Después de las gratas impresiones que nos dejó este Tamron SP 85 mm en la toma de contacto que realizamos en la pasada feria CP+2016, teníamos ganas de sacarle más partido. Por eso, ahora que ya está disponible en España, lo probamos montado en la exigente Canon 5Dsr.

Tamron SP 85mm F/1.8 Di VC USD
El Tamron SP 85mm F/1,8 Di VC USD presenta un tamaño muy compacto.

Diseño

Como ya anticipamos entonces, el diseño sigue las líneas sobrias y elegantes iniciadas por Tamron en la actual serie SP con los 35 y 45 mm f/1,8 para captores con formato 24×36 mm y que también encontramos en el macro de 90 mm (probado recientemente) que transmite sensación de calidad y buena factura, además de otorgar una línea armónica a toda la gama.

Tamron SP 85mm F/1.8 Di VC USD
El Tamron SP 85mm F/1,8 Di VC USD incorpora juntas de sellado y cierres herméticos.

Como cabe esperar en un objetivo de estas características, pensado para acompañar a cámaras de gamas altas, incluye cierres herméticos y sellados especiales para protegerlo contra la intemperie. Además, a la lente frontal se le ha aplicado un recubrimiento de flúor, de larga duración, que previene la condensación y repele el polvo, la suciedad y las huellas dactilares.

Tamron SP 85mm F/1.8 Di VC USD
Junto a la Canon EOS 5Dsr utilizada para esta prueba, el Tamron SP 85mm resulta muy equilibrado.

No resulta especialmente ligero (700 gramos), algo que tampoco sorprende dado su carácter, su gran luminosidad y la estabilización incorporada. Aun así se muestra compacto pues, sin parasol (incluido), casi mide lo mismo de ancho que de largo (84.8 x 91.3) lo que contribuye a su equilibrio y buen manejo.

Tamron SP 85mm F/1.8 Di VC USD
El peso del Tamron SP 85mm corresponde a lo que se espera en un objetivo estabilizado con esta luminosidad.

Dado que se trata de un objetivo pensado fundamentalmente para el retrato, hay que señalar que no resulta “ofensivo” de cara a la persona retratada. Algo a tener en cuenta pues muchas personas poco acostumbradas a ser fotografiadas sienten rechazo e intimidación ante los objetivos grandes. Por tanto, incomodidad y, como resultado, retratos poco naturales.

Retrato
Tamron SP 85mm F/1,8 Di VC USD. 1/80 s; f/1,8 – ISO 800. © Fernando Galán

La distancia focal también contribuye a lograr un mejor clima entre el retratado y el fotógrafo ya que permite a éste situarse más cerca y así establecer una mejor relación entre ambos. Aspecto fundamental en un buen retrato, como bien saben los expertos.

Retrato
Tamron SP 85mm F/1,8 Di VC USD. 1/80 s; f/2,8 – ISO 250. © Fernando Galán

Enfoque

Un gran aro de goma facilita el enfoque manual o el reenfoque de precisión tras la acción del AF. Aunque rara vez requiere su uso, porque el motor ultrasónico silencioso (USD) cumple perfectamente con su trabajo más allá de los 80 cm que brinda como distancia mínima de enfoque.

Retrato
Tamron SP 85mm F/1,8 Di VC USD. 1/80 s; f/1,8 – ISO 800. © Fernando Galán

Eso sí, mucho cuidado a la hora de trabajar porque ese f/1,8 de apertura máxima puede jugar muy malas pasadas. La profundidad de campo puede ser tan pequeña cuando nos acercamos al sujeto con esas grandes aberturas, que más de un disgusto puede llevarnos comprobar que hemos enfocado la nariz en vez del ojo.

Guitarrista
Tamron SP 85mm F/1,8 Di VC USD. 1/80 s; f/1,8 – ISO 2.000. © Fernando Galán

Los conmutadores AF/MF y estabilizador –con idéntico diseño que los vistos en el 90 mm– y la ventana con las distancias de enfoque, completan los elementos externos de este elegante objetivo.

Retrato
Tamron SP 85mm F/1,8 Di VC USD. 1/80 s; f/1,8 – ISO 800. © Fernando Galán

Diseño óptico

Por dentro, encontramos trece elementos distribuidos en nueve grupos que incluyen lentes de dispersión ultra baja (XLD) y un elemento de baja dispersión (LD) que ofrecen imágenes muy nítidas y bien contrastadas tanto en el centro como en las esquinas. Al tiempo ayudan a corregir las aberraciones cromáticas, que se mantienen bajo control en casi todas las circunstancias. Además, para reducir los reflejos internos y las distorsiones, las lentes llevan revestimiento eBand.

