Zeiss Distagon T* 35 mm f/1,4 ZM – Rendimiento

Presentado en la pasada Photokina y tras una primera toma de contacto con el Zeiss Distagon T* 35 mm f/1,4 ZM en la CP+ de Yokohama, ofrecemos ahora la prueba técnica de una unidad de serie de este angular luminoso en montura «Leica-M».
Para los buenos entendedores de las ópticas «puras», con un mínimo, o ningún apoyo de ingeniería informática, los objetivos en bayoneta «Leica-M» son siempre una referencia de calidad, bien sea naturalmente en Leica, pero también en Zeiss y Voigtländer de entre las marcas actuales.
Sólidos barriletes metálicos, enfoque manual y un mínimo tamaño para interferir lo menos posible con los visores telemétricos se unen a una calidad de imagen lo más alta posible.

Hasta hace poco más de dos años, estas ópticas despertaban el interés, bien de los entusiastas de las cámaras analógicas con montura Leica-M, tales como las propias Leica, las Zeiss Ikon y las Voigtländer, bien de los selectos usuarios de las Leica-M digitales.
Pero desde la introducción de las Sony de la serie A7, con su sensor de formato24x36 mm y la corta distancia de registro que permite utilizar estas ópticas sobre las mismas mediante un simple adaptador, el interés por estas ópticas ha crecido exponencialmente y ello tanto por parte de los usuarios potenciales como por la de los fabricantes, que ven como un mercado que estaba estancado o incluso en leve recesión, crece de nuevo. Y el Zeiss Distagon T* 35 mm f/1,4 ZM es una nueva referencia dentro de ese área de interés, entre otras razones porque sin ser barato, es más asequible que el Leica Summilux-M 35 mm f/1,4 Asph. equivalente.

 

/Zeiss Distagon T* 35 mm f/1,4 ZM, con figurina de fotógrafa
© Albedo Media, S.L.
De f/1,4 a f/16 con clics cada tercio de punto. Un sólido objetivo de borde anterior a montura.

/Objetivo Zeiss Distagon T* 35 mm f/1,4 ZM montado sobre el adaptador Leica-M a Sony FE, frente a la montura de una Sony A7R
© Albedo Media, S.L.
El Zeiss Distagon T* 35 mm f/1,4 ZM montado sobre el adaptador Leica-M a Sony FE, frente a la «boca» de una Sony A7R

Debido a ese nuevo mercado que han abierto las Sony A7, A7II, A7R y A7S, las nuevas ópticas de Zeiss y Voigtländer se anuncian implícitamente como «optimizadas para las Sony», cosa a la que Leica naturalmente «no se rebaja». Y a nadie se le oculta –por mucho que los ingenieros de la firma «echen balones fuera»– que la combinación de tamaño de sensor, diámetro de montura y distancia de registro de esas cámaras no lo pone nada fácil a los diseñadores de ópticas.
Ahora bien: no es menos cierto que una vez montada una óptica «Leica-M» sobre el adaptador, la distancia de registro resultante es la propia de… una Leica-M.
La cosa por tanto quedaría más o menos igualada, salvo por un pequeño detalle –pequeño en tamaño pero grande en significado– las ópticas Leica-M codificadas a 6 bit sí que transmiten información a las cámaras digitales de la firma para compensar el posible viñeteo.

/Zeiss Distagon T* 35 mm f/1,4 ZM montado sobre el adaptador Leica-M a Sony FE, a una Sony A7R
© Albedo Media, S.L./Zeiss Distagon T* 35 mm f/1,4 ZM montado en una Leica Monochrom
© Albedo Media, S.L.

El Zeiss Distagon T* 35 mm f/1,4 montado arriba –mediante adaptador Novoflex– sobre una Sony A7R y abajo con su montura nativa, sobre una sobria Leica-M Monochrom. Como puede verse no es muy corto para su focal y ello se debe al esquema óptico empleado.


Pero bien, tras todas estas consideraciones previas, lo que nos planteamos nada más presentarse el Zeiss Distagon T* 35 mm f/1,4 ZM es lo que hemos hecho ahora: realizar un prueba técnica sobre una Sony A7R por un lado y sobre una Leica-M Monochrom por otro. Las primeras razones son técnicas,  por un lado –alta resolución de 36 Mpx. del sensor de la A7R– y por otro –la pureza del sensor de 18 Mpx. de la Monochrom– que al estar libre de la pauta Bayer de mosaico de colores, también lo está de filtro de paso bajo y de interpolación. Una resolución de dos a uno, pero con arquitecturas diferentes.
A la hora de analizar los resultados deben conocerse nuestros protocolos de pruebas y debemos recordar que lo que ofrecemos a través los siguientes gráficos es el rendimiento del sistema compuesto por óptica y sensor, y en su caso, firmware.

Zeiss Distagon T* 35 mm f/1,4 ZM: rendimiento

Zeiss Distagon T* 35 mm f/1,4 ZM: resolución

 

/Zeiss Distagon T* 35 mm f/1,4 ZM, gráfico de resolución sobre una Sony A7R
© Albedo Media, S.L.
© Albedo Media, S.L.
© Albedo Media, S.L.

