Después de realizar una primera toma de contacto a pie de feria en la pasada CP+ 2017, hace apenas unas semanas, hemos podido hacernos con una unidad final del nuevo zoom tele estándar de Tamron para sensores de 24×36 mm y poder realizar con él una prueba de campo en profundidad.

Tamron SP 70-200mm F/2.8 Di VC USD G2
Aunque su tamaño y peso pudieran impresionar, no difiere demasiado de los objetivos equivalentes de otras marcas. © Albedo Media

Como se indica en la nomenclatura de la óptica, se trata de la segunda generación (G2) de este objetivo que incorpora, como novedades principales –aunque no únicas–, la protección contra la intemperie y los revestimientos antirreflejos.

Ergonomía y manejo

El diseño sigue las líneas de la cuidada serie SP de Tamron: un cuerpo metálico con unas líneas sobrias y minimalistas que transmite sensación de calidad.

Tamron SP 70-200mm F/2.8 Di VC USD G2
Cuerpo metálico y diseño sobrio. © Albedo Media

No es pequeño, como cabe esperar en un teleobjetivo zoom de abertura máxima constante, pero se agradece que el tamaño no varíe al modificar la distancia focal o cambiar el foco. Tampoco la lente trasera se desplaza al accionar el zoom, lo que ayuda a prevenir la entrada de polvo.

Tamron SP 70-200mm F/2.8 Di VC USD G2
El tamaño del objetivo no varía al cambiar la distancia focal. © Albedo Media

A ello también contribuye el sellado de todas las juntas, incluso en los botones; discretos pero de manejo cómodo y preciso para conmutar el AF, limitar la distancia de AF –y así agilizar el enfoque–, activar el estabilizador o elegir el tipo de estabilización. Por su ubicación se accionan con comodidad incluso sin apartar el ojo del visor. Incluye ventana con las indicaciones de distancia de enfoque.

Tamron SP 70-200mm F/2.8 Di VC USD G2
Todas las juntas, incluso los botones, se encuentran selladas para prevenir la entrada de polvo y agua. © Albedo Media

El anillo de zoom tiene un buen tamaño pero, para nuestro gusto, se encuentra demasiado separado de la posición natural de la mano. En más de una ocasión, sin querer, hemos variado el foco queriendo cambiar la distancia focal. Aunque los hubiéramos preferido intercambiados, tras unos días de uso terminamos acostumbrándonos.

Con 1,5 kg de tara, no resulta ligero ni pequeño –aproximadamente 19 cm de longitud–. Ningún objetivo similar lo es, cierto, pero éste supera ligeramente a sus equivalentes Canon y Nikon y montado sobre la EOS 5DS R que hemos utilizado para la prueba tiende al cabeceo y necesitamos sujetarlo fuertemente o ayudarnos de un trípode o monopie. Para facilitar esta tarea incorpora un soporte rápido fabricado en magnesio de alta resistencia y compatible con Arca Swiss como ya hemos visto en otros teleobjetivos del mismo fabricante.

Tamron SP 70-200mm F/2.8 Di VC USD G2
Aunque de buen tamaño, el anillo del zoom se encuentra, para nuestro gusto, demasiado alejado de la posición natural de la mano. © Albedo Media

La serie SP de Tamron se distingue por su calidad tanto en el aspecto exterior como, por supuesto, en su interior. En este sentido, el telezoom que tenemos entre manos ha renovado el esquema óptico, la mecánica y la electrónica. Así, también los conectores se han modificado para asegurar la compatibilidad con los nuevos multiplicadores del fabricante.

Tamron SP 70-200mm F/2.8 Di VC USD G2
Los conectores se han modificado para asegurar la compatibilidad con los teleconvertidores de Tamron. Además, los usuarios de Nikon también pueden disfrutar del diafragma electromagnético. © Albedo Media

Muestras

Nada menos que 23 elementos divididos en 17 grupos conforman el esquema óptico de este objetivo. Entre ellos, dos lentes de baja dispersión: XLD (Extra Low Dispersion) y LD (Low Dispersion) que se encargan de intentar eliminar las aberraciones cromáticas en todo el rango de focales.

Cartel Pensión
Aunque muy controladas, las aberraciones aparecen en sujetos contrastados. Imagen tomada con Tamron SP 70-200 mm f/2,8 Di VC USD G2 y Canon EOS 5DS R a 1/800 s – f/2,8 – ISO 100. © Fernando Galán

Éstas, aunque bastante controladas, aparecen, no obstante, en las esquinas de la imagen cuando la escena incluye sujetos recortados contra cielos luminosos y otras situaciones similares. Desaparecen, sin embargo, tan pronto se aplica el perfil corrector de lente correspondiente, bien en la cámara, bien en el editor elegido.

