En la voluntad del fabricante chino Venus Optics de ofrecer alternativas ópticas para todo tipo de usuarios, se incluyen las cámaras Micro Cuatro Tercios para las que está pensado el Laowa 7,5 mm f/2 MFT, un objetivo ultra gran angular con una distancia focal equivalente de 15 mm en paso universal que probamos montado sobre una Olympus OM-D E-M5 Mark II.

Laowa 7,5 mm f/2 MTF
Laowa 7,5 mm f/2 MTF. © Albedo Media

Con sus 110 º de ángulo de visión, ofrece una imagen rectilínea y, por tanto, resulta muy interesante para tomas de arquitectura y viaje. Tanto el foco como los diafragmas se controlan de forma manual y carece de contactos de conexión electrónica con la cámara, lo que permite obtener un objetivo muy compacto. En efecto, su reducido peso –170 g– y tamaño –5 cm de longitud– lo convierten en un buen compañero para para las pequeñas Micro Cuatro Tercios para las que está diseñado. Existe, además, una versión todavía más ligera –de apenas 150 g– pensada para montar sobre drones.

Laowa 7,5 mm f/2 MTF
Laowa 7,5 mm f/2 MTF. © Albedo Media

Diseño y manejo

Muy parecido, tanto en concepto como en diseño a su hermano de 9 mm para APS-C que probamos unas semanas atrás, se caracteriza por su diseño clásico fabricado en metal y por sus dimensiones todavía más comedidas. También se diferencia en que el anillo de diafragmas sobresale menos aún por lo que ofrece un aspecto más cilíndrico.

Laowa 7,5 mm f/2 MTF
Laowa 7,5 mm f/2 MTF. © Albedo Media

El anillo del foco ofrece una resistencia razonable para evitar desplazamientos indeseados. El de control del diafragma es de giro continuo, pero se detiene en los pasos universales. Eso sí, cuando cerramos más de f/8, el espacio entre clics es tan pequeño que cuesta fijar pasos intermedios.

Facilita el trabajo la indicación de profundidad de campo e hiperfocal que vemos entre ambos anillos. A pesar de que no estén grabados todos los diafragmas resulta muy útil para asegurar el foco.

Laowa 7,5 mm f/2 MTF sobre Olympus OM-D E-M5 II
Laowa 7,5 mm f/2 MTF sobre Olympus OM-D E-M5 II. © Albedo Media

El anillo de control de diafragmas resulta, quizá, excesivamente pequeño y, al quedar tan próximo a la montura de la cámara, puede resultar algo incómodo de manejar. Recordemos que, dado que carece de controles electrónicos, al utilizarse sobre drones no se podrá variar el diafragma a distancia.

No incluye juntas de sellado contra la intemperie por lo que la única protección se limita al recubrimiento externo de la lente frontal, denominado por el fabricante Frog Eye, que lo protege contra manchas de grasa y gotas de agua al tiempo que facilita la limpieza.

Laowa 7,5 mm f/2 MTF. © Albedo Media
Laowa 7,5 mm f/2 MTF. © Albedo Media

Rendimiento

Está formado por 13 lentes distribuidas en 9 grupos. Entre ellas, encontramos dos aesféricas y tres de dispersión extra baja. Aunque no podamos hablar de distorsión cero, sí que se muestra bastante controlada y nada molesta, más aún si tenemos en cuenta que estamos hablando de un angular extremo. Se aprecia un ligero barrilete próximo a los bordes de la foto.

Laowa 7,5 mm f/2 MTF sobre Olympus OM-D E-M5 II.
Laowa 7,5 mm f/2 MTF sobre Olympus OM-D E-M5 II. 1/1.600 s – f/4 – ISO 200. © Fernando Galán

Algo parecido podemos afirmar de las aberraciones cromáticas: apenas presentes en el centro de la imagen, en las esquinas se aprecian halos púrpura y verde en los límites de las figuras muy contrastadas. Recordemos que, al no disponer de contactos, el archivo no recibe información de la óptica por lo que no se pueden aplicar correcciones automáticas para minimizar estas aberraciones.

Laowa 7,5 mm f/2 MTF sobre Olympus OM-D E-M5 II.
Laowa 7,5 mm f/2 MTF sobre Olympus OM-D E-M5 II. 1/500 s – f/11 – ISO 200. © Fernando Galán

Los destellos no aparecen con facilidad, aunque sí llegan a verse en situaciones provocadas: cuando incluimos una fuente de luz intensa en el encuadre, los reflejos aparecen en el extremo opuesto de la imagen. No llega a resultar desagradable si se utiliza como elemento estético y se incluye adecuadamente en la composición.

Laowa 7,5 mm f/2 MTF sobre Olympus OM-D E-M5 II.
Laowa 7,5 mm f/2 MTF sobre Olympus OM-D E-M5 II. 1/800 s – f/16 – ISO 200. © Fernando Galán

Enfoca desde 12 cm, con lo que se consigue un factor de magnificación de 1:9 (0,11x). Recordemos que carece de enfoque automático, por lo que debemos apoyarnos en los asistentes de ayuda a enfoque que propone la cámara para conseguir imágenes nítidas. Al tratarse de un objetivo angular, con mucha profundidad de campo, por tanto, la tarea se facilita.

