Munich – Después del evento de presentación a nivel mundial que Huawei ha organizado en su sede europea, es el momento de realizar un primer análisis fotográfico del nuevo Mate 10. Incorpora una cámara dual con una óptica más luminosa de f/1,6 –un récord en el terreno de la fotografía móvil, con permiso del LG V30– y hace gala de ser el primer smartphone con un chip de inteligencia artificial dedicado.

Huawei Mate 10 © Albedo Media
El Huawei Mate 10 y su nueva óptica dual Leica Summilux-H f/1,6 © Albedo Media

Desde la presentación del Huawei P9, la cámara dual ha sido una de las características fotográficas más destacadas de los terminales móviles de la multinacional china. Diseñada en colaboración con Leica, la aproximación de Huawei es, sin embargo, diferente a la que encontramos en otros smartphones con cámaras duales como los últimos iPhone de Apple o el reciente Galaxy Note 8 de Samsung.

En vez de adoptar dos ópticas con distinta distancia focal –una angular y una más «tele»–, Huawei sigue apostando por unas ópticas Summilux-H con una misma distancia focal de 27 mm equivalentes. La clave en este caso reside en la diferencia de resolución entre los dos sensores del módulo, que gracias a los algoritmos de software es capaz de ofrecer un modo de «zoom híbrido 2x». Además, uno de los captores es de tipo monocromo y prescinde de la clásica matriz RGB.

Características del módulo de cámara de los Huawei Mate 10 © Albedo Media
El CEO de Huawei detalla las características del módulo de cámara de los Huawei Mate 10 durante el evento de presentación mundial en Munich © Albedo Media

Todo ello, no obstante, ya lo encontrábamos en el anterior modelo, el Huawei Mate 9, así como en los últimos Huawei P10 y P10 Plus. En esta nueva versión nos centramos, pues, en las principales novedades que aporta: su óptica más luminosa y su chip de inteligencia artificial, tal como ya hemos resaltado al principio.

Huawei Mate 10 © Albedo Media
El Huawei Mate 10 también se suma a la moda de las pantallas sin bordes, que permite –para un mismo tamaño de pantalla de 5,9″– reducir las dimensiones con respecto el modelo anterior © Albedo Media

Su óptica más luminosa le permitir trabajar con un nivel de sensibilidad ISO inferior en igualdad de condiciones. Con respecto al anterior Mate 9 y su cámara dual con apertura f/2,2, hemos ganado exactamente 1 paso de diafragma, lo que se traduce en el doble de luz entrando al sistema y por ende poder reducir el valor ISO también en un stop. Pero no es la única ventaja; también podemos jugar con una profundidad de campo menor, tal como veremos más abajo en las muestras tomadas con el nuevo terminal.

Huawei Mate 10 © Albedo Media
Los acabados del nuevo Huawei Mate 10 son de buena calidad, pero en nuestra opinión están aún por debajo de los iPhone que sirven de referencia a la compañía china © Albedo Media

Pero seguramente la característica más destacada del Mate 10 es su nuevo chip de inteligencia artificial integrado en su plataforma Kirin 970. Según Huawei, supone un antes y un después en el mundo de la telefonía móvil, gracias a su enorme capacidad de procesado.

Ciertamente, ese extra de velocidad y agilidad se nota al utilizar el Mate 10 en prácticamente todas sus funciones, pero, al mismo tiempo, creemos que no explota aún todo su potencial, pues otros terminales de la competencia –con chips teóricamente menos potentes– rinde igual o mejor, tal como revelan algunos de los primeros benchmarks del Kirin 970. Seguramente sea necesario esperar a futuras actualizaciones de software que permitan optimizar este rendimiento pues estamos hablando de una plataforma mixta –Huawei solo es responsable de un parte de sus componentes– a diferencia de otras empresas como Apple o Samsung que tienen un mayor control de sus «integrados».

A pesar de ello, durante nuestras primeras pruebas, hemos podido comprobar cómo esta NPU era capaz de reconocer bastantes escenas en tiempo real, lo que permite al terminal configurar los ajustes idóneos para cada toma. Todo ello ocurre de forma transparente para el usuario –en el modo por defecto de la app de cámara se muestra un pequeño icono en la parte inferior cuando la escena es reconocida satisfactoriamente– y es ciertamente sorprendente ver cómo el terminal distingue una situación de otra incluso en escenarios más o menos complicados.

Reconocimiento de modo 'puesta de sol' © Albedo Media
Reconocimiento de modo ‘puesta de sol’ © Albedo Media
Reconocimiento de escenario 'noche © Albedo Media
Reconocimiento de escenario ‘noche © Albedo Media

En los entorno más evidentes, el Mate 10 reconoce fácilmente los escenarios, aunque en algunos casos «necesita» de ciertos elementos para acabar de «entender» la escena –para el modo «comida», por ejemplo, el terminal no reconoce una manzana, pero si añadimos una plato debajo, entonces la detecta sin problemas–.

Reconocimiento de escenario 'flores' © Albedo Media
Reconocimiento de escenario ‘flores’ © Albedo Media
Reconocimiento (fallido) de escenario 'comida' © Albedo Media
Reconocimiento (fallido) de escenario ‘comida’ © Albedo Media
Reconocimiento de escenario 'comida' © Albedo Media
Reconocimiento de escenario ‘comida’ © Albedo Media

Primeras muestras

A continuación mostramos unas cuantas muestras a resolución nativa tomadas con el Huawei Mate 10.

Huawei Mate 10 – 1/140 s – f/1,6 – ISO 50 (JPEG directo) © Albedo Media
Huawei Mate 10 – 1/140 s – f/1,6 – ISO 50 (JPEG directo) © Albedo Media
Huawei Mate 10 – 1/50 s – f/1,6 – ISO 160 (JPEG directo) © Albedo Media
Huawei Mate 10 – 1/50 s – f/1,6 – ISO 160 (JPEG directo) © Albedo Media

Como primer contacto con el terminal, tenemos la desventaja de un clima un poco adverso, con la luz ya cayendo y unos tonos un tanto mortecinos. Si bien se agradece esa luminosidad extra–recordemos ese doble f/1,6– las imágenes JPEG adolecen de un exceso de procesado, nuestra crítica común para el territorio de fotografía móvil.

Huawei Mate 10 – 1/50 s – f/1,6 – ISO 100 (JPEG directo) © Albedo Media
Huawei Mate 10 – 1/50 s – f/4 – ISO 100 (JPEG directo) © Albedo Media

La simulación del efecto bokeh, gracias a los cálculos de estas dos ópticas, resulta certera en gran parte de las ocasiones aunque por el momento parece que la mejor solución tecnológica pasa por implementar una segunda focal más larga –incorrectamente llamada «tele» por muchas marcas, dado que su focal equivalente ronda los 50 mm–.

Huawei Mate 10 – 1/25 s – f/1,6 – ISO 400 (JPEG directo) © Albedo Media
Huawei Mate 10 – 1/25 s – f/1,6 – ISO 400 (JPEG directo) © Albedo Media

El éxito de este efecto bokeh por parte del nuevo terminal de Huawei recae por lo tanto más en el procesado de la información de profundidad recibida por sus dos ópticas de idéntica focal y en lo compleja que sea la escena para que éste pueda determinar mejor qué es fondo y qué figura en primer plano.

Un misterioso "f/4" se ha colado en nuestros metadatos de las tomas con efecto Bokeh.
Un misterioso «f/4» se ha colado en nuestros metadatos de las tomas con efecto Bokeh.

Curiosamente en los metadatos de las imágenes tomadas con este modo aparece marcado un misterioso «f/4», cuando en principio el diafragma es fijo, como en toda óptica móvil… ¿Nos tendrán algo que decir los ingenieros al respecto?

Huawei Mate 10 – 1/100 s – f/1,6 – ISO 64 (JPEG directo) © Albedo Media
Huawei Mate 10 – 1/100 s – f/1,6 – ISO 64 (JPEG directo) © Albedo Media

A la espera de hacer pruebas más completas, el resultado nos parece seguir la estela de lo visto en los anteriores terminales de la compañía desde el lanzamiento de su modelo estrella a nivel fotográfico P9, estrenando a su vez la alianza y estrategia comercial con Leica.

No podemos pasar por alto un concepto fundamental, la familia Mate no es la línea más fotográfica de Huawei, su verdadera esencia se resume en la polivalencia y rendimiento, destinado a ser resolutivo a nivel laboral, como todos los phablet del mercado. No por ello la parte de imagen se queda atrás, pero seamos consecuentes con su orientación. Es por ello lógico intuir que el verdadero salto de calidad en el apartado fotográfico vendrá de la mano del nuevo modelo de la serie P.