Paisaje con avión
Los brillos indeseados están muy controlados gracias a los recubrimientos. Imagen tomada con Tamron SP 70-200 mm f/2,8 Di VC USD G2 y Canon EOS 5DS R a 103 mm – 1/320 s – f/22 – ISO 100. © Fernando Galán

Entre las novedades de esta segunda edición del Tamron SP 70-200 mm encontramos los diversos revestimientos. Para evitar los brillos e imágenes fantasma, las lentes se recubren de eBAND (Extended Bandwith & Angular Dependency) y revestimientos multicapas. Además, la lente delantera se trata con un revestimiento de flúor que repele el agua y las grasas. De esta manera el objetivo se protege contra huellas y polvo al tiempo que se facilita la limpieza.

Río Jarama
Imagen tomada con Tamron SP 70-200mm f/2,8 Di VC USD G2 y Canon EOS 5DS R a 200 mm – 1/320 s – f/2,8 – ISO 100. © Fernando Galán

El resultado se aprecia en las muestras que acompañan esta prueba. Incluso buscando el sol no han aparecido reflejos y la lente frontal se ha mantenido limpia durante toda la prueba a pesar de que nos ha llovido en más de una ocasión. A ello también habrá contribuido que no hemos quitado el parasol que viene de serie en ningún momento de la prueba.

Samela Elis
Imagen tomada con Tamron SP 70-200 mm f/2,8 Di VC USD G2 y Canon EOS 5DS R a 83 mm – 1/160 s – f/8 – ISO 100. © Fernando Galán

También en las muestras se aprecia como la nitidez y la calidad de imagen se mantienen en un alto nivel a lo ancho de todo el fotograma, manteniendo el tipo ante las duras exigencias de la alta resolución del sensor de la Canon EOS 5DS R.

Samela Elis
Magnífico detalle en todo el fotograma. Imagen tomada con Tamron SP 70-200mm f/2,8 Di VC USD G2 y Canon EOS 5DS R a 200 mm – 1/160 s – f/8 – ISO 100. © Fernando Galán

Como ejemplo de este gran detalle, al realizar un recorte mayor del 80 % sobre una captura de campo, hemos obtenido una imagen aprovechable de un pequeño carbonero.

TamronSP70-200_14
Imagen tomada con Tamron SP 70-200 mm f/2,8 Di VC USD G2 y Canon EOS 5DS R a 200 mm – 1/320 s – f/5,6- ISO 100. © Fernando Galán
Carbonero
Imagen tomada con Tamron SP 70-200 mm f/2,8 Di VC USD G2 y Canon EOS 5DS R a 200 mm – 1/320 s – f/5,6- ISO 100 (Recorte de imagen) © Fernando Galán

También se ha controlado mucho la distorsión geométrica; hasta el punto en que prácticamente no se aprecia en todo el recorrido del zoom. Quizá, un ligerísimo acerico en el tele más largo que desaparece inmediatamente al reducir la distancia focal.

Edificio en obras
La distorsión geométrica, casi inexistente. Imagen tomada con Tamron SP 70-200 mm f/2,8 Di VC USD G2 y Canon EOS 5DS R a 200 mm – 1/100 s – f/5,6 – ISO 100. © Fernando Galán

El Tamron SP 70-200 incluye un estabilizador óptico formado por un mecanismo giratorio de bobina que fortalece su potencia y controla su rendimiento logrando prevenir la trepidación hasta un máximo de 5 pasos.

Igual que encontramos en otros objetivos similares de otras marcas, dispone de tres modos. La máxima eficiencia se logra con el denominado VC 3 que prioriza la estabilidad de la imagen de captura frente la estabilidad de la imagen en el visor. Todos los modos se pueden personalizar si se utiliza el accesorio –no incluido de serie– Tap-in console de Tamron que, además, permite actualizar el firmware y otras personalizaciones.

Violetas
Aunque hemos logrado tomas sin trepidación por debajo de 1/60 s, mejor asegurar. Imagen tomada con Tamron SP 70-200 mm f/2,8 Di VC USD G2 y Canon EOS 5DS R a 200 mm – 1/60 s – f/13 – ISO 100. © Fernando Galán

Durante nuestra prueba de campo hemos utilizado tiempos de obturación prohibidos para un teleobjetivo con resultados más o menos satisfactorios desde 1/20 s aunque plenamente utilizables a partir de 1/60 s. Esto, unido a su gran luminosidad, permite ampliar las situaciones de uso de este objetivo en situaciones de luz escasa sin necesidad de recurrir al aumento del ajuste ISO.

Del enfoque se encarga un nuevo motor de enfoque circular USD (Ultrasonic Silent Drive) que aumenta la velocidad de enfoque. Aunque se esté utilizando el modo de enfoque automático, se puede redefinir el enfoque de manera manual en cualquier momento.

Chete Guzmán
El enfoque no ha dado problemas ni en situaciones de luz escasa. Imagen tomada con Tamron SP 70-200 mm f/2,8 Di VC USD G2 y Canon EOS 5DS R a 200 mm – 1/125 s – f/2,8 – ISO 640. © Fernando Galán

En la práctica, el AF ha funcionado bastante bien tanto con sujetos fijos como con sujetos en movimiento. Incluso en conciertos o representaciones teatrales –situaciones probadas durante esta prueba– también responde bien y rápido. En escenas nocturnas muy poco iluminadas, la dificultad incrementa, como era de esperar.

Violonchelista
Imagen tomada con Tamron SP 70-200 mm f/2,8 Di VC USD G2 y Canon EOS 5DS R a 200 mm – 1/100 s – f/2,8 – ISO 2000. © Fernando Galán

Como novedad, se ha logrado reducir la distancia mínima de enfoque hasta los 95 cm, logrando un factor de reproducción de 1:6 que, si bien no puede llegar a considerarse macro, sí permite el suficiente acercamiento como para lograr detalles interesantes.

El diafragma lo conforman nueve láminas que consiguen un cierre completamente circular mostrando bokeh bello y progresivo. La apertura mínima es de f/22.

Pedro Pastor
Bokeh muy redondeado gracias al diafragma circular. Imagen tomada con Tamron SP 70-200mm F/2.8 Di VC USD G2 y Canon EOS 5D SR a 200 mm. 1/100 s – f/2,8 – ISO 1250. © Fernando Galán

Este nuevo objetivo de Tamron incorpora el sistema de diafragma electromagnético para las cámaras Nikon.

Alan Denis
Imagen tomada con Tamron SP 70-200 mm f/2,8 Di VC USD G2 y Canon EOS 5DS R a 191 mm – 1/100 s – f/2,8 – ISO 3200. © Fernando Galán

Como suele suceder en la mayoría de objetivos para sensores de 24×36 mm, a máxima abertura, se aprecia un viñeteo bastante acusado que se reduce mucho –aunque se mantiene– a f/4 y prácticamente ha desaparecido a f/8, no encontrándose ya ni rastro a f/11.

Vacas
Imagen tomada con Tamron SP 70-200mm F/2.8 Di VC USD G2 y Canon EOS 5D SR a 187 mm. 1/1000 s – f/3,2 – ISO 100. © Fernando Galán

Conclusiones

Tamron ha conseguido diseñar y fabricar un teleobjetivo zoom de gran luminosidad que cumple las expectativas de los usuarios más exigentes y al que pocas pegas se le pueden poner. La serie SP de este fabricante está demostrando que puede situarse en el más alto nivel y competir sin complejos con los objetivos propios de cada fabricante de cámaras. La mínima distancia de enfoque que proporciona este Tamron también la encontramos sólo aquí, al igual que el estabilizador de cinco pasos o la profusión de recubrimientos en las lentes.

Buitre leonado
Imagen tomada con Tamron SP 70-200mm f/2.,8 Di VC USD G2 y Canon EOS 5DS R a 200 mm – 1/500 s – f/2,8 – ISO 200. © Fernando Galán

Ya disponible en España por unos 1.500 € aproximadamente, si repasamos las estanterías de la competencia, observamos que para hacerse con un Canon o Nikon hay que desembolsar unos 700 € más y tan sólo Sigma ofrece un precio inferior aunque, eso sí, por un objetivo que ya tiene sus años en el mercado.

7 Comentarios

  1. Buenas tardes. ya se que es un compromiso, pero me gustaría si es posible, que me dieras tu valoración comparándolo con el homólogo de Nikon. 700 euros de diferencia son muchos euros como para pensárselo dos veces. Tengo una Nikon D800E y soy fotógrafo publicitario, aunque en este caso lo destinaría más para reportaje social.