Laowa 7,5 mm f/2 MTF sobre Olympus OM-D E-M5 II.
Laowa 7,5 mm f/2 MTF sobre Olympus OM-D E-M5 II. 1/40 s – f/8 – ISO 200. © Fernando Galán

Al no disponer de contactos electrónicos, es necesario asignar el focus peaking a cualquier botón de función para poder usarlo cuando se desee. En los objetivos con contactos, esta operación no es necesaria y puede usarse mediante la selección del modo de enfoque manual MF. Para enfocar con mayor precisión es también posible recurrir a la ampliación de la zona de enfoque o bien apoyarnos de las indicaciones de profundidad de campo que figuran grafiadas en el barrilete del objetivo.

Laowa 7,5 mm f/2 MTF sobre Olympus OM-D E-M5 II.
Laowa 7,5 mm f/2 MTF sobre Olympus OM-D E-M5 II. 1/320 s – f/5,6 – ISO 200. © Fernando Galán

A pesar de que el diafragma –que abre hasta f/2 y cierra hasta f/22– está formado por tan sólo 7 palas, en vez de las 9 habituales en la mayoría de objetivos actuales, se consigue un desenfoque bastante redondeado que da a las imágenes un aspecto agradable y peculiar.

Laowa 7,5 mm f/2 MTF sobre Olympus OM-D E-M5 II.
Laowa 7,5 mm f/2 MTF sobre Olympus OM-D E-M5 II. 1/500 s – f/2 – ISO 200. © Fernando Galán

El viñeteado hace acto de presencia en casi todo el recorrido; bastante marcado a máxima apertura y desapareciendo progresivamente hasta dejar de verse por completo a f/11. Desde f/5,6, sin embargo, deja de resultar molesto.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Comparado con…

Dado que son varias las marcas de objetivos que fabrican para cámaras Micro Cuatro Tercios, no se trata en este caso de un objetivo único y podemos encontrar varias alternativas, cada una con una peculiaridad.

A priori, el mayor parecido en cuanto a distancia focal y gama al Laowa aquí probado sería el Samyang 7,5 mm f/3,5, también de enfoque manual, pero se trata de un objetivo “ojo de pez”, a diferencia del aquí probado que es rectilinear.

Laowa 7,5 mm f/2 MTF sobre Olympus OM-D E-M5 II.
Laowa 7,5 mm f/2 MTF sobre Olympus OM-D E-M5 II. 1 s – f/2,8 – ISO 800. © Fernando Galán

Para objetivos rectilíneos podemos optar por algunos de distancia focal variable, donde tanto Olympus como Panasonic tienen sus propias opciones. El más atractivo de ellos, el M.Zuiko Digital ED 7-14 mm f/2,8 PRO, ofrece casi todo lo que podemos buscar en un objetivo de estas características. Eso sí, para guardarlo en la mochila hay que pagar 1.300 €.

La versión más asequible de este, el M Zuiko Digital ED 9-18 mm f/4-5,6 AF, cuesta más o menos la mitad del anterior, pero a cambio ofrece menor ángulo de visión, cuenta con aperturas máximas variables según la focal y, en cualquier caso, no abre más de f/4.

Laowa 7,5 mm f/2 MTF sobre Olympus OM-D E-M5 II.
Laowa 7,5 mm f/2 MTF sobre Olympus OM-D E-M5 II. 1/40 s – f/4 – ISO 800. © Fernando Galán

El Panasonic Leica DG Vario-Elmarit 8-18 mm f/2,8-4 Asph. también tiene aperturas máximas variables, barrilete sellado y autofoco, pero su precio ronda los 1.000 €.

Conclusiones

Podemos encontrar el Laowa 7,5 mm f/2 MFT de esta prueba por un precio en torno a los 500 € lo que le sitúa en una posición equilibrada con respecto a sus competidores. También hemos encontrado muy equilibrado su rendimiento.

Laowa 7,5 mm f/2 MTF sobre Olympus OM-D E-M5 II.
Laowa 7,5 mm f/2 MTF sobre Olympus OM-D E-M5 II. 1/250 s – f/5,6 – ISO 200. © Fernando Galán

Destacando la reducida presencia de artefactos y distorsiones, su ligereza supone un importante tanto a favor, pues está especialmente pensado para ser usado con cámaras pequeñas.

Laowa 7,5 mm f/2 MTF sobre Olympus OM-D E-M5 II.
Puesto que este Laowa no transmite metadatos al archivo, para saber qué diafragma estábamos utilizando en cada caso nos servimos de esta curiosa pulserita con los diafragmas grabados. © Fernando Galán

Su diseño clásico con sensaciones de construcción firme y el particular ángulo de visión que ofrece son los argumentos que terminan de convencernos en este Laowa.


Actualización a 2019/03/21 – El artículo ha sido actualizado con información sobre el modo de uso del focus peaking.

5 Comentarios

  1. Respecto a lo que se comenta en el artículo sobre el focus peaking, esto es así en todos los objetivos que no tienen contactos con la cámara. La solución es muy sencilla, basta con asignar el focus peaking a cualquier botón de función y así poder activarlo cuando se desee. Es lo que yo hago y funciona muy bien.
    Un saludo y enhorabuena por los magníficos artículos de vuestra web.

  2. Buenos días Fernando. En casi todas las cámaras Olympus se puede activar el focus peaking como ayuda al enfoque aunque el objetivo no tenga contactos eléctricos. Se hace asignando cualquiera de los botones función que tienen las Olympus a la función focus peaking. Yo lo uso con todas las Olympus que tengo, incluida la EM5 Mark II al acoplarlas a telescopios y por tanto sin conexión eléctrica alguna con la cámara.

    • En efecto Ángel, hemos podido comprobar lo que comentas; el artículo ya está actualizado con dicha información. Muchas gracias. Saludos.

Dejar una respuesta

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce aquí tu nombre

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.