Compartir

En la pasada edición de la CP+ Tamron presentó su teleobjetivo zoom de apertura máxima constante a f/4 para cámaras réflex con sensores de “formato completo” (24×36 mm). Si ya entonces nos aproximamos a esta interesante óptica con una primera toma de contacto desde Japón, ahora hemos podido disponer de una unidad definitiva para realizar con ella una prueba de campo más completa.

Tamron 70-210mm F/4 Di VC USD
Tamron 70-210mm F/4 Di VC USD. © Albedo Media

Aunque Tamron ya disponía en su catálogo de un 70-200 que probamos meses atrás, el modelo que ahora llega supone una alternativa más ligera y económica, muy apropiada para aficionados que no quieran invertir mucho dinero o incluso para profesionales que en el desarrollo de su trabajo sólo necesiten un teleobjetivo de manera ocasional; sin renunciar, en cualquier caso, a la ventaja de la apertura máxima constante.

Diseño y manejo

Obviamente más ligero y pequeño que su hermano luminoso, el diseño minimalista que encontramos en los últimos modelos de este fabricante, así como los buenos acabados, se encuentran también en este objetivo y transmiten sensación de calidad.

Tamron 70-210mm F/4 Di VC USD
Tamron 70-210mm F/4 Di VC USD. © Albedo Media

De forma tubular, la longitud total –17,7 cm– no varía al cambiar la distancia focal ya que el zoom realiza un recorrido interno. De igual manera, el recorrido interno del foco no afecta a las medidas externas.

Aunque en la ficha técnica oficial no se especifica el nivel de sellado interno para protegerlo contra la intemperie, sí observamos junta de sellado en la montura, e intuimos que incluye otras juntas en las zonas críticas. Además, la lente más próxima al cuerpo de la cámara, permanece siempre fija aunque se varíe la distancia focal, por lo que evitamos el bombeo de partículas al interior de la óptica o hacia el sensor.

Tamron 70-210mm F/4 Di VC USD
Junta de sellado en la montura del Tamron 70-210mm F/4 Di VC USD. © Albedo Media

Sobre el cilindro de 76 mm de diámetro, apenas sobresalen unos pocos milímetros los conmutadores del estabilizador y del AF, que se encuentran situados en la posición lógica para accionar con el dedo pulgar mientras se trabaja.

Tamron 70-210mm F/4 Di VC USD
Conmutadores integrados y cómodos en el Tamron 70-210mm F/4 Di VC USD. © Albedo Media

Menos cómodo, por su ubicación, nos parece el anillo de zoom, que se encuentra demasiado alejado de la posición natural de la mano. En nuestra opinión, se facilitaría el manejo intercambiando este anillo con el de foco; de hecho, hasta que nos acostumbramos, casi siempre variamos el foco queriendo cambiar la distancia focal.

Con toda seguridad, esta colocación viene impuesta por el diseño interno del objetivo. Cambiar las ubicaciones de zoom y enfoque supondría, probablemente, ampliar el diámetro y peso del barrilete así como reducir la fiabilidad a largo plazo y perjudicar la suavidad del tacto, sin olvidar un mayor coste de producción y montaje con el consiguiente aumento de precio. El tacto gomoso y la resistencia al giro, en cambio, nos parecen perfectos en ambos casos; con la suavidad justa para elegir el punto preciso sin llegar a provocar movimientos indeseados.

Con un peso de 850 g no se lleva el título del más ligero de su categoría pero tampoco supone una carga por el buen reparto de pesos. No olvidemos que está pensado para ser usado con cámaras de sensor de “formato completo” (24×36 mm) –con la Canon EOS 5Ds R en nuestra prueba de campo– por lo que el conjunto resulta muy equilibrado y manejable.

Tamron 70-210mm F/4 Di VC USD
El Tamron 70-210mm F/4 Di VC USD montado en la Canon EOS 5D SR utilizada para la presente prueba de campo. © Albedo Media

Rendimiento

Un total de 20 lentes distribuidas en 14 grupos conforman el esquema óptico de este Tamron; tres de ellas, de baja dispersión para combatir las aberraciones cromáticas. La lente frontal, de 67 mm de diámetro de filtro, está recubierta con un revestimiento en flúor para repeler el agua y las huellas.