Huawei Mate 10 – 1/25 s – f/1,6 – ISO 357 (JPEG directo) © Albedo Media
Huawei Mate 10 – 1/25 s – f/1,6 – ISO 357 (JPEG directo) © Albedo Media

Aun con ello, este Mate 10 resiste nuestro primer análisis mostrando unas imágenes bien resueltas, por nuestra profesión nos gustan mucho más los resultados obtenidos en el modo RAW. Menos saturación, sobreprocesado y mayor ruido acompañan a un estilo de imagen más suave y más dúctil de editar por nuestra parte, ya sea dentro o fuera del teléfono.

Igualmente, las trazas ópticas –aberraciones cromáticas, astigmatismo, viñeteo– también se desvelan en este modo «más crudo», pero aún es muy prematuro hablar de ello. Esperaremos a nuestros análisis más sosegados y comparativos para emitir un juicio con más criterio al respecto.

Huawei Mate 10 – 1/25 s – f/1,6 – ISO 357 (Conversión RAW) © Albedo Media
Huawei Mate 10 – 1/25 s – f/1,6 – ISO 357 (Conversión RAW) © Albedo Media

La respuesta a los entornos oscuros acompañados de valores ISO elevados no nos ha parecido a priori destacable, peor aún el sobreprocesado que hace que se pierda todo el detalle en la imagen. Sería a nuestro criterio mucho más «soportable» algo de ruido visible en la imagen y más detalle.

Huawei Mate 10 – 1/20 s – f/1,6 – ISO 500 (JPEG directo) © Albedo Media
Huawei Mate 10 – 1/20 s – f/1,6 – ISO 500 (JPEG directo) © Albedo Media

La captura monocromática sigue siendo la reina de la fiesta, mostrando una gradación de grises, detalle y calidad general superlativa. No hay de momento ningún terminal en el mercado que sea capaz de igualar estos resultados, como ya hemos hablado ampliamente en otros artículos más específicos. No obstante por mucho que nosotros la valoremos, la siguiente pregunta sería; ¿Es esto realmente importante para el usuario potencial?

Huawei Mate 10 – 1/25 s – f/1,6 – ISO 640 (JPEG directo) © Albedo Media
Huawei Mate 10 – 1/25 s – f/1,6 – ISO 640 (JPEG directo) © Albedo Media

Conclusiones

Tras unas pocas horas de convivencia con este nuevo terminal, buque insignia de rendimiento y tecnología para Huawei, parece que tendremos que esperar un tiempo para poder percibir las verdaderas ventajas del potente Kirin 970 y su inteligencia artificial integrada.

Si nos centramos en el aspecto fotográfico, la propia idiosincracia evolutiva de la IA -la NPU necesita un tiempo para «aprender» nuestros gustos fotográficos– y la escasa implementación de Apss presintaladas que puedan exprimir esta tecnología hacen que de momento las ventajas se ubiquen solo en torno a la preselección de las escenas automáticas.

En estas escasas horas citadas de prueba, el Mate 10 ha resuelto bien este apartado, eligiendo de manera certera cada escena dentro de las exigencias del territorio móvil. Sin embargo, no podemos olvidar que los modos automáticos de selección de escenas existen en las compactas digitales de gama media desde tiempo inmemorial, con idénticos resultados y ningún chip de última generación dedicado a ello.

Tampoco queremos pecar de impacientes, habrá que dar un voto de confianza lógico a esta nueva tecnología. Por movimientos paralelos en la competencia, la inclusión de procesos de inteligencia artificial está en el punto de mira de todos los avances a corto plazo. Seremos observadores atentos de su evolución y aplicación práctica, también en el terreno fotográfico.

Más tangible y directa parece la mejora aplicada a nivel óptico, aumentando un punto la luminosidad respecto al Mate 9. Estamos deseando exprimir esas dos nuevas Summilux-H  f/1,6 en nuestras posteriores pruebas comparativas.

Conscientes de la razón de ser de la familia Mate dentro del ecosistema de Huawei, tenemos claro que tendremos que esperar al nuevo modelo P para identificar verdaderos saltos de calidad de imagen respecto a los modelos anteriores.

Las opciones y dudas son muchas; ¿Cómo evolucionará su gama más fotográfica? ¿Para cuándo veremos un terminal con opciones de intensidad de procesado en sus JPEG en los modos de captura «Pro» o manual?

Dejar una respuesta

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce aquí tu nombre

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.