AF-S Nikkor 24-70 mm f/2,8E ED VR – Electromagnético

Nikon presenta una importante actualización de su zoom estándar profesional, bajo la denominación AF-S Nikkor 24-70 mm f/2,8 E ED VR, con mejoras que lo hacen más rápido, más resistente y más estable. Entre las mejoras no visibles a primera vista figura un diafragma de control electromagnético, en lugar de mecánico.

Ocho años después de introducir el AF-S Nikkor 24-70 mm f/2,8 G (2007, junto con la D3), la nueva óptica profesional que es el caballo de batalla de los fotógrafos profesionales experimenta un rediseño tan completo que es de hecho una óptica completamente nueva salvo por la gama de focales y apertura máxima a la que obedece.

Así, el esquema óptico incorpora una lente aesférica en vidrio ED –de baja dispersión cromática– dentro de su esquema de 20 elementos repartidos en 16 grupos, al tiempo que los revestimientos antirreflejos por nanocristales en todas las lentes se ven reforzados por un revestimiento de sales de flúor en la superficie externa de las lentes anterior y posterior, un tratamiento que repele el agua y la suciedad y además –llegado el caso facilita la limpieza.
De forma coherente al uso profesional esperado del nuevo AF-S Nikkor 24-70 mm f/2,8 E ED VR, se trata de una óptica sellada contra la intemperie.

El sistema VR de estabilización óptica interna ofrecerá según la firma, una eficacia equivalente a cuatro pasos, al tiempo que el motor AF SWM ultrasónico de anillos es ahora 1,5 veces más rápido que en el anterior AF-S Nikkor 24-70 mm f/2,8G.
A petición de muchos fotógrafos profesionales, se ha incorporado el bloqueo de liberación en un hueco para evitar la extracción accidental del objetivo. Igualmente se suministra un parasol que se indica es de dimensiones modestas, pero de altas prestaciones.

Mr. Zurab Kiknadze, durante una presentación, en abril de 2013 © DSLR Magazine
Mr. Zurab Kiknadze, durante una presentación, en abril de 2013 © DSLR Magazine

El aspecto más interesante desde nuestro punto de vista es la incorporación de una actuación electromagnética del sistema del diafragma, algo sobre cuya conveniencia venimos abogando en DSLR Magazine desde bastantes años.
Aunque muy honestamente Mr. Zurab Kiknadze –Jefe de Producto en Nikon para objetivos, accesorios y software– ya lo había reconocido en una breve entrevista con nosotros, ahora ya es oficial lo que tantas veces habíamos comentado desde nuestro lado: …»la incorporación de un diafragma electromagnético proporciona exposiciones continuas y más precisas durante las ráfagas a alta velocidad, de modo que se reduce el riesgo de que se produzcan daños accidentales asociados a los mecanismos que disponen de palanca mecánica»…

De hecho, de los dos nuevos objetivos adicionales que presenta hoy Nikon, el AF-S Nikkor 24 mm f/1,8G ED y el AF-S Nikkor 200-500 mm f/5,6E ED VR, tal como indica la discreta sigla «E», este último también incorpora diafragma de control electromagnético.

El precio será del entorno de los 2.500 €

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.