Anunciada este pasado martes, la Lumix GX9 es la última adición al catálogo de cámaras sin espejo de Panasonic, un cruce de evoluciones de las anteriores GX8 y GX80. Pocas horas después de su presentación oficial pudimos hacernos con una unidad de prueba y realizar una primera toma de contacto.

Posicionamiento

A la vista de las especificaciones, queda claro que Panasonic ha decidido replantear el posicionamiento de sus mirrorless de más alta gama de la familia GX. Pese a que retoma el mismo sensor Micro Cuatro Tercios de 20 Mpx de la GX8 –ahora sin filtro paso bajo, al igual que la GX80– también adopta algunas de las características propias de la más asequible GX80, como su tamaño más pequeño o su visor de mayor resolución, pero también la ausencia de sellado en su cuerpo.

Panasonic Lumix GX9 © Albedo Media
Panasonic Lumix GX9 © Albedo Media

Si es el camino correcto o equivocado es difícil de evaluar todavía, aunque este ansia por la compacidad –¿demasiada?– no está exenta de inconvenientes. Con la cámara en mano –se trata de momento de unidades de preproducción, de las que solo podemos sacar conclusiones preliminares–, constatamos que la ergonomía se resiente.

Diseño y manejo

En efecto, algunos aspectos ergonómicos son mejorables, sobre todo en lo que respecta todos los diales superiores. Este afán de compacidad queda más que patente en la densidad de controles, que complican el diseño y dificultan que el pulgar se mueva con naturalidad entre tantos diales y botones en un espacio tan reducido.

Panasonic Lumix GX9 © Albedo Media
Panasonic Lumix GX9 © Albedo Media

Seguramente para “entender” mejor la nueva GX9 es necesario aproximarse a ella como una evolución de la GX80, pues aquellos usuarios que busquen una ergonomía cómoda con suficiente espacio para sus dedos pueden quedar defraudados. En la nueva mirrorless de Panasonic todo queda más junto, y la sensación puede llegar incluso a ser agobiante. Por eso insistimos en verla como una “GX90”, muy compacta para el nivel de prestaciones que integra.

Panasonic Lumix GX9 © Albedo Media
Panasonic Lumix GX9 © Albedo Media

Con este cambio de “chip” en mente, retomamos en mano su pequeño cuerpo y nos acercamos al nuevo visor electrónico, de mayor resolución, que pasa a disponer ahora de 2,76 millones de puntos. Sin embargo, en la práctica no se aprecia mucha mejora en este aspecto, y se nota más la reducción del factor de aumento con respecto la GX8, que pasa de 0,77x a 0,7x –en equivalente 35 mm–. La pantalla, abatible, se combina bien con el compacto cuerpo y permite resolver con soltura cualquier ángulo de toma.

Panasonic Lumix GX9 © Albedo Media
Panasonic Lumix GX9 © Albedo Media

El sistema de enfoque funciona con bastante agilidad, y se demuestra el buen hacer de Panasonic en este aspecto. Posiblemente, sus algoritmos de AF hereden algunas de las mejoras incluidas en sus últimos modelos, como la más potente G9.

Otro de los puntos fuertes de la nueva GX9 es la estabilización de 5 ejes, aunque debido al breve tiempo de esta primera toma de contacto no pudimos atestiguar las mejoras en este apartado, algo que intentaremos comprobar durante una futura prueba de campo con una unidad final.

Muestras

A continuación, mostramos unas cuantas tomas realizadas a resolución nativa con la Panasonic Lumix GX9. En estas primeras muestras, lo combinamos con el compacto objetivo retráctil Lumix G Vario 12-32 mm f/3,5-5,6, una elección coherente para este nuevo cuerpo.

Imagen tomada con Panasonic Lumix GX9 y Lumix G Vario 12-32 mm f/3,5-5,6 a 22 mm – f/4,9 – 1/400 s – ISO 200 © Albedo Media
Imagen tomada con Panasonic Lumix GX9 y Lumix G Vario 12-32 mm f/3,5-5,6 a 22 mm – f/4,9 – 1/400 s – ISO 200 © Albedo Media
Imagen tomada con Panasonic Lumix GX9 y Lumix G Vario 12-32 mm f/3,5-5,6 a 12 mm – f/6,3 – 1/500 s – ISO 200 © Albedo Media
Imagen tomada con Panasonic Lumix GX9 y Lumix G Vario 12-32 mm f/3,5-5,6 a 12 mm – f/6,3 – 1/500 s – ISO 200 © Albedo Media
Imagen tomada con Panasonic Lumix GX9 y Lumix G Vario 12-32 mm f/3,5-5,6 a 12 mm – f/6,3 – 1/160 s – ISO 200 © Albedo Media
Imagen tomada con Panasonic Lumix GX9 y Lumix G Vario 12-32 mm f/3,5-5,6 a 12 mm – f/6,3 – 1/160 s – ISO 200 © Albedo Media
Imagen tomada con Panasonic Lumix GX9 y Lumix G Vario 12-32 mm f/3,5-5,6 a 12 mm – f/5 – 1/100 s – ISO 200 © Albedo Media
Imagen tomada con Panasonic Lumix GX9 y Lumix G Vario 12-32 mm f/3,5-5,6 a 12 mm – f/5 – 1/100 s – ISO 200 © Albedo Media

Para exprimir un poco más el potente sensor de la GX9 –recordemos, sin filtro paso bajo–, cambiamos de óptica y realizamos unas cuentas muestra más con el Leica DG Summilux 25 mm f/1,4, bastante más grande que el zoom pero con un rendimiento óptico muy superior.

