La gama SP de Tamron se completa con la actualización del objetivo zoom más popular entre los usuarios de cámaras con sensores de «formato completo» (24×36 mm), el polivalente 24-70 mm f/2,8. Una óptica que tiene que competir, no sólo con los respectivos de las marcas originales –Canon y Nikon, por el momento– sino con el recién llegado Sigma Art. Para comprobar sus capacidades hemos realizado la presente prueba de campo sobre una Canon EOS 5DS R.

Tamron SP 24-70 mm f/2,8 Di VC USD G2
Tamron SP 24-70 mm f/2,8 Di VC USD G2 sobre la Canon EOS 5DS R utilizada para la presente prueba de campo. © Albedo Media

Con independencia de las conclusiones a las que lleguemos, conviene decir que se agradece un escaparate amplio con alternativas sugerentes al “objetivo de marca” para que los usuarios puedan decidir el modelo que mejor se adapta a sus necesidades… o a su bolsillo. Aunque esta óptica ya existía en el catálogo de Tamron, la versión anterior se presentó hace más de cinco años, por lo que hacía falta esta renovación para adaptarse a las exigencias de las cámaras actuales.

Diseño

La línea exterior sigue la tendencia marcada por los últimos modelos aparecidos del fabricante y que ya vimos en el 70-200 mm: diseño sobrio, elegante, para un cuerpo metálico, completamente sellado, que transmite buenas sensaciones.

Tamron SP 24-70 mm f/2,8 Di VC USD G2
Tamron SP 24-70 mm f/2,8 Di VC USD G2. © Albedo Media

Domina el gran aro que acciona el zoom, de tacto gomoso agradable, y que se mueve con la dureza adecuada para evitar cambios involuntarios de distancia focal pero lo suficientemente suave para que las variaciones resulten cómodas y progresivas. Serigrafiadas en el anillo, además de las distancias máxima y mínima se indican los 35 mm y los 50 mm. Para pasar de un extremo a otro del rango focal debemos efectuar un cuarto de giro.

Tamron SP 24-70 mm f/2,8 Di VC USD G2. © Albedo Media
Tamron SP 24-70 mm f/2,8 Di VC USD G2. © Albedo Media

Su compacto tamaño –111 mm sin parasol– en la focal de 24 mm aumenta unos 40 mm al pasar a la posición más larga. También la lente trasera se desplaza con el conjunto, facilitando la posibilidad de bombeo de polvo dentro del interior. No obstante, dado que todas las juntas, incluida la montura con la cámara, están selladas este riesgo se minimiza. El aro del filtro tiene un diámetro de 82 mm.

Tamron SP 24-70 mm f/2,8 Di VC USD G2
La lente trasera se desplaza al cambiar la focal. Así nos deja ver el nuevo microprocesador que gestiona el Tamron SP 24-70 mm f/2,8 Di VC USD G2. © Albedo Media

No se puede hablar de ligereza ante una óptica de estas características; así, los 900 g del Tamron no sorprenderán a los usuarios de cámaras réflex con sensores de «formato completo» (24×36 mm), pues todos pesan más o menos lo mismo –el Canon, 100 g menos, el Sigma 100 g más y el Nikon lo mismo–.

El aro de enfoque, más pequeño y cercano al cuerpo de la cámara, ofrece el mismo tacto. Gira sin fin aunque lleguemos a los límites de enfoque –0,38 m – –. Las distancias se muestran en la ventana que aparece en el frontal. Con esta distancia mínima de enfoque se consigue una relación de ampliación máxima de 1:5.

Tamron SP 24-70 mm f/2,8 Di VC USD G2
Tamron SP 24-70 mm f/2,8 Di VC USD G2. © Albedo Media

Dispone de botón de bloqueo para evitar despliegue involuntario durante el transporte, aunque dada la apropiada resistencia al giro, resulta poco probable que esto suceda. Además de éste, encontramos en el lugar correcto, a la altura del pulgar de la mano izquierda, los conmutadores de AF-MF y estabilizador óptico. El parasol, de pétalos, se ha rediseñado para evitar que se descoloque. Ahora se fija con firmeza y para quitarlo hace desbloquearlo mediante un botón específico.