Construcción de viviendas
Tamron SP 85mm F/1.8 Di VC USD. 1/80 s; f/16 – ISO 400. © Fernando Galán

Estabilizador

Utilizar el Tamron SP 85mm f/1,8 con poca luz no supone un problema. En primer lugar, por su amplia luminosidad. Además, por su estabilización, poco habitual en objetivos para sensores de 24×36 mm con esta distancia focal y apertura máxima. Gracias a ella logramos fotografías sin trepidación hasta tiempos de obturación de 1/20s y, fotógrafos de pulso firme, quizá un tercio de paso por debajo. Por último, porque enfoca sin dudas en penumbra.

Bajista
Tamron SP 85mm F/1,8 Di VC USD. 1/30 s; f/2,8 – ISO 2.000. © Fernando Galán

Diafragma

Más problemas presenta, como suele ser habitual, el viñeteo. Muy apreciable a máxima apertura, se reduce bastante a f/2,8 y casi desaparece a f/5,6.

Reproductor de MP3
Tamron SP 85mm F/1,8 Di VC USD. 1/30 s; f/2,8 – ISO 2.000. © Fernando Galán

El diafragma, de nueve palas, cierra hasta f/16 –en lugar de hasta f/22, por ejemplo– para controlar mejor la difracción. Muestra un bokeh muy suave y progresivo. Probablemente uno de los mayores atractivos de este objetivo que hoy probamos. En su campo natural, los retratos, muestra la máxima belleza cuando desenfocamos progresivamente el sujeto deseado. Eso sí, recordemos lo dicho arriba: recomendamos muchísimo ojo al seleccionar el área de enfoque para no llevarnos disgustos.

Gato
Tamron SP 85mm F/1,8 Di VC USD. 1/80 s; f/1,8 – ISO 1.000. © Fernando Galán

Si conseguimos la nitidez deseada (no por culpa del objetivo sino por nuestro tino al poner el ojo), lograremos unos magníficos retratos. No sólo por el mencionado desenfoque sino por el ángulo de toma, el óptimo para este tipo de fotografías, sin desproporciones en las figuras mostradas. Además, la deformación –en acerico– apenas resulta visible.

Retrato
Tamron SP 85mm F/1,8 Di VC USD. 1/80 s; f/8 – ISO 100. © Fernando Galán

Nitidez

El Tamron SP 85mm F/1.8 Di VC USD nace con las miras puestas en las cámaras de alta resolución que están apareciendo en el mercado durante los últimos meses y las que se esperan próximamente. Pretende dar servicio óptico a los sensores más exigentes. De ahí que nuestra prueba de campo se haya realizado con una de estas cámaras.

Sillas
Tamron SP 85mm F/1,8 Di VC USD. 1/40 s; f/7,1 – ISO 400. © Fernando Galán

Los lectores pueden analizar los resultados en las fotografías que se acompañan de muestra y extraer sus propias conclusiones. Por nuestra parte, trabajando en situaciones reales, observamos unos resultados más que satisfactorios incluso ampliando la imagen a más del 200 % para buscar los posibles puntos débiles.

Retrato
Tamron SP 85mm F/1,8 Di VC USD. 1/80 s; f/8 – ISO 100. © Fernando Galán

Conclusiones

Cualquier fotógrafo, tanto aficionado como profesional, sabe que en su maleta no debería faltar un buen objetivo para retratos y por ello casi todos los fabricantes incluyen uno en su catálogo y no resulta fácil decidirse por uno.

Músico
Tamron SP 85mm F/1,8 Di VC USD. 1/80 s; f/2,8 – ISO 2000. © Fernando Galán

Si, con frecuencia, muchos fotógrafos optan por sistema por el de la marca, tras trabajar varios días con este 85 mm de Tamron dudamos sinceramente de que la fidelidad al logotipo propio suponga la mejor opción. Entre otros motivos porque aunque los tres fabricantes para los que está disponible este Tamron (Canon y Nikon por ahora, Sony A, próximamente) tienen en su catálogo un 85 mm f/1,8, ninguno de ellos se parece a este: ninguno estabilizado, algunos sin sellado…

Picado
Tamron SP 85mm F/1,8 Di VC USD. 1/40 s; f/9 – ISO 400. © Fernando Galán

Cierto que, con su precio oficial de 859 €, aproximadamente, se encuentra por encima de los citados pero tampoco parece un precio excesivo para una óptica de calidad máxima como ésta.

19 Comentarios

  1. Hola, primero que todo felicitarlos por el gran aporte fotográfico que nos dan constantemente, y me gustaría saber si hay pruebas de este objetivo sobre la 5d mark iii y cuáles son los resultados?

    Un saludo,

    • Hola Carlos, primeramente gracias por tus palabras. Por parte de la editorial te comentamos que por una cuestión lógica respecto al propósito real de la prueba –analizar la calidad de la óptica– elegimos la 5DsR y su alta densidad de píxel, así no tenemos la variable del sensor y exprimimos ese nuevo 85 mm al máximo.

      No obstante Fernando ha usado la 5D MKIII con este nuevo Tamron SP 85 mm en trabajo real de fotografía social, con excelentes resultados. Algo predecible si lo piensas bien, pues una óptica que es capaz de rendir tan bien en una sensor tan exigente como el de la 5DsR lo tiene más sencillo cuando bajamos la resolución; no obstante es una pregunta lícita ya que tenemos casos documentados donde esta pauta no se cumple de manera tan predecible.

      Saludos!

      • Hola cordial saludo, vuelvo a revisar el articulo ya que realmente me encuentro muy interesado en adquirir este objetivo, ahora la duda que me surge es que siendo un objetivo tan nuevo creen que es mejor esperar un poco y que se corrijan posibles fallos por ser primeras producciones? Como siempre muchas gracias por el aporte que nos dan constante mente! Saludos,

        • Buenas de nuevo Carlos, desde nuestro punto de vista es una óptica con una excelente relación calidad/precio. Respecto a los fallos que comentas, realmente no suelen ser muy comunes en territorio óptico, no obstante siempre tendrías el apoyo de tu garantía final como soporte de reclamación. No nos gusta directamente influir en procesos de compra, dado que nuestra labor como analistas de equipos debe permanecer siempre al margen, no obstante, de manera imparcial si te podemos asegurar que es un buen objetivo.

          • Como siempre, muchas gracias por la pronta respuesta y la clara información, tienes razón respecto a la garantía y el soporte que ofrece la marca. saludos

  2. Pues yo he leído 85mm, 1.8 y estabilizado y en lo primero que he pensado ha sido en el vídeo. Echo de menos un análisis de su comportamiento para grabar, porque parece muy interesante, sobre todo por la estabilización. No os animaréis a hablar de ello? Gracias!

  3. Yo tengo dudas entre hacerme con éste o con el Canon 85mm f/1.2 para acompañar a mi 7D (en proceso de cambio a FF en unos meses, pero de momento esa es la compañera).
    ¿Realmente merece la pena gastarse el doble en el 1,2 de Canon?¿Merece la pena pasar al Tamron contando con el Canon f/1.8?(uso esta focal muchísimo).

    Gracias por vuestra opinión

    • Las dudas son perfectamente comprensibles, si comenzamos –tal como sugieres– por los precios. En una consulta realizada –en una misma tienda– vemos 1.890 € (–200 de cashback) para el Canon 85 mm f/1,2 y 835 € para el Tamron 85 mm f/1,8. El primero es dos puntos más luminoso, pero no está estabilizado y además, los que lo han probado y usado no suelen estar entusiasmados ni con la rapidez de su AF ni con la precisión del mismo, sobre todo a esa apertura máxima de f/1,2. Otra cuestión es que se pudiese “trabajar más” sobre ella mediante un calibrado personalizado… pero el “backfocus” acecha. Ente esos dos, nos decantaríamos sin dudas por el Tamron.

      No tenemos tan claro si ya dispones del Canon 85 mm f/1,8 o si “cuentas con el” simplemente por estar en el catálogo. Si se trata de lo segundo, con un precio de 370 € (-50 de cashback) el precio es imbatible. Este objetivo –de un diseño ya un poco antiguo– tiene la particularidad de ofrecer una calidad de imagen muy buena, hasta las esquinas, para el formato APS-C, con una caída acusada para las mismas, cuando se trata de cubrir el 24×36 mm. Por ello, si estás pensando dar el salto a 24×36 mm, optaríamos por comprar el Tamron si no dispones del Canon 85 mm f/1,8 y aguantar hasta adquirir tu primera cámara 24×36 mm, si dispones de el, y en ese momento, confirmar los que pueda haber en el mercado. Saludos.

      • Muchas gracias por vuestra respuesta rápida y detallada.
        Sí, me refería a que tengo ya el Canon f1,8 y con el que me encuentro muy a gusto. Sólo le encuentro 2 pequeños fallos, los halos a mmáxima apertura son excesivos de manera habitual (aunque luego puedan corregirse en el revelado) y, al menos en mi caso, también le noto cierta falta de precisión al AF también para f/1,8 por eso mi interés en el comportamiento del Tamron.

        Esperaremos a ver ese cambio a 24x36mm.

  4. Hola en mi caso tengo una Nikon DX y este lente me gusta mucho ,quisiera saber sobre su nitidez en comparación com otros 85mm de alta gama ya sea de Nikon o Canon y como funciona para video?

