Hemos probado, para los lectores de nuestro medio, el objetivo zoom Tamron SP AF 10-24 mm f/3,5-4,5 Di II LD Aspherical (IF), presentado en la pasada Photokina. Como veremos, este objetivo, con focales equivalentes aproximadas de 15-36 mm, representa una muy interesante opción en ese ámbito de los ultragranangulares.

El Tamron SP AF 10-24 mm f/3,5-4,5 Di II LD Aspherical (IF) (Modelo B001) © Tamron
El Tamron SP AF 10-24 mm f/3,5-4,5 Di II LD Aspherical (IF) (Modelo B001) © Tamron
Montado, con su parasol específico, sobre una Nikon D90
Montado, con su parasol específico, sobre una Nikon D90

La óptica

El objetivo Tamron SP AF 10-24 mm f/3,5-4,5 Di II LD Aspherical (IF) representa lo más avanzado en tecnología de la firma (1), y más concretamente en su apartado de objetivos zoom granangulares. Un rápido vistazo a la ficha técnica, nos puede hacer ver que no se an escatimado recursos ópticos a efectos de alcanzar la máxima calidad de imagen posible. Ello no es fácil cuando se trata de ópticas angulares tan extremas, aún cuando solo se deba cubrir el círculo de iluminación correspondiente a un captor APS-C. En todo caso, una focal de 10 mm, en un objetivo retrofoco para una SLR hubiese sido impensable hace años, sin el auxilio de las lentes aesféricas y los vidrios más exóticos empleados en este objetivo.

La especialidad de Tamron es la de los “28-200” y “28-300” y lo decimos en sentido simbólico, pues las focales pueden ser distintas para alcanzar resultados similares sobre los distintos tamaños de captor. También Tamron se hizo famosa por sus míticos Macro de 90 mm, una especialidad cuya equivalencia “le falta” a la firma ahora, en el campo de los APS-C y Cuatro Tercios bajo la forma de un 60 mm Macro. No será por falta de insistencia nuestra… Pero, como vamos a ver en breve, los objetivos granangulares zoom de la firma no van a la zaga de los anteriores en calidad.

Ya hemos comentado el refinamiento óptico del Tamron SP AF 10-24 mm f/3,5-4,5 Di II LD Aspherical (IF) en lo que se refiere a clases de vidrio óptico y lentes empleados, pero sería injusto no reconocer el gran trabajo realizado en los multirrevestimientos antirreflejos aplicados en las superficies de dichas lentes. Se han cuidado al máximo, y de hecho, a pesar de la gran dificultad que supone, se han incorporado también en lentes que van pegadas entre sí.

Ello no quiere decir que no haya que tener cuidado extremo con las incidencias directas de la luz del sol en el objetivo: dado su gran ángulo de toma, es fácil que “se nos cuelen” y ello puede tener como consecuencia un molest “arco” de colores. Se impone, según nuestro criterio, la utilización constante del parasol entregado (2). Tamron se ha tomado el trabajo de hacerlo en pétalos, pero sobre todo de darle unas grandes dimensiones relativas. Ello puede hacer más incómodo el portar en nuestro bolso fotográfico la cámara, objetivo y parasol puestos –listos para el disparo rápido– pero resulta muy aconsejable, por su buena eficacia. Igualmente, sobre este objetivo convendría utilizar –en su caso– filtros de la más alta calidad, de tipo “slim”.

La mecánica

Pero no solo de óptica dependen los objetivos, sino antes bien de una buena mecánica. No tiene sentido montar un sofisticado sistema óptico en un barrilete armado de cualquier manera, con una montura poco cuidada, y en ese sentido, el Tamron SP AF 10-24 mm f/3,5-4,5 Di II LD Aspherical (IF) no defrauda.

La montura metálica está realizada con la máxima precisión y tanto el aro del zoom como el de control del enfoque manual, funcionan con suavidad y sin puntos de dureza, pero al mismo tiempo con una agradable resistencia.