En cuanto al diseño óptico, consta de 17 elementos distribuidos en 12 grupos de los cuales dos son de alto índice de refracción –XR–, 3 de baja dispersión, 3 de vidrio aesférico moldeado y una lente más aesférica híbrida. Se utilizan los clásicos recubrimientos de Tamron eBAND y BBAR para reducir los reflejos e imágenes fantasma. La lente frontal, además, lleva un recubrimiento de flúor para repeler el agua y la grasa de los dedos.

El diafragma lo forman 9 hojas que abren desde f/2,8 hasta f/22 ofreciendo un bokeh muy redondeado como puede verse en las muestras adjuntas. La versión para Nikon dispone, además, de contactos para manejo electromagnético del mismo.

Imagen tomada con Tamron SP 24-70 mm f/2,8 Di VC USD G2 y Canon EOS 5DS R
Imagen tomada con Tamron SP 24-70 mm f/2,8 Di VC USD G2 y Canon EOS 5DS R a 70 mm. 1/250 s – f/2,8 – ISO 100. © Fernando Galán

Manejo

Aunque el Tamron SP 24-70 mm no destaque por un peso excesivo, éste se reparte sobre todo en la parte frontal, por lo que tiende al cabeceo, incluso con una cámara robusta como la usada para esta prueba de campo. Al final de una jornada de trabajo, muñeca y hombro se resienten.

Imagen tomada con Tamron SP 24-70 mm f/2,8 Di VC USD G2 y Canon EOS 5DS R
Imagen tomada con Tamron SP 24-70 mm f/2,8 Di VC USD G2 y Canon EOS 5DS R a 67 mm. 1/50 s – f/2,8 – ISO 400. © Fernando Galán

El enfoque se realiza de modo rápido, preciso y silencioso. No hemos encontrado dudas en ninguna situación ni con luz escasa. A ello contribuye, no sólo el motor USD, sino un nuevo microprocesador que calcula la señal de manera digital a alta velocidad. Esta unidad –MPU– repercute, no sólo en el mencionado rendimiento del AF sino en la velocidad a la que trabaja las señales que recibe de la cámara.

Imagen tomada con Tamron SP 24-70 mm f/2,8 Di VC USD G2 y Canon EOS 5DS R
Imagen tomada con Tamron SP 24-70 mm f/2,8 Di VC USD G2 y Canon EOS 5DS R a 49 mm. 1/1000 s – f/2,8 – ISO 100. © Fernando Galán

Este procesador también actúa sobre el sistema de estabilización, que nos ha permitido realizar tomas sin trípode a velocidades de obturación extremadamente bajas. En caso de querer desactivar el estabilizador, el conmutador se encuentra en la posición adecuada para accionarlo sin apartar la cámara del ojo.

Imagen tomada con Tamron SP 24-70 mm f/2,8 Di VC USD G2 y Canon EOS 5DS R
Imagen tomada con Tamron SP 24-70 mm f/2,8 Di VC USD G2 y Canon EOS 5DS R a 1/8 s – f/4 – ISO 400. © Fernando Galán

Los ángulos de visión ofrecidos por este zoom –de aproximadamente 34° a 84°– resultan de sobra conocidos y permiten que se pueda utilizar casi en cualquier circunstancia por lo que resulta perfecto para reportaje.

Imagen tomada con Tamron SP 24-70 mm f/2,8 Di VC USD G2 y Canon EOS 5DS R
Imagen tomada con Tamron SP 24-70 mm f/2,8 Di VC USD G2 y Canon EOS 5DS R a 24 mm. 1/25 s – f/22 – ISO 100. © Fernando Galán

Calidad de imagen

Gracias al conjunto de características mencionadas, este nuevo SP ofrece una buena calidad de imagen en toda el área del fotograma y en todas las aperturas de diafragma a cualquier distancia focal. No obstante, a medida que cerramos y acortamos zoom, se observa una ligerísima pérdida de nitidez en las esquinas.

Imagen tomada con Tamron SP 24-70 mm f/2,8 Di VC USD G2 y Canon EOS 5DS R
Imagen tomada con Tamron SP 24-70 mm f/2,8 Di VC USD G2 y Canon EOS 5DS R a 24 mm. 1/40 s – f/16 – ISO 100. © Fernando Galán

Las aberraciones cromáticas también se han controlado muy bien gracias a los revestimientos mencionados. Tan sólo en situaciones extremas –sujetos recortados contra cielos luminosos– aparecen ligeros halos en las esquinas de la imagen.