    • Hola Adam, no hemos realizado una comparativa directa sobre los equipos que describes si bien es cierto que tal y como puedes ver en las muestras estás ante un objetivo de primera línea, con una calidad muy bien relacionada para su precio, y ese creemos que es su mejor punto fuerte. No obstante no es una óptica diseñada para vídeo –aunque puedas usarla y aprovecharte de su interesante bokeh– dado que la prioridad en este caso era un rendimiento fotográfico ágil, con un sistema AF rápido y preciso.

  5. Albedo, un cordial saludo, pues te cuento que me hice al objetivo y estoy muy contento por su nitidez, lo tengo sobre la canon 5d mark iii, pero tengo una pregunta sobre la velocidad de enfoque, si bien he visto que se habla mucho sobre su rapidez en el enfoque, esta para mi ha sido una debilidad ya que venia de trabajar con el canon 24-105 y me enfoca muchísimo mas rapido y hay momentos que por ne enforcarme rápidamente pierdo fotos.

    No se si pueda ser algo relacionado a defecto de fabricación, podrian orientarme sobre esto?

    Como siempre muchas gracias y felicidades

  6. Hola Carlos
    Resulta muy difícil comparar la velocidad de enfoque de dos objetivos diferentes salvo que la prueba se realice en laboratorio bajo las mismas condiciones exactamente ya que inciden muchas variables. Cuando en una prueba de campo valoramos este concepto siempre lo hacemos desde criterios subjetivos basados en la experiencia con otras cámaras u otros objetivos.
    En este caso concreto se da la circunstancia de que, dado el carácter de esta óptica, paralelo a la prueba de campo tuve ocasión de utilizarla en trabajos reales (reportaje social y retratos de estudio) acoplada también a una Canon EOS 5D Mark III y tanto la experiencia como los resultados fueron altamente satisfactorios.
    Por otra parte, en algunos casos puede resultar lógico que una óptica zoom en su posición angular sea más rápido en AF que este 85 mm porque ha de recorrer distancias más cortas en sus respectivos planos de enfoque desde la toma más próxima a infinito. Al tratarse, además, de una focal variable, sucede lo mismo ya que la helicoidal interna o recorrido del motor lineal suele ser más corta… aunque a veces también más imprecisa, con muy poco margen de diferencia entre el plano enfocado y el siguiente, como ves muchas variables pueden alterar en cierta manera ese resultado.
    En realidad, el autofoco resulta una de las tareas más complicadas para los ingenieros que diseñan los objetivos ya que además de rápido y preciso últimamente tiene que compatibilizarse con usos mixtos (foto/vídeo) y aquí la cosa puede llegar a niveles muy complejos, estableciendo siempre medidas ponderadas hacia un factor y otro, dependiendo de la prioridad de cada óptica, precio, etc.

    Esperamos haberte ayudado.
    Gracias por tu lectura y comentarios.

  7. Hola, quisiera saber su opinión respecto a este Tamron y el Sigma Art 85mm. (aparte de la apertura), en cuanto a calidad de imagen y a lo realmente necesario del estabilizador, el uso que le daré es para retrato, mi càmara una Nikon D750, muchas gracias y saludos.

    • Hola Olman

      La duda que planteas resulta muy razonable pues con cualquiera de los dos objetivos hemos obtenido resultados muy satisfactorios.

      Las diferencias más importantes se encuentran en la mencionada apertura máxima, en el estabilizador, en el peso y en el precio.

      Si vas a realizar la mayoría de tus fotografías en entorno controlado (estudio con flash), lo más probable es que rara vez tengas que abrir demasiado el diafragma o bajar tanto la velocidad como para necesitar el estabilizador. Por el contrario, si tus retratos pueden tomarse en cualquier circunstancia, quizá necesites ese extra de luz. Entonces… ¿Estabilizador o diafragma? Depende de la estética que quieras conseguir y del precio que quieras pagar; aunque no difieren demasiado, sabemos que nunca sobran los euros.

      Si vas a trabajar en estudio tampoco importará demasiado el mayor peso del Sigma pero si tienes que moverte mucho, esos 400 g de más pueden resultar una carga importante a lo largo de una jornada de trabajo.

      Respecto a la nitidez, si comparas las muestras que adjuntamos en ambas pruebas de campo verás que ambos dan resultados sobresalientes.

      En cualquier caso, estamos seguros de cualquier elección que tomes resultará acertada pues ambos responderán plenamente a tus necesidades.

      Esperamos haber aportado algo de luz en esta difícil elección.

      Muchas gracias por tu lectura y tus comentarios.

Dejar una respuesta

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce aquí tu nombre

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.