Imagen tomada con Panasonic Lumix GX9 y Leica DG Summilux 25 mm f/1,4 a f/1,4 – 1/100 s – ISO 200 © Albedo Media
Imagen tomada con Panasonic Lumix GX9 y Leica DG Summilux 25 mm f/1,4 a f/1,4 – 1/100 s – ISO 200 © Albedo Media
Imagen tomada con Panasonic Lumix GX9 y Leica DG Summilux 25 mm f/1,4 a f/1,6 – 1/1.000 s – ISO 200 © Albedo Media
Imagen tomada con Panasonic Lumix GX9 y Leica DG Summilux 25 mm f/1,4 a f/1,6 – 1/1.000 s – ISO 200 © Albedo Media
Imagen tomada con Panasonic Lumix GX9 y Leica DG Summilux 25 mm f/1,4 a f/1,4 – 1/500 s – ISO 200 © Albedo Media
Imagen tomada con Panasonic Lumix GX9 y Leica DG Summilux 25 mm f/1,4 a f/1,4 – 1/500 s – ISO 200 © Albedo Media

Probamos también el nuevo modo monocromo D, un modo para tomas en blanco y negro del estilo Across de Fujifilm pero con una diferente intensidad de grano.

Imagen tomada con Panasonic Lumix GX9 y Leica DG Summilux 25 mm f/1,4 a f/2,8 – 1/160 s – ISO 200 © Albedo Media
Imagen tomada con Panasonic Lumix GX9 y Leica DG Summilux 25 mm f/1,4 a f/2,8 – 1/160 s – ISO 200 © Albedo Media
Imagen tomada con Panasonic Lumix GX9 y Leica DG Summilux 25 mm f/1,4 a f/1,4 – 1/100 s – ISO 200 © Albedo Media
Imagen tomada con Panasonic Lumix GX9 y Leica DG Summilux 25 mm f/1,4 a f/1,4 – 1/100 s – ISO 200 © Albedo Media

Conclusiones

Creemos que la nueva GX9 peca, en cierto modo, de ser demasiado continuista; los fabricantes, en su mayoría, se han sumado a esta –en ocasiones innecesaria– vorágine de renovación de modelos continua, sin a veces aportar claras ventajas con respecto a los modelos que sustituyen, y confundiendo a veces a sus usuarios. Cierto es que las mejoras están ahí, pero cuesta justificar el desembolso cuando muchas de las características permanecen invariables.

Por otro lado, su precio de venta recomendado –800 €, solo cuerpo– es bastante más asequible que el de la GX8 a su salida –que sobrepasaba la barrera psicológica del millar–, donde encontramos una más que fuerte competencia. Este precio se asemeja mucho más al de la GX80 –700 € cuando salió–, lo que ratifica el nuevo posicionamiento de Panasonic para con su GX9.

Gracias a esta importante reducción de precio, se distancia más aún de sus hermanas mayores, como la reciente Lumix G9. Por otro lado, seguramente no quede espacio para una futurible GX90, siendo la nueva GX9 quién ocupe este hueco. Lamentablemente, el hecho de perder su capacidad sellada, hace que aquellos usuarios que no quieran renunciar a esta característica dentro de Panasonic deban realizar un desembolso mayor, o bien conformarse con la nueva GX9.

1 Comentario

  1. Manuel, enhorabuena por tu artículo!
    Creo que es el primer articulo que pone las cosas en su lugar con la nueva GX9, para mi una renovación incomprensible por parte de Panasonic de la GX8.
    Como poseedor de una GX8 me hallo entre lo ultimo que comentas.
    Con el tiempo he ido comprando objetivos de la gama Pro tanto de Olympus como de Panasonic, obviamente la mayoría sellados. Si diera el salto a la GX9, ¿que hago yo teniendo objetivos sellados y un cuerpo no sellado? No tiene ningún sentido. Por eso, como bien dices, para los que tenemos una GX8 la renovación es ir a por una G9.
    Supongo que la GX8 no tuvo el éxito comercial que Panasonic esperaba, y quizas por eso a la GX9 le sacaron algunas características (aunque no lo comentas, incluido versatilidad del LCD) y trataron de bajar su precio para que no estuviera cerca de la barrera de los 1.000 euros.
    En fin, que no queda otra que esperar que la G9 empiece a bajar de precio.

Dejar una respuesta

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce aquí tu nombre

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos.