CPP-2015_Logo_01_EE.jpgVoigtlaender_VM15_mm_4_5_SW_Heliar_01_EE.jpgCámaras tales como las Leica-M Typ 240 y Monochrom, así como las Sony de la serie A7 que pueden  utilizar -entre otros– objetivos de bayoneta Leica-M mediante adaptador, han suscitado nuevo interés por objetivos compatibles de otros fabricantes, como por ejemplo Voigtländer.

En el primer caso, en el de los usuarios de las Leica digitales, el citado interés puede ser, bien por el alto precio de las soberbias ópticas originales Leica-M, bien por el volcado sobre ópticas de carácter algo más extremo. En el segundo, en el de las cámaras Sony A7 en sus distintas versiones por un lado claramente por la flagrante ausencia de ópticas «prime» en su catálogo y en el segundo por el mismo caso anterior: buscar los extremos.

El Voigtländer VM Super Wide Heliar 15 mm f/4,5 Asph III ha sido totalmente recalculado óptica y mecánicamente para rendir al máximo sobre los captores digitales de 24 x 36 mm y las cortas distancias de registro de cámaras tales como las Leica-M digitales y las Sony de la serie 7, estas últimas mediante adaptador. En nuestra toma de contacto, se ha mostrado como una óptica de perfecto acabado, suave funcionamiento y carácter extremo: cubre 110 grados…

Y Voigtländer es la única firma por el momento capaz de cumplir con esos deseos y necesidades. Ya anteriormente disponía del objetivo Voigtländer Super Wide Heliar VM 15 mm f/4,5, pero todos los que se atrevieron a montarlo –mediante adaptador– sobre una Sony A7, por ejemplo una A7R, entre ellos nosotros mismos, pronto descubrieron que esa óptica, concebida inicialmente para película, se llevaba mal, pero que muy mal con la crítica relación montura/distancia de registro de las A7.

/Una mano sostiene el pequeño objetivo Voigtländer VM Super Wide Heliar 15 mm f/4,5 Asph III
Voigtländer VM 15 mm f/4,5 SW Heliar III  © Albedo Media S.L. 

Los ingenieros de Cosina –fabricante de Voigtländer– se pusieron a la tarea, y en la pasada Photokina anunciaron la versión II de esta óptica, también llamada, un tanto en clave, «versión 2014». Resulta muy interesante observar que ahora, la marca referencia el nuevo objetivo como «VM Super Wide Heliar 15 mm f/4,5 Asph III» esto es versión tercera y no segunda. La idea del nuevo desarrollo es mejorar el rendimiento en los bordes y esquinas de la imagen.
Mucha elaboración debe de haberse producido entre bastidores, y desde luego las formas del nuevo objetivo son enteramente distintas de las del primero. Eso si: todavía no se ha hecho público el esquema óptico concreto, aunque sabemos que se basa en 9 grupos a partir de 11 lentes, de las cuales alguna es aesférica.

En la mano, ya en nuestra toma de contacto, podemos constatar su estilo casi «pancake» extremadamente compacto, con muy buenos acabados en todos los aspectos: revestimiento de la lente frontal, barrilete y montura. Nada que envidiar a un objetivo Leica.

/Objetivo Voigtländer VM Super Wide Heliar 15 mm f/4,5 Asph III, junto a un adaptador
El Voigtländer VM 15 mm f/4,5 junto con el adaptador de montura M para Sony FE © Albedo Media S.L.

Montado mediante adaptador sobre una Sony A7 –recordemos que este objetivo es nativo en montura Leica-M– el conjunto sigue siendo extremadamente compacto.

/Objetivo Voigtländer VM Super Wide Heliar 15 mm f/4,5 Asph III, montado en una Sony A7S mediante adaptador
El © Albedo Media S.L. 

El enfoque, como es el caso de todos los Voigtländer, es manual, extremadamente suave: evidentemente, en esta casa montan helicoidales finamente mecanizadas. A pesar de la cortísima focal, que hace que este objetivo se comporte en la práctica como un «panfocus», los responsables de su desarrollo han conseguido hacer que el recorrido de la escala de enfoque, de infinito a 50 cm, se larga y con muchas de las distancias grabadas: 3m, 2m, 1,5m, 1,2m, 1m, 0,8m, 0,7m, 0,6m y 0,5m y de esa forma, podemos trabajar con la escala de profundidad de campo para llevar el VM Super Wide Heliar 15 mm f/4,5 Asph III «preenfocado» para acción.

Imágenes tomadas con el Voigtländer VM 15 mm f/4,5 montado en una Sony A7S

Pendientes de una eventual prueba de laboratorio, en las imágenes tomadas con una Sony A7S observamos que la mejoría en la iluminación para las esquinas (viñeteado) ha mejorado mucho respecto a nuestra experiencia con la versión primera de esta óptica. La versión III que ahora hemos empleado es físicamente más larga que la primera y ello debe ayudar a esa mejor iluminación, si bien como objetivo es… más feo.

Ahora bien, como con toda óptica extremadamente angular, debemos anticipar una perspectiva muy dinámica que distorsiona los sujetos presentes en el borde del campo, algo que tendremos que tener en cuenta en nuestras composiciones. Un ejemplo de ello sería el caballero de la izquierda, al fondo. Por su parte, si observamos la perspectiva de la pierna del que avanza por la derecha, podemos imaginarnos lo que hubiese ocurrido si antes de disparar dejamos que llegue al borde del encuadre.
Este objetivo, con su cobertura de 110 grados, es una potente herramienta que habrá que saber manejar con juicio y mesura.

/Toma realizada mediante un objetivo Voigtländer VM Super Wide Heliar 15 mm f/4,5 Asph III, y una Sony A7S
Imagen tomada con Voigtländer VM 15 mm f/4,5 f/4,5 – ISO 3200[click encima para imagen a resolución nativa] © Albedo Media S.L.

 

Fotos de Núria Agustí para @ Albedo Media S.L

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.