El autoenfoque, por cierto, ha funcionado con gran rotundidad, limpieza y precisión. Aunque una parte del mérito corresponde a la cámara utilizada –una nueva Nikon D90– el resto corresponde a la buena calidad de imagen producida por el objetivo, sus mecanismos de enfoque y los algoritmos de su ROM.

Ficha técnica

  • Focales: 10-24 mm
  • Factor: 2,4x
  • Focales equivalentes (1,5 x): 15-36 mm
  • Abertura máxima: f/3,5-4,5
  • Abertura mínima: f/22
  • Fórmula óptica (lentes/grupos): 12/9 (*)
  • Distancia mínima de enfoque: 24 cm
  • Enfoque: interno. Conmutador propio
  • Ø para filtro: 77 mm
  • Barrilete, Ø x largo: 83,2 x 86,5 mm
  • Peso: 405 gramos
  • Nº de palas en el diafragma: 7
  • Parasol (se entrega): en pétalos. Resulta posible accionar filtros polarizadores con el parasol acoplado
  • Monturas disponibles: el nuevo objetivo estará disponible inicialmente para Canon y Nikon, y pronto, para Pentax y Sony
  • Precio aproximado: 550 €

(*) De esas 12 lentes:

  • Una de ellas es aesférica de gran diámetro y alta precisión moldeada en vidrio
  • Tres son lentes aesféricas de tipo híbrido (vidrio óptico + acrílico), una auténtica especialidad de Tamron desde hace ya muchos años
  • Dos son lentes en vidrio óptico LD de baja dispersión cromática
  • Una es una lente realizada en vidrio óptico HID, de alto índice de refracción

Rendimiento óptico

Resolución

A 10 mm de focal
A 10 mm de focal
A 18 mm de focal
A 18 mm de focal
A 24 mm de focal
A 24 mm de focal

Uno de los aspectos más positivos del Tamron SP AF 10-24 mm f/3,5-4,5 Di II LD Aspherical (IF) en lo que se refiere a la resolución, es que es muy coherente y uniforme para todas las focales: podemos emplearlo desde los 10 mm de su focal más corta a los 24 mm de su focal más larga sin temer sorpresas inesperadas.

Por otra parte, a lo largo de sus aberturas útiles de diafragma el máximo rendimiento se obtiene para las aberturas de f/8 y f/11. Mejor para la primera en el centro, y mejor para la segunda en las esquinas. En este último aspecto, la resolución es suficiente aunque no espectacular a plena abertura y para las esquinas, pero desde luego mejor que algunos objetivos de la más alta gama de las primeras marcas, y de más de tres veces el precio de este Tamron, lo que no quiere decir que si pensamos ampliar a gran tamaño, no sea mejor emplear las aberturas medias. La disminución de la nitidez hacia las esquinas se debe, principalmente, a un cierto grado de astigmatismo, pero no exagerado.

Como es normal, y debido a la difracción, más allá de f/11, para f/16 y f/22 se produce una progresiva merma de calidad, pero debemos decir que nos ha sorprendido que es en menor grado que con otras ópticas de entre las probadas últimamente. Lástima que Tamron no se decida a comercializar objetivos para el protocolo Cuatro Tercios, pues este objetivo, que sería equivalente a un 20-48 mm, podría ser una alternativa interesante al Zuiko 9-18 mm. Con algo más de luminosidad, si bien un poco menos de ángulo, sería interesante comprobar su rendimiento a tener que cubrir con su círculo de luz un captor algo menor de tamaño.

Viñeteado

A 10 mm
A 10 mm
A 18 mm
A 18 mm
A 24 mm
A 24 mm

El viñeteado óptico depende, en gran parte, en los objetivos angulares, de la “ley del coseno” y no puede eliminarse del todo salvo caso de ir a un diseño “ojo de pez”. Es más importante cuanto más corta es la focal, y ello puede apreciarse en los gráficos correspondientes a las focales de 10, 18 y 24 mm de este Tamron SP AF 10-24 mm f/3,5-4,5 Di II LD Aspherical (IF). En estos gráficos, el viñeteado viene expresado en porcentaje de pérdida de iluminación respecto al centro de la imagen.