Basta echar un vistazo a los gráficos de resolución para detectar al menos tres puntos interesantes: la pauta de comportamiento según aberturas de diafragma se repite sobre la Sony A7R y la Leica-M Monochrom, esta pauta tiene un «toque» particular, y la diferencia en resolución del sistema existe… pero no es escandalosa y ni mucho menos refleja la diferencia en resolución de los sensores.
Buscando los puntos en común, podemos ver que la resolución en centro y esquina del Zeiss Distagon T* 35 mm f/1,4 ZM, tras el valor para la plena apertura de f/14, cae ligeramente para f/2 y f/2,8 manteniéndose para f/4 y trepando de ahí en adelante para decaer ligera y progresivamente para f/11 y f/16 debido a la difracción. Muy acertadamente, Zeiss ha decidido no hacer cerrar hasta f/22 su nuevo objetivo estrella de la serie ZM.En nuestra opinión, esa pequeña caída desde f/1,4 se debe a un ligero «focus shift» y para los valores de f/2 y f/2,8 podría compensarse enfocando muy ligeramente hacia cerca. Pero ello –para esos valores– penalizaría las esquinas en favor del centro y los diseñadores han preferido optimizar ese valor para el centro a f/1,4, pensando y con muy buena razón, que el que se compra un objetivo que «abre a f/1,4» es para usarlo con ese ajuste sin perjuicio de otros. A notar que las curvas MTF que ofrece Zeiss son para f/1,4 y para f/4 precisamente…
Ahora bien, ¡no nos dejemos despistar por ese detalle, y dejemos de ver que los valores de resolución para cualquier valor de apertura son excelentes!

¿Qué podemos decir de la diferencia en resolución del sistema entre los 36 Mpx. de la Sony A7R y los 18 Mpx. del blanco y negro puro, sin pauta Bayer de la Leica-M Monochrom?
Pensamos que los gráficos son nítidos al respecto: el sensor de 36 Mpx. de la A7R consigue arrancar hasta un 8% más de resolución como máximo para algún valor aislado de abertura de diafragma, pero exclusivamente en el centro mientras que en las esquinas queda bastante claramente por debajo, menos para f/8, f/11 y f/16.
Cada uno extraerá sus propias conclusiones pero he aquí las nuestras: en lo que respecta a resolución, para un mismo tamaño de sensor, la pauta Bayer de color y la alta densidad de píxeles, se rinden ante un sensor monocromo de la mitad de píxeles.

Zeiss Distagon T* 35 mm f/1,4 ZM: viñeteo

© Albedo Media, S.L.
© Albedo Media, S.L.
© Albedo Media, S.L.
© Albedo Media, S.L.
El viñeteo es un tema siempre difícil de resolver en ópticas luminosas, más si son de focales cortas y aún más si no podemos hacer «maniobras oscuras» cocinando los archivos RAW.
Y ese tipo de operación no está bien visto en el mundo de estas ópticas concebidas primordialmente para telemétricas, ya que por un lado la comunicación entre monturas objetivo/cámara no se caracteriza por lo brillante, y por otro lado el usuario de este tipo de óptica y cámara espera ópticas puras, no manipuladas vía firmware/software.
Si observamos los gráficos de viñeteo, veremos que sobre el sensor de la Leica-M Monochrom es notable para f/1,4, pero en la línea de estas focales y luminosidades, con la particularidad de que para f/2,8 la mejora es enorme y para f/4 ya se estabiliza en niveles muy aceptables.
Para la Sony A7R el viñeteo es muy alto para f/1,4, al tiempo que si bien la pauta de mejora es similar a la que se observa sobre el sensor de la Monochrom, no acaba de levantar, quedando siempre en un valor apreciable.
Nuestra conclusión: de nuevo, para distancias de registro cortas –la de la montura Leica-M o la de la A7R con adaptador lo es– una alta densidad de píxeles y la pauta Bayer penaliza la iluminación en las esquinas. A notar que, tanto Leica como Sony hablan de que la estructura de microlentes está optimizada de centro a esquinas.


© Albedo Media, S.L.

Gráfico comparativo de pérdida de iluminación –viñeteo– entre la Sony A7R y la Leica-M Monochrom [Clic para ampliar]

 

Zeiss Distagon T* 35 mm f/1,4 ZM: distorsión

© Albedo Media, S.L.
© Albedo Media, S.L.

Zeiss Distagon T* 35 mm f/1,4 ZM: distorsión

© Albedo Media, S.L.
© Albedo Media, S.L.

Leica Summarit-M 35 mm f/2,5: distorsión

Cuando vemos los gráficos de distorsión de esta clase de objetivos es cuando quizá más tomamos conciencia –o deberíamos tomar– de lo que es «el estado del arte» en óptica. Ponemos como curiosidad los gráficos correspondientes al Zeiss Distagon T* 35 mm f/1,4 ZM y al Leica Summarit-M 35 mm f/2,5, un objetivo de diseño mucho menos comprometido, y vemos que si el Leica adolece de un muy ligero barrilete, el Zeiss tiene solo un ligero acerico, a pesar de ser casi dos puntos más luminoso.
Según las leyes de la óptica, podría reducirse el viñeteo dejando un poco más de distorsión en barrilete… pero no es lo que buscaban los diseñadores.


© Albedo Media, S.L.

La luminosidad tiene un precio y no solo económico: para una calidad de imagen equivalente, hacer un f/1,4 supone la necesidad de más lentes, de más diámetro y más complejas: un Leica Summarit-M 35 mm f/2,5 junto a un Zeiss Distagon T* 35 mm f/1,4

Zeiss Distagon T* 35 mm f/1,4: conclusiones

El rendimiento, soberbio, del nuevo angular luminoso de focal clásica de Zeiss –en 35 mm– refleja la filosofía de diseño y constructiva más respetuosa con los conceptos de la óptica pura, frente a la de objetivos muy dependientes de correcciones informáticas, ya bien de los propios RAW, bien del tratamiento por perfil digital. Sin demérito de estas últimas (el precio importa), objetivos como este Zeiss mantienen su valor como óptica –no hablamos solo de dinero– independientemente de que los usemos sobre un cuerpo digital o uno de película, sobre el de una marca o el de otra. No son baratos, pero su valor y compatibilidad se mantiene mucho mejor a lo largo del tiempo, ya que la electrónica es mínima por no decir cero y la mecánica  es más fiable y fácil de mantener.

A fin de valorar en contexto esta nueva avanzada óptica Zeiss «Made in Japan», ofrecemos su tabla de características técnicas lado a lado con las propias del competidor nato, o quizá, nunca mejor dicho, «el objetivo a batir»: el Leica Summilux-M 35 mm f/1,4 Asph.
Puede verse que la diferencia de precio es notable –a favor del Zeiss– y también el tamaño, especialmente el largo, también, a favor del Leica. Esto último se debe fundamentalmente, a que el Zeiss ha sido optimizado con un diseño retrofoco y casi telecéntrico para cámaras como la Sony A7R, y sin apoyo de codificación.
La pregunta que es posible que nos hagan, sería quizá… ¿qué tal rendiría este objetivo sobre un posible futuro sensor de 50 Mpx, quizá de una versión adicional de Sony A7? ¿Le quedará potencial de resolución? Veremos…

© Zeiss
© Zeiss

Zeiss Distagon T* 35 mm f/1,4 ZM: ficha técnica

OBJETIVO Zeiss Distagon T* 35 mm f/1,4 ZM Leica Summilux-M 35 mm f/1,4 Asph.
Cobertura 24 x 36 mm 24 x 36 mm
Focal 35 mm (nominal) 35 mm (focal real 35,6 mm)
Focal «equivalente» APS-C/MFT 52,5/70 mm 52,5/70 mm
Ángulos de toma aprox. (D/H/V) 62,15/53,40/36,99 grados 63/54/37 grados
Abertura máxima f/1,4 f/1,4
Abertura mínima f/16 f/16
Numero de palas 10 9
Lentes/grupos 10/7 9/5
Lentes aesféricas Afirmativo Una lente aesférica
Otras lentes especiales No indicado Una lente, frontal,
en vidrio de dispersión anómala
Lentes flotantes Afirmativo Afirmativo, un conjunto de cinco lentes
Revestimientos Multicapas Zeiss T* Multicapas
Distancia mínima de enfoque 0,7 m/0,6 m desde el borde frontal;
ángulo de giro 90º
0,7 m
Escala de reproducción 1: 16,9 1: 17,4
Área cubierta a la mínima distancia (aprox.) 60,95 x 40,63 cm 62,6 x 41,8 cm
Autoenfoque No No
Tipo de motor No aplicable No aplicable
Zoom motorizado No aplicable No aplicable
Tipo de motor No aplicable No aplicable
Enfoque manual Afirmativo Afirmativo
Estabilizado No No
Equivalencia según fabricante No aplicable No aplicable
Ø para filtros 49 mm 46 mm
Ø x Largo 63,2 x 65,2 mm 56 x 46 mm
Peso  381 gramos 320/420 gramos (negro/plata)
Barrilete Metálico Metálico
Sellado contra intemperie No No
Montura «Leica-M» Leica M codificada a 6 bit
Transmisión de datos No Optoelectrónica
Optimizado para vídeo No No
Otros datos Anillo de aberturas
ajustable en tercios de punto
Anillo de aberturas
ajustable en tercios de punto
Accesorios incluidos Tapas Parasol rectangular y tapas
Precio aproximado 1.990 € (negro/plata) 4.335 € (negro)/4.645 € (plata)
Disponibilidad Afirmativo Afirmativo

(**) Zeiss y Voigtländer son fabricados en Japón por Cosina

 

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.