ambas © Albedo Media, S.L.

Ya a la misma focal equivalente de los Zeiss más arriba probados, el Panasonic Lumix G 12-35 mm f/2,8 y el Zeiss FE 24-70 mm f/4,5-5,6 nos dejan entrever bastante de la idiosincrasia de los sistemas.
Así, de nuevo la A7S nos ofrece una «curva» muy plana, con un rendimiento extremadamente equilibrado entre centro y esquinas, con ligera mejora al pasar de f/4,5 a f/5,6 y con solo una igualmente ligera caída para f/22 debido a la difracción.

Y de nuevo, la GH4 ofrece un rendimiento apreciablemente más puntero en el centro y menos equilibrado en las esquinas, con una influencia más notable de la difracción ya desde f/11 y dramática para f/22, debido a la focal real más corta (25 mm) para la equivalente de 50 mm.

Si observamos los valores de abertura de diafragma equivalentes para ambas ópticas, que estarían entre f/5,6 y f/22, veremos que para f/5,6, f/8 y f/11 el sistema de la GH4 deja notar ese aproximadamente 33% más de resolución del sensor, mientras que para los valores más extremos, el rendimiento del sistema de la A7S es más alto, equilibrado y estable a lo largo del campo del fotograma y de la escala de aberturas.

Si volvemos ahora –como prometido– sobre los resultados obtenidos mediante los objetivos de Zeiss para formato 135 (24 x 36 mm), veremos que la pauta no es muy distinta, lo que podría hacernos pensar que en ambos sistemas A7S vs GH4, «manda» más el sensor que la óptica.

Aprovechamos a comentar que la ausencia de filtro de paso bajo en la A7S hace que se observen ciertos «artefactos» en las estructuras repetitivas más finas, y que en este caso los ajustes por defecto de los JPEG son –en nuestra opinión– demasiado intensos, aconsejando ajustes más suaves en el menú.
Y ya que estamos en ello, volver a comentar que –para ambas cámaras– al abrirse los «RAW» (el entrecomillado es intencionado) en ACR, para los dos casos se nos indica sutilmente que esos archivos ya están «precocinados».

La buena ejecución de las palas del diafragma, minimiza los efectos de la difracción. El original parasol es eficiente y muy compacto (**) © Albedo Media, S.L.

Sony A7S y Zeiss Sonnar FE 35 mm f/2,8

Para rematar un poco más nuestra exploración sobre la capacidad de resolución del sistema de la A7S, la hemos probado junto con uno de los «primes» presentado junto con las A7 y A7R, el Zeiss Sonnar FE 35 mm f/2,8… ¡Y no hay sorpresas!

© Albedo Media, S.L.
© Albedo Media, S.L.

Una «curva» casi tan plana como las obtenidas por los otros dos objetivos probados sobre la A7S con la salvedad de que la buena corrección nativa del Zeiss Sonnar FE 35 mm f/2,8 hace que la máxima calidad se alcance ya desde la plena apertura a f/2,8 y se mantenga hasta que la difracción haga una discreta aparición entre f/11 y f/16 sin ser dramática para f/22. También aquí «manda» el sensor.
Tal como indicamos, la corrección nativa de esta óptica es notable para su pequeño tamaño y aplicar el «perfil de corrección de lente» (sic) ya presente en ACR, supone realizar una muy ligera corrección de distorsión de barrilete, si bien una mucho más importante de viñeteado, tal como puede apreciarse por los gráficos comparativos.

© Albedo Media, S.L.
© Albedo Media, S.L.

Viñeteado, a la izquierda natural, sin corrección –muy importante– y a la derecha, con la corrección de «perfil de lente» (sic) de ACR

Es evidente que todo sistema necesita de ciertas concesiones y que hoy en día la informática de apoyo a la óptica permite cosas antes impensables. Ya desde la presentación del sistema Sony A7 comentamos que cubrir adecuadamente ese sensor de aproximadamente 24 x 36 mm (eso que algunos –hasta en Sony– llaman «Full Frame»), con una distancia de registro  («flange distance») tan corta y con una montura de diámetro tan justo como la Sony FE, iba a ser una auténtica heroicidad (por no emplear el término «problema») y así es, como lo demuestra el viñeteado nativo de este Zeiss Sonnar FE 35 mm f/2,8.

Ahora bien, el sistema de perfilado automático –bien desde ACR, bien desde el menú de la cámara– hace maravillas y resuelve el problema y nos ofrece, al menos en teoría «lo mejor de dos mundos».
El secreto para «levantar» esas esquinas mediante software es que el sistema tenga sensibilidad de sobra, pues de lo contrario podría aparecer ruido en las mismas por la amplificación. Y la A7S, en ese terreno, va… más que «sobrada».

Sony A7S vs Panasonic GH4 y resolución del sistema para tomas estáticas: conclusiones

Cada uno de los sistemas, ofrece resultados bien diferentes, tanto se utilicen ópticas «prime» de un mismo fabricante, como puede ser Zeiss, como se utilicen ópticas dedicadas, propuestas por los fabricantes respectivos de las cámaras y más que probablemente compensadas a través de los firmware respectivos incluso en los propios archivos «RAW».
En general, puede decirse que en el centro de la imagen el sistema de la GH4 hace valer ese aproximadamente 33% más de resolución de su sensor, mientras que en las esquinas el rendimiento es inferior, y es superada por la A7S que ofrece un rendimiento más homogéneo y «limpio» a lo largo y ancho de todo el fotograma. Algo que tiene mucho mérito, pues el sensor es mucho más difícil de cubrir, por su tamaño.
Respecto a la pregunta acerca de si es «suficiente» la capacidad de resolución del sistema en una cámara como la A7S con su sensor en formato 135 (aprox. 24 x 36 mm) y 12 Mpx., nuestra respuesta es afirmativa para las aplicaciones previstas (hablamos todavía de fotografía estática, no de vídeo).
Estamos hablando de dobles páginas –y Lambda por medio mucho más– algo sobre lo que teníamos pocas dudas, ya que profesionalmente las hemos hecho en más de una ocasión con bastante menos de esos 12 Mpx.
Para los que tengan el vicio de reencuadrar (por ejemplo el 99,9 % de los «editores» de medios) están las A7 y A7R.
Ahora bien: ¿cual es la diferencia en el rendimiento señal/ruido de los dos sistemas?
Para salir de dudas de manera definitiva, recomendamos la lectura de nuestra prueba de laboratorio:

(*) El sensor de la A7S tiene una superficie 3,8 veces mayor que el de la GH4 y la densidad de píxeles resultante es aproximadamente 5 veces menor.
(**) Un diseño introducido por la Mamiya 6 de segunda generación


	 © Albedo Media, S.L.

© Albedo Media, S.L.
       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.