Tamron 70-210mm F/4 Di VC USD
Tamron 70-210mm F/4 Di VC USD. © Albedo Media

De serie se incluye el parasol de pétalos que ayuda a evitar los reflejos. No obstante, durante nuestra prueba de campo apenas nos han aparecido. Tan sólo, ocasionalmente, en la distancia focal más corta –70 mm–, un leve destello que desaparece con facilidad cambiando ligeramente nuestra posición con respecto a la fuente de luz intensa que lo provoca o cerrando un punto el zoom.

Imagen tomada con Canon EOS 5D SR y TAMRON 70-210mm F/4 Di VC USD
Imagen tomada con Canon EOS 5D SR y Tamron 70-210mm F/4 Di VC USD a 70 mm. 1/160 s – f/11 – ISO 400. © Fernando Galán

Tampoco son significativas las distorsiones geométricas: un ligero acerico en el tele extremo que desaparece inmediatamente al acortar la distancia y se mantiene así hasta que llegamos a la distancia más corta donde surge un casi inapreciable barrilete.

Imagen tomada con Canon EOS 5D SR y TAMRON 70-210mm F/4 Di VC USD
Imagen tomada con Canon EOS 5D SR y Tamron 70-210mm F/4 Di VC USD a 70 mm. 1/125 s – f/5,6 – ISO 100. © Fernando Galán

Gracias a las comentadas lentes de baja dispersión, las aberraciones se mantienen bastante controladas, aunque sí que hemos encontrado halos en los sujetos contrastados. Especialmente con aperturas de diafragma extremas y, en menor medida, en los valores centrales. Nada, en cualquier caso, preocupante o fuera de lo habitual en este tipo de ópticas.

Imagen tomada con Canon EOS 5D SR y TAMRON 70-210mm F/4 Di VC USD
Imagen tomada con Canon EOS 5D SR y Tamron 70-210mm F/4 Di VC USD a 70 mm. 1/25 s – f/32. ISO 100. © Fernando Galán

Del autoenfoque se encarga un motor ultrasónico rápido y preciso que efectúa su trabajo de manera silenciosa y eficaz. Incluso en escenas poco iluminadas no hemos observado problemas en este sentido. Del mismo modo hemos comprobado la buena capacidad de seguimiento del foco con sujetos en movimiento.

Imagen tomada con Canon EOS 5D SR y TAMRON 70-210mm F/4 Di VC USD
Imagen tomada con Canon EOS 5D SR y Tamron 70-210mm F/4 Di VC USD a 210 mm. 1/1.000 s – f/5,6 – ISO 100. © Fernando Galán

Uno de los importantes puntos a favor de este objetivo lo encontramos en la distancia mínima de enfoque, fijada en 95 cm. Una cifra récord en tele zoom que permite un factor de amplificación del 0,32x. Obviamente, no puede llegar a considerarse un macro, aunque sí nos permitirá algunas alegrías de aproximación durante los viajes para los que ha sido concebido este Tamron.

Imagen tomada con Canon EOS 5D SR y TAMRON 70-210mm F/4 Di VC USD
Imagen tomada con Canon EOS 5D SR y Tamron 70-210mm F/4 Di VC USD a 210 mm. 1/50 s – f/6,3 – ISO 400. © Fernando Galán

Para comprobar este valor, así como a efectos de poder utilizar con comodidad la hiperfocal, contamos con ventana en la que se indican las distancias de enfoque. Mencionar, además, que el anillo de foco permanece operativo aunque tengamos activado el AF, por si queremos afinar la tarea automática.

Tamron 70-210mm F/4 Di VC USD
Tamron 70-210mm F/4 Di VC USD. © Albedo Media

De controlar el motor de enfoque se encarga un microprocesador dedicado. Del mismo modo, otro microprocesador controla el estabilizador de imagen con el que conseguimos cuatro pasos de ganancia. Algo que se agradece en un teleobjetivo pues en la práctica hemos conseguido imágenes sin trepidación incluso a 1/40 s. No disponemos, eso sí, de más opciones para el estabilizador que activarlo o desactivarlo, sin poder elegir estabilización horizontal o vertical.