Para la focal de 10 mm mejora y se estabiliza para f/8, al tiempo que para las focales de 18 y 24 mm no solo es muy bajo, sino que mejora ya cerrando un solo punto de abertura de diafragma. En el uso práctico, y como puede apreciarse por las imágenes de la “Galería” solo se aprecia de forma perfectamente asumible con sujetos de fondos uniformemente iluminados. Este viñeteado se deja compensar muy bien también a partir de los archivos RAW en el siempre ubicuo “Photoshop”. No obstante, el plugin para la cámara utilizada, la Nikon D90, solo está disponible para el CS4. Aún en su punto menos favorable, para 10 mm de focal y a plena abertura, el viñeteado es menor que el experimentado hasta la fecha en nuestras pruebas en focales equivalentes que deban cubrir el 24 x 36 mm.

Aberración cromática

v
A 10 mm
A 18 mm
A 18 mm
A 24 mm
A 24 mm

De los gráficos de aberración cromática, puede deducirse que ésta varía de unos ajustes de focal a otros, lo que es normal para un objetivo zoom. Debido a que en DSLR Magazine hemos incorporado estos gráficos (todavía en fase beta) hace poco tiempo, no existe todavía una buena base comparación con los resultados de otros objetivos.

Podemos avanzar que en el centro del fotograma es prácticamente indetectable, al tiempo que en las esquinas, es bastante simple, y se deja corregir con gran facilidad desde los archivos RAW de la cámara. Ello produce una gran limpieza de los resultados finales. Como en todo objetivo digital, todos los resultados, de resolución, viñeteado y aberración cromática son dependientes también del captor de la cámara, tratándose de un binomio.

Muestras

La diferencia entre el ángulo de toma para el extremo de 24 mm (izquierda) y el correspondiente a la focal de 10 mm es evidente. El «juego» es lo suficientemente grande como para que la focal de 24 mm se nos antoje como un pequeño «tele» cuando accedemos a ella rápidamente desde el ajuste de 10 mm.

Dos planteamientos distintos a partir de un mismo sujeto: las focales de 10 y de 24 mm permitieron una distinta interrelación entre el árbol caído y las montañas del fondo.

10 mm
10 mm
24 mm
24 mm
El cambio en la posición de toma fue necesario a fin de evitar la entrada de luz parásita. Habíamos dejado el parasol en la base, a fin de reducir equipo en la ascensión.
El cambio en la posición de toma fue necesario a fin de evitar la entrada de luz parásita. Habíamos dejado el parasol en la base, a fin de reducir equipo en la ascensión.
Aunque no se trata en absoluto de un objetivo "macro", el Tamron SP AF 10-24 mm f/3,5-4,5 Di II LD Aspherical (IF) nos permite un cierto juego, gracias a su distancia mínima de enfoque de 24 cm.
Aunque no se trata en absoluto de un objetivo «macro», el Tamron SP AF 10-24 mm f/3,5-4,5 Di II LD Aspherical (IF) nos permite un cierto juego, gracias a su distancia mínima de enfoque de 24 cm.

Perspectiva y distorsión

En más de una ocasión se confunde, por parte de los usuarios y observadores, la perspectiva acusada o “dinámica” que se deriva de la utilización de focales cortas, con la distorsión, que propiamente dicha se refiere a la representación por parte de un objetivos de las líneas rectas presentes en el sujeto, en la escena, como líneas más o menos curvas. El primer efecto, hay que saber controlarlo y usarlo. Inclinar la cámara en exceso hacia arriba o hacia abajo puede producir resultados deseables o indeseables… para eso está el “oficio”, o si se prefiere, el “arte” del fotógrafo.