    Muchas gracias fernando.

    • Hola Asier
      Efectivamente, no se trata de una decisión sencilla ya que Nikon renovó su veterano 70-200 en octubre del año pasado incorporando reclamadas novedades como el accionamiento electromagnético del diafragma. Algo que también incluye este Tamron. Dado que todavía no hemos tenido ocasión de probar este renovado Nikon, sólo podemos ofrecer datos comparativos basándonos en la ficha técnica del fabricante, no en resultados constatados. En este sentido, ambos presentan características muy similares ganando el Tamron las batallas de la estabilización y la distancia mínima de enfoque. Si a ello añadimos el importante factor precio, la balanza parece decantarse claramente aunque, insistimos, no podemos basarnos en la experiencia.

      • Mil gracias por tu respuesta Fernando. Seguiré investigando, pero da la sensación, y a falta de ver una comparativa, que las diferencias en calidad de imagen van a ser mínimas, donde parece que el Nikon le saca una pequeñísima ventaja a 200mm pero no así en el resto de focales donde el Tamron parece bastante equilibrado en todo el recorrido. Creo que han hecho un excelente trabajo y han demostrado una vez más que se pueden fabricar excelentes ópticas con un precio contenido.

        Un saludo y gracias otra vez.
        😉

  2. Muchas gracias Fernando por el trabajo y muestras sobre el objetivo que estoy pensando en comprar (bueno, a las vacas creo que le pasa algo)
    La pregunta que no se resolver es: Que diferencia sería apreciable entre estas fotos y las hechas con mi cámara EOS 50D? Diferencia por sensor APS, megapixeles, ISOS (la 50D se «raja» a partir de 2000 ISO) etc.
    Puedo comprarla tranquilo?
    Mil gracias, sigo con interés tus pruebas.

    • Buenos días Vicente, perdona nuestra demora en contestarte, actualmente Fernando Galán está disfrutando de unas merecidas vacaciones, no tenemos en nuestros archivos actuales una prueba realizada con este modelo de óptica montado sobre la veterana EOS 50D, no obstante somos de la opinión general de que toda inversión en buena óptica supera por norma la vida útil del cuerpo que la monta al inicio de comprala. Esta norma básica era de hecho irrefutable hasta la aparición de los sensores de altísima resolución, más de 30 Mpx, en los que vemos en la actualidad como muchas de nuestras mejores referencias ópticas empiezan a mostrar sus deficiencias.

      Sumando estos dos criterios, tras la obviedad del factor de recorte imperante en el salto de formato que propones y a tenor de la menor resolución entre los sistemas –nuestra prueba se llevó a cabo con la EOS 5D SR, con 50 Mpx y la EOS 50D tiene 15 Mpx– el único problema que vemos es más bien el contrario, que no puedas bajo ese modelo de cámara exprimir el 100% de la nitidez y calidad general que es capaz de otorgar este objetivo. A largo plazo y visto los buenos resultados sobre el exigente captor de la EOS 5D SR con la que realizamos la prueba, tendrán que pasar muchas novedades en el terreno de captores y procesadores para este Tamron SP 70-200 f/2,8 G2 se quede obsoleto.

      Las diferencias en ruido electrónico siempre son un factor más determinante por la parte de sensor –tamaño y calidad del mismo– y procesador que por la parte óptica, esas dos primeras variables son las determinantes.

      Gracias por tu declarado interés hacia nuestro trabajo, reciba un cordial saludo.

  3. Hola.

    Acabo de comprarme el G2 y quería hacerte una pregunta porque me surge la duda. Después de enfocar, el objetivo hace como un pequeño ruido que parece ser el motor cuando has dejado de usarlo. No sé si es normal o es mi modelo. Al habérmelo comprado ahora, tengo mis dudas. Además, tengo el 24-70 2.8 anterior y ese ruido no aparece.
    Gracias por tu respuesta.
    Saludos,
    Javi

    • Estimado Javi,
      Probablemente ese ruido provenga del sistema de estabilización que opera unos instantes antes, durante y después cada toma. Esto sucede para garantizar una buena compensación de la trepidación de la imagen –que es lo fundamental– pero también para componer de manera efectiva a través del visor o pantalla LCD trasera.
      No obstante si viera que el sonido no responde a esta pauta por favor póngase en contacto con el SAT de Rodolfo Biber (https://www.robisa.es/tamron/), que es el distribuidor oficial de Tamron en España.
      Un saludo

Dejar una respuesta

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce aquí tu nombre

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.