Ya hemos hablado, para esta CP+ 2018, de dos ópticas macro, el Sigma 70 mm f/2,8 DG Macro | Art y el Venus Laowa 25 mm f/2,8 Ultra Macro. En esta ocasión hablamos de un tercero, el Voigtländer Macro Apo-Lanthar 110 mm f/2,5 Eanunciado también hace solo unos días y que, como su nombre indica, está diseñado para cámaras mirrorless de formato completo (24×36 mm) de montura Sony E (FE).

Voightländer Macro Apo-Lanthar 110 mm f/2,5 E © Cosina
Voigtländer Macro Apo-Lanthar 110 mm f/2,5 E © Cosina

Cosina, fabricante de las ópticas Voigtländer, también anunció, junto con este macro, otros dos nuevos objetivos: el Nokton 50 mm f/1,2 VM para Leica M –que ya hemos probado– y Color-Skopar 21 mm f/3,5 Aspherical E, también para montura Sony E, pero esta vez solo bajo vitrina como mockup al parecer.

Voightländer Color-Skopar 21 mm f/3,5 Aspherical E © Albedo Media
Voigtländer Color-Skopar 21 mm f/3,5 Aspherical E © Albedo Media

Para este prototipo, por la forma de su lente frontal –de escaso diámetro– parece que Cosina/Voigtländer piensa apartarse de sus esquemas más tradicionales y quizá optar por un diseño de retrofoco invertido –más propio de diseños tipo Olympus, por ejemplo–, lo cual es, sin duda, un hecho interesante.

Por lo que respecta al nuevo macro de Voigtländer, este es algo más contundente y voluminoso que el anterior Macro Apo-Lanthar 65 mm f/2 –que justamente probamos en la pasada edición de la feria– tal como corresponde a su mayor distancia focal de 110 mm. Sin embargo, el hecho de no ser tan luminoso como el anterior –f/2,5 contra f/2– permite mantener unas dimensiones razonables.

Voightländer Macro Apo-Lanthar 110 mm f/2,5 E © Albedo Media
Voigtländer Macro Apo-Lanthar 110 mm f/2,5 E © Albedo Media

Son muy parecidos en forma, ya que esta clase de objetivo macro necesita albergar una doble helicoidal para poder llegar a las ratio de reproducción previstas, lo que se aprovecha para «hundir» el conjunto de lentes al fondo del barrilete, creando así una suerte de «parasol incorporado».

No obstante para el 100 mm se ha optado por unas formas menos «rectas», algo más cónicas, lo que –en nuestra opinión– le otorga un aspecto más «vanguardista». Ambos incorporan el distintivo de la líneas tricolor –RGB– para indicar su naturaleza apocromática, un nivel de corrección óptica difícil de alcanzar.

Voightländer Macro Apo-Lanthar 110 mm f/2,5 E y Macro Apo-Lanthar 65 mm f/2. Una focal de 110 mm o una de 65 mm, una luminosidad de f/2,5 o de f/2, ¿cual sería su elección? © Albedo Media
Voightländer Macro Apo-Lanthar 110 mm f/2,5 E y Macro Apo-Lanthar 65 mm f/2. Una focal de 110 mm o una de 65 mm, una luminosidad de f/2,5 o de f/2, ¿cual sería su elección? © Albedo Media

En lo que respecta al manejo, encontramos el anillo de ajuste de aperturas de diafragma –con ajuste por clics– de un tacto correcto, aunque se nos antoja algo estrecho para nuestro gusto. Por su parte, el amplio aro de enfoque resulta un poco suave, pero sin juegos.

Sus particulares «hendiduras», en lo que representa un acabado muy clásico, pueden resultar menos «modernas» que algunos revestimientos gomosos de los que proliferan ahora, pero es probable que –con el tiempo– demuestren su valor en cuanto a durabilidad se refiere.

Voightländer Macro Apo-Lanthar 110 mm f/2,5 E © Albedo Media
Voigtländer Macro Apo-Lanthar 110 mm f/2,5 E © Albedo Media

En este último aro mencionado, disponemos de las indicaciones, grabadas en rojo, correspondientes a ciertos valores de las escalas de reproducción, que llegan hasta 1:1 y, serigrafiadas en blanco, aquellas correspondientes a distancias de enfoque y el resto de las ratios de reproducción. Una escala de profundidad de campo –apretada debida a la focal de 110 mm– nos ofrece una ayuda que quizá sea más útil para el valor extremo de f/22 que para el resto.

Voightländer Macro Apo-Lanthar 110 mm f/2,5 E © Albedo Media
Voigtländer Macro Apo-Lanthar 110 mm f/2,5 E © Albedo Media

En un objetivo Voigtländer no puede faltar una sólida bayoneta en latón cromado y, en este caso, con contactos eléctricos para transmisión de datos. Al tratarse de un objetivo apocromático, quizá estos estén más pensandos para los datos EXIF que en los propios para correcciones ópticas vía firmware.

Lamentablemente, no se ha previsto ninguna junta de estanqueidad y la lente posterior se desplaza con el enfoque, lo que puede propiciar un eventual mayor nivel de bombeo de polvo hacia el sensor de la cámara.

Voigtländer Macro Apo-Lanthar 110 mm f/2,5 E © Albedo Media
Voigtländer Macro Apo-Lanthar 110 mm f/2,5 E © Albedo Media

Recordemos que estamos ante una óptica de enfoque manual, con todas sus ventajas e inconvenientes, y también que la doble helicoidal produce una importante extensión del barrilete a la escala 1:1 –teóricamente, el doble que a infinito–. Ello hace que, con ese ajuste, el conjunto tienda a cabecear al utilizar el objetivo sobre las Sony Alpha a las que va destinado.

Voigtländer Macro Apo-Lanthar 110 mm f/2,5 E: puede apreciarse la extensión por doble helicoidal © Albedo Media
Voigtländer Macro Apo-Lanthar 110 mm f/2,5 E: puede apreciarse la extensión por doble helicoidal © Albedo Media

A un factor de 1:1 la distancia de enfoque es de 35 cm, todavía bastante cómoda como para no proyectar sombras sobre el sujeto a fotografiar.

Muestras

A continuación, mostramos unas cuantas tomas a resolución nativa realizadas con el Voigtländer Macro Apo-Lanthar 110 mm f/2,5 E  montado sobre una Sony α7 II .

Imagen tomada con Voigtländer Macro Apo-Lanthar 110 mm f/2,5 E y Sony α7 II a f/2,5 – 1/100 s – ISO 800 © Albedo Media
Imagen tomada con Voigtländer Macro Apo-Lanthar 110 mm f/2,5 E y Sony α7 II a f/2,5 – 1/100 s – ISO 800 © Albedo Media
Imagen tomada con Voigtländer Macro Apo-Lanthar 110 mm f/2,5 E y Sony α7 II a f/2,5 – 1/50 s – ISO 800 ©Albedo Media
Imagen tomada con Voigtländer Macro Apo-Lanthar 110 mm f/2,5 E y Sony α7 II a f/2,5 – 1/50 s – ISO 800 © Albedo Media
Imagen tomada con Voigtländer Macro Apo-Lanthar 110 mm f/2,5 E y Sony α7 II a f/2,5 – 1/80 s – ISO 800 © Albedo Media
Imagen tomada con Voigtländer Macro Apo-Lanthar 110 mm f/2,5 E y Sony α7 II a f/2,5 – 1/80 s – ISO 800 © Albedo Media
Imagen tomada con Voigtländer Macro Apo-Lanthar 110 mm f/2,5 E y Sony α7 II a f/2,5 – 1/60 s – ISO 800 © Albedo Media
Imagen tomada con Voigtländer Macro Apo-Lanthar 110 mm f/2,5 E y Sony α7 II a f/2,5 – 1/60 s – ISO 800 © Albedo Media

En todas las tomas macro, apreciamos un bokeh muy armónico, que sin duda complacerá a los fotógrafos amantes de los sujetos de pequeñas dimensiones. En este caso –puesto que las imágenes están realizadas a plena apertura– pensamos que la calidad asociada a las partes desenfocadas se debe a la excelente corrección apocromática que minimiza las correspondientes aberraciones.

Imagen tomada con Voigtländer Macro Apo-Lanthar 110 mm f/2,5 E y Sony α7 II a f/2,5 – 1/125 s – ISO 640 © Albedo Media
Imagen tomada con Voigtländer Macro Apo-Lanthar 110 mm f/2,5 E y Sony α7 II a f/2,5 – 1/125 s – ISO 640 © Albedo Media
Imagen tomada con Voigtländer Macro Apo-Lanthar 110 mm f/2,5 E y Sony α7 II a f/2,5 – 1/100 s – ISO 800 © Albedo Media
Imagen tomada con Voigtländer Macro Apo-Lanthar 110 mm f/2,5 E y Sony α7 II a f/2,5 – 1/100 s – ISO 800 © Albedo Media

Al tratase de un objetivo macro de focal media, este 110 mm f/2,5 puede resultar muy versátil para otras aplicaciones, especialmente para retrato, como podemos certificar en las anteriores imágenes realizadas a pie de estand. Asimismo, bajo esta aplicación a f/2,5, el bokeh obtenido es muy agradable, en nuestra opinión.

Conclusiones

Comparado con el 65 mm f/2, el nuevo 110 mm f/2,5 se nos antoja más útil para cuando no podemos aproximarnos tanto al sujeto en modo macro, y además dispone de una distancia focal más «tele» apropiada para retratos, ya el 65 mm queda algo corto en este sentido, y por otro lado como «estándar» ofrece un ángulo ya un poco estrecho en relación con un 50 mm o incluso un 40 mm.

En cuanto a la disponibilidad, sus responsables nos confirman que será «a lo largo del año», seguramente hacia finales de este 2018. Por tanto, en lo que respecta al precio –sin fijar de momento– parece prematuro especular mucho, aunque para hacernos una idea, el Macro Apo-Lanthar 65 mm f/2 cuesta en torno a los 1.000 €.

Dejar una respuesta

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce aquí tu nombre

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.