Sin embargo, la distorsión –en barrilete o acerico– es un fenómeno poco deseable. Se trata fundamentalmente de una herencia de la utilización de las cámaras réflex y su espejo, y de la consiguiente necesidad de crear objetivos asimétricos, de tipo retrofoco. Para complicar más las cosas, y debido precisamente a ese factor “asimétrico” la distorsión es dependiente de las distancias en relación al sujeto, de la distancia de enfoque, lo que dificulta la cuantificación sistemática de la misma.

El objetivo ahora en prueba, el Tamron SP AF 10-24 mm f/3,5-4,5 Di II LD Aspherical (IF) no está totalmente libre de distorsión, lo que es perfectamente comprensible, dadas sus focales extremas. Acusa una cierta distorsión en barrilete a la focal de 10 mm que pasa a ser muy poco apreciable para las siguientes, incluyendo la más “larga” de 24 mm. Tal como hemos comentado, la distancia a la que se encuentren los sujetos influye de forma poderosa.

Según nuestra experiencia práctica con este objetivo, el grado de distorsión presente es asumible dado el enorme poder compositivo que nos otorga la gama de focales ofrecidas. Si se nos pidiese una comparación, podríamos decir que la corrección ofrecida es muy similar, si bien u poco inferior a la del Olympus Zuiko 9-18 mm f/4-5,6, que es equivalente a un 18-36 mm, si bien este Tamron 10-24 mm es un f/3,5-4,5 y equivale, sobre una cámara Nikon DX a un 15-36 mm.

A 10 mm, ligera distorsión en barrilete. El primer plano de la izquierda está muy próximo al punto de toma. Amanecer en The Strip" en Las Vegas.
A 10 mm, ligera distorsión en barrilete. El primer plano de la izquierda está muy próximo al punto de toma. Amanecer en The Strip» en Las Vegas.
A la focal de 24 mm, la distorsión podría pasar casi desapercibida.
A la focal de 24 mm, la distorsión podría pasar casi desapercibida.
Las posibilidades de provocar intencionadamente una perspectiva muy dinámica y conveniente a nuestros fines son evidentes. Hotel Paris, en... Las Vegas.
Las posibilidades de provocar intencionadamente una perspectiva muy dinámica y conveniente a nuestros fines son evidentes. Hotel Paris, en… Las Vegas.
Sujetos más lejanos: magníficos resultados. Dentista en camión, sobre el terreno, en "zona de nadie" entre dos vías del monorail de Las Vegas.
Sujetos más lejanos: magníficos resultados. Dentista en camión, sobre el terreno, en «zona de nadie» entre dos vías del monorail de Las Vegas.
De madrugada: la ciudad debe abastecerse
De madrugada: la ciudad debe abastecerse
Una cierta fuga de líneas, controlada, puede sernos de utilidad. El viñeteado óptico, aún a la focal extrema de 10 mm, es prácticamente inapreciable, a pesar de lo "chivato del cielo y del propio suelo. La abertura utilizada, de f/9, ayuda.
Una cierta fuga de líneas, controlada, puede sernos de utilidad. El viñeteado óptico, aún a la focal extrema de 10 mm, es prácticamente inapreciable, a pesar de lo «chivato del cielo y del propio suelo. La abertura utilizada, de f/9, ayuda.

Conclusiones

Los que busquen un zoom angular extremo, con su poco común factor de 2,4 x , para su cámara dotada de captor tipo APS-C, tienen en este objetivo una opción que parece difícil de batir, y ello aún antes de consultar el precio. Las prestaciones son muy buenas en su conjunto y el precio, asumible a no más poder, dado lo ofrecido en diseño óptico, ángulo de toma, rendimiento general y volumen y peso. El aumento de volumen útil con el casi impresindible parasol, es quizá el único peaje a contemplar.


(1) Los objetivos Tamron están distribuidos en España por Rodolfo Biber, S.A.

(2) El flash incorporado retráctil de la cámara produce sombreado en distancias cortas. Por otro lado, se trata de un asunto más bien académico, pues esos flahes no están preparados para cubrir los 109º que ofrece este zoom a su focal más corta.

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.