Imagen tomada con Canon EOS 5D SR y TAMRON 70-210mm F/4 Di VC USD
Imagen tomada con Canon EOS 5D SR y Tamron 70-210mm F/4 Di VC USD a 210 mm. 1/40 s – f/5,6 – ISO 200. © Fernando Galán

Nueve palas conforman el diafragma, que abre desde f/4 y cierra hasta f/32. A máxima apertura se observa un ligero viñeteado que desaparece en gran medida a f/5,6 y ya por completo a f/8 donde también percibimos la máxima calidad tanto en centro como en esquinas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En el desenfoque observamos la redondeada forma del diafragma, así como una progresión muy suave desde las áreas enfocadas hasta las desenfocadas.

Imagen tomada con Canon EOS 5D SR y TAMRON 70-210mm F/4 Di VC USD
Imagen tomada con Canon EOS 5D SR y Tamron 70-210mm F/4 Di VC USD a 210 mm. 1/80 s – f/5,6 – ISO 400. © Fernando Galán

Comparado con…

Por el momento, este Tamron 70-210 mm f/4 sólo se encuentra disponible para Canon y para Nikon. Al tiempo, entre los fabricantes de genéricos, sólo Tokina ofrece un modelo similar pero únicamente para montura Nikon. Por ello, las comparaciones sólo podemos efectuarlas con los modelos propios de cada marca.

Imagen tomada con Canon EOS 5D SR y TAMRON 70-210mm F/4 Di VC USD
Imagen tomada con Canon EOS 5D SR y Tamron 70-210mm F/4 Di VC USD a 135 mm. 1/125 s – f/8 – ISO 100. © Fernando Galán

En este sentido, si hablamos de equilibrio, el Tamron parte de una posición muy favorable, pues los dos modelos de la competencia cuestan casi el doble. Por ello, habría que mirar casi con lupa las ventajas que ofrecen para que compense ese mayor desembolso.

El peso resulta muy similar en los tres modelos, ganando por ligereza el Canon y quedando casi empatados Tamron y Nikon en un segundo puesto. En cuanto a distancia mínima de enfoque vuelve a ganar Tamron, seguido de Nikon y Canon a la cola de la clasificación con 1,2 m.

Imagen tomada con Canon EOS 5D SR y TAMRON 70-210mm F/4 Di VC USD
Imagen tomada con Canon EOS 5D SR y Tamron 70-210mm F/4 Di VC USD a 140 mm. 1/160 s – f/8 – ISO 200. © Fernando Galán

Estos tres modelos cotejados cuentan con estabilizador, aunque Canon dispone de otro objetivo similar sin estabilizar que abarata bastante el precio, situándolo incluso, por debajo del Tamron. A pesar de los buenos resultados logrados con la estabilización del modelo probado, pierde en este apartado por no contar con opciones como sus competidores.

El Tokina 70-200 f/4 también dispone de estabilizador; pesa casi 1 kg y enfoca a una distancia mínima de 1 m. Su precio resulta muy similar al Tamron probado.

Imagen tomada con Canon EOS 5D SR y Tamron 70-210mm F/4 Di VC USD
Imagen tomada con Canon EOS 5D SR y Tamron 70-210mm F/4 Di VC USD

Por lo que respecta a la fecha de aparición en el mercado, todos, salvo el probado aquí, presentado hace pocos meses, son bastante veteranos.

Conclusiones

Los f/4, en general, nos parecen una excelente opción de compra por el equilibro que ofrecen entre precio, prestaciones y peso. Este Tamron 70-210 mm F/4 Di VC USD no supone una excepción.

Imagen tomada con Canon EOS 5D SR y TAMRON 70-210mm F/4 Di VC USD
Imagen tomada con Canon EOS 5D SR y Tamron 70-210mm F/4 Di VC USD a 100 mm. 1/1.250 s – f/4 – ISO 100. © Fernando Galán

Por un precio que no llega a los 800 € tenemos todo lo que se puede pedir a un teleobjetivo zoom orientado principalmente a los viajes y, con menos frecuencia, a la fotografía de naturaleza o deporte. Con una calidad de imagen más que aceptable y con la ubicación del anillo del zoom como principal inconveniente, según nuestro entender.

Sin duda, quien necesite –y pueda pagar– el extra de luminosidad que ofrecen “los hermanos mayores” de los respectivos catálogos preferirán los f/2,8 que, además, suelen venir acompañados de mejores prestaciones. Aunque también de bastante más peso, algo que no agrada a todos los usuarios.

Dejar una respuesta

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce aquí tu nombre

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales y los comentarios inapropiados que no tengan que ver con el tema a tratar serán eliminados.