Imagen tomada con Tamron SP 24-70 mm f/2,8 Di VC USD G2 y Canon EOS 5DS R
Imagen tomada con Tamron SP 24-70 mm f/2,8 Di VC USD G2 y Canon EOS 5DS R a 50 mm. 1/20 s – f/8- ISO 100. © Fernando Galán

En el momento de escribir esta prueba, aún no se encontraba disponible la actualización de los editores de Adobe con el perfil correspondiente para esta óptica, por lo que no podemos comprobar cómo actúa sobre los archivos RAW. No obstante, con sólo activar la casilla correspondiente de “Quitar aberración cromática”, desaparecen estos halos.

Imagen tomada con Tamron SP 24-70 mm f/2,8 Di VC USD G2 y Canon EOS 5DS R
Detalle ampliado al 200 % de la esquina superior derecha de la foto inferior abierta con Adobe Camera RAW en la que se aprecian las aberraciones y cómo estas desaparecen con la corrección mediante software.
Imagen tomada con Tamron SP 24-70 mm f/2,8 Di VC USD G2 y Canon EOS 5DS R
Imagen tomada con Tamron SP 24-70 mm f/2,8 Di VC USD G2 y Canon EOS 5DS R a 24 mm. 1/40 s – f/22 – ISO 400. © Fernando Galán

Los diferentes recubrimientos que incorporan las lentes consiguen que los reflejos brillen por su ausencia. Ni tan si quiera provocando situaciones para que aparezcan, los hemos encontrado.

No podemos decir lo mismo del viñeteo que, como suele ser habitual, aparece muy marcado a máxima apertura. Desaparece progresivamente al cerrar diafragma, pero se mantiene –muy tenue, eso sí– hasta f/8, desapareciendo por completo a f/11.

Imagen tomada con Tamron SP 24-70 mm f/2,8 Di VC USD G2 y Canon EOS 5DS R
Imagen tomada con Tamron SP 24-70 mm f/2,8 Di VC USD G2 y Canon EOS 5DS R a 35 mm. 1/40 s – f/5,6 – ISO 100. © Fernando Galán

Aunque, sin duda, lo que menos nos ha gustado de este polivalente zoom, ha sido la acusada distorsión geométrica en la posición más angular: se observa un barrilete muy pronunciado que, eso sí, desaparece tan pronto acercamos el zoom. En la posición más tele no hemos observado ningún tipo de deformación.

Imagen tomada con Tamron SP 24-70 mm f/2,8 Di VC USD G2 y Canon EOS 5DS R
Imagen tomada con Tamron SP 24-70 mm f/2,8 Di VC USD G2 y Canon EOS 5DS R a 24 mm. 1/25 s – f/5,6 – ISO 100. © Fernando Galán

Conclusiones

Como anticipábamos en la introducción, siempre resulta positivo ver que aumentan las posibilidades de elección para el usuario. Más aún cuando nos encontramos con un producto tan equilibrado y, por tanto, convincente como este Tamron.

Imagen tomada con Tamron SP 24-70 mm f/2,8 Di VC USD G2 y Canon EOS 5DS R
Imagen tomada con Tamron SP 24-70 mm f/2,8 Di VC USD G2 y Canon EOS 5DS R a 24 mm. 1/30 s -f/4 – ISO 100. © Fernando Galán

Su precio oficial de 1.600 € no debiera amilanar a ningún posible comprador ya que, no sólo nos encontramos ante un objetivo de gama alta –las siglas SP lo delatan– sino que es el más barato de los equivalentes –Canon en torno a 2.000 € y Nikon 2.400 €– con el permiso del Sigma Art que, aunque cuesta unos 200 € menos, no está protegido contra la intemperie.

Imagen tomada con Tamron SP 24-70 mm f/2,8 Di VC USD G2 y Canon EOS 5DS R
Imagen tomada con Tamron SP 24-70 mm f/2,8 Di VC USD G2 y Canon EOS 5DS R a 49 mm. 1/80 s – f/5,6 – ISO 100. © Fernando Galán

El único problema relativamente grave que hemos encontrado –la distorsión en la posición angular– suponemos que se corregirá con la edición tan pronto se actualicen los editores habituales. Lo mismo sucederá con el viñeteo y las leves aberraciones.

Dejar una respuesta

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce aquí tu nombre

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.