Fiel a su tradición, Cosina ha traído sus últimas novedades a su estand de la CP+, entre las que se encuentra el nuevo Voigtländer Nokton 50 mm Aspherical f/1,2 VManunciado oficialmente hace apenas unos días.

Voigtländer Nokton 50 mm f/1,2 Aspherical VM © Albedo Media
Voigtländer Nokton 50 mm f/1,2 Aspherical VM © Albedo Media

En la mano, más allá de las frías cifras –apenas 4,9 cm de longitud y 63 mm de diámetro– este Nokton sorprende por lo compacto y –en relación a ello– por la alta densidad subjetiva, ya que en su barrilete metálico, no se ocultan circuito o motores AF alguno, solo ocho grandes lentes en vidrio óptico y un diafragma de 12 palas.

Siempre conviene recordar que –para los objetivos destinados a cámaras de visor telemétrico– uno de los desafíos que se presenta a sus diseñadores es hacerlos lo suficientemente compactos para que su intrusión en el encuadre de su visor óptico sea lo más reducida posible.

El acabado del Nokton 50 mm Aspherical f/1,2 VM es excelente –tanto en pavonados y anodizados como cromados–, en línea de todos los productos de la firma Cosina –sean Voigtländer o Zeiss–.

Voigtländer Nokton 50 mm f/1,2 Aspherical VM © Albedo Media
Voigtländer Nokton 50 mm f/1,2 Aspherical VM © Albedo Media

La calidad no es solo superficial, sino que se aprecia también «bajo la piel», con un aro de enfoque suave y preciso, justo con la dureza necesaria para el tacto de uso que se asocia al empleo de las telemétricas. Un enfoque que llega hasta los 70 cm de distancia mínima, que es el límite operativo del telémetro de las cámaras a las que va destinada esta óptica.

No es menos cierto que el anillo de aperturas de diafragma resulta un poco estrecho; situado justo en el frontal de la óptica, no hay espacio para mucho más teniendo en cuenta el tamaño compacto de la misma. Pero los clics encajan con precisión y no resulta difícil saber –al tacto– en qué punto de la escala se encuentra.

Voigtländer Nokton 50 mm f/1,2 Aspherical VM © Albedo Media
Voigtländer Nokton 50 mm f/1,2 Aspherical VM © Albedo Media

Voigtländer no escatima a la hora de crear los diafragmas de sus ópticas, y este Nokton aesférico incorpora nada menos que 12 palas. Sin embargo, en busca de la excelencia –más allá de lo perfecto– año tras año nos preguntamos si no les sería posible trabajar un poco más sobre el perfil de esas palas para crear una apertura de forma más redondeada…

Voigtländer Nokton 50 mm f/1,2 Aspherical VM © Albedo Media
Voigtländer Nokton 50 mm f/1,2 Aspherical VM © Albedo Media

Si no se escatima en palas de diafragma, mucho menos en la calidad de la montura –»VM» en Voigtländer es sinónimo de «Leica-M»–, con un encaje de primer nivel y una durabilidad excelente en otras que conocemos. Entendemos que –por cuestión de patentes– estas monturas VM no se codifican ópticamente a 6 bits como lo son actualmente las propias de Leica, pues la patente sigue vigente –mientras que la clásica ya venció–.

Voigtländer Nokton 50 mm f/1,2 Aspherical VM © Albedo Media
Voigtländer Nokton 50 mm f/1,2 Aspherical VM © Albedo Media

A falta de una Leica M digital, pudimos montar la óptica sobre una Voigtländer Bessa R3M y comprobar lo equilibrado del objetivo en relación a la cámara, tal como hemos adelantado poco más arriba.

Voigtländer Nokton 50 mm f/1,2 Aspherical VM © Albedo Media
Voigtländer Nokton 50 mm f/1,2 Aspherical VM © Albedo Media

En la vista frontal, puede apreciarse lo ajustado del diámetro máximo del Voigtländer Nokton 50 mm Aspherical f/1,2 VM a pesar de su alta luminosidad, sin duda como resultado de una parte de los servicios de las lentes aesféricas. Esperamos poder ofrecer en algún momento una prueba a fondo de una unidad final de esta óptica.

Voigtländer Nokton 50 mm f/1,2 Aspherical VM © Albedo Media
Voigtländer Nokton 50 mm f/1,2 Aspherical VM © Albedo Media

Resultará interesante ver cómo se encaja este objetivo en la línea de ópticas de 50 mm de focal y alta luminosidad Voigtländer VM, que en este momento incluye también las referencias Nokton 50 mm f/1,1 VM y Nokton 50 mm f/1,5 Aspherical VM. Suponemos que reemplazará más tarde o más temprano al primero, más voluminoso –5,7 cm de largo y 70 mm de diámetro–, mientras que el segundo parece parece jugar más bien «en otra liga» gracias a su estética más clásica.

Finalmente, recordar que esta óptica, al igual que todas las de su montura, pueden utilizarse mediante adaptador sobre la mayoría de las cámaras mirrorless de visor electrónico, siendo especialmente buenas candidatas aquellas equipadas con sensores de «formato completo» (24×36 mm).

Dejar una respuesta

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce aquí tu